Seduciendo a ese alfa

Seduciendo a ese alfaES

Mary Ishakov ❤️  Completo
goodnovel16goodnovel
10
Reseñas insuficientes
26Capítulos
34.6Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Riqueza y belleza, además de un gran historial de mujeres, es lo que compone la esencia del galante multimillonario Adrián Lemietre, hijo mayor de la familia Lemietre, siendo la delicia de todas las mujeres. Omega y débil, pero con un gran espíritu, es como se podría describir la esencia de Hana. Un reto sería el inicio de una gran historia de amor entre dos clases sociales. Lo que comenzó como reto de seducción podría quizá terminar en algo más, pero ¿será que florecerá el amor?

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
26 chapters
Preludio
Sonreí nerviosa al ver los exámenes que tenía en la mano. Aquello debía que ser una broma y una de las más crueles preparada por el destino. Salí del consultorio mientras guardaba los papeles que me habían dado en el hospital. Ser omega en estos dorados tiempos era como tener alguna enfermedad de la cual no tenía cura. Este mundo yace divido por tres clases sociales. Los alfa, quienes son los amo y señores de este planeta. Los alfa son los “más inteligentes”, con mejores condiciones físicas y los que pueden mandar por encima de un omega o un beta. Los beta son los “normales”, ellos nacen como cualquier persona común y corriente, solo con la gran diferencia de que ellos no pued
Leer más
Celo
Calor.Sentía demasiado calor en todo su cuerpo a tal grado quesintió cada toque suave de ese alfa que iba a quemar cada parte de ella.Jamás pensó ni en sus más ridículos sueños que estaría con un desconocido parahacer algo por lo que se había guardado por más de 24 años, esperando a lapersona indicada para entregarse en cuerpo y alma, pero todo era diferenteahora. Sí, era completamente virgen y su mayor deseo era hacer el amor conalguien que también compartiera el mismo sentimiento que ella. Sin embargo, ahora eso era todo lo contrario, porque no ibahacer el amor con alguien que la rescató dos horas atrás de un alfa que queríaabusar de ella y aprovecharse de su celo, pero ¿él no
Leer más
Reto
Su amiga la observó con los ojos abiertos y la boca igual,gracias por esa nueva revelación dicha por su novio. Hana decidió ignorarla,pero sintió de nuevo una oleada de calor en su cuerpo. Empezó a jadear.—¿Qué tienes? —cuestionó Silvia, asustada.—Busca supresores, necesito para calmar mi celo —jadeó masansiosa. El novio de Silvia se cubrió la nariz ante las fuertesoleadas de feromonas que se expandieron por todo el apartamento, dondeobviamente ambas mujeres vivirían durante poco tiempo. Bryan salió para comprarlos supresores que pudieran calmar el celo de la amiga de su novia. Si
Leer más
El capricho del alfa
AdriánToda mi vida estuve rodeado de lujos, los mejores juguetes,regalos, viajes… todo era absolutamente mío. Con solo chasquear los dedos, teníaa todo el mundo a mis pies y así crecí: haciendo siempre mi voluntad y quetodos me respetaran. Con las mujeres ya había perdido la cuenta de cuántas estuvieronen mi cama, pero solo una me hizo rendirme ante sus encantos. Regresar a lagran manzana fue un gran fastidio para mí, pues acostumbré toda mi vida a viviren Europa. Sin embargo, las cosas cambiaron y tenía que cumplir la voluntad demi padre. Luego de haber insistido de que no hiciera una fiesta, a lo úl
Leer más
El deseo de los amantes
Una vez que ella dijo aquellas palabras, fue la sentenciapara ambos. En toda su vida jamás sintió ese deseo por estar con alguien y porprimera vez quería ser mala para romper las reglas. Hana actuaba fuera de suscinco sentidos, cosa que nunca haría, pues era una persona que pensaba con dosdedos de frentes y que siempre hacía todo metódicamente. Silvia se burlaba deella por ser una persona aburrida, hasta le decía que era una vieja para laedad que tenía. Sin embargo, había algo en el olor de Adrián que la hacíaperder completamente la razón y se dejaba entregar a su omega interno, quien,con sumisión, se dejaba guiar por el alfa. Adrián besó su cuello y lamió consuavidad, esto le provocó un pequeño espasmo en todo su cuerpo. Él la observóde los pies a la cabeza. Ella se sonrojó al instante ante la mirada tan fuertedel alfa sobre su cuerpo.

Leer más

Una omega que quiere ser coqueta
Hana sonrió con pena mientras jugaba con sus manos connerviosismo. Una mano fuerte la tomó de la cintura, Adrián se acercó hasta su oídopara susurrarle cosas y ella se estremeció con el sonido de su voz, después seapartó de golpe.—¿Quieres que vaya a una cena contigo? —comentó con vozsuave—. Es imposible, ese día tengo un evento al que tengo que ir y voy a ganarmuy bien.

Leer más

Una omega elegante
Hana observó con admiración el hotel donde se llevaría acabo la cena. Una cosa era atender a pomposo alfas o betas y otra muy diferenteera participar en la élite. Sonrió con nerviosismo y vio cómo algunas personasla miraban como bicho raro, algunas tuvieron el descaro de reírse en su cara. Levantóla vista y empezó a caminar con paso firme, sin temor alguna. No le gustaballamar la atención, pero cuando se necesitaba era experta en hacerlo. Sonriócon coquetería a algunos alfas y siguió moviendo sus caderas mientras algunasomegas le golpeaban el hombro a sus acompañantes.

Leer más

Un alfa que busca
AdriánObservó los papeles que tenía en sus manos y los tiró alsuelo, asustando a los presentes. Su asistente se acercó a él con miedo de serdevorado por su mirada, pero este se congeló en su lugar. Adrián se levantó desu asiento y empezó a caminar de un lado a otro como león rugientebuscando devorar a las cuatro presas que tenía en su oficina. El olor desus feromonas ahogaba a los que yacían a su alrededor a tal punto q
Leer más
Un alfa en celo... Sálvate, Hana
Hana estaba sin palabras, era la primera vez que habíapasado su celo con un hombre después de tanto año de soledad. Lo que estaba ensegundo plano era estar con un alfa en celo, y no era un alfa común y corriente,era nada más y nada menos que Adrián Lemietre, hijo mayor de una gran fortuna,el sueño húmedo de varias mujeres. Sin embargo, en ese momento a él no leimportaba el status social, pues la estaba besando como si no hubiese unmañana. Hana sabía que los alfa por naturaleza eran muy sobreprotectores consus parejas, al igual que posesivo y dominante en el acto. 

Leer más

La propuesta del alfa
Hana no hallaba las palabras o más bien no encontraba algúnobjeto para darle en la cabeza a Adrián, su “alfa”. Su omega interno ya bailabala conga innumerable veces, pero ahora que ya tenía la marca, estaba más felizque nunca. Sin embargo, su parte razonable quería partirle la cara o lo que sea.Maldijo que su naturaleza fuera demasiado débil para no lanzarle el sofá o el retretedel baño. Adrián, como el alfa que era en toda su regla, infló su pecho conorgullo al saber que ya había encontrado a su pareja ideal y a la madre de susfuturos cachorros, dejando más expuesto sus feromonas por todo elapartamento. Buscó sus manos, a lo que Hana suspiró rendida, pues ya no teníaotra alternativa. Ya era su omega.Leer más