Una muñeca de Porcelana y Acero.

Una muñeca de Porcelana y Acero.ES

Saybn83  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
24Capítulos
2.4Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

—No sabía como abordar el tema, pero tú me lo has facilitado todo. Hace unas horas, Seong-Jin y yo te vimos en el salón de las Dojagis, cuando estabas con… con la señorita Richmond. —Padre, yo… yo no sé a que te refieres. —dijo Lexter sumamente nervioso. —Claro que sabes de qué estoy hablando, Lexter. Sólo dime que lo que pasó entre ustedes, fue un impulso del momento, que tal vez quisiste darle a una Dojagi de palacio, la oportunidad de recibir su primer beso y ser querida sólo por un momento, dime que todo lo que le dijiste y las promesas que le hiciste, fueron producto de las emociones y del calor del momento, o que esto sólo es un capricho pasajero. —le dijo el Rey con tono serio. —Quisiera poder decirte eso, de verdad me gustaría decirte que lo que vieron, fue motivado por el calor del momento, o por algo pasajero. Sin embargo, me temo que lo que siento por Alondra Richmond, no es ni pasajero ni temporal. —le dijo Lexter con voz firme—. Yo estoy profundamente enamorado de la Nannyshi de Kitty y ya no pienso ocultarlo más, porque lo que siento por ella es tan profundo, que se ha fusionado con mi propia existencia. —le respondió Lexter a su hermano. —¿Acaso perdiste el juicio Lexter Salvatore? Tu trabajo es velar por el bienestar de las Dojagis de palacio, no involucrarte sentimentalmente con una de ellas. Ellas tienen prohibido desarrollar sentimientos románticos hacia cualquier hombre; y tú lo sabes, por lo que ahora no puedes venir a decirme que estás enamorado de una de ellas, la cual es para completar, la Nannyshi de tu hermana menor. —le respondió el Rey muy furioso.

Leer más
Una muñeca de Porcelana y Acero. Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
24 chapters
Dedicatoria y Sinopsis.
Dedicatoria. Esta novela va dedicada, a todas las muñecas y muñecos de porcelana que existen en el mundo, aquellas mujeres y hombres, que en medio de las circunstancias más desgarradoras y dolorosas, como puede ser padecer de una enfermedad crónica y desgastante, quien sufre por ello, logran remontarse cual fénix de acero, vivos e invencibles, poseyendo al final del camino, una fuerza interna tan resistente que nada ni nadie la puede destruir. Por tal motivo, esta obra va dedicada a todas aquellas personas que sienten que su mundo es gris u oscuro, porque sufren de un estado físico o emocional muy frágil, por lo que creen que esto es una barrera u obstáculo para poder vivir y disfrutar de la plenitud de su existencia y es en este punto, donde “Una muñeca de Porcelana y Acero” nos enseñará, que en medio de la vulnerabilidad que podamos sentir debido a una enfermedad o a un padecimiento crónico, sea este de índole físico, mental o emocional, esta misma vulnerabilidad también puede tran
Leer más
Prólogo.
—¿Se puede saber qué te sucede para que no me prestes ni la más mínima atención Lexter? Tú sabes lo importante que son los visitantes que llegarán a Gales la próxima semana, por lo que no podemos darnos el lujo de que hayan distracciones. Por eso, dejé a tu cargo todo lo referente al recibimiento Real. Pero, el día de hoy, parece que no estás aquí y tú no eres así. —le dijo el Rey un poco molesto. —Si hermano, es cierto lo que papá dice, tú no eres así de distraído. Dime en qué te puedo ayudar y lo haré, sabes que cuentas conmigo. —le dijo al Príncipe heredero, el Príncipe Seong-Jin, uno de sus hermanos. —Gracias Seong-Jin por ponerte a mi disposición, créeme que tú has sido de mucha ayuda para mi en estos momentos. Perdónenme por estar tan distraído el día de hoy, no sé qué me pasa. Tal vez, tantos preparativos que aún tengo pendientes para la próxima semana, me tienen un tanto disperso. —les respondió Lexter a su padre y hermano. —¿Qué te pasa hijo? Se nota que algo o alguien se h
Leer más
La entrevista.
—Alteza Real, señorita Richmond, es un verdadero placer para mi conocerles personalmente; y sobre todo, que ambos hayan aceptado que yo les haga esta entrevista. —dijo la señorita Aisha Brown, una periodista muy reconocida en el país por su trabajo.—Gracias a usted por aceptar hacernos esta entrevista señorita Brown, créame que para Alondra y para mi, el que hayamos aceptado hacer esta entrevista, es un paso muy importante y decisivo, sobre todo, por lo que realmente significa. —le respondió el Príncipe de la Corona.—Es altamente conocido que la señorita aquí presente y usted, siempre han sido muy renuentes a dar declaraciones a la prensa. ¿Me podría explicar el motivo? —preguntó la periodista.—Déjeme explicarle el motivo de nuestra renuencia, señorita Aisha. Ante todo, yo soy demasiado tímida con las personas que no conozco, por lo que se me hace muy difícil, hablar y expresarme con libertad en público. Por otra parte, desde que el Príncipe Lexter y yo… hicimos público nuestro nov
Leer más
Declaraciones profundas y confesiones escondidas.
—Buenas noches a nuestro querido auditorio, a un día muy especial en el programa, “Un camino de inspiración.“ Yo soy Aisha Brown y el día de hoy, será único y excepcional, ya que entrevistaremos a dos personas que harán de esta velada, algo sin precedentes. ¿Les gustaría saber de quienes se trata? —Pues, antes de darles oficialmente la bienvenida al set, les diré que él, es uno de los hombres más asediados por las féminas de todo el país y creo que de todo el continente. Es alguien que se ha labrado una excelente reputación en el mundo de los negocios internacionales, es un gran empresario, un hombre de firmes y fuertes convicciones y posee un corazón muy generoso, aunque también es conocido por el apelativo, el Príncipe de hielo, debido a su actitud implacable en los negocios y en su vida personal. Además, él es el primer defensor de los derechos humanos de las clases más desfavorecidas de la nación, demostrándolo al crear múltiples fundaciones de ayuda social y de educación en todo
Leer más
Un sentimiento inesperado, que se reconoce en medio de la fragilidad.
—Determinar el día exacto en el que me enamore de Alondra, es imposible porque yo mismo aún no lo sé. Sin embargo, puedo afirmar que desde que la vi por primera vez, yo le tomé un gran afecto y un fuerte instinto de protección hacia ella, nació dentro de mi, pero aún yo no lo aceptaba como amor, aunque confieso que desde siempre me cautivaron tanto su personalidad como su mirada esquiva y tímida, a pesar de la corta edad que yo tenía en ese momento. Recuerdo que yo apenas tenia 15 años y ella tenía 10, cuando nos presentaron y ella llegó a vivir en el palacio. Ese día Alondra se notaba muy triste y asustada, eso me conmovió profundamente.—comenzó a relatar el Príncipe Lexter y agregó: —Ese día, luego de conocer su historia y el por qué de su tristeza, yo decidí que sería su amigo; y así fue, ambos nos convertimos en muy buenos amigos desde entonces.—Y, ¿Lady Alondra ya había manifestado síntomas de la enfermedad cuando se conocieron, o la condición de salud tan frágil se presentó de
Leer más
Almas al desnudo
Flashback: un año atrás .Habían transcurrido dos semanas, desde que el Príncipe Lexter evitara que Alondra cayera por las escaleras; y a partir de ese día, el Príncipe de manera intencional, buscaba oportunidades para poder coincidir con la señorita Richmond y poder hablarle, aunque fuera sólo por un instante, con un saludo cuando ella estuviera con la Princesa Kitty, o cuando ambos se encontraban en los pasillos del palacio, porque lo que realmente deseaba el Príncipe Lexter, era demostrarle de forma más abierta, su interés por ella, algo que tenía a Alondra cada vez más nerviosa, pues cada vez que él le demostraba mediante sus miradas o sus palabras, que se sentía atraído por ella, el corazón de Alondra se agitaba tanto, que aveces creía que se saldría de su pecho, llenándola de una mezcla de ansiedad, temor, nervios y una gran felicidad, que cada día se le hacía más difícil ocultar.Por otra parte, desde ese mismo día, tanto Lexter como Alondra, comenzaron a comunicarse por teléf
Leer más
Las implicaciones de un beso.
Inicio del flashback: un año atrás.—¿Crees que mi petición final pueda ser concedida? —le preguntó Lexter, mientras la iba estrechando más y más a su cuerpo.—¿Tú crees que la decisión de que yo sea tu acompañante la próxima semana, en el recibimiento Real y en el baile en su honor, sea la decisión correcta? Lo digo porque Su Majestad ha delegado en ti una gran responsabilidad, la cual estás llevando a cabo de manera sobresaliente, por lo que no quisiera ser yo, la que empañara ese día tan importante para ti y para el Reino, al aceptar estar a tu lado como tu novia, cuando aún tú y yo, estamos definiendo nuestra relación. —le respondió Alondra.—Yo ya tengo definido que relación quiero tener contigo, tanto ahora como en el futuro. —le respondió Lexter con firmeza.—Y, ¿Qué tipo de relación deseas que tengamos? —le respondió Alondra con el corazón en un hilo, ya que la respuesta que él le diera, determinaría el presente y el futuro de los dos.—Yo a ti no te quiero para pasar el rato,
Leer más
Un descubrimiento que conduce al camino de la desdicha.
Flashback. Un año atrás. Después de haber compartido un momento tan especial e inolvidable, tanto el Príncipe Lexter como Alondra, intentaron continuar con su día con normalidad, esforzándose al máximo por mantener sus pensamientos al límite, aunque por más que ambos intentaban no pensar en lo que había ocurrido entre ellos en la mañana, el recuerdo de las palabras, las promesas y los besos que habían compartido apenas unas horas antes, se había instalado en el corazón y la mente de los dos, sin la menor intención de dejarlos concentrar en otra cosa que no fuera, en el deseo casi irrefrenable de volverse a ver y así volverse a sentir, como ambos se sintieron el uno al otro, cuando descubrieron que los dos estaban dispuestos a vivir, el sentimiento tan profundo que todos llaman amor. Tan ensimismada estaba Alondra en sus pensamientos, que sólo cuando Kitty levantó la voz, ella pudo salir de su ensoñación. —¿Te sientes mal todavía? Es que has estado muy distraída toda la mañana Nanny.
Leer más
Un doloroso sacrificio graba con fuego, una decisión inalterable.
—Señorita Richmond, el hecho de que usted haya irrumpido en una reunión Real sin previa autorización, es una falta muy grande y es algo intolerable —le reclamó el Rey, aunque en su interior estaba muy sorprendido por las palabras de Alondra. Sin embargo, no pudo evitar preguntarle: —¿De verdad usted está dispuesta a sacrificar su amor por el Príncipe heredero, para que él no sea destronado por el Gran parlamento, cuando su romance salga a la luz? —Si, Su Majestad... Yo… yo sé que haber comenzado una relación amorosa con el Príncipe Lexter, fue una grave falta, pero… —dijo Alondra llorando, pero fue interrumpida por el Rey, cuando dijo con firmeza: —Exactamente señorita Alondra, lo que usted hizo es una clara violación a la ley Krishna; ¿Se da cuenta que yo puedo sentenciarla a muerte por este delito, o azotarla hasta morir? —¡No padre! Tú no puedes darle muerte a la mujer que yo amo, sólo porque se dio la oportunidad de amar y ser amada! ¡Tú no puedes hacernos esto! —exclamó el Prí
Leer más
Una férrea resolución que emerge con fuerza.
Actualidad.—Es impresionante todo lo que nos ha relatado Milady. ¿De verdad usted estaba dispuesta a sacrificar su amor por el Príncipe Lexter, para que él no tuviera problemas con su sucesión al trono? —le preguntó la periodista a Alondra.—Desde luego, yo me sacrificaría por él sin dudarlo ni un instante, pues en ese momento, yo creí que esa era la única solución, pues si alguien debía hacerlo era yo y nadie más, luego tuve que entender que las cosas no eran como yo pensaba. —le respondió Alondra con firmeza.—Y casi te pierdo ese día. No te puedes ni inmaginar el terror que yo sentí, cuando te vi vomitando sangre y cuando caíste inconsciente con una fiebre altísima. Y luego, cuando la doctora Camelia nos dió el diagnóstico, se me encogió el corazón de dolor, porque yo sabía lo mucho que te afectaría el saberlo, sobre todo, porque el síndrome de hibernación celular, te dejarían severas consecuencias, las cuales han permanecido aún hasta el día de hoy. Ese fue uno de los días más os
Leer más