Sometida

Sometida ES

Bre89  En proceso
goodnovel16goodnovel
9.9
Reseñas insuficientes
63Capítulos
76.5Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Nailea es una joven hermosa de ojos grandes, con muchos sueños y aspiraciones, ser ama de casa esta completamente descartado para ella. Vive en una lucha constante con su familia, pues en su cultura no esta bien visto que las mujeres sobresalgan. Tareq es un hombre poderoso, de carácter fuerte, apegado a las reglas y tradiciones, el tiempo de libertad se le ha acabado y debe casarse de inmediato. Reservados todos los derechos. No se permite la reproducción total o parcial de esta obra, ni su incorporación a un sistema informático, ni su transmisión en cualquier forma o por cualquier medio (electrónico, mecánico, fotocopia, grabación u otros) sin autorización previa y por escrito de los titulares del copyright. La infracción de dichos derechos puede constituir un delito contra la propiedad intelectual.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
63 chapters
Capítulo 1. Mi libertad
—¡Estoy tan feliz! —doy saltos de alegría, estoy a punto de alcanzar mi sueño anhelado... Mi libertad. —¡También lo estoy! No puedo creer que mañana vayamos a graduarnos —dice mi mejor amiga y yo no dejo de sonreír, no puedo disimular mi felicidad. —Mi vestido es precioso, lástima que no pudiste acompañarme a comprarlo, ahorré tanto para tenerlo —le digo haciendo pucheros.  —Lo siento, tuve que acompañar a papá al viaje de negocios que te había contado... Me presentó a los socios de la compañía —la miro con envidia, pero de la buena. Cuánto hubiera querido que mi padre fuera así —sabes, me duele y me molesta escucharte decir que tuviste que ahorrar ¡Eres rica! Tu familia lo es y te limitan. —Pero a mí...  —Sé qué a ti no te importa Nailea, pero no es justo —la miro con ternura.  —Miranda, nuestra cultura es así en ese sentido, tristemente es muy injusta cuando las mujeres decidimos independizarnos. —¿Por qué
Leer más
Capítulo 2. Sola
Capítulo 2. SolaPor la mañana hago mis oraciones y le pido a Alá que mi destino no sea cruel. Estos tres días prácticamente no he comido nada y me siento débil, lo único que puedo hacer es leer. De pronto se me ocurre una idea, busco una cuchilla de cortar papel que me ha servido con mis trabajos de universidad, logro romper el cerrojo de la ventana y una esperanza surge en mí. Sin dudarlo salgo deprisa por la ventana, miro la altura y me sostengo de la pared, me sujeto de las enredaderas que me sirven como soporte para bajar, siento que me lastimo las manos, pero no me importa, lo que quiero es salir de aquí. Mis pies tocan en el suelo y la felicidad me invade momentáneamente, aún estoy en peligro de que me descubran, así que debo actuar rápido. Sigilosamente camino hacia la salida donde salen los del servicio de la casa, que está ubicada en la parte de atrás.Observo que la cocina está llena, al parecer tendrán una cena importante, pues hay mucho movimiento.
Leer más
Capítulo 3. Mi desdicha
Capítulo 3. Mi desdichaSiento dolor en mi brazo lo que me hace regresar a la realidad, mi padre me lo está sujetando fuertemente, aunque la manera en que lo hace pareciera que no es así.-. Camina Nailea-. Dice entre dientes, casi sin mover los labios.Me jala sutilmente, obligándome a caminar, salgo del estado de shock en que me encuentro.-. ¡Baba, por favor! -. Susurro suplicando.Todo parece una mezquita, los adornos, las bases, el jardín en sí es una mezquita improvisada ¿Cómo no me di cuenta? La mirada de Tareq cambia completamente cuando me acerco, no es intensa, es más bien cálida, pero cuando ve a mi padre se vuelve rabiosa, como si quisiera destruirlo. Me da escalofríos, estamos uno a la par del otro, pero no nos tocamos.Mi tío sigue con sus palabras, es la primera azora del Corán. Me parece estar en una terrible pesadilla, donde yo no puedo hablar, ni moverme, quiero gritar y mi voz no me sale. Mi alma llora clamando por una libertad que
Leer más
Capítulo 4. Prueba de consumación
Capítulo 4. Prueba de consumaciónTareq ha entrado al estudio, me ha dicho que puedo bañarme y cambiarme con toda tranquilidad, que estará atendiendo una llamada de negocios muy importante. Yo no tengo idea de dónde está mi ropa, ni siquiera conozco la recámara, pero prefiero no molestarlo más y recorro sola el apartamento, aunque la verdad parece una casa. Abro la primera puerta a la derecha, enciendo la luz y veo una elegante habitación, abro la puerta del enorme armario y no hay nada de ropa, apago la luz y cierro.La siguiente puerta es otra habitación, pero es el doble que la anterior, creo que es la habitación principal, tiene una salida independiente y de aquí también se aprecia el hermoso jardín. Abro la puerta que creo que es la del baño, pero no es así, es un impresionante closet con mucha ropa de mujer, paso mi mano tocando las telas y me asombro al ver que toda la ropa es de mi talla, tomo ropa cómoda para dormir. Hay muchos pares de zapatos hermosos, tambi
Leer más
Capítulo 5. Mi esposa
Capítulo 5. Mi esposaTareq está muy serio, tiene la mirada fija en su madre y ella me ve a mí con rabia. No sé qué pude haber hecho para ganarme su enojo, ni siquiera hemos convivido, no me conoce. Nunca suelo juzgar a las personas, aun cuándo a mis ojos actuaban mal, trato de pensar en lo que tuvieron que pasar para llegar a ser lo que son. Tal vez por eso no odio a mi tío, pese a los maltratos que me dió.-. Naliea, ven-. Tareq extiende su mano, su voz es suave, pero tengo miedo, él achica sus ojos como si leyera mis pensamientos -. No tengas miedo, no voy a lastimarte-. Camino despacio hasta tomar su mano. Siento su calidez, con su pulgar frota el dorso de mi mano y me tranquiliza. -. Hijo, escucha, tienes que saber que si actué así fue porque...-. -. Ahora no madre...-. Suspira-. Hablaré contigo después-. Se gira para que nos vayamos.-. ¡Pero Tareq! Debes de escucharme a mi primero-. Le exige, él se detiene.-. Mad
Leer más
Capítulo 6. Dulce princesa
Veo a Mirah sin comprender los reclamos de Lila, yo no quería casarme, si antes de mi graduación me hubiesen dicho que esta sería mi vida una semana después, jamás lo habría creído. -. Lila, ella no tiene la culpa, fue decisión de mi hermano-. Mirah se pone de pie frente a ella. -. ¡Ella se le metió por los ojos! ¡Alá tenga misericordia de ti! -. Me señala-. Arruinaste un amor de años, un amor puro, un amor de niños que fue creciendo...-. Su labio inferior tiembla. -. Lila, yo lo lamento. Las cosas no fueron como tú te las imaginas, yo...-. Intento decirle.-. ¡Cállate! Alá es testigo de tu maldad, pero las cosas no van a quedarse así-. Sentencia. Unos pasos hacen que giremos nuestras cabezas hacia la entrada, un hombre entra con dos maletas, al ver su rostro lo recuerdo del día que me escapé de casa, es el hombre de túnica blanca. -. ¡Akram! ¡Qué alegría! -. Camina Mirah hasta él y le da un abrazo -. Bienvenido
Leer más
Capítulo 7. Mi Rohi
Capítulo 7. Mi RohiMe remuevo en la silla ante su mirada y su silencio, mis manos comienzan a sudar, subo y bajo mi mirada, él aún no dice nada. No sé descifrar su reacción, pero la tensión que causa es demasiado para mí, me levanto y salgo corriendo hacía al jardín, no quiero que me grite, no quiero que me abofetee. No sé hacia dónde corro, sólo huyo de él... Unos brazos me atrapan y yo lucho nerviosa. -. ¡Nailea, tranquila! -. Me dice abrazándome, mis lágrimas inundan mis ojos-. ¿Por qué huyes de mí? No voy a hacerte daño ¡Mírame! -. Levanto mi rostro y en sus ojos violetas veo angustia-. ¡Por favor princesa, no llores! -. Sus palabras causan el efecto contrario y me hundo en su pecho, lloro y lloro, apretando mis puños en su saco, siento su mano bajar y subir en mi espalda dándome consuelo. Desde niña me sentí fuera de lugar todo el tiempo, cualquier cosa que decía o hacía estaba mal. Mi padre me castigaba duramente por decir mi opinión u oponerme a
Leer más
Capítulo 8. Me robaste el corazón
Capítulo 8. Me robaste el corazón-. Tareq yo...-. Me pongo de pie, acercándome a su escritorio. -. Tú no tienes la culpa Nailea-. Quiero decirle que lo lamento, que no quiero causarle problemas, pero él levanta su teléfono de escritorio-. Nazir, ven a mi oficina en este instante-. Cuelga furioso, su asistente entra casi corriendo. -. A sus órdenes, señor Falú-. Dice nervioso. -. Manda una carta formal por medio de nuestro correo institucional donde pondrás que Falú Tareq ha roto lazos laborales con Grupo GEN, por lo cual pone a la venta el 15% de sus acciones pertenecientes a FaluCorporation -. Yo siento que me va dar un infarto y creo que ha causado la misma reacción en su asistente. -. ¡Tareq! No tienes por qué hacer eso-. Él me mira y luego ve a su asistente indicándole con un gesto que es todo y que puede retirarse, enseguida sale de la oficina. -. ¡Claro que tengo que hacerlo! Nadie viene a mi empresa a faltar
Leer más
Capítulo 9. No estás sola
Capítulo 9. No estás sola.Cada bocanada de aire que respiro me cuesta tanto, siento que llevé mi cuerpo al límite. Sonya está encima mío, tomé su mano justo a tiempo, no sé cómo logré tomarla con tanta fuerza, que me cayó encima. -. ¡Lo lamento! ¡Lo lamento! -. Llora desesperada en mis brazos-. ¡Por favor, no le digas a Tareq!-. ¡Todo está bien Sonya !-. La abrazo con fuerza que temo lastimarla. -. ¡Alá, yo no quería hacerlo! -. Me parte el corazón sentir su angustia.-. Te prometo que estaré aquí para ti, no estás sola-. Ella me abraza más fuerte y su llanto comienza a calmarse. Estamos así unos minutos, ella se separa y levanta su rostro. -. ¿Crees que el bebé esté bien? -. Pregunta preocupada y yo sonrío. -. Estoy segura que está perfecto-. Sonya dibuja en su rostro una ligera sonrisa. -. ¡Por favor no le cuentes a nadie! -. Me suplica. -. No lo haré, solo si me prome
Leer más
Capítulo 10. Halima
Capítulo 10. HalimaTodos están a punto de sentarse a cenar, me quedo parada atrás de Tareq, no pude detenerlo. Su madre y Lila sonríen al verlo. -. ¡Hijo! Qué bueno que cenarás con nosotros -. Dice la señora Fátima. -. ¡Lila, ven aquí! -. Ella se asusta ante la orden de Tareq. Un silencio invade la sala, la madre de Tareq no entiende qué pasa, Mirah pone su mano en el pecho, Sonya gesticula un "¿Qué sucede?" mirándome, la madre de Lila y Badra la otra hermana de Tareq miran a Lila cuestionándola. Lila se mueve muy lentamente, hasta quedar frente a él. -. ¿Tú fuiste capaz de golpear a mi esposa? -. Sonidos de exclamación llenan la sala. -. ¡Hijo! ¿Cómo puedes creer eso de Lila? -. Intenta defenderla la señora Fátima. Tareq le dedica una gélida mirada a su madre que hace que guarde silencio. -. Tareq, las cosas no fueron así-. Responde, muy nerviosa. -. Explícame, ¿Cómo fueron? -. Lila agach
Leer más