Malak La segunda esposa

Malak La segunda esposaES

La Pluma  Completo
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
51Capítulos
13.6Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Laila Nafel es la esposa de un importante hombre de clan que compite con su hermano por ser el líder del grupo Ansar. El único problema es que su hermano sí tiene herederos y Hanza no; por lo que Laila decide elegir una segunda esposa para Hanza. En un penoso incidente conoce a Malak, una joven hermosa y de buen corazón a la que elige como segunda esposa de su marido. Malak tendrá que aprender a ser una segunda esposa digna del clan Ansar, además de ganarse el afecto de un rebelde Hanza que la repudia por verla una competencia contra su bella esposa Laila, a quien ama profundamente. El corazón de Hanza se ve dividido entonces entre el amor de su primera esposa y la bella y dulce Malak que lo cautiva desde el primer momento, ¿podrá Hanza amar a Malak? ¿O su terrible hermano los separará para siempre?

Leer más
Malak La segunda esposa Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
51 chapters
Prólogo
 —Malak, Malak… Despierta… ¡Malak!Su cuerpo no reaccionaba, ella caía en espirales de oscuridad donde voces se conjugaban en su mente. La voz de un hombre molesto que le decía.—Si te vas, te echo al viento, mujer.—Prefiero al viento de marido que a usted—respondía ella molesta.—Altanera… No te llevarás nada de aquí—dijo molesto arranchándole la maleta de las joyas.—No quiero nada, despreocúpese…La voz de una mujer que decía.—Malak no puedo tener hijos—vio su asombro—es un lamentable problema para mi esposo y para mí, es por eso que… Te elegí para que seas la madre de ese niño.No podía abrir los ojos, los sentía pesados y a su mente otra voz densa, llena de malicia que le dec
Leer más
Cap. 2 El hombre de la mirada impactante
Gaela, su jefa estaba haciendo una lista de accesorios y de cosas especializadas que debía añadir a su negocio y cuando tuvo lo necesario, llamó a Malak y a Ali, otra de las chicas. —Quiero que vayas a este sitio de antigüedades y preguntes por botones y broches, dejé separado unos, solo ve y retíralo y no se queden pajareando ¡oh que Alla disminuya sus fuerzas! Ellas salieron a la calle cubiertas con el velo e iban viendo en las tiendas, vestidos y detalles. —Mira Malak, es una pulsera de poderosa—decía Ali. Solían mirar los modelos de las damas de sociedad y comprarse las imitaciones baratas. —Vamos a lo que venimos Le dio una parte de la hoja y ella fue a retirar el pedido en la tienda de antigüedades. —Marhaba— (buenas tardes) —Marhaba,  para ti también—dijo la vendedora. —La señora Gaela me dijo que viniera por esto—le entregó la hoja. La mujer se llevó la hoja y ella comenzó a mirar las cosas
Leer más
Cap. 3 El plan de Laila
Cuando recordaba esa mañana funesta sollozaba, no importaba con que tacto se lo dijeran o la falta de este, la verdad derrumbaba su vida: estaba muriendo, Laila Nafel de Ansar, moría lentamente. Ante el doctor que la veía con regularidad, sus nervios se desbordaban, dentro, muy dentro tenía un mal presentimiento. Veía observar detenidamente los estudios con atención, comenzaba a desesperarse porque sentía que no acababa de decir las cosas, así que rompió el silencio con una pregunta. —¿Cuándo crees que pueda embarazarme? El doctor, viejo amigo de la familia Ansar la miró detenidamente y dijo. —Laila… Te hice estudios porque no era normal que una mujer joven tuviera tantos abortos y... —Sin rodeos por favor. —Lo  siento Laila, nunca podrás tener  hijos. Eso era muy duro, aunque ya sospechaba algo; pero, lo que siguió fue peor: —Tienes un tumor cancerígeno en el útero y si no actuamos pronto, podrías morir. Fue
Leer más
Cap. 4 Eventos desafortunados p. 1
Malak estaba en el taller terminando el vestido café que había imaginado y ahora materializaba en esos momentos. Ali al verla trabajar con emoción le dijo a la joven.—No veo porque te empeñas tanto, ella nunca te dará el crédito de nada de lo que haces.—Lo sé, pero saber que alguien utiliza uno de mis vestidos es alucinante. Tal vez nadie entendiera que si algo disfrutaba era poder hacer cosas hermosas, con telas y todas las máquinas que su jefa tenía, piedras, encajes finísimos, botones de toda calidad y un sinnúmero de detalles que volvían a la ropa algo maravilloso. Cuando terminó, su jefa, Gaela entró, vio el hermoso trabajo  las capas del vestido café eran hermosas y comentó:—Me quedó perfecto, hay que exhibirlo ahora—llamó a su personal y les dijo a todas—esta es una muestra de que
Leer más
Cap. 5 Eventos desafortunados p. 2
Malak estaba en shock, sin trabajo, ni un techo para dormir, literalmente sentía que su vida estaba en una pendiente y de paso comenzó a llover. Lograron cubrir las cosas con plástico y una vecina les dio posada esa noche.—Dormirán en la sala solo por esta noche, mi esposo llega mañana y se van.—Sí, gracias, muchas gracias—dijo Malak.No esperaron que el esposo llegara esa noche y alcoholizado, al ver a Malak en el mueble se acercó a admirarla, era hermosa.—Hace tiempo que no veo algo tan bello—sonrió—linda, linda criatura.Tocó la curvatura de su cintura y Malak se levantó asustada.—Tranquila, no le diremos a nadie—la acarició.—Espere… Suélteme.—Ven aquí—la agarró y comenzó a forzarla y ella le pegó—perra, ¿quién eres p
Leer más
Cap. 6 La propuesta
Entonces Malak le preguntó.—¿Me quitaría al bebe?—Claro que no, serías segunda esposa, nadie te quitará al bebe—ella entonces le confió—perdí cinco bebes, fue doloroso para mi esposo y para mí, tenía el sueño de engendrar y de vivir la maternidad y se me negó, espero que a través de ti pueda conseguirlo.No sabía qué decir y Laila continuó. —Tendrás privilegios, joyas y al hombre más maravilloso del mundo en tu vida, Hanza, mi esposo.—Espere… Yo no…— todo le daba vueltas.—Piénsalo Malak, esta es la oportunidad de cambiar tu vida para siempre y darme el hijo que tanto he soñado.Malak comenzó a comprender que todo apuntó siempre a una sola dirección: a ese momento y su mala suerte  no fue causada por la vida,
Leer más
Cap. 7 Amed se entera de todo
Sumergieron a Malak en una tina con sales y esencias, una joven comenzó a quitarle el esmalte de pies y manos, otra trabajó en su cabello, cortaron sus puntas y le pusieron un brebaje raro.—Esto lo hidratará—explicó una de las empleadas.Trajeron una bandeja con frutas que ayudarían a depurar su organismo, por una semana estuvo allí encerrada y alejada de todo contacto humano fuera del de las empleadas.A la semana entró Him con una bata de seda y le dijo que se cambiara, la llevarían a otra habitación a darle tratamiento a su piel con barro, chocolate y cosas que ella no llegaba a comprender.—¿Creías que las damas poderosas la tenían fácil?—dijo Him—ser bellas es un deber y un trabajo para todas ellas.—¿Conoce a la señora Laila?—La vi… Es de armas tomar y de carácter fuerte, no
Leer más
Cap. 8 Los conflictos de Hanza
Parecía tan fácil; sin embargo, era extenuante, le daban baños con esencias exquisitas y sentía que cada día su piel olía a flores. Him era el más estricto, le hizo probar perfumes preparados en casa y dio con el indicado para ella.—Rosas silvestres es tu aroma, haremos baños con pétalos de rosas silvestres para que tu piel vaya absorbiendo ese aroma.—Him—dijo Malak—¿puedo hacerte una pregunta?—Pero, solo una.—¿Conoces al señor Ansar?—Lo conozco, no viene  aquí por cierto; lo conozco por lo que dicen los sitios de información.—¿Es joven?—Joven, con un cuerpo de dar mil vueltas y fuerte, como todo hombre del desierto saliste favorecida.Malak tenía dudas y fue cuando Him le dijo lo que pensaba.—Querida, creo que le agradarás, una muj
Leer más
Cap, 9 Ecuentros
Hanza no daba crédito con lo escuchado y entonces explotó.—¡Se volvió loca! Ahora quiero ir con más ganas ha ese lugar, quiero detener esto de una vez.Iba hacia la salida y su amigo detrás, lo detuvo:—Cálmate Hanza, tienes algo que saber—vio su atención— tu hermano es asiduo de ese punto, tiene una amante allá.—¡Amed va a ese sitio! Rayos, si él sabe que Laila está haciendo eso en ese sitio, hará de todo para descubrirlo e impedir que suceda. Si alguien podía darle luces era Vitar, un sujeto bien relacionado con todos las familias importantes de Fez y él debía de saber algo sobre los orígenes de la muchacha.Vitar era un tipo menudo y de sonrisa amplia, modales exquisitos y modos joviales.—¡Amed Ansar! Es bueno verte—dijo sonriendo—es bueno saber d
Leer más
Cap. 10 Malak frente a Hanza
Ella saltó en su puesto, vio al hombre joven y apuesto mirándola de forma inquisitoria, ella no deseaba problemas ni confusiones. El sujeto que tenía en frente era apuesto, demasiado apuesto y con un dejo de autoridad y sintió temor de lo que podía pasar en ese momento.La mirada de Hanza era inquisitiva, esa joven le recordaba a alguien, pero era algo muy vago, por lo pronto nunca había visto una muchacha tan hermosa y cautivante a simple vista, con un aire de ingenuidad y a la vez sensualidad.Malak en cambio sentía la mirada felina del sujeto, estaba sola y sin opciones de poder salir de allí, retrocedió y él le dijo con voz suave.—No te asustes… No voy hacerte daño—intentó detenerla.—Usted no puede estar aquí—retrocedió nerviosa.El miró a todos lados y le preguntó con una sonrisa.—&iques
Leer más