Anna y El Pasado

Anna y El PasadoES

kesii87  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
38Capítulos
1.3Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

"Ana Álvarez es una mujer olvidada, una mujer que tiene un peligroso pasado que ocultar, una tragedia que olvidar, una culpa que cargar. Por esta razón se marcha lejos, a un lugar para olvidar. Casi ha perdido toda esperanza de ser perdonada, de que su corazón pueda ser salvado, pero entonces, ocurre, un gesto amable y desinteresado que podría cambiarlo todo. ¿Podrá ella dejarlo todo atrás? ¿podrá dejar atrás el pasado y abrir los brazos hacia el amor? ¿y TaeSang, descubrirá su más oscuro secreto?" Todo esto y mucho más en una bonita historia, donde el amor, el odio, las mentiras y el dolor son los protagonistas.

Leer más
Anna y El Pasado Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
38 chapters
CAPÍTULO 1 – Una gran ciudad
 Las chicharras chillaban con insistencia sobre los árboles del parque. Hacía un calor terrible, una sofocante humedad cálida, de esas que son características en Seúl, la ciudad donde vivía.Se acercaba el verano, los días estaban siendo mucho más largos, y el calor era insoportable en aquellos días.Sentada sobre uno de los bancos, admiraba una enorme pluma de paloma que había sobre la madera, junto a mí.Me levanté mientras acomodaba mi cabello hacia un lado y guardaba la pluma en uno de los bolsillos del pantalón de mi uniforme. Miré hacia la cafetería donde trabajaba, percatándome de que algunos clientes entraban en el lugar.Corrí hasta ellos sintiendo la suave brisa sobre mi rostro, mientras mi cabello se ondeaba tras de mí.El lugar donde trabajaba era una cafetería americana. Era curioso, pues ent
Leer más
CAPÍTULO 2 – Como un día cualquiera.
 Me levanté del sillón con desgana. Ya había desayunado, me había aseado y vestido con un agradable vestido que me había comprado la semana anterior.Caminé sin demasiado ánimo hacia el recibidor, percatándome de la hora, como siempre demasiado temprano, pero así debía serlo, ya que debía ir al trabajo en bicicleta, mi otro amado medio de transporte. Aquella semana la señora me había prestado una para que la usase, en vez de ir caminando, y no me parecía mala idea la verdad, era mucho más rápido que ir caminando y me agradaba sentir el aire en mi rostro cuando conducía sobre ella a gran velocidad.Miré hacia el espejo y me percaté de que mi cabello estaba demasiado sucio, debía haberlo lavado en vez de haber gastado ese tiempo en depilarme las piernas, podría haber usado un pantalón vaquero o cualquier ot
Leer más
CAPÍTULO 3 – Elegancia.
 La señora se fue demasiado pronto, antes de que pudiese creer si quiera aquella locura a la que me enfrentaba: Encargada, ahora era encargada de aquella tienda.Me bajé del auto (no me malinterpretéis, no era mío, era de la señora, que me lo había dejado como el resto de cosas del negocio) y caminé con desgana hacia la tienda, odiaba tener responsabilidades, una de las razones por las que huí de España era esa, esa y muchas otras la verdad, y odiaba que alguien confiase en mí de aquella forma, aquello no traería nada bueno, sin lugar a dudas en algún momento del camino la defraudaría.Dejé el bolso sobre la barra mientras encendía las luces del local, volví a agarrar el bolso y caminé cabizbaja y a paso ligero hacia el despacho de la señora. Había un montón de papeles sobre el escritorio, los mismos que había d
Leer más
CAPÍTULO 4 – Un día diferente.
 Aquel día no tenía nada importante que hacer, sentada sobre una de las mesas de la tienda miraba a la gente pasar por la ventana.Ya había terminado de ordenar toda la documentación que la señora me había dejado, había elegido a los nuevos empleados, y todo parecía estar en calma aquel día, no había nada que hacer.Me puse mis gafas y caminé hacia el mostrador donde Sara les explicaba a los nuevos las tareas de la tienda. Todos miraron hacia mí al verme aparecer, en espera de respuestas.Creo que es una buena idea hacer algo diferente un día, es decir, un día a la semana servir sólo productos de España. Por ejemplo podríamos servir Torrijas.Es una buena idea – reconocía Sara - ¿crees que podrías encontrar los ingredientes?Claro que sí, iré a buscarlos.Me q
Leer más
CAPÍTULO 5 – Huyendo.
 Mantenía los ojos cerrados, sobre aquella reconfortable almohada me sentía a salvo. Podía escuchar el abundante tráfico que provenía de la ventana, era obvio que había amanecido hacía ya algunas horas. Pero me sentía tan bien en aquel lugar.El olor que impregnaba la habitación era suave y agradable, olía a limpio y a jazmín.Abrí los ojos para enfrentarme al día, pues, aunque era mi día libre, tenía que recoger la casa. Esperaba encontrar miles de latas de cerveza y otras tantas botellas de soju por el suelo. Pero quedé totalmente desorientada al percatarme de que no había nada de lo que había esperado, el suelo estaba limpio, olía a comida recién hecha y… pronto me percaté de que no reconocía aquella habitación, aquel lugar no era mi casa.Salí de la cama bastante más
Leer más
CAPÍTULO 6 – Acosada
 Caminaba por la calle de regreso a casa, atravesando las calles, cuando me percaté de que alguien me seguía.Aligeré la marcha, me metí por una calle y me detuve en la esquina, pegándome lo más que pude a la pared, echando en falta mi calibre del 47. Era la primera vez en dos años en la que me sentía asustada.Podía escuchar los pasos de mi acosador, estaba cada vez más cerca, y yo cada vez más nerviosa, pero no dejaría que el miedo nublase mi vista, esta vez no.Tan pronto como fui descubierta, me abalancé sobre aquella persona y lo apreté contra la pared con una de esas llaves que me enseñaron en la academia.AnaShi – me llamó, haciendo que prestase atención a su rostro, sabía que era ese apuesto cliente.– Veo que sabe defenderse… - comenzó con las manos en alto, intentando que lo sol
Leer más
CAPÍTULO 7 – Día B
 Aquella mañana salí tarde de casa, volvía a ser mi día libre y quería remolonear en la cama un poco más. Había pasado una semana desde aquella cena.Bajé calle abajo, admirando el hermoso sol, y el destello tan hermoso que irradiaba sobre mis cabellos castaños. Sonreí por primera vez en meses, mientras me dirigía al pequeño parque de niños que se hallaba detrás de las casas, me apetecía mucho desconectar y aquel era mi lugar favorito.Observé a algunos niños sobre el tobogán mientras levantaba mis brazos para estirarme y agarrar los barrotes de mi atracción favorita, doblé las rodillas, colgándome de mis manos, dejando caer la cabeza hacia atrás, cerrando los ojos, sintiendo el sol sobre mis párpados. Desde aquel punto podía escuchar las risas de los niños, el canto de los páj
Leer más
CAPÍTULO 8 – Acercamiento.
 Algunas semanas habían pasado, no había vuelto a verle.La señora había cerrado por vacaciones y se había marchado a Busan a visitar a su buen amigo, el señor Miyagui. Así que ahora me aburría mucho, no tenía nada en lo que distraer mi mente y aquello era muy frustrante.Caminaba por un centro comercial mientras miles de personas lo hacían a mi lado. Y entonces me percaté de que algo no estaba bien, miré hacia arriba y luego hacia el frente, a escasos pasos de mí una niña de apenas unos 5 años me miraba, justo como aquellos niños de Irak solían hacerlo, ajenos al peligro que corrían.Corrí hacia la niña, antes de que la lámpara que había sobre ella se desprendiera y la aplastase. En cualquier otro momento de mi vida no me habría importado, que otro niño más fuese derribado, pe
Leer más
CAPÍTULO 9 – un policía
Aquella noche hacía frío, era un frío que se expandía por cada poro de mi cuerpo, y podía sentirlo, aunque más que frío era un escalofrío lo que sentía por mi nuca.No podía ver nada, por más que abría los ojos intentando encontrar alguna luz en aquella oscuridad no podía encontrar nada. Estaba cansada de caminar en aquella tenebrosa penumbra y el no poder visualizar nada no calmaba mi corazón, al contrario tan sólo me traía temor y miedo.Había algo distinto aquella vez, podía sentirlo, no era como el resto de las veces en las que me había encontrado en aquel punto. Podía sentir la presencia de alguien más y eso me aterraba…Se lo que hiciste – comenzó una voz tras de mí, haciendo que me diese la vuelta y la luz volviese. Era él, él ún
Leer más
CAPÍTULO 10 – Las confianzas no son buenas
 Habían pasado 3 semanas desde la última vez que le había visto, le evitaba, ni siquiera le atendía, siempre que venía a la tienda fingía que me hacía pis y me encerraba en el baño hasta que se marchaba.Sabía que no debía acercarme a él, que era demasiado peligroso para mí.Aquel día era tarde, hacía un día terrible, llovía a cántaros y hacía un calor horrible. La señora y Sara se marcharon a casa temprano y me tocaba a mí cerrar.Coloqué el cartel de cerrado, mientras recogía las mesas y las sillas, y pasaba la mopa para recoger algunas pelusas.La puerta se abrió de golpe y miré asustada hacia ella, pues no esperaba que nadie entrase después de que el cartel estuviese colocado.Se trataba de él, estaba calado hasta los huesos y tenía los ojos llor
Leer más