El Bastardo Millonario (Serie Venganza)

El Bastardo Millonario (Serie Venganza) ES

Jannina Morales  Recién actualizado
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
69Capítulos
9.5Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Fabrizio Murrié es hijo bastardo de un magnate de la industria del chóclate en Estados Unidos. Desde niño Fabrizio ha tenido que soportar las humillaciones de la esposa de su padre y de sus hijos legítimos, además que presenció muchas veces el sufrimiento de su madre por ser la otra. Fabrizio creció lleno de rencor contra su padre y sus hermanos mayores, y desea poder algún día vengarse de ellos y hacerles pagar las lágrimas que su madre derramó por tantas humillaciones. Cuando el padre de Fabrizio y su heredero mueren en un accidente, a los Murrié no les queda de otra que dejar que Fabrizio sea el heredero de la receta, pues el otro está muerto, y ya no quedan hijos del difunto solteros, solo el bastardo. Ahora Fabrizio tiene la oportunidad de vengarse de la familia de su padre.

Leer más
El Bastardo Millonario (Serie Venganza) Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
69 chapters
Prólogo
Fabrizio se encontraba en la suite de un lujoso hotel en Miami. Se levantó de la cama con su cuerpo desnudo, se acercó al diván y alzó su chaqueta. Sacó de uno de sus bolsillos un cigarrillo y el encendedor.De pronto una mujer rubia salió del baño envuelta en una toalla, púes había ido a ducharse después de que hicieron el amor. El cabello lo tenía mojado, este le cubría sus hombros desnudos.Se acercó a él y le dijo:—Creí que irías a ducharte conmigo. —Él no levantó el rostro para mirarla y respondió: —Me provocó fumar antes de ir a ducharme. —Encendió el cigarrillo y se sentó en el diván.Después Fabrizio se duchó y se vistió, Mariangel ya estaba lista para salir del hotel. Él se acercó a la cómoda, cogió el peine y se acomodó el cabello. Mariangel se acercó por atrás y lo sujeto de la cintura, recostó su cara contra su espalda.—Hoy te sentí distinto.—¿A qué te refieres?—No sentí que estuvieras conmigo cuando hacíamos el amor. —Ella levantó la cabeza, ambos se miraron a través
Leer más
1 La niñez de Fabrizio
22 AÑOS ANTES Dayanna llegó a la recepción de Chocolates Murrié, la mujer era hermosa, usaba un conjunto de falda y chaqueta de lino, su cabello estaba bien peinado. Llevaba a su pequeño hijo de cinco años agarrado de la mano. Se acercó al recibidor y le dijo a la recepcionista: —Necesito ir a la oficina del señor Fabián Murrié. —¿Tiene cita? —No, pero acabo de llegar de Venezuela y necesito hablar con él. —Lo siento, debe llamar a su secretaría con tiempo y pedir cita para que la atienda, él es un hombre muy ocupado. —¿Pero él está en este momento en su oficina? —Supongo que debe estar arriba atendiendo los asuntos de la empresa. Dayanna pensó dentro de sí: "Si llamo a su secretaría él jamás me atenderá." Le dijo a la recepcionista. —Gracias señorita, llamaré entonces. Se dio vuelta y salió de allí con el niño, llegaron a la calle, Dayanan observó un auto que salía del estacionamiento de la empresa, entonces ideó un plan, se escondió a un lado hasta que el que vigilaba la
Leer más
2 Alejado de mi padre
Subieron al ascensor, Fabrizio abrazó a su padre agarrándose de su cintura y sonrió. Fabián estaba muy enojado, y no podía disimular, tampoco correspondió al cariño de su hijo. Cuando llegaron al piso donde se encontraba la oficina, todo estaba solo, no había más almas que las de ellos tres. Entraron a la oficina de Fabián, él encendió la luz y cerró la puerta. Luego miró con reproche a Dayanna. —¿A qué viniste? —Sabes perfectamente por qué vine a buscarte. Fabrizio no hace otra cosa que preguntarme cuándo irás a la casa. Fabián miró al niño, sus ojos ya estaban rojos a causa de su enojo, luego la miró a ella. —Te dejé bien claras las cosas antes de enviarte a Venezuela. —Ella consternada lloró y le dijo: —¿Cómo se lo explico a tu hijo? Fabrizio te extraña. Fabián se acercó al niño, lo agarró de la mano y lo llevó afuera, lo sentó frente a un escritorio de las secretarias, le dejó una hoja en blanco y varios marcadores. —Haz lindos dibujos mientras tu madre y yo hablamos.
Leer más
3 El funeral
22 AÑOS DESPUÉS Fabrizio estaba vestido como era debido para la ocasión, con traje y corbata color negro. Alquiló un servicio de coche con chofer, pues había viajado desde Venezuela ese mismo día en la mañana a Miami para asistir al funeral de su padre y uno de sus hermanos, quiénes habían muerto en un fatal accidente automovilístico. El auto se estacionó cerca de la entrada de la funeraria donde toda la familia de los difuntos se encontraba. Allí solo faltaba Fabrizio, el menor de los cinco hijos del magnate… y el bastardo. Del lado izquierdo del auto bajó Fabrizio; del otro lado bajó Francisco, un elegante caballero de más de cincuenta años. Él era su tío, hermano de su madre, el cual con talante engalanado se robaba las miradas de todos por donde pasaba. Él difunto Fabián Murrié lo dejó a cargo de su hijo en Venezuela desde que Dayanna perdió su batalla contra el cáncer cuando Fabrizio aún era un adolescente. Francisco siempre estaba cerca del joven y era su mano derecha en los
Leer más
4 La propuesta
6 Meses después. Patricia era la prometida de Fabrizio, estaba muy emocionada con los preparativos de la boda. Esa tarde fue a probarse el vestido acompañada por su madre y sus hermanas. Salió del vestidor y con una gran sonrisa les preguntó: —¿Cómo me veo? —Te ves hermosa dijo su madre, ella volteó a mirarse en el espejo. —Me veré deslumbrante el día de mi boda. Macarena su hermana mayor levantó una ceja y le dijo: —Espero que ese día en verdad llegue. —Su madre en mal tono agregó: —¿Por qué tienes que hacer ese tipo de comentarios en este momento? —Vamos mamá, Patricia y Fabrizio parecen perros con gusanos, cada pelea es más irreconciliable. —Patricia se enojó y frunció el ceño. —¿Por qué tenías que mencionarlo? —Sabes que Fabrizio no te merece, ¿te montó el cuerno cuántas veces? ya sé, tú eres la celopata, él es un hombre fiel pero tú ves cosas donde no las hay. —Basta —Dijo su madre—. Fabrizio eligió casarse con tu hermana, dejó a esa otra mujer porque no quiere perder
Leer más
5 Posibilidad de venganza
Reinaldo regresó a la oficina de Fabrizio.—¿Ya se largaron?—Si. —¿Qué tal lo que pretendían? ¡Que yo me case con Mariangel! Piensan que soy un pendejo que se le van los ojos por una cara y un cuerpo bonito. —Francisco se sentó.—Ay pues si se te van los ojos por caras y cuerpos bonitos, te excitan las mujeres hermosas.—Pero no Mariangel.—Eso es diferente, aunque no sería tan difícil estar casado con ella un par de años y cupular todo ese tiempo mientras obtienes la receta y luego te divorcias, ¿no crees? —Fabrizio lo miró fijo.—No te estoy entendiendo.—Podrías casarte con la rubia y obtener esa receta, luego la mandas a la mierda.—¿Ya empezaste a beber licor?—No.—No necesito esa receta, ni quiero estar cerca de esa gente ni por él prestigio ni por todo el dinero del mundo. Ya tengo mi propia fortuna y mi planta de chocolate se está expandiendo cada día más. Algún día será de las más grandes de todo Latinoamérica, Chocolates Murrié no me interesa.—No sería por el dinero ni p
Leer más
6 Corazón Roto
Lorenna se estaba midiendo todos los vestidos que tenía disponibles en su guardarropa, Raquel su mejor amiga había ido a ayudarla a elegir el mejor para usarlo esa noche, pues estaba de cumpleaños y sus amistades la invitaron a salir a una discoteca. Lorenna estaba exasperada, se sentía insegura con todos los vestidos que se probó. Ella era hermosa, tenía una linda cara, sus ojos claros y una larga cabellera dorada; pero tenía un defecto en su cuerpo; años atrás en un accidente se lesionó la pierna izquierda, su hueso se astilló en mil pedazos de la rodilla para abajo; los médicos lograron salvarla de una amputación, pero requirió de varias operaciones pasa recuperar la movilidad. Aun así cojeaba un poco para caminar. Con el tiempo superó y terapias ella logró sobreponerse al accidente y continuó estudiando la prepa, luego la universidad y posgrado, hasta que se convirtió en una de las ejecutivas más importantes e influyentes de Chocolates Murrié. Un día conoció a Juan Carlos Acheve
Leer más
7 Familia
Mariangel llegó a su casa después de una tarde de compras y salón de belleza; había ganado dinero trabajando como modelo y quiso renovar su guardarropa, tenía suelta su rubia cabellera ondulada y usaba un conjunto de falda corta y chaqueta color rosa. Era la primera vez que salía con sus amigas e iba con su estilista después de que su prometido, Andrés Murrié, muriera en ese fatal accidente. Entró a la casa junto con el chofer que llevaba varias cajas de las compras de distintas boutiques. Mariangel también llevaba un par de paquetes en sus manos. Sus padres y su hermano se encontraban en la sala, los tres estaban esperándola. —Hija hasta que al fin llegas, te estamos esperando desde hace horas. —Dijo Flavio. —Hola papi, es que salí de la casa de modas, cambié mi cheque y me fui de shopping con mis amigas. —Se acercó a él y le dio un beso, luego le dijo al chofer que dejara las cajas junto a la escalera. —¿Por qué me estaban esperando? Raiza su madre le dijo: —Tu padre tiene
Leer más
8 El ex
Los padres de Lorenna para festejar el cumpleaños de su hija, organizaron una cena. Solo invitaron a Inés que era prima de José Ignacio, también asistió Fabián con Altagracia su esposa; Raquel y Jeferson, quienes eran los mejores amigos de Lorenna. A pesar de que era su cumpleaños, Lorenna fue al gimnasio a las seis de la tarde; la cena familiar iba a ser a las ocho de la noche, entonces debía regresar antes para alistarse. Allí se encontró con Raquel quien se quedó mirándola fijamente su ropa de ejercicio y le dijo: ―¿Creí que no hablabas en serio cuando me dijiste que venías al gimnasio. ―¿Qué tiene de malo? El ejercicio es muy bueno para la salud. ―Sabes muy bien a qué me refiero; hoy es tu cumpleaños deberías estar no sé, en el salón arreglándome el cabello y la uñas para en la noche salir a bailar. ―Hoy es un día como cualquier otro, y sabes que no puedo ni bailar cualquier cosa. ―Pues no, no es un día como cualquiera; y no puedo aceptar que mi amiga odie hasta su propio c
Leer más
9 Repentinamente
Lorenna llegó donde Jeferson y Raquel se encontraban, en su cara se veía que estaba enojada y a la vez consternada.—¿Qué te dijo el desgraciado? —Preguntó Jeferson.—Pretende que regrese con él.—¿Después de todas las cochinadas que te hizo? ¡Pero qué descarado!Lorenna se quedó en silencio mirando hacia la nada, Raquel le agarró una mano y con una voz llena de solidaridad le dijo:—Lo importante es que no vuelvas a caer en su trampa. —Lorenna la miró con tristeza e indignación, luego desvío el mirar hacia Jeferson.—Me dijiste que esta noche Inés va a proponerme lo de la boda con Fabrizio.—Sí. Raquel con algo de asombro preguntó:—¿Acaso piensas aceptar?—Si —Dijo con dolor en su voz—. Me casaré con Fabrizio.—¡Pero no lo amas, ni siquiera lo conoces bien!—Será un matrimonio por conveniencia, nada más. —Jeferson sonrió con maldad.—Me encararía verle la cara al imbécil de Juan Carlos cuando se entere que te casaras con Fabrizio.—Ya se lo dije y no me creyó.—Claro, él piensa que
Leer más