Entre el amor y la guerra

Entre el amor y la guerraES

CeceSpine  Completo
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
39Capítulos
2.7Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

¿Qué piensas cuando escuchas la palabra “guerra”? Apuesto a que más de una mala definición se asoma por tu cabeza, y no te equivocas en ninguna. Pero, si tuviéramos que concluirla en una sola, creo que “muerte” es lo más apropiado. Los betas se han revelado contra los alfas. Cansados de ser ignorados y tomados a la ligera, han decidido que su única opción es la violencia. No hay límites. No hay conciencia. No hay piedad. Alfas se preparan para lo que viene y los omegas no tienen otra opción más que pelear. La guerra ya viene, no hay manera de escapar, no hay opciones. Si ahora pinta todo mal, imagínate enamorarte en medio de todo este caos.

Leer más
Entre el amor y la guerra Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
39 chapters
General Elsher
Hace aproximadamente 5 años que había empezado la rebelión de los betas y por consecuencia, los rumores de una guerra que con cada día que pasaba se hacía más que presente. Cuando todo esto comenzó, poca gente opto por unirse al ejército, Craig Elsher no fue uno de ellos.Con su experiencia militar y un padre conocido como uno de los mejores generales y héroe de guerra, Craig no planeaba quedarse sin hacer nada. Aunque claro, con todo lo antes mencionado no es como que tuviera opción.Desde los 6 hasta los 18 años, su educación fue impartida en escuelas militarizadas, haciendo de Craig un hombre duro, de mirada seria y penetrante. Su postura erguida  y pasos firmes eran reconocidos en toda la base militar por la que caminaba, todos sabían que era el alfa más fuerte de la base y el segundo al mando de ese lugar. El primero claro, era su padre; al cual iba a ver en ese
Leer más
Primer encuentro
Nuestro nuevo general se encontraba en su nueva oficina leyendo los expedientes de sus reclutas tal y como su padre le había ordenado. Había de todo un poco, la mayoría eran alfas, el resto se dividía entre betas y omegas. Aunque parezca curioso, había ciertos betas que no estaban de acuerdo con la rebelión. Para ellos, no debería de haber una casta superior, ni los alfas deberían someter a otros ni los betas. Por eso decían que estar del lado contrario, era una manera de decir que todos eran iguales y nadie estaba por encima de nadie.Aún no era medio día, hasta el momento todo estaba tranquilo, hasta que…-¿Dónde está mi general favorito?Una voz alegre y bastante alta inundó de repente la tranquilidad de su oficina. Craig soltó un suspiro de frustración y alejó su mirada de los papeles para mirar a su molesto amigo.
Leer más
Confundido
Dos horas después, todo había vuelto a estar tranquilo. Bueno, no exactamente. Había bastantes heridos, pero afortunadamente, nadie se encontraba entre la vida y la muerte. Al parecer, la emboscada consistía en eliminar a los nuevos reclutas, las marcas de balas en las camionetas y el hecho de que desaparecieron 5 de las 20 camionetas enviadas, solo indicaba que había sido planeado con antelación. La pregunta era ¿cómo es que lo sabían? ¿Quién les dijo a los betas que precisamente ese día llegarían los reclutas? ¿Sera que hay algún traidor en sus filas?Se supone que eso es lo que Craig debería estar investigando, pero en vez de eso seguía sentado en el mismo lugar,  en la misma silla, junto a la misma persona. Después de que Marcus estuvo estable, Eliza se fue a atender sus responsabilidades como doctora. Craig tambi&eac
Leer más
Segundo encuentro
Marcus estuvo toda la noche en la enfermería, su herida se estaba curando más rápido de lo previsto, lo cual era bueno. Bastante inusual, pero bueno a fin de cuentas. Antes de irse a dormir, una doctora pasó a verlo para explicarle lo que había pasado con él.-Hola, mi nombre es Eliza, yo te atendí cuando llegaste aquí.Su sonrisa y su voz eran bastante agradables, Marcus le devolvió la sonrisa y Eliza quedo casi rendida a sus encantos. Casi, pues tenía novio.-Muchas gracias por haber cuidado de mí, espero no haber interferido con el cuidado de otros pacientes.Eliza soltó una pequeña risa, era la primera vez que uno de sus pacientes se disculpaba con ella en lugar de solo darle las gracias. Eliza supo al instante que este chico era todo un caballero.-No te preocupes, aunque no solo debes de agradecerme a mí. De no ser porque el General decidió
Leer más
Primer día de entrenamiento
Marcus estaba en el comedor junto con todos los reclutas. Era bastante curioso como todos se hablaban como si se conocieran y que a pesar de la situación nadie había mencionado nada sobre el acontecimiento de ayer.En el camino a su mesa, escuchó como algunos hablaban de su escuela, un trabajo, chicas y uno que otro chico.Pero la única razón por la que estaba tan atento a las conversaciones ajenas, era porque quería concentrarse en algo más que en el hecho de que le había coqueteado a Craig. ¿Cómo es que pudo ser capaz de hacer algo así? ¿Desde cuándo era tan desvergonzado? Eso había pasado hace menos de una hora y la duda sobre cómo es que eso llegó a pasar lo acompañaría más tiempo del que pensó.Él no era así, jamás le había coqueteado a nadie en su vida, normalmente era al revés.<
Leer más
Malas noticias
CraigDesde ayer he intentado descifrar que hacia tan especial a Marcus. Desde que lo vi la primera vez, fue como si mis ojos no pudieran ver a nadie más. Cuando entré al comedor, lo busqué inmediatamente, sabía que estaba por ahí, podía sentirlo. Fue gratificante encontrarlo, y más aún cuando vi como sus mejillas se encendieron al momento en que nuestros ojos se encontraron. Después de eso, tuve la sensación de que no importaba donde estuviera, iba a encontrarlo.Tampoco había podido dejar de pensar en lo de esta mañana. ¿Acaso Marcus me coqueteó? No, eso no era posible. Aunque, si lo pensaba bien, la idea no era tan descabellada, ni desagradable.Iba tan sumido en mis pensamientos, que solo volví a la realidad cuando mi cara choco con la puerta de la entrada.-¡Mierda!—sí, dolió.Entre a las oficinas y
Leer más
Es una cita
Normalmente disfruto lo que hago, pero desde la visita de Ann el estrés y la preocupación de lo que debía hacer no me dejaron dormir.Tuve que hablar con mis amigos al respecto, como los encargados de este lugar y los reclutas, tenemos que saber a qué nos enfrentamos. Todos reaccionaron de diferente manera, pero con la misma seriedad y determinación a dar lo mejor de todos para ganar esta guerra; incluso Garret se puso serio por un momento.Claro que eso fue solo ayer, ahora, mientras intentaba conversar con Takeo sobre cómo mejorar el entrenamiento, Garret no cerraba la boca.-Garret, ¿podrías callarte solo un momento? Estamos intentando resolver un problema aquí. Una vez más, no le tomo importancia a lo que dije.-Si lo que quieres es silencio, deberías irte a ese comedor privado que tu padre hizo para nosotros—dijo sin considerar mi idea de cerrar la boca.Leer más
Pasiones encendidas
MarcusUna cita. Craig dijo que tendríamos una cita.Me repetí a mí mismo que no debía hacerme ilusiones, que tal vez, Craig solo estaba siendo amable porque yo era vulnerable. Pero, si así fuera, ¿no debería entrenar a más personas? ¿Por qué solo a mí?-¿Podrías quitar esa sonrisa de tu cara? Eres demasiado obvio Marcus—como un buen amigo, Owen se estaba burlando de mí. -Lo siento, no puedo evitarlo—dije haciendo mi sonrisa más amplia.-En serio debe de gustarte mucho.Mis mejillas se encendieron inmediatamente. Solo conocía a Craig desde hace tres días, pero estoy más que seguro que me gusta. Desde la primera vez que lo vi, he sentido cosas que hasta el momento me son inexplicables. Me pone demasiado nervioso estar cerca de él, mi corazón comienza a latir tan fuert
Leer más
Destinados
-Craig—gimió Marcus.-Hazlo otra vez—suplicó Craig—Dilo. Di mi nombre.-Craig, no pares.El cuerpo de Marcus se estremeció ante el tacto de Craig, su cuerpo delgado y frágil se sentía tan bien bajo su cuerpo fornido. Sus labios rojos estaba hinchados por tantos besos y de sus ojos brotaban lágrimas de placer.Pero algo estaba mal. Aunque Craig se sentía perdido entre el placer y la lujuria algo lo inquietaba.Un sonido.Alguien o algo hacia ruido cerca de su habitación y arruinaba su atmosfera caliente, hasta que llegó a un punto de no poder soportarlo más. Abrió sus ojos y se encontró solo en su cama y con un enorme problema en su entrepierna.Otra vez había soñado con Marcus.Otra vez fantaseaba con tenerlo. Otra vez ansiaba hacerlo suyo.¿Qué demonios le pasaba? Él no era as
Leer más
Cayendo en los deseos
Hace exactamente un mes que el entrenamiento de ciento cincuenta chicos había comenzado; Craig y Takeo se habían hecho cargo de entrenarlos a todos, los nuevos generales se habían encargado de hacerlos sudar, ejercitarlos hasta que les dolieran los huesos y derramar una que otra lagrima.Los chicos habían decidido adelantar el combate cuerpo a cuerpo, no les explicaron por qué a sus reclutas ya que si se enteraban de que las posibilidades de perder esta guerra habían aumentado se desataría el caos.Pero había una duda flotando en el ambiente. Se supone que todos estaban recibiendo el mismo entrenamiento, entonces, ¿cómo es que nuestro omega Marcus ha podido derribar a tres de sus compañeros en combate?En teoría los omegas son menos fuertes que todos los demás, lentos incluso. ¿Por qué Marcus no representaba nada de eso? Obviamente porque  nadie sab&iacu
Leer más