LA HIJA OCULTA DEL CEO

LA HIJA OCULTA DEL CEOES

OSSSI  Recién actualizado
goodnovel18goodnovel
10
Reseñas insuficientes
88Capítulos
56.6Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

En esta vida existen las personas con suerte y las que no, me gustaría decir que pertenezco a las primeras pero no llego a clasificar ni siquiera en las segundas. Es como si Diosito me dijera todos los días "SIGUE PARTICIPANDO” o “SUERTE PARA LA PROXIMA" —Ya termino de mirarme o tengo que esperar que finalice para que responda mis preguntas señorita, o mejor aún debo pasarle una charolita para la baba. —Quisiera pedirle lo último, pero es tan arrogante que todo lo que tiene de bueno y sabroso, lo elimina cuando abre la boca. Por lo que veo no se puede tener todo en la vida, usted es un claro ejemplo. — ¿Qué dijiste? — ¡Oh! Ya veo, tengo que explicárselo con bolitas y palitos para que me entienda. —Lárguese de mi hotel, queda usted despedida en este momento. —Me encantaría decirle que acepto su propuesta, pero la única persona que me puede correr es el señor Juan Gotti y ese no es usted. Si me disculpa debo continuar con mi trabajo, asegúrese de cerrar bien la puerta cuando salga; por eso de las visitas incomodas. Que la virgencita de Guadalupe, San Juditas Tadeo y hasta San Miguelito me agarren confesada. De donde saque el valor para hablarle de esa forma a semejante mangar de los dioses, ahora como saldré de todo este enredo. La vida es un bendito bumerang que regresa cuando menos lo esperas; frente a mi tenia al chico que hizo que mi vida diera un giro de 360°. Como olvidarme de él si tenía un hermoso recuerdo, y cada vez que escuchaba la canción de Arjona me mojaba hasta los calzones “Para qué describir lo que hicimos en la alfombra, si basta con resumir que le besé hasta la sombra, y un poco más”

Leer más
LA HIJA OCULTA DEL CEO Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
88 chapters
Prefacio
— ¿Se puede saber qué hace una niña en esta oficina? Es que acaso no le pagamos lo suficiente señorita para que la lleve a una guardería lejos de aquí.En esta vida existen las personas con suerte y las que no, me gustaría decir que pertenezco a las primeras pero no llego a clasificar ni siquiera en las segundas. Es como si Diosito me dijera todos los días “SIGUE PARTICIPANDO” o “SUERTE PARA LA PROXIMA”.— ¡Lo siento señor! Hoy mi…—No me importa quién sea usted ni que sea suyo, este es un Resort para personas de 21 años en adelante ¿Acaso no sabe lo que eso significa o tengo que explicárselo con bolitas y palitos?Me lleva la que me trajo, este tipo ya me cae mal por su arrogancia, y eso que ni siquiera e volteado a verlo, espero tener la paciencia necesaria para soportarlo antes de que le suelte una de las mías.— ¿Está usted sorda señorita?1... 2… 3…— ¿Qué no piensa decirme nada?4… 5… 20… 25…—Por lo menos deme la cara y no sea una grosera al darme la espalda. Por si no lo tiene
Leer más
Pensando en Regresar.
LoganTengo muchos años en el extranjero, y estoy por regresar al país de mi madre para hacerme cargo de todas las empresas de la familia que por años mi padre ha mantenido en alto. Mi padre dice que ya es tiempo de que tome el control de todo en especial de un Resort en Cancún.Para ser sincero no sé qué tenga de especial ese lugar que no hay día que no me lo mencione, el piensa que no me doy cuenta de sus constantes insinuaciones.Ya me estoy cansando con sus amenazas y los chantajes de mi madre Uno «porque no regreso y la otra porque no la hago abuela todavía»Ninguno de los dos logra entender que ya tengo mi vida hecha en Italia, en donde estoy a punto de comprometerme con una flamante chica de buena familia y no pienso cambiar mis planes.No creo en el amor ni nada de eso que tanto adoran las mujeres mexicanas, solo basta con ver como mi madre se pone cuando mira sus novelas por las noches y como mi padre termina pagando los platos rotos por un personaje de la televisión que nunc
Leer más
Cubriendo Turno.
CeciliaHoy mi pequeña cumple cinco años y yo estaba encerrada en la oficina del hotel donde trabajaba como loca, en unos días llegaría la nueva comitiva que se hará cargo de las remodelaciones que se tiene programadas, además de que por fin conoceremos al hijo del dueño del resort.Para mi mala suerte la chica que le tocaba cubrir la guardia por la tarde en el puesto de recepción no se presentaría a laborar, y no encontraba quien cubriera su turno; todos estaban ocupados.Cuando eso sucedía y si estaba libre me encargada personalmente de ocupar sus puestos «a nadie le cae mal unos pesitos de más, mucho menos cuando vives prácticamente al día como era mi caso» no me daba pena hacer ninguna de las funciones que se pudieran presentar en el resort, mientras hubiera trabajo yo me encontraba feliz y agradecida.Lo único que lamentaba era que justamente hoy no estaría con ella, para celebrarla como se merecía o por lo menos comprarle un pastel de chocolate para que compartiéramos en el depa
Leer más
Cubriendo Turno, Parte Dos.
Cecilia— ¿Ya viste la que nos espera? —cuestione con el ánimo por los suelos, mientras miraba a los jóvenes que seguían bajando su equipaje de las camionetas transportadoras.—Si querida. Lograste comer algo o tengo que jalarte las orejas como siempre Cecilia.—Quisiera darte una respuesta positiva, pero no me alcanzo el tiempo. Me entretuve con los cambios que tendremos a partir de la próxima semana. Con la llegada del hijo del señor Juan, siento que mi vida se está reduciendo a nada.—Entonces ve al comedor y consíguete algo antes de que empecemos, no quiero que te me desmayes en medio de la jornada; porque soy capaz y te dejo ahí tirada hasta que terminemos.— Gracias, no esperaba menos de ti. Como siempre tan atento y divino con todos.—Te estoy aprendiendo bien jefecita.No cabe duda que solo me llenaba de amigos locos, aquí tenía un claro ejemplo de ello. Estaba por tomarle la palabra para irme a comer algo ligero, pero mis planes se vieron arruinados por una hermosa clienta qu
Leer más
El Encuentro.
CeciliaHabía pasado una semana de muchas presiones en el trabajo, y las que estaban por llegar. Tantos cambios nos tenían los nervios de punta a todo el equipo; pude apreciar la cara de tristeza del señor Juan cuando empezamos con la reunión y su hijo no más no se dignó en aparecer por ahí.Por lo que me conto después es un empresario importante en Italia y tuvo unas complicaciones que no le permitieron llegar a tiempo, se integraría con nosotros en unos días más.Mientras teníamos que hacernos cargo de la parte que le correspondía al señorito irresponsable.— ¿Lista para irnos Cecilia?—Más que lista, ya quiero llegar a mi casa para ver a mi pequeño retoño. Siento que la he dejado muy descuidada estos días; agradezco a mi vecina que se ocupa de llevarla y traerla a la escuela.—Complicado tú caso amiga, me imagino que mañana la dejaras con ella todo el día.— ¿Mañana? Pues normal, ira a sus clases y a la salida se quedara en su casa mientras llego.—Cecilia, ¿Sabes en que día vives?
Leer más
El Encuentro, Parte Dos.
CeciliaSi les dije que detesto al hijo de mi jefe, y eso que todavía no tengo el disgusto de conocerlo. El único día que tengo para descansar a él se le ocurre llegar como Pedro por su casa cambiando todo el esquema en el que hemos venido trabajando durante estas semanas.Afortunadamente los chicos no se dejaron amedrentar con sus palabras y llamaron al señor Juan Gotti, era el único que podía poner el orden en estos momentos. Yo estaba muy agotada y mis ánimos andaban por los suelos después de la conversación que tuve con la señora Anastasia respecto al padre de mi hija.Apague el celular para que dejaran de molestarme un poco, necesitaba por lo menos un día para mí y mi pequeña que estaba pasando un mal momento. Mañana en cuanto llegará le explicaría al señor Gotti lo que estaba pasando; es una persona muy comprensiva y cuando toco el tema de mi hija se le ilumina la mirada.Habla con Ivana como si fuera su abuelo y juntos son un caso perdido, tengo que intervenir para que pare de
Leer más
El Encuentro, Parte Tres.
Logan El lunes llego tan pronto que no tuve tiempo de salir del hotel para ir a visitar a mi madre, todo esto de los cambios me estaba llevando al extremo. La dichosa encargada del proyecto tuvo la terrible osadía de apagar el celular para que no la molestáramos en su día de descanso.Sin duda alguna esperaba con ansias tenerla enfrente para correrla a como se merecía, nadie me ignoraba de esa forma. Por menos de eso muchas empresas en Italia fracasaron en media hora, me había ganado la reputación de ser el malo de la historia que me daba igual si era cierto o no todo lo que se decía.Cerca de las ocho de la mañana ya me encontraba listo para hacer de las mías una vez más. Lo primero que haré será ir a la oficina de mi padre para pedirle que llame a su flamante empleada, de esta manera no se negara a llegar con el jefe a como le había dicho a la recepcionista ayer.Después la enfrentaría con todo para que aceptara que su plan establecido no era el adecuado para el proyecto, que justa
Leer más
El Encuentro, Parte Cuatro.
Logan Salí hecho una fiera de esa oficina para buscar a mi padre y poner las cosas en claro, esa mujer de seguro era su amante y se estaba comportando como la dueña de todo el resort; hasta aquí llegaría su juego. Nadie iba ensuciar el apellido Gotti. Afortunadamente no tuve que caminar mucho para dar con él, pero tuve que abandonar la idea al ver la cara de mi madre a su lado. No quería arruinar el perfecto matrimonio hasta no estar seguro de la situación. —Tengo el hijo más malagradecido del mundo, en lugar de ir a ver a su madre se interna en este resort para no verme como si le debiera algo. —Hola madre, que gusto verte. He tenido mucho trabajo es por eso que no he ido a visitarte. — ¿Trabajo? Si desde que llegaste lo único que has hecho es cuestionarme hijo, sobre algo que ni siquiera te he puesto atención. — ¡Padre! ¿Cómo te atreves a decirme eso? He estado trabajando en el proyecto que tú perfecta gerente ha dejado tirado este fin de semana, te recuerdo que ayer se dio el
Leer más
El Choque
CeciliaNecesito salir corriendo de este lugar, ¿Cómo es que Víctor está aquí? Esas no son las mejores noticias que puedan darme por ahora, sobre todo porque mi adorado retoño está conmigo en la oficina.Ven cuando les digo que Diosito se ensaña conmigo, está bien que le de las batallas más fuertes a sus mejores guerreras pero esto ya es too much, casi me ahogo cuando lo vi parado frente a mi tan reluciente como hace años.— ¿Pasa algo mami? Te noto muy preocupada.—Nada cariño, solo me altere un poquito con los gritos del señor que vino. Dame unos minutitos y te aseguro que se me pasara pequeña.—Ok, espero que sea por eso y no por la hermosa voz de ese señor. Como dice mi tío Manuel “voz moja bragas” que…— ¡IVANA! Cuantas veces tengo que decirte que no repitas todas los cosas que dice tú tío Manuel, no eres un lorito que va por la calle hablando nada más sin sentido.Santa Virgen de la Macarena, uno corre y la otra acelera; voy ajustar cuentas con Manuel para que deje de enseñarle
Leer más
El Choque, Parte Dos.
Cecilia Me quede anonadada por no decir con cara de pendeja «Conste que lo dijiste tú solita, yo esta vez no abrí la boca», ese hombre me estaba diciendo que se llamaba Víctor Mancini y que ayer era un enigma para él. No… no… no, me niego a creer esto, mire para todos lados como si buscara para ver donde estaban las cámaras ocultas de la trasmisión en vivo de la broma. De seguro era una broma que me había preparado el desgraciado ese tan luego salió de mi oficina, juro por Dios que lo mato, lo mato; está muy equivocado si piensa que puede venir después de muchos años a jugarme bromitas de ese tipo, la chiquilla tonta que se entregó a él por amor está enterrada mil metros bajo tierra y no pienso revivirla porque yo misma la amarro y la tiro al mar para que se lo coman los tiburones. Su cara me decía que estaba disfrutando el momento, ver mi cara que de seguro era todo un poema por culpa de sus palabras que me calaron en lo más profundo. — ¡Tú no eres Víctor Mancini! — ¿Qué dices?
Leer más