Encuentro inesperado (Hermanos Morelli #2)

Encuentro inesperado (Hermanos Morelli #2)ES

Joana Guzman  En proceso
goodnovel16goodnovel
10
Reseñas insuficientes
67Capítulos
106.2Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Natalia Caruso no ha tenido una vida que se pueda llamar fácil. Su infancia fue desastrosa y tuvo que aprender a salir adelante sin el apoyo de nadie. Eso debió enseñarle a que no puedes confiar en cualquiera; sin embargo, no lo hizo. Entonces quedó aun más sola que al principio. Al menos eso parece hasta que conoce a Leonardo. Si hay algo para lo que Leonardo Morelli no tiene tiempo, en un momento tan próspero en su vida, es para una mujer y mucho menos para las complicaciones que vienen con ella. Pero sin importar lo que quiera, jamás se perdonaría si no la ayuda. Seguro que después ella desaparecerá de su vida de la misma forma en que apareció. ¿Verdad?

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
67 chapters
Prólogo
Leonardo se frotó los ojos con cansancio, pero se negó a ceder a él. Tenía planeado terminar con lo que estaba haciendo antes de ir a casa.Había estado trabajado demasiado los últimos días y el estrés y cansancio le estaban comenzando a pasar factura. Pero no era lo único, había una sensación de insatisfacción, que le estaba fastidiando demasiado desde hace unos meses.No podía recordar cuando había sido la última vez que había estado tranquilo. Salía con algunas mujeres de vez en cuando, pero usualmente era algo de una noche. Las cosas habían cambiado desde que él y su hermano se habían hecho más conocidos. No podía estar seguro cuando una mujer estaba con él por su dinero o porque era lo que en realidad quería. Así que después de pasar un buen rato se despedía de ella y no las volvía a llamar.Un toque en la puerta de su oficina le hizo salir de sus pensamientos. Levantó la vista al mismo tiempo que su hermano ingresaba. —Ya me voy —informó Valen
Leer más
Capítulo 1
Los segundos fueron pasando y Leonardo permaneció inmóvil. Después de un intenso debate interno, dio el primer paso en dirección a la persona y a ese le siguieron otros. No importaba lo que quisiera, jamás se sentiría bien consigo mismo si se iba sin asegurarse que la persona estaba bien.Al inicio caminó lento, pero luego aceleró el paso. No es como si pudiera mojarse más, pero cuanto más tiempo permaneciera bajo la intensa lluvia, la probabilidad de terminar enfermo se iría haciendo más grande.Conforme estaba más cerca, se preguntó si no estaba teniendo alguna alucinación inducida por el frío y el cansancio. Después de todo, nadie sería tan loco para salir a la intemperie con ese clima. Nadie a parte de él. Aunque en su caso fue más por necesidad.La lluvia hace tiempo había penetrado su ropa, si tan solo hubiera cogido un paraguas no estaría así.Cuando llegó hasta donde estaba la que ahora tenía seguridad era una mujer, ella no se movió. La reacción
Leer más
Capítulo 2
Leonardo llevó a su amigo, Lorenzo, directo a la habitación de huéspedes. En el camino le dio un resumen de lo sucedido. Si su amigo se sorprendió de que había llevado a una completa extraña a su casa, no lo mostró. Ni siquiera le preguntó el por qué no la había llevado a un hospital.Ambos entraron a la habitación y Lorenzo colocó sus cosas a los pies de la cama antes de comenzar a evaluarla. Pero cuando estaba por comenzar lo miró y alzó una ceja interrogante.—¿Piensas quedarte así? Deberías cambiarte si no quieres terminar enfermo.Leonardo lo miró extrañado, a un principio sin saber a qué se refería. Luego se miró de pies a cabeza y cayó en cuenta de que aún estaba con el torso desnudo y el pantalón húmedo. Había estado más pendiente en ayudar a la mujer
Leer más
Capítulo 3
La muchacha seguía durmiendo cuando Leonardo se fue a su habitación a tomar una ducha. Todos sus músculos estaban agarrotados por haber dormido en el sillón. Esperaba no tener que dormir en el mismo lugar ese día con una vez había sido más que suficiente.  En el baño espero que el agua entibiara un poco y luego se metió debajo de la chorrera. El agua se deslizó por todo su cuerpo relajando su cuerpo. Leonardo tuvo que ducharse rápido. Aunque le hubiera gustado tomarse un poco más de tiempo tenía miedo de que la muchacha despertara.Al apagar la ducha, estiró su brazo y cogió una toalla para envolverlo en su cintura. Se acercó al espejo y vio el cansancio reflejado en sus ojos. Un bostezo se le escapó de la boca y se sintió tan tentado de recostarse a su cama. Se había dormido cerca de las cinco de la mañana y las casi tres ho
Leer más
Capítulo 4
Natalia vio a Leonardo salir de la habitación después de dejarla sobre la cama. Todo parecía aún muy confuso en su mente. No quería estar allí, pero tampoco sabía a donde ir. —Esto es un desastre —murmuró. Su vista vagó por la habitación en la que se encontraba. Era muy bonita y estaba amueblada por completo. Ella se sentía fuera de lugar allí, como si no perteneciera. Nunca había estado en una habitación parecida. Su actual vivienda era un departamento minúsculo que fácilmente podía caber en esa habitación. Siempre había soñado con tener un lugar propio y que fuera la mitad de hermoso que ese lugar. Maurizio le había dicho que con el dinero que ambos estaban juntando pronto se comprarían una casa. Pero ahora ni siquiera estaba segura de sí todavía le quedaba algo de dinero. Seguro eso también había sido una mentira. Tan solo el pensar en él la hizo sentir mal de nuevo. Quería poder gritar toda la frustración que sentía. Se preguntó cómo había sido ta
Leer más
Capítulo 5
Leonardo caminó hasta ella con una bandeja en las manos. Natalia lo miró esperando descifrar que pasaba por su mente. Él mantuvo la misma expresión en todo momento. No parecía molesto, pero tampoco contento.—Traje el desayuno —informó él.—Yo... —Natalia se recordó ser más amable esta vez—. Gracias.Se acomodó mejor en la cama y Leonardo puso la bandeja sobre sus piernas, luego se sentó hacia los pies con la mirada puesta en ella.—¿Cómo te sientes? —preguntó él. No detectó ninguna emoción en su voz.No recordaba la última vez que alguien le había preguntado por su bienestar, así como era la primera vez en mucho tiempo que se tomaba un tiempo para pensar cómo se sentía.  Había tantas respuestas posibles. Se sentía insignificante
Leer más
Capítulo 6
Leonardo caminó por el pasillo dejando a Natalia con Lorenzo. Por la mirada que su amigo le había dado, sabía que había algo que él tenía que averiguar.Caminó hasta la sala y se sentó a continuar con lo que estaba haciendo antes de que Lorenzo llegará. Aunque no había ido a su empresa, no podía dejar de lado todo el trabajo que tenía. Había optado a trabajar allí por si Natalia lo necesitaba, desde su oficina sería imposible escucharla.El tiempo transcurrió y Leonardo estaba sumergido en los documentos cuando escuchó a alguien acercarse. Lorenzo apareció poco después. Él tenía la misma apariencia tranquila y relajada de siempre.—Ella está bien —dijo su amigo antes de que preguntara algo—. Tuvo bastante suerte, pudo haber cogido un resfriado como mínimo.—¿Entonces
Leer más
Capítulo 7
—¿Eso es todo? —preguntó Leonardo mientras le recibía la maleta mediana que Natalia había traído de su cuarto. Se aseguró de que su voz se mantuviera neutra, no quería que ella pensara que la estaba juzgando.—Sí. La habitación venia amueblada y traté de no acumularme de cosas que luego no iba a poder llevarme —explicó Natalia—. Además con todas esas bolsas allí atrás tengo más que suficiente —dijo ella haciendo referencia a la ropa que habían comprado.Después de almorzar la había llevado a un centro comercial para que comprara su ropa. Ella había hecho una mueca cada vez que una prenda se sumaba a toda la ropa que ya habían elegido.No le había pasado desapercibido que al salir del centro comercial, Natalia casi parecía aliviada.  Leonardo acomodó la maleta en el asiento de atrás junto con las demás bolsas. Natalia mientras tanto se acomodó en el asiento del copiloto. Él rodeo el carro y se subió, al poco rato estaban en la autopista rumbo a su depart
Leer más
Capítulo 8
Apenas Leonardo salió del departamento, Natalia se dejó caer en una de las bancas. Aunque trataba de fingir que todo estaba más que bien, en realidad sentía que todo era un desastre. Tal vez lo único bueno que le estaba pasando en ese momento era haber conocido a Leonardo. Sin el trabajo que él le había ofrecido las cosas serían mucho peor.Se llevó una mano al vientre, el lugar donde estaba creciendo su bebé. Todavía se sentía en un sueño. Aún estaba tratando de aceptar su nuevo estado y que de allí en adelante todo lo que se vendrían serían cambios. En algún momento había pensado en tener un hijo, pero no era esa la situación en la que se lo había imaginado.Debía decirle a Maurizio. No era porque el desgraciado se mereciera saberlo, pero parecía la decisión correcta.La desesperación qui
Leer más
Capítulo 9
—¿Entonces ya me piensas contar porque no viniste ayer? —preguntó Valentino.Él había entrado a su oficina sin molestarse en preguntarle si podía hacerlo y luego se había sentado frente a él.Leonardo levantó su mano y miró la hora en su reloj.—Aguantaste bastante —dijo.—Te estaba dando tu tiempo. Creí que me lo dirías sin necesidad de tener que sacártelo. Pero ya me di cuenta que eso no va pasar.—Creí que me dejarías en paz.—Ni una oportunidad de que eso suceda. Ahora dime lo que pasó.—La noche anterior al día de ayer tuve un incidente con mi coche. La llanta se pinchó mientras regresaba a mi departamento. Estaba lloviendo a cantaros y me baje a arreglarla…—Te dije que iba a llover —interrumpió su hermano—. Debiste irte cuand
Leer más