UNA MUJER EXCEPCIONAL (Serie Nuevos Amores. Libro 3)

UNA MUJER EXCEPCIONAL (Serie Nuevos Amores. Libro 3)ES

Jeda Clavo  Completo
goodnovel16goodnovel
9.8
Reseñas insuficientes
29Capítulos
30.7Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Angello es un hombre quien fue herido en el pasado, desde la muerte de su esposa se convirtió en un hombre frío inclemente y controlador, con una hija adolescente a quien ha criado bajo unas estrictas normas de comportamiento, por otra parte, Martina es una mujer segura de sí misma, independiente, profesional exitosa, quien es ferviente creyente de la igualdad, no tolera las injusticias y no cree en el amor, porque piensa que ningún hombre merece sacrificar su libertad ¿Lograrán estas almas solitarias unir sus vidas? ¿Podrá Angello cambiar su forma de pensar al encontrar una mujer excepcional? Todos los derechos reservados. Registrado en Safe Creative bajo el número 2001052802718

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
29 chapters
CAPÍTULO 1. ENCUENTRO INESPERADO
Martina terminaba de darse sus últimos retoques en el espejo, se había colocado un vestido tipo straples, corte sirena, blanco con blonda roja, que resaltaba sus espectaculares curvas, su cabello negro recogido en una cola de caballo, zarcillos largos, zapatos rojos de tacón de aguja altos que no se observaban por cuanto el largo del vestido los cubría y maquillada con labial rojo, y sus ojos bien delineados con sombras y rímel. El reflejo que le dio el espejo le agradaba en demasía, no pudo dejar de esbozar una radiante sonrisa.Estaba muy contenta porque después de unas semanas de arduo trabajo, por fin se había decidido a tomar unos días libres y precisamente ese día, había sido invitada a celebrar la fiesta de fin de año con los Ferrari Estrada. Su amiga Anabella le había ofrecido que una limusina con chofer fuese por ella, pero no aceptó. Sie
Leer más
CAPÍTULO 2. ENFRENTADOS
La actitud beligerante de Angello, fue apaciguada por Sebastián —. Ella es la doctora Martina Landaeta, es la mejor ginecobstetra de toda Europa y recientemente se ha especializado en oncología médica, es una de las mejores profesionales en su ramo.Martina solo miraba con burla al hombre quien de una vez no dejó de expresar su incomodidad—Pensé cuando me indicaste el nombre del médico que era un hombre, no creo que sea la mejor, lo que es cierto, es que es una mala conductora que por poco no destruye mi Ferrari, dándose a la fuga como una delincuente y por lo cual activé a mi equipo de abogados para que interpusieran una demanda.—¡Por Dios Sebastián! De verdad que no entiendo ¿Cómo puedes ser amigo de un asqueroso machista, patán y troglodita como este? —Expresó totalmente enojada.—¿Y yo no sé cómo Sebastián permite que una grosera, atorrante, creída sea amiga de su esposa e hija? Yo la tendría bien lejos para que no las contamine
Leer más
CAPÍTULO 3. RECUERDOS DOLOROSOS
Martina bailaba al ritmo de la música entre decenas de parejas que disfrutaban la fiesta de fin de año, amenizada por un excelente grupo musical italiano, las bebidas y bandejas de comidas corrían por el amplio salón, deleitando a los presentes por la exquisitez y calidad de lo ofrecido, entre muchos, ataditos de foiegras e higos, pisto de verduras con queso de cabra, crema de foie con manzana y jamón de pato, corazones de flan gruyére, brochetas de pollo, aguacates rellenos con huevos poché y un sinfín de platos que complacían el paladar de los presentes y la respectiva “Cenone di San Silvestro”, con el cotechino, carne de cerdo molida y sazonada, la cual se cocina con lentejas y que de acuerdo a la tradición italiana trae abundancia y suerte, y por supuesto el impelable pannetone.Faltando cinco minutos para las doce, todos los presentes se encontraban reunidos con su spumante para brindar, copas contentivas con champagne francés rodaban entre to
Leer más
CAPÍTULO 4. ¡ALÉJATE DE MI HIJO!
Angello, se despertó con un gran dolor de cabeza, se había tomado dos botellas y aún se sentía mareado. Sin embargo, se levantó, se tomó un par de analgésico, se colocó solo un jean porque siempre dormía en Bóxer, se dirigió a la sala de seguridad que poseía en su casa, tenía por costumbre revisar diariamente en horas de la mañana las cámaras de vigilancia, sobre todos la del exterior, aunque poseía cámara IP, que le permitía una conexión a una red informática conectada a internet a través de Wifi y verlas en su Smartphone o en su laptop, él se había acostumbrado a revisarlas en esa sala, incluso lo hacía junto con los miembros de su equipo de seguridad, porque cuando estos se equivocaban o no reportaban alguna novedad, los despedía en el mismo instante, sin contemplaciones.Leer más
CAPÍTULO 5. ¿SE COMIENZA A DERRETIR EL ICEBERG?
Cuando llegaron Anabella, Gálata y Martina a la casa de la familia Casiragui, la señora Marcela les abrió la puerta —Buenas tardes señora Marcela, venimos a visitar a Paula. —Si, señoras pasen adelante, suban al primer piso donde está su habitación, el señor Angello está preocupado, nunca lo había visto así, aunque la niña nunca se había enfermado, siempre ha sido sana—manifestó Marcela con preocupación. Subieron a la habitación y al entrar pudieron observar que Angello estaba sentado en la cama de Paula, mientras la cabeza de ella reposaba en sus piernas y él ponía pañitos húmedos en su frente, su cara de preocupación era evidente, esta
Leer más
CAPÍTULO 6. ESCAPE
Martina entró a la habitación de Paula, la esperaban Gálata y Anabella mientras la chica se mantenía con los ojos cerrados. Anabella se le acercó y en un susurró le preguntó —¿Qué piensas hacer? ¿Te vas o te quedas? —No lo sé, estoy dividida, quiero quedarme con ella, pero a la vez no quiero estar cerca del odioso y amargado de Angello. —Ella se siente sola, es una chica solitaria, me da dolor verla tan vulnerable y triste—Manifestó Anabella. —A mí también, pero he tenido un gran enfrentamiento con su padre, no sé si cuando me vea me saca de su casa a patadas—comentó Martina con una mueca. Anabella soltó la risa—Te digo la verdad, ¡No lo creo! Pienso que Angell
Leer más
CAPÍTULO 7. ¡CÁLZATE MIS ZAPATOS!
Su cara era una máscara de frialdad, y su voz no suavizaba mucho su expresión, se acercó el closet a colocarse un bóxer, un pantalón y una camisa—Mi hija escapó y en vez de darme la noticia, vienes a mi habitación a seducirme. Ante sus palabras el enfado envolvió a Martina, se le acercó beligerantemente y levantó su dedo medio mientras se lo mostraba—En verdad que contigo no hay que firmar tratado de paz, tú fuiste quien me besó y empezó a acariciarme y a calentarme, así que no me quieras venir a culpar de tus bajos instintos, hazme el favor y asume tu responsabilidad como un varón. Y si tanto te importa tu hija deja de pelear y te abocas a buscarla—concluyó dirigiéndose a la puerta de salida. Leer más
CAPÍTULO 8. ¿UN ASESINO O UNA MENTIRA?
Martina se dio cuenta de que Angello estaba como en especie de un trance, le causó mucho dolor ver a ese hombre que siempre andaba con su prepotencia, desmoronado llorando, de inmediato lo abrazó, mientras lo consolaba pasando su mano e la espalda, y comenzó hablarle al oído —Ya Angello. No tengas miedo. ¡Ya pasó! Todo está bien. Tranquilo. Así lo fue tranquilizando poco a poco hasta que luego de unos momentos, había logrado calmarlo.Cuando pasó el episodio, y Angello pudo reaccionar, estaba totalmente apenado y en voz queda pronunció—Lo lamento. Discúlpame.Lo observó, sin embargo, él le evadía la mirada, lo tomó de la mejilla y con la otra mano lo acariciaba —¿Quién te causó tanto daño Angello? —le preguntó con dulzura.

Leer más

CAPÍTULO 9. CONFESIONES TORMENTOSAS
Angello y Martina llegaron a la mansión Casiragui, entró a su despacho acompañado por ella, enseguida le empezó a explicar cómo lo rastreaba, mientras ella lo escuchaba atentamente.—Mira ya lo localicé—pronunció feliz—está en la zona de Testaccio, a orillas del Río Tiber—marcó un celular y dio las instrucciones para que fueran saliendo hacía allá. Ven Martina vamos por ella— le dijo con una sonrisa, estaba feliz de haber encontrado el lugar donde estaba su hija. Tomó a Martina de la mano, pero le provocó tanto besarla, que sin dudarlo, la acercó a su cuerpo y unió sus labios. Enseguida el deseo inundó sus sentidos, se entregaron a ese beso sin reservas, cada segundo que transcurría lo fue haciendo más exigente, mientras se abría paso en la boca de Martina, unieron sus lenguas, y comenzaron a danzar al ritmo que la pasión les marcaba, ella le sabía a dulce, a gloria. Sintieron sus cuerpos sumirse en una profunda pasión, dejó su boca y comenzó a recorrer su cuel
Leer más
CAPÍTULO 10. INFLUENCIADA
Angello salió de la habitación y se dirigió a su despacho, a pesar de que esa parte de su vida le hacía daño recordarla, se sentía aliviado, nunca antes había podido contarle a nadie esa verdad que le oprimía el pecho y lo hacía tan infeliz, hasta ese momento que se lo había confesado a Martina.No entendía como ella había logrado meterse en su vida en tan pocos días, haciéndose tan confiable que hasta uno de sus más vergonzosos secretos le había contado.Se sentó en la computadora, abrió uno de sus programas de computador y comenzó a revisar la ruta del celular de su hija, se detenía a ver diferentes lugares, revisó la aplicación de rastreo, estaba en esos menesteres, cuando escuchó que tocaban la puerta.—¡Adelante! —exclamó. Cuando se abrió la puerta, allí estaba Martina, tenía el cabello húmedo y se había puesto una de sus camisas. Se veía tan hermosa, que no pudo detener la sensación de excitación que recorrió su cue
Leer más