Trampas del Destino.

Trampas del Destino. ES

Bet Alifanow  Completo
goodnovel16goodnovel
10
Reseñas insuficientes
28Capítulos
3.3Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

En tu mente siempre va a estar presente tu primer amor de adolescente, ese del que se habla con nostalgia y que será un bonito recuerdo que nunca volverás a ver, salvo ¡Yo!, Gea Williams eterna enamorada de Adam Cole, el hermano mayor de mi mejor amiga, compañera de piso y de paso, ahora mi jefe. Tras tres años sin verlo, pensaba que mi enamoramiento juvenil había pasado, y que habían sido suficientes para olvidarlo, ¡ilusa yo que creía que con no verlo los sentimientos se evaporaban! Pero una trampa del destino nos ha puesto cara a cara. Por cubrir a Valery, me veo envuelta en una red de mentiras, ¡justamente con Adam! Juro por Dios que he buscado todas las formas posibles de olvidarlo, pero en este viaje que ha hecho para quedarse al frente de los hoteles de su familia, parece que el destino está en mi contra, aunque quizás esta sea la oportunidad para librarme de una vez por todas de él y su familia, demostrarle que ya no siento nada, que no me importa lo que puede hacer, ya no me afecta, ¿o sí?

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
28 chapters
Capítulo I
—¡GEA! ¡GEA! —me llama a gritos Karen, mi asistente, que sale corriendo hasta alcanzarme—, necesito que firmes estos requerimientos para los eventos del fin de semana —dice cuando llega a mi lado casi sin aliento. Yo me había parado a su primer grito para atender a lo que falta. Tengo el fin de semana libre, trabajar en el Centro de Negocios de uno de los Hoteles más prestigiosos de la Isla de Hawái puede ser maravillosamente extenuante muchas veces. The Kahala Hotel & Resort, queda en la 5000 Kahala Ave, Honolulú, HI, 96816, es muy concurrido por todo tipo de empresarios, estrellas de cine, de la moda y mucho más. Y precisamente este mes, el trabajo ha sido abrumador. Así que, después de firmar los requerimientos y de darle a Karen algunas instrucciones de última hora. Una vez todo listo, no pierdo tiempo para irme al apartamento. Tengo setenta y dos horas sólo para mí, ¡Maravilloso!, Valery no sé dónde anda, ser la hija de los dueños tiene sus ventajas,
Leer más
Capítulo II
Me desperté a media mañana, descansada y con un millón de tareas pendientes que hacer en el apartamento, mientras hacía la colada pensé en Valery y en lo que la llevó a tener ese acto de rebeldía contra su hermano, a veces el amor hace hacer cosas inimaginables en algunas personas… No quería imaginarme la reacción de Adam al descubrir lo que había hecho su hermanita menor, a pesar de sólo llevarse tres años, él siempre la trataba como si fuera una adolescente y no como la hermosa e inteligente mujer en la que se había convertido, él simplemente esperaba de ella obediencia sin chistar y esta simple acción rebelde le causaría un gran shock. Mientras arreglaba el apartamento, noté la grabadora que dejó Valery. Había escapado y ahora me correspondería convencer a Adam que su hermana estaba conmigo. ¡Menudo lío en el que me metí!, ojalá no ocurra nada malo, fue lo que primero se me ocurrió pensar. Mi abuela siempre me repetía que las mentiras tenían patas cortas…
Leer más
Capítulo III
Un ruido en la distancia me alertó, pero el cansancio era tan grande que volví a sumirme en mi sueño, el calor que sentía en mi espalda era reconfortante. Me apegué más a la fuente de calor, pero el ruido se hizo más insistente y abrí los ojos sobresaltada. Me tomó varios segundos darme cuenta lo que pasaba. Recordé haberme metido en la bolsa y cerrarla, pero ahora, por alguna extraña razón, la bolsa estaba más grande y a mi espalda estaba ¡Adam! Él continuaba durmiendo. Parecía muy joven, a pesar de la barba incipiente que se asomaba en su rostro. De repente, la puerta del cuarto se abre estrepitosamente, en el umbral está la señora Mariana con un b**e en la mano. Su expresión cambia cuando nos reconoce, eso hubiera sido gracioso en otras circunstancias, pero en ese momento me sentí como sorprendida en una travesura. Yo me incorporo rápidamente, pero Adam apenas se mueve. —¡Vaya, pues yo nunca lo hubiera imaginado! La señorita Gea… y el señor Adam… —la señora Marian
Leer más
Capítulo IV
Ya me quedan pocas horas para que mi merecido descanso termine, y que mejor manera de disfrutarlo que a orilla de la playa, con mi libro en mano y un coctel, a la sombra de una hermosa sombrilla, sin perder de vista los muchos hombres con cuerpos esculturales que pasan delante de mí, un deleite para mi mente tan agitada después de lo de ayer. Aun siento en mi boca la calidez de los labios de Adam, el calor de sus manos en mi espalda, traspasando la tela de mi blusa, la evidente reacción de tan acalorado beso sobre mi vientre. Justo en ese momento, a lo lejos veo un cuerpo que resalta, una mirada que me busca, unos ojos que recorren mi cuerpo y puedo sentir como lo acaricia, no distingo su rostro, pero si siento su presencia, cada vez lo tengo más cerca y el hormigueo en mi vientre surge de repente, de pronto, un ruido en el fondo me perturba, es muy insistente, cada vez más fuerte… El puto teléfono infernal me ha despertado de mi sueño espectacular, no sé porque no l
Leer más
Capítulo V
Adam   A pesar que al fin Gea accedió a ayudarme, la sensación de vacío que se albergó en mi pecho no me la logro sacar, sé que soy un bastardo por aprovecharme de ella, pero hay muchas cosas en riesgo. Llego a mi ático en automático, hoy lo siento más grande y gris que nunca. Voy al bar y me sirvo un whisky seco, quizás con eso logre aliviar el tormento que llevo dentro. Me lo tomo de un solo trago, siento como me quema por dentro… Mi celular suena y me saca de mis pensamientos, veo quien es… —Tyler… —Adam, he tratado de contactarte todo el día —dice sin más—, hay que volar a San Francisco este fin de semana, de repente hay dos corporaciones más interesadas en el hotel que queremos comprar. —¿Quiénes son? —Estoy investigando, la oferta salió justo ayer, y llámame loco, pero me parece extraño que de la nada aparecen compradores cuando el trato está casi cerrado, además que nadie sabía que ese hotel estaba
Leer más
Capítulo VI
Adam  ¿Qué demonios pasó?, me pregunté luego de ver salir a Gea, con ese caminar tan altivo y esa mirada de reto en sus ojos.He estado fuera de Hawái, por mis compromisos en Estados Unidos y Europa, como ha cambiado en estos tres años que no la veía, y vaya que se ha transformado. Esta nueva mujer, completamente apasionada y sensual no me lo esperaba.Aún tengo su sabor en mi boca, cuando me acerqué a ella quedé fascinado por la expresión de sus ojos verdes esmeralda y del cómo entreabría los labios en una invitación inconsciente. No me pude resistir, sus labios son toda una tentación, y me impresionó aún más su apasionada respuesta, estrecharla en mis brazos, sentir como su cuerpo encajaba perfectamente con el mío, toda una revelación.Siempre he estado consciente de su en
Leer más
Capítulo VII
   Adam  Este trato con Gea creo que va a consumir toda mi paciencia. No es para nada la joven vulnerable e inocente, es una mujer con carácter, y que carácter se trae…Pero necesito de ella, en más de una forma, así que debo irme con cuidado, un trato, un negocio, no puedo permitir que me afecte, aunque verla detrás de su escritorio, tan altiva, tan decidida, y porque no decirlo, tan molesta, hace que un remolino de sentimientos se aloje en mi interior, algo que no me puedo permitir…El catering que subió nuestro almuerzo fue sencillo, sabía que ella no iba a querer nada muy elaborado, salmón en salsa cremosa de eneldo, con espárragos y coles de Bruselas para ambos, acompañados de vino blanco.Su oficina era elegante y confortable, decorado de forma tan personal, que en cada rincón h
Leer más
Capítulo VIII
Adam     Luego del almuerzo, fui directamente a mi oficina, separarme de Gea cada vez me cuesta más, y más cuando aún siento su sabor en mi boca y su temblor en mis manos. Dedo terminar de cuadrar todo, concentrarme en lo que mejor se hacer: Negocios. Hablo con la sucursal de San Francisco, pongo en orden algunos contratos, hablo con Tyler sobre su llegada y hospedaje. Concreté algunos detalles de la fiesta de compromiso. En fin… poco a poco ocupe lo que quedaba de tarde. El interfono suena, me sobresalto, no me había dado cuenta que estaba tan concentrado leyendo unos informes sobre las cuentas de Valery. —Dígame, Sofía —contesto. —Ya casi es hora de salida y quería saber si necesitaba algo más. —No Sofía, puede irse tranquila, buenas tardes. —Hasta mañana entonces, Jefe —me dice risueña. —Hasta mañana. El clic del interfono me indica que ya colgó. Hora de sali
Leer más
Capítulo IX (Parte I)
Adam     Aun es de madrugada, estoy más cansado que nunca, fue poco lo que pude dormir, la noticia que Tyler me había dado me desestabilizó, ¡setenta y ocho millones de dólares desaparecidos de la empresa, en menos de veinticuatro horas! No estoy en quiebra, pero es una pérdida importante, es imprescindible encontrar al culpable inmediatamente. Fue muy difícil para mí terminar la fiesta controlado, la aparición de Katherine, la no llegada de Valery, el cambio de actitud de Gea, y la cereza del pastel, el desfalco a la Corporación Cole, todo eso me cargaba de cabeza, desde anoche mismo nos pusimos en movimiento. Con el primero que me puse en contacto fue con MacQueen, quien me dio una serie de recomendaciones para no alertar al culpable o los culpables. El caso de Valery, ya era otra cosa, me informó que ya estaba fuera de peligro, vigilada y que pronto estaría en casa. El informe me lo presentaría en cuanto n
Leer más
Capítulo IX (Parte II)
Gea  Me he despertado agotada, física, mental y emocionalmente, he dormido muy mal, bueno, si dar vueltas en la cama se le puede llamar dormir.Terminé de hacer la maleta para cinco días en San Francisco, días que debo aprovechar al máximo.Pensando en la fiesta de anoche, me viene a la memoria lo último que me dijo la abuela antes de despedirse.«Nadie disimula un sentimiento Gea, ten cuidado con las decisiones que tomes, no vayas a destruir tu futuro y tu felicidad por no hablar con sinceridad»¿Que quiso decir?¿Tan transparente soy?A veces me molesta que me hablen en acertijos, ahorita no tengo cabeza para leer entre líneas. Pero me parece imposible pensar que Adam pueda sentir algo. Para el todo es negocio. Yo solo soy un medio para un fin. No debo olvidarlo. No debo poner el corazón en esto, solo la ment
Leer más