Saint Amour

Saint Amour ES

Lyon  En proceso
goodnovel16goodnovel
9.7
Reseñas insuficientes
65Capítulos
14.6Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

"Eres mi esposa Nefertiti, te guste o no, este es mi papel ahora en tu vida y me incluirás como tal. El pequeño Júpiter será tuyo como mío y tienes que metértelo en esa cabecita dura que tienes. Enamórate de mi señora Saint Amour y se mía para siempre." ¿Tiene idea de lo que significan esas palabras? ¿Acaso sabe los problemas que este matrimonio traerá? Su mirada azul me descoloca, este hombre me ha hecho cometer uno de los errores más grandes de mi vida y no puedo alejarme, por más que quiera me ha seducido de una forma que jamás lo hubiera imaginado. Demetrio Saint Amour ha entrado en mi vida de una forma que me hace odiarle pero sus caricias, sus besos, su peculiar forma de querer controlar todo a su alrededor me está volviendo loca. Me alejo pero él se acerca, me escondo pero él me encuentra. Me seduce, me atrae y me provoca, Demetrio Saint Amour me enamora en todos los sentidos pero no puedo ceder a sus provocaciones, no dejare que me domine y mucho menos que se entrometa en mi vida y mucho menos con mi pequeño hijo.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
65 chapters
Sinopsis
Demetrio Saint Amour es el actual dueño de los mejores casinos en Las Vegas y su país natal Mónaco. Un hombre de treinta y cuatro años con un imperio asombroso es la atracción masculina para cualquier mujer; poderoso, millonario, una excelente reputación, y es un profesional que jamas ha perdido un negocio... o por lo menos no hasta ese momento. Un negocio millonario podría irse a la borda si no consigue a la mejor arquitecta de toda Europa para que se encargue del diseño y construcción de un casino moderno, para no perder millones necesita a quien hasta el momento es la sensación en el mundo del diseño arquitectónico y la mujer que muchos empresarios quieren como su diseñador personal.Nefertiti Lüneburg es la arquitecta estrella con tan solo veinticuatro años de edad, una
Leer más
Capítulo 1
No se trataba de esto.    No se trataba de aquello.    No se trataba de perder mi valioso tiempo aquí.    No... por supuesto que no.    No se trataba de venir a Alemania y quedarme estancada en el aeropuerto porque a mi responsable y adorado hermano se le olvido recogerme en el aeropuerto a sabiendas de que soy la persona más tímida del mundo. No puedo hablar con nadie porque me ruborizo y eso ya lo hace un problema ¡Los hombres piensan que estoy coqueteando con ellos!    Camino por los pasillos con el nerviosismo matándome, no es que le tenga miedo a la gente pero mi hermano sabe bien que no es la mejor época para mí y mi soledad. Maldición. V
Leer más
Capítulo 2
En cuanto llegamos a mi casa Pepe está nervioso viendo de un lado a otro, le miro con interés pero se encoge de hombros cada vez que intento sacarle algo de información. Saco las llaves de mi mochila y abro la puerta, sé que bastaba con tocar pero quiero evitarle el problema a la servidumbre... o peor, avisar a mi hermano de mi llegada.  Entramos y todo es silencio, no se escucha ni un alma y eso me da indicio de que algo va mal. He pasado lejos de casa alrededor de ocho meses y aunque todo se ve igual sé que algo va mal, sé que algo val y en cuanto doy un paso para subir las escaleras lo corroboro.  —Nef deberíamos de esperar a que Horus nos diga que podemos pasar... —me toca el brazo y yo le vuelvo a ver.  —Pepe
Leer más
Capítulo 3
La canción Bedroom Floor me acompaña en mi viaje al centro de Berlín. Me reuniré con Pierce Ewet, mi abogado, quien hace dos días aterrizó en Berlín para aligerar el proceso de nacionalidad para mi hijo, no puedo darle a mi hijo la nacionalidad egipcia por el momento pero con la alemana basta para traerlo y que viva conmigo; me encantaría vivir con él en Corea pero no puedo hacerlo debido a mi trabajo y por supuesto, a Horus.  Agh. Vaya problemas que el cabezota de mi hermano mayor va a darme; no me importa de todas maneras. Todo esto es por mi hijo, Júpiter es todo lo que adoro en este momento y haría cualquier cosa por él. Horus aceptara a mi pequeño en cuanto se dé la oportunidad de conocerlo, de ver lo lindo e indefenso que es mi precioso niño.  Leer más
Capítulo 4
Estaciono la camioneta en un spot libre y amplio frente a un hotel con el nombre SAINT AMOUR en la fachada, el edificio es un mero lujo y me recuerda a algo, me parece un edifico conocido se parece a un edificio que yo diseñe pero... mmmm. No, no puede ser.  En fin, sinceramente no conocía este lugar e imagino que se debe a mis constantes cambios de domicilio, he estado un largo tiempo en Corea así que imagino y fue construido en ese tiempo. Pero insisto que me parece conocido.  Cuando me acerco al lugar uno de los vigilantes me sorprende diciendo que el edificio aún se encuentra en construcción y que será inaugurado aproximadamente en un mes, la sorpresa es más cuando veo un camión con el nombre LÜNEBURG estacionado.  
Leer más
Capítulo 5
—¡Como es que has chocado la camioneta otra vez! —grita justo en el momento que me ve entrar a la casa.  Vale. Esto ha sido muy rápido.  —Nefertiti todo el mundo sabe que eres la peor condiciendo y te atreves a llevarte la camioneta nueva. —me riñe y yo me siento sobre el sillón. Prefiero escucharlo y esperar que se calme. —¡Chocaste la camioneta! ¡Mi camioneta! ¡Todos sabemos que las mujeres son las peores conduciendo! ¡No puedo creer que tengas licencia! —sigue diciendo y yo hago una mueca.  ¿Me está diciendo que no se conducir? ¿Qué cómo mujer no tengo derecho a tener licencia?  —A v
Leer más
Capítulo 6
Abro la puerta de la casa y sinceramente, los ojos se me llenan de lágrimas. Horus no tiene idea de lo mucho que amo a Júpiter y aunque se lo repito ni siquiera tiene la bondad de conocerlo, de aceptarlo y respetarlo. Júpiter es un bebé, un pequeñito indefenso que llego a mis manos en el momento adecuado.  Bajo las gradas para salir hasta el jardín que cubre la fachada de la casa, me siento en uno de los escalones y me abrazo las piernas. No quiero llorar pero es inevitable, soy la madre de Júpiter, es verdad que no estuvo en mi vientre pero yo lo quiero como mi propia sangre, es un pequeño tierno. Hermoso.  Me quedo viendo a la nada por largos segundos, finalmente solo me cubro el rostro y gruño con exasperación. Si pudiera hacerlo mataría a Horus por ser un idiota insen
Leer más
Capítulo 7
Salgo casi corriendo del avión para incorporarme a la sala, camino con ansias y no me importa para nada las reñinas que Pierce me viene dando y mucho menos las del vigilante que me pide calma cuando paso a su lado.  ¡¿Cómo podría estar calmada?!  Hemos aterrizado en Seúl, Corea del sur y lo único que quiero es tener a mi hijo en mis brazos y darle muchos besos. Lo he hecho de menos y eso que solo he estado lejos de él unas cuarenta y ocho horas.  —¡Nefertiti espérame! —escucho a Pierce.  Creo que él no ha dominado bien el idioma todavía, en vez de pedir permiso a veces pide otras cosas...Leer más
Capítulo 8
No entiendo.  ¿Qué es lo que dijo?  ¿Qué soy suya? ¿Qué me necesita a su lado?  ¡Yo ni siquiera lo conozco!  Si no hubiese chocado su coche ayer, sino hubiese llegado a mi casa ayer yo quizás jamás lo hubiese conocido. Le he chocado el coche pero nada más, no quiero que este hombre se haga ideas.  Sin siquiera pensarlo, llamo de inmediato a Horus.  El móvil no deja ni dos timbrazos cuando Horus me contesta.  —¿¡Dond
Leer más
Capítulo 9
Me paseo de un lado a otro con Júpiter en mis brazos, mi hijo se abraza a mí como si entendiera que estoy necesitando de tranquilidad.  Mi hijo.  ¡Acaso Horus no puede entender que Júpiter para mí es muy importante!  Es mi hijo, ¡Por el amor de Dios! Júpiter es mi precioso y adorado hijo, y no solo porque ese idiota se le van las copas y apuesta hasta lo que no es de su propiedad, voy a permitir que me separen de él. No voy a regresar a Alemania y mucho menos voy a reunirme con el tal Demetrio Saint Amour, ahora puedo entender a que se refería con sus "eres mía" "te necesito" "quiero verte". No. Ese hombre quizás está obsesionado conmigo, y además ya me conocía en
Leer más