Un toque a mi puerta

Un toque a mi puertaES

Rosswan V.  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
34Capítulos
2.0Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Viviendo entre recuerdos de voces que desaparecen.Lauren es una mujer que hace 10 años perdió a su familia y vive con el más puro deseo de volver a verlos, incluso si es necesario perder la vida para ello.Su incesante pensamiento suicida, la cantidad de veces que sobre piensa y las largas jornadas de llanto hacen de ella una mujer diferente donde la salida más fácil es dejarse ir.¿Estará tomando la decisión correcta?

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
34 chapters
Capítulo 1: Toc Toc
  Toc Toc... Se escucha el sonido. -¿Quién es?- preguntan.-Gente de paz- respondo en el tono más cortante  posible -Ábreme la puta puerta- digo viendo que aún  no la abre.-¡Que ya es navidad!- dice desbordando emoción Camila, además de llevar una sonrisa al abrir la puerta.La miro con cara de pocos amigos, esa suele ser mi cara la mayoría del tiempo, ella no cambia la sonrisa de su rostro, al parecer nunca la varia.-¿Que deseas Jáuregui?- pregunta aún parada en la puerta de su casa.-Sabes que si no fuera explícitamente necesario no estaría en este lugar- digo con hastío mirando todo lo navideño que adorna su casa.-Lo sé, pero me hace gracia que estés aquí- comenta con su risa ladeada y mira a mis manos que traigo unos papeles, los papeles por los cua
Leer más
Capítulo 2: Gira Gira
 Siento el sonido del despertador perforarme nuevamente el oído como una rutina diaria, lo golpeo y me levanto mientras lo veo en el suelo. Arrastro mis pies hacia el baño, entro a la ducha y en lugar de colocar agua caliente, cosa que me desagrada decido darme un buen desperton con agua fría.Primero mi pie toca el agua, y así todo el recorrido de mi cuerpo hasta sentir como mi cabello se empapa de agua fría. Puedo escuchar la voz de mi madre diciendo "Te enfermeras si te bañas con esa agua la cabeza tan de mañana" pero ahora solo quiero despejar mi mente y por así decir mi vida, desde hace mucho tiempo que me gusta bañarme con agua fría y ahora es como algo vital para mi vida.Salgo y decido cepillar mis dientes, aliso mi cabello, no deseo tomar el desayuno pero considero que mi pequeño Rocky Balboa Jáuregui no piensa lo mismo, así que mejor le coloco un p
Leer más
Capítulo 3: Cierro mis ojos
 La vida va y viene en un santiamén, las cosas no siempre van a estar a la altura de lo que pensamos o queremos. Las cosas varían dependiendo de la humanidad y de quienes les rodean, de cómo sorteamos a la gente en los caminos o como silenciamos nuestros labios de un vil comentarios. La vida brinda un millar de sensaciones entre las cuales tratamos de esquivar, intentamos llegar a nuestro destino cuando realmente estamos en el o quizás eso es lo que se quiere pensar.¿Cómo hundir tu alma en la miseria? Estamos seguros que esa pregunta tiene fácil respuesta pero ¿Queremos saberla?Camine por el espacio de mi oficina, no quería admitir, no quería decir o mucho menos confesar la desgracia que acongoja mi corazón, nadie merecía ver mi lastima, nadie merecía ver mis heridas, aunque las del corazón era más profundas de las de mi cuerpo.Toco el centro
Leer más
Capítulo 4: El Cementerio
 Doy varios pasos dentro de mi oficina, puede que algunos encuentren encerrado vivir de la forma que yo lo hago, pero simplemente no. A veces cuando te encuentras sumido en tus pensamientos las cosas, situaciones o las diferentes circunstancias fluyen, pero tú, tú no sabes cómo.No es como si me queje de los mismos pero ahora solamente estoy tratando de enfocar mi mente en terminar el hermoso centro comercial.Había pasado ya una semana desde que Camila se había quedado en mi casa, y realmente no sé cómo decirme esto a mí misma, porque lo veía venir. Ella fue muy amable en hacer un rico desayuno y luego desapareció.No es como si se esfumara pero lo hizo, como un precisó y planeado acto de magia, no llegue a pensar que ella lo haría, pero lo hizo. Tiene una semana que ha desaparecido de mi vista, los tres primeros días se esquivó, el resto no volvi&oacu
Leer más
Capítulo 5: La carta
 Las bocanas de aire se van disminuyendo de mi sistema. Tengo medio, es una confesión algo tonta en esta situación, cuando se toman decisiones firmes la cobardía no es el mejor amigo, ya que tenemos una lista de cosas pendientes en nuestro pasado. Las decisiones que tomes te perseguirían por todos los tiempo, o algo así dijo mi madre cuando había tomado la decisiones de hacer mi primer tatuaje, no le tome mucha importancia aquel comentario, era joven, tenía algo de dinero y porque aún me gusta el tatuaje que me hice ese día. Antes eso era la gran estupidez que había hecho, ahora no se si considerar esto como lo más alto. Tendría que tener un raking de "Cosas estúpidas que hare de las cuales estoy consciente que son estúpidas pero aun así las hago". No me molesta en absoluto pensar que son estúpidas, pero la mayoría de todas
Leer más
Capítulo 6: Su perfume
 Había pasado ya una semana desde que Camila había descubierto la carta en la oficina de mi departamento ¿Puedo describir como me siento? No, no puedo. No es como si no quisiera es que me estoy tratando de tragar todos esos sentimientos que quiero dejar salir a flote o por así decir, aquellos sentimientos que ya conozco de los cuales no quiero volver aceptar, me lamento que ella la haya encontrado pero de allí en adelante no puedo detener las consecuencias de una acción que cometería si ella no hubiera accedido a ir a mi departamento y tocar la puerta en aquel momento.Debo admitir que hacer llorar a Camila no estaba en mis planes, ni mucho menos hacer que ella de una u otra manera dijera aquella frase, no estaba en ningún remoto plan. Simplemente me hubiera gustado que ella no entrara en mi vida, ni en mi sistema, ni en mi corazón como lo estaba haciendo de poco en poco. No quería porque sab&i
Leer más
Capítulo 7: Un paso para navidad
 Estaba sentada en el comedor de mi departamento y comencé a mirar alrededor, había pasado ya algunos días desde que había llegado mojada al oficina y Camila había accedido a secarme por así decir con una toalla que traía consigo el perfume de ella, el perfume que me remitía al atardecer. Tenía la mente tan pérdida que me fue inevitable detener cualquier acción que estaba teniendo ella en ese momento.Me detengo un instante a mirar todo alrededor, cada detalle de mi lugar, el lugar que adquirí hace algunos años y que al final no cambio mucho, lo había amueblado con colores oscuros y bastantes fríos, lleve lo que era mis pensamientos hacia la realidad, transmite eso a mi alrededor e incluso a cualquiera que llegue a pisarlo, así que no es más que colores oscuros y una gran variedad de grises, negros y marrones rodeándome diariamente.Leer más
Capítulo 8: Compras navideñas
Se supone que uno debe guardar el regalo en una bolsa de regalo pero es algo de lo que no me percate en comprar mientras la mujer estaba encima de mí fastidiando mi existencia preguntando a diestra y siniestras cosas de las cuales no tenía respuesta ¿Por qué hacen eso? Ni siquiera puedo considerar que era que mi mirada estaba en ella, era que quería que ella se apartara de mi vista, no deberían ser tan asfixiantes. Se supone que ya mañana debo buscar a Camila y ella me ayudara llevándome a ciertos lugares de los cuales estaba completamente segura me gustarían. Pero ahora volviendo a lo que nos lleva la mente ¿Si lo enrolló en papel periódico se vería bien? No lo creo, sé que he visto algunas personas hacer eso pero no sé si quede ¿En papel revista? tengo esos papeles sobre la mesa, es lo único que tengo en casa para por consiguiente envolver un
Leer más
Capítulo 9: Decorando
  Estamos sacando todas las cosas que habíamos comprado en las diferentes tiendas, algunas estaban en los muebles con un poco más de cuidado y otros en el suelo junto a nosotras, Rocky por su parte estaba tirado en su camita panza a arriba durmiendo luego de la comelona que tuvo gracias a todo lo que tanto Camila como yo le guardamos. Algunas de las cosa Camila las admiraba un poco más, a veces miraba alrededor y creo que era tratando de ubicar el lugar exacto para ser colgado, no me interesa si debo comenzar a martillar o lo que sea, si ella lo quiere colocar en algún lugar allí se colocaría. Me detengo un instante a mirarla de reojo, veo como su sonrisa varía dependiendo de lo que está mirando, cuando ve las botas su mirada es de un brillante reluciente como cuando saca algo más que le fascine. ¿Le podre gustar yo? aú
Leer más
Capítulo 10: Cena navideña
 Estoy mirando a Camila moverse por la cocina en busca de las cosas para completar, se mueve como si siempre hubiera pertenecido a este lugar, es bastante intrigante porque suele hacer todo como si lo conociera y si no lo conoce hace como que sí, curioso ¿Cierto? Si, si lo es porque no ha estado tanto aquí pero al mismo tiempo hace la visión de que sí lo que lo hace sentir cómodo. Aún recuerdo como mi madre hacia el pollo al horno. Cuando había lavado los platos del desayuno, tanto el mío como el de Camila ella me hizo una peculiar pregunta ¿Como hacia tu madre el pollo al horno? No respondí, no por no querer decírselo, es que realmente mi madre me enseño hacer toda la comida de navidad por si en algún momento ella no estaría, nunca acepte eso de ella. Me negué el pensamiento cuando lo hacía expertamente y solo
Leer más