Mi falso esposo millonario.

Mi falso esposo millonario. ES

Laritaaa  En proceso
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
36Capítulos
7.2Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Mi casa era un caos, mi familia estaba en ruinas y sin dinero. Mis padres habían arreglado un matrimonio con el mismísimo diablo para el bienestar de ellos y de la empresa. Así fue como entró Alan a mi vida, heredero de un imperio familiar, millonario, egocéntrico, malhumorado y mujeriego. De un día para el otro tuve que casarme con esa persona y mis días malos comenzaron desde ese momento. ¿Cómo podre sobrevivir a este falso matrimonio?, me pregunte. ¡Bienvenidos a mi infierno!

Leer más
Mi falso esposo millonario. Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
36 chapters
Sinopsis.
Antes de conocerlo llevaba una vida súper tranquila, era diferente y todo lo demás pero cambié, él me obligó a cambiar y ya nada era igual. En mi familia también me obligaron a casarme con un ser tan despreciable que odiaba, él solamente acepto contraer matrimonio porque sus padres le exigieron y debía afrontar la realidad. Y sí, mi casa era un caos, mi familia estaba en ruinas y sin dinero. Mis padres habían arreglado un matrimonio para su bienestar y el de la empresa. Mientras que él iba a heredar todo el imperio de su familia, millonario, egocéntrico, malhumorado y mujeriego. De un día para el otro tuve que casarme con esa persona, pensar en tener hijos y mis días malos comenzaron desde ese momento. Yo no tenía nada y él tenía todo el mundo a sus pies. Solo bastó una firma para fingir que éramos un matrimonio como cualquier
Leer más
Matrimonio arreglado
Todo cambio, pensé. A veces creía que podía ser la misma mujer que sabía cuál era el momento perfecto para elegir con quién casarme, formar una familia y tener hijos. Eso fue hace unos años atrás, más específicamente, dos años atrás. Pero en fin, mi infierno había comenzado desde que lo vi entrando en el living de mi casa, recuerdo que miré a mi madre —¿Qué pasa aquí?—pregunté. —Debes sentarte,hija—me pide. Conversando con mi padre aparece la persona que más odie estando en el instituto y hasta tener que soportarlo en la misma universidad por nuestras familias. De repente estaba frente a mi con un ramo de flores y simulando una sonrisa —Harper—susurra. Entrecierro mis ojos, aprieto mis manos contra la tela del sillón y volteo a mirar a mis padres—¿Algui
Leer más
Mis días en el infierno
Al llegar con ese auto, el chófer me ayuda a salir y poder caminar. Observó que era una mansión, varias empleadas que pudo contarlas con los ojos y me sorprende el número porque creía que eso pasaba en las películas y no en la vida real. Se encontraba paradas en las escaleras para recibirme, en el medio aparece él vestido con un traje oscuro y sonriendo—Veo que llegaste entera—exclama abriendo sus brazos. Aprieto mis manos para no golpearlo delante de sus empleados y cuando lo tengo a centímetros lo acerco más —Me pagarás haberme hecho esto—susurro. Acomoda su camisa y hace un gesto para que vayan ingresando con las valijas. Me toma del brazo con una fuerza—Eres mi esposa y no podía dejarte sola—sostiene. En ese instante pude darme cuenta que ese sujeto estaba siendo amable conmigo y tratándome como si fuese la esposa de verda
Leer más
Mi noche.
Las personas habían empezado a llegar, dejé la puerta abierta y no caía en la cuenta la cantidad que eran. Había podido contratar un pequeño bar con unos ahorros que tenía escondido, varias mesas con comida para que se vayan sirviendo y la música sonaba. Un vaso entre mis manos, las canciones que sonaban y mi mejor amigo sonriendo caminando hacia mí fue todo lo que necesite esa noche.  Me abraza—Estas hermosa hoy—susurra en mi oído.  Le doy un beso en la mejilla—Tú no te quedas atrás, bombón—sostengo.  Brindamos y bailamos, estaba en mi mejor momento—¿Tu marido dónde está?, creí que está fiesta era por tu feliz matrimonio—dice mirando para todos lados.  Hago un gesto con mi boca, muevo mis manos y lo señalo—No está aquí y si quieres saber de mi matrimonio, te diré que no estoy contenta. Cada día que pasa lo odio más a ese hombre—digo apretando mis puños.  Suspira—Harper debes empezar a comportarte porque ese hombre no
Leer más
Pérdida
Todo lo que había pasado era lindo, me había sentido querida y cuidada hasta que él se pone encima de mi. Ya no me tocaba igual, estaba molesto y también excitado. Lo escucho quejarse en mi oído, me penetra con todo haciendo que me arquee del dolor y pego un pequeño grito. Hago mi cabeza hacia atrás contra la almohada, mis manos toman fuerte las sábanas del colchón y las lágrimas caer por mis mejillas. Aún no se detenia, puso sus manos alrededor de mi rostro y siguió moviéndose cada vez más fuerte. Se sentía un ardor enorme que me salió otro grito, no me encontraba excitada—Pará, por favor—susurro recordando aquel pasado tormentoso en mi cabeza.  No lograba escucharme, sigue moviéndose y cuando llega al clímax se baja de encima de mí. Se pone a un lado y recupera el aire, por mi parte, me tapo con las sábanas y abrazo mis pechos con unas cuantas lágrimas en mis mejillas. Alan no se había cuidado, yo tampoco porque era cómo mi primera vez después de mucho tiempo  y
Leer más
Mi mundo al revés
Le tocó la nariz —No—respondo tirando la cabeza hacia atrás. Antes solía usar el alcohol para escaparme de mi misma, olvidar que tenía que soportar cada cosa en la vida y más en la Universidad. Hacer oídos sordos a los reclamos de mi padre cuando discutía con mi madre porque me tuvieron y soy mujer. Tantas cosas soporte que una salida con amigos podía disfrutarla al máximo hasta perder la conciencia. Después de decirle eso a Alan, cerré mis ojos y me deje llevar por la tranquilidad. No puede quedarme despierta para escuchar su respuesta y me dormí profundamente. Al día siguiente, me despierto porque escucho voces en el pasillo y cuando intento levantarme de la cama, vuelvo por el dolor fuerte de cabeza. La puerta de la habitación se abre y aparece una de las empleadas—Buenos días, señora. Esto nos pidió que le
Leer más
Bienvenido al infierno, Alan Frank
Él rápidamente se aleja de mi rostro y se pone a mi lado para disimular—No, señor solo hablábamos—sostiene. Mueve su cabeza como entendiendo a lo que se refiere, lo saluda dándole la mano mientras que a mi madre me presionaba con un abrazo. La separo de mi cuerpo—Ya esto es mucho—digo sonriendo. Me toca la mejilla—Es que te extrañe hija, nunca hemos estado separadas tantos días y sabes cómo soy—asegura.Diciendo esas cosas tenía razón porque éramos muy unidas antes de que suceda lo del casamiento y todo lo demás. Ahora no nos veíamos nunca y apenas nos enviamos mensajes. Mi padre se acercó a mi dándome un beso en la mejilla—Hola hija—dice serio. Ya estaba acostumbrada a ese trato de su parte, se acomodaron frente a nosotros y nos dispusimos a pedir la comida. A los pocos segundos, Alan y
Leer más
Mi empresa
Después de ese día pude empezar a poder ir a la empresa. Hacía tanto tiempo que no recorría los largos pasillos de ese lugar, se veía tan diferente y ya nada era igual. Se acercó—Buenos días,¿busca alguien?—pregunta. Muevo mi cabeza—Si, la oficina de Alan Frank—le digo sonriendo. —Por acá señorita,¿tenia una cita con él?—pregunta mirándome. Hago un gesto con mi rostro—Algo así—respondo cortante. Nadie me conocía en esa empresa que era de mi propia familia, nunca fui de mostrarme y menos estando al lado de mis padres. Esa muchacha me acompaña hasta la puerta de la oficina de Alan, llevaba una carpeta bajo su brazo y su celular encendido porque parecía que la ocupaban todo el tiempo. Golpea varias veces, se escuchaban risas del otro lado y eso me fastidio—Lo si
Leer más
Empresa parte II
Lo empujó con todas mis fuerzas—Te gustaría imbécil —le grito. Fernanda, la secretaria vuelve aparecer en la oficina—Señor Frank, llegaron los socios para la reunión—le informa. Levanta su mano—Ya voy—dice.Lo observó con las manos cruzadas—Yo también iré a esa reunión—le informo. Larga una carcajada—No, te vas a casa y listo—me ordena. Salgo rápido de la oficina, pido indicaciones de dónde era la sala de reuniones y cuando logré llegar me encuentro con dos hombres mayores y otro joven como de mi edad. Dejo las carpetas a un lado—Buenos días, señores. Es un placer recibirlos acá —digo abriendo mis brazos.A mi lado aparece Alan con un gesto furioso, nos sentamos juntos y dejamos que los socios se acomoden—Bueno empecemos—ordena.&nbs
Leer más
No entiendo
Salí rápido de esa sala de reuniones, no podía dejar de que él jugará con mi cabeza ni con mi corazón y tampoco sería una más de su larga lista. Me chocó con alguien —Lo siento—dice ayúdame. Me levanto del suelo como puedo y lo miro—No pasa nada, lo siento también—sonrió. Ese hombre alto, morocho y unos ojos color miel me quedan mirando dejándome sin aire y poniendo una enorme sonrisa en su boca. Me dejaban sin palabras, solamente fue un delirio mío y negué con la cabeza. Apoya su mano enorme en mi hombro—¿Estás bien? —me pregunta. Muevo mi cabeza varias veces y me doy cuenta que no estoy hablando. Aclaro la voz—Si, si—respondo. Sonríe—Me alegro, ¿trabajas aquí? —pregunta mirándome. —Algo así, si puede
Leer más