CALIPSO - Indestructible

CALIPSO - IndestructibleES

kesii87  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
30Capítulos
1.4Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Calipso vive una pesadilla cada día, alejada del hombre al que ama, siendo estorsionada por su hermano, sin poder perdonarse así misma lo que ocurrió en su pasado, sin poder perdonarle a él lo que hizo... Para Mateo las cosas no son diferentes, se arrepiente de haber empezado aquello como un simple juego, se arrepiente de no haber reconocido ante ella sus sentimientos con antelación, cuando eran adolescentes. Pero sabe que ya es demasiado tarde, ya no puede hacer nada para recuperarla, todo está perdido, ¿verdad? Pero a pesar de todo, a pesar de las mentiras y el dolor, parece que aún hay esperanza para que estos dos desdichados puedan volver a estar juntos, puedan ser felices. Al final... ¿lo conseguirán? Si quieres descubrirlo... sigue leyendo.

Leer más
CALIPSO - Indestructible Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
30 chapters
1. El dolor es mi leal compañero (CALIPSO)
(CALIPSO)Mi vida era un verdadero tormento desde que él no estaba a mi lado, los parciales casi habían llegado, y estaba histérica, porque apenas tenía tiempo de estudiar, porque cada rato que tenía libre, Diego venía a visitarme a mi habitación, y terminábamos, bueno ya sabéis, había hecho un trato con él, ¿recordáis? Él se quedaba al lado de Teo y yo a cambio me acostaba con él. Y cada día me costaba más hacerlo, cada día me atormentaba más lo que estaba haciendo, cada día sentía la necesidad de salir corriendo y refugiarme en sus brazos, oler su perfume y quedarme allí por toda la eternidad. Pero no siempre podemos tener lo que queremos, ¿no es cierto?Él estaba mucho mejor, o al menos eso era lo que mi hermano me aseguraba día tras día, mientras yo fingía estar de maravilla, cua
Leer más
2. Se supone que... (MATEO)
(MATEO)Conduje con ella abrazada a mí, sin casco, en silencio, hasta que llegamos al taller, no quería ir a otro lugar y que por el camino ella cogiese frío. Aparqué la moto en la puerta y me apoyé en el suelo, apagando entonces el motor. Pero ella ni siquiera se inmutó, siguió en la misma posición, incapaz de soltarse de mí, aún.Ya estamos aquí – le dije, ladeando la cabeza para que me escuchase. Quedémonos así sólo un poco más – rogó, mientras yo aceptada, escuchando el silencio de la noche a nuestro alrededor, tan sólo interrumpido por algunos grillos, y el sonido que hacían las hojas de los árboles al chocar unas con otras a causa del viento que las movía. Hace frío, Cali – le dije, dejándole claro que no quería qu
Leer más
3. Un pequeño malentendido. CALIPSO.
 De pie, en la puerta de su taller, observábamos la lluvia caer frente a nosotros, mientras sentía su mano aferrarse a la mía, sin tan siquiera girarme a mirarle. Aquello era una locura, estar con él de nuevo, aceptarle de aquella manera, no porque no quisiese hacerlo, no porque tuviese miedo de él, sino por mí. Ya no me sentía digna de él, no después de acostarme con mi hermano noche tras noche, y sabía que cuando él se enterase de esto sería el fin.No podía dejar que él se enterase de lo que hacía con mi hermano, de que su amistad con él también era obra mía, así que, por supuesto, la mejor solución era alejarme, no volver a estar con él. Pero como de costumbre, por mucho que mi mente quiera hacer una cosa, por mucho que sepa que eso es lo mejor para mí, mi corazón me guía hacia
Leer más
4. Atrapada (CALIPSO)
CALIPSOVolvimos al club, justo después de eso. Yo me sentía terriblemente hundida, pues había destrozado la imagen pura que Mateo tenía de mí. En aquel momento, él tan sólo pensaba que yo era una chica más, una de esas miles con las que se acostaba, que no tenía nada especial. Y eso me destrozada terriblemente, porque yo no era así en lo absoluto, yo no tenía nada de corriente, yo sólo… sólo hacía todo aquello para cuidar de él, desde el principio, por eso hice aquella estúpida promesa que me costó aquella situación.Entramos en el club, juntos, pero cada uno a su bola, el lucía algo defraudado, y yo bastante triste. Sandra se quedó sorprendida al vernos aparecer, pero pareció pasársele pronto, porque se abalanzó sobre él y le besó con desesperación, como si intenta
Leer más
5. Aún quedan cosas por hablar (MATEO)
 Me quedé toda la noche esperando su respuesta, pero ella no lo hizo, aun así, allí estaba, frente a su puerta, esperándola, y ya había pasado como media hora de más. ¿dónde estaba? ¿Lo habría olvidado?Saqué el teléfono del bolsillo trasero de mi pantalón, justo después de marchar su número, y esperé pacientemente a que alguien contestase al otro lado.Vete – fue su respuesta, sin tan siquiera saludar si quiera. Su voz lucía cansada y triste – no quiero que Diego te vea. Puedo fingir y decirle que estoy aquí por él – la tranquilicé, pero sus sollozos eran más que evidentes, aunque ella intentó fingir que no había ocurrido - ¿qué pasa? ¿estás llorando? No pasa nad
Leer más
6. Huyendo de las malas decisiones. CALIPSO.
  No debería estar allí, agarrada a su cintura, sintiendo el viento en mí de aquella manera. No debería aferrarme a él de aquella manera, no después de todo lo que había hecho con mi vida, de las malas decisiones que había tomado. Pero no podía quedarme en casa, no después de lo que había sucedido aquella mañana… “ Y yo no puedo dejar a ese chico, Mateo – declaré, levantándome de la cama, cansada de que no entendiese la situación – no porque le quiera, sino porque no puedo, él no me dejará marchar tan fácilmente.   Te esperaré – prometió, haciendo que mi mundo se detuviese al pensar en esa posibilidad, en la mínima posibilidad de poder estar junto a él, de nuevo – el tiempo que necesites, pero por favor…   Colgué el teléfono en ese justo instante, tan pronto como me percaté de que Diego estaba allí, en mi habitación, y no tenía ni id
Leer más
7. Algo no va bien (MATEO/DIEGO)
 MATEO.La observé aterrada tan pronto como escuchó a su hermano admitir que se la llevaría, pero me sonrió, intentando lucir calmada, antes de dejarse arrastrar por Diego hacia los aparcamientos. He olvidado darle algo a Diego – mentí hacia mi amigo Mario - ¿te importa quedarme un minuto, por si vuelve mi padre? Corrí tras ellos, pero no podía encontrarlos, no fue hasta que llegué a los aparcamientos cuando los vi. Ella lloraba a lágrima viva, mientras él la golpeaba con dureza en el rostro, lucía tremendamente enfadado.Vas a tener que complacerme en todo a partir de hoy, Cali – le dijo, haciendo que ella negase con la cabeza, horrorizada, y yo los mirase sin comprender a lo que se refería – si vuelves a irte así… <
Leer más
8. Ser salvada de la situación (CALIPSO/MATEO)
CALIPSO.Su polla salió, cosa que agradecí bastante, fue hasta la mesilla de noche, agarró el teléfono y resopló para luego mirarme.Quiero la doble penetración después de esto – aseguró, para luego coger el teléfono y saludar a su amigo – dime Mateo – se quedó callado durante un minuto y luego habló – vale, deja que me ponga algo, estoy en el hospital en dos minutos – colgó y luego me miró – el padre de Teo necesita que alguien lo lleve a casa, y él no tiene el coche allí, así que… tengo que ir – me comunicó, llegando hasta mí – más te vale tener el culito bien abierto cuando vuelva, porque voy a querer esa doble penetración cuando vuelva – me dijo, para luego abrir la mesita de noche, agarrar el pene de goma y ponerlo sobre la cama – ve prac
Leer más
9. Vuelta a la realidad (CALIPSO)
 Tuve que poner mucha fuerza de voluntad para no entregarme allí mismo al deseo. Pero aún no era el momento, no cuando acababa de ser herida de aquella forma. Necesitaba tiempo para sanarme, aunque me muriese de ganas de hacerlo con él.Aún no es el momento – aseguró, como si pudiese leerme la mente – te llevaré a casa, mañana, para que cojas algo de ropa y luego te llevaré con tu madre – me dijo – no pienso volver a dejarte a solas con él. ¿él sabe que estoy contigo? – pregunté, con un hilo de voz, aterrada de que su respuesta fuese afirmativa. Se lo imagina – respondió, sin intención de decir nada más. ¿no vas a preguntarme sobre ello? – insistí, sin comprender cómo pod&iac
Leer más
10. Cuidar de ella es fácil (MATEO)
Ella no dijo nada en todo el camino, ni siquiera cuando llegamos a su casa y llamamos a la puerta lo hizo. Podía notarla un poco nerviosa. Seamos sinceros, ella lucía aterrada.Pasé mi mano por detrás de su espalda y la apoyé sobre su cadera, obligándola a mirarme, en el mismo instante en el que la puerta se abría y aparecía Tammy, la cual lucía tremendamente preocupada.Cali – reconoció, para luego apartarla de mí, y abrazarla con fuerza - ¡Dios! Estábamos tan preocupados… Estoy bien – aseguró ella, para luego soltarse de ella y buscar mi mano, haciendo que la entrelazase con la mía – sólo necesitaba unos días para desconectar. Las cosas fueron mucho mejor de lo que esperaba. Ella entró en la casa, junto a mí, y subió a su habitación
Leer más