Las estrellas no se enamoran

Las estrellas no se enamoranES

Maggie Coelho  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
34Capítulos
1.6Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Una acompaña a su mejor amiga en una de sus travesuras y acaba con un bombo de una super estrella con aires de grandeza. Ah, espera. Esas cosas no le pasan a nadie. A nadie excepto a miss torpe conocida comúnmente bajo el nombre Aileen Donovan. Uno hace una última parada de su gira en su ciudad natal y acaba embarazando a una adolescente torpe y agresiva. Ah, espera. Esas cosas no le pasan a nadie. A nadie excepto a mi, el chico estrella. El chico que creyó no necesitar la libertad. Ahora el contrato que me subió a la cima se vuelve la soga me va a dar muerte. ¿Cómo puedo volver con la multitud gritando mi nombre cuando mi corazón grita el de ella? Todos los derechos reservados, no se admiten copias ni adaptaciones.

Leer más
Las estrellas no se enamoran Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
34 chapters
EPÍGRAFE + CERO
El amor es una maravillosa flor, pero es necesario tener el valor de ir a buscarla al borde de un horrible precipicio. Stendhal.     *   —Dime que me amas y me quedaré, joder. —Las estrellas no se enamoran—hago una pausa sin poder esconder mi dolor, es más una advertencia o un recordatorio para mi que para él—Las estrellas no se enamoran, Sawyer... —¿Quién ha dicho entonces que yo sea una jodida estrella, eh?—pregunta él con rabia como si de verdad la estuviera sintiendo, me obligo a misma a recordarme que es mentira, que Sawyer Rees es un ser es incapaz de sentir y menos amor por alguien que no sea él mismo. Narcismo y ego envueltos para mi desgracia por el peor de los delirios que puede haber para una mujer, un hombre que dice amarla a pesar de todo aquello que la hace odiarse. —¿De repente has dejado de serlo? —De repente ya no quiero serlo. No puedo evitar reír
Leer más
UNO
A I L E E N  Mi pecho va latiendo con fuerza como si cada bocanada de aire se estuviera haciendo imposible. Quisiera recordar cada instante de su piel contra mi piel, quisiera hacer que ese brillo que se le forma en los ojos al verme sea para siempre, pero lo bueno no dura. ¿O sí? Siento la boca sin ni una gota de saliva, siento que he perdido toda noción de tiempo, que todo es un barco, yendo a deriva, sin rumbo, sin timón, excepto la adrenalina saltando por mis venas.Estoy segura que por la sonrisa de lado a lado y los hoyuelos que se forman en su rostro, que de algún modo le gusta tenerme así... Supongo que debe estar acostumbrado a tener el mundo a sus pies. Se que probablemente su amor sea un delirio, un espejismo, que somos agua y aceite. Tal vez no habría sido uno de no ser nosotros, si él no fuese Sawyer, la super estrella, y yo Aileen, la futura química loca del
Leer más
DOS
S A W Y E RNo es tan difícil. Tomarla de la mano, sonreír, y que sorprendentemente el lugar se llene de paparazis como si nuestros managers no nos hubieran dicho nada. Era pan comido. Siempre lo había sido. Soy tan buen mentiroso que en algún punto he empezado a creer que con los asuntos del corazón se puede jugar sin salir mal parado.Puede sonar superficial pero he aprendido que el mundo trata exactamente eso, de la cubierta. Nadie tiene suficientemente tiempo ni ganas para ir más allá de la cubierta si en la primera ojeada no has sido capaz de captar su atención. Lo mismo sucede con las personas... ¿Qué más da que este podrido por dentro, si mi cubierta tiene como subtitulo escrito: rico, joven y atractivo? He sido siempre un hijo de puta y no lo digo como una insignia de la cual fardar. No quiero ser el estereotipo pero le hago justicia. En mi mundo, lo importante no es d
Leer más
TRES
A I L E E N —Mea en el puto test, Aileen—espetó con furia la rubia.— No puedo mear si me miras así, joder—me sincero yo con miedo.— Que mees te digo—vuelve a ordenarme con fuerza.— Que no, no sale—le insisto.— ¿Te leo las instrucciones que hay en mi bebé y yo sobre los tests de embarazo? —hace una pausa burlona—Pues claro que quieres que te las lea: Se trata de dejar caer durante pocos segundos el chorro de orina en la tira contenida en el envase, o de sumergir la tira en un recipiente con orina. Un minuto después, las rayitas de control indicarán si se ha efectuado correctamente, mientras que 3-4 minutos después, indicarán si el test es positivo o negativo—de nuevo pausa con dramatismo mirándome con esos ojos redondos que ahora parecen afilados de mala manera—No pipi, no prueba. Sorpres&oacu
Leer más
CUATRO
S A W Y E R—¿Por qué debería creer que es mío?—pregunto con diversión sintiendo de algún modo que la pregunta en si era un error.Ella acorta las distancias y aún siendo más alto que ella clava sus ojos en los míos de forma retadora, como si quisiera intimidarme aunque estaba seguro que por su forma de actuar la que se sentía impotente era ella.Pecas había vuelto después de todo.—Supongo que quieres oírlo en voz alta, una insignia más para tu ego, era virgen, gilipollas—me ataca sin miramientos, yo trago saliva con fuerza. ¿Qué demonios era esta mierda? ¿Una jodida broma de los chicos? ¿Alguna especie de maleficio mal hecho? ¿El karma persiguiéndome?—¿Qué es lo que quieres? ¿Piensas que voy a dejar mi carrera para hacer de tu niñero?—respondo y
Leer más
CINCO
A I L E E NEse extraño momento en que crees que nada puede ir a peor pero la vida te enseña que no, que cuando todo va mal, siempre puede ir a peor y entonces entiendes que tal vez lo que te pasaba antes comparado con lo nuevo es incluso algo positivo. Odio sentirme así, pensar así, porque sencillamente yo no soy así. Lo único que puedo decir es que en este punto el optimismo se ha vuelto una careta que no puedo adquirir por mucha fuerza de voluntad que ponga.Mis sentimientos fluctúan entre tener unas ganas muy fuertes de abrazarme a mi misma o y de patearme el culo, no hay punto medio. Aunque ahora sentía que era más lo primero que lo segundo, suficientes golpes he recibido hasta aquí. He sido tan estúpidamente inútil, tal vez rozando lo patética, con mi escena de culebrón que mi móvil se ha caído en la trayectoria, y ahora, después de haber tropeza
Leer más
SEIS
S A W Y E RLo último que quería era tener que encontrarme con mi agente con esas pintas, pero ahí estaba. Podía ver a través de su cabeza suave, sin un solo pelo, suave como el culito de un bebe, el reflejo de mi rostro, aún así decidí centrarme y mirarlo a la cara. No era momento para distracciones absurdas, mi cuello era lo que estaba en juego.—¿Cómo ha sido esto posible?—preguntó él desesperado sin quitarse las gafas de sol aun estando en su despacho.—N-—No hables—respondió severo sin mirarme—De ti no me lo esperaba, podía soportar otro escandalo de drogas de Jerome, incluso que haya follado a mi mujer, otro feo de Kasem a alguna novia puesta por la discográfica, o que rechace a asistir a festivales, fiestas y otros acontecimientos importantes, otra metida de pata en público de Byron co
Leer más
SIETE
A I L E E N  —¿Qué-demonios-ha-pasado?— preguntó Malena haciendo una pausa por cada palabra, la rubia me miraba igual o más confundida del que yo me encontraba.— ¿Ya te has enterado?— respondo yo intentando acomodarme en el maldito sofá de los demonios, ella toma asiento en unA de las sillas de Sawyer para componer. Podría decirle algo pero ver la cara de ese cabrón enfadado es un regalo que me quiero dar.— Pues claro, eres trending topic en twitter, Instagram no para de hablar de otra cosa, incluso en Facebook y ya sabes que nadie menor a treinta tacos usa esa red para cotilleos— añadió ella con desesperación.— Me caso de aquí tres meses— afirmo en voz alta para poco después tragar saliva con fuerza— ¿Qué hay de mi madre? ¿Sabe algo?&
Leer más
OCHO
S A W Y E RTal vez sea dura de roer pero como bien ha dicho ella, a mi ego no le gana nadie; vivo para mi y por mi, nada ni nadie más puede hacer nada por remediarlo o cambiarlo. Aún sabiendo que juega con la ventaja de que mini Sawyer sienta bastante simpatía por ella y que le baste tan solo su olor para activarse, no pienso dar la batalla por perdida. Cada mirada, cada roce, voy a hacer constancia de lo repulsiva que me parece toda su actitud de mosquita muerta, conocía muy bien a las chicas como ella, todo es inocencia, encanto y pureza hasta que te joden el corazón en mil pedazos. Todo es un cuento de hadas hasta que te das cuenta de que no lo era. Los sentimientos, el amor, todo es una jodida mierda. Un producto que quieren venderte toda la vida para que hipoteques tu felicidad y nada ni aun menos nadie debería poder ser dueño de tu felicidad. —¿Y bien?—preguntó ella
Leer más
NUEVE
A I L E E N—Sawyer—lo llamo en medio de la oscuridad, la olor que desprendía la cama me hace pensar que está cerca aunque finalmente descubro que no es asi, que él no está conmigo. Por más que mi fiebre me hiciera pensar lo contrario.Me muevo a un lado y luego a otro sin abrir los ojos, intento explorar el sitio nuevo donde me encontraba, una larga, suave, cómoda y ancha cama matrimonial. No puedo evitar sonreír, después de dormir en ese endemoniado sofá, una cama era un lujo. Un jodido lujo, quiero hacer constancia de que cualquier problema relacionado con mi espalda es exclusivamente obra de la sala endemoniada de Sawyer Reed.El mareo no tarda en hacerse notar, parece ir en aumento a pesar de estar acostada, lo único que se le puede comparar es el dolor de cabeza inmenso, acompañado de nuevo con unas inmensas y demasiadas ganas de vomitar justo como las del viaje a Londres de
Leer más