Ámame otra vez

Ámame otra vezES

Tory Sánchez  Recién actualizado
goodnovel16goodnovel
10
Reseñas insuficientes
53Capítulos
143.2Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Hope era la esposa de Blake Cameron, uno de los magnates más prestigiosos y reconocidos en la industria del cine. Actor, director y productor, ella tenía la vida que muchas mujeres en el medio deseaban, pero había sido ella quien se había hecho con el corazón del famoso magnate. Entonces pensó que la llegada de su primer bebé consolidaría aquella relación. Hope nunca pudo estar más equivocada y el golpe llegó cuando su marido la acusó de infidelidad y la echó de su lado. Tras la muerte de su padre, Hope se ve obligada a regresar a la ciudad de Los Ángeles seis años después para compartir la dirección de la empresa con nada más y nada menos que su marido. ¿Qué pensará Blake cuando conozca al pequeño Matthew? ¿Podrá seguir renegando de la verdad?

Leer más
Ámame otra vez Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
53 chapters
Prefacio
Prefacio.—¡Estoy embarazada!El silencio sepulcral que le siguió a aquel eufórico anuncio de la mujer, solo fue roto por el estruendo del cristal rompiéndose al caer al piso e hizo que Hope Morgan diera un pequeño salto del susto y una ligera exclamación saliera de sus labios.—Cariño, ¿estás bien? —preguntó ella acercándose a su esposo.Blake Cameron miró a Hope, su bella y tan amada esposa, pero era como si la viera por primera vez.¡Qué ciego había sido! ¡Qué idiota y confiado había sido con ella!—Blake…—¿Qué has dicho, Hope? —preguntó alejándose del toque femenino que solo minutos antes deseaba y añoraba sentir sobre su piel.—Dije que estoy embarazada, ¡Estamos esperando un bebé! —exclamó con una enorme sonrisa de oreja a oreja.Hope Morgan no había sido más feliz en su vida que ahora, luego de tres años de feliz matrimonio, por fin habían concebido su primer hijo.—Dime…, —dijo el hombre sintiendo cómo la rabia bullía en su interior—. Dime con quién me has engañado, ¿¡Quién h
Leer más
Capítulo uno. Vuelve a casa Hope
Vuelve a casa HopeSeis años después…Hope sonrió cuando miró a su hijo correr en su dirección, lamentaba no pasar tanto tiempo con él cómo le gustaría, pero ella tenía que sacar adelante el negocio que había emprendido con Chelsea, la chica que se convirtió en su mejor amiga apenas tocó suelo neoyorquino. Fue una verdadera bendición en medio de tanto dolor y desolación.—No corras, cariño, vas a caerte —le dijo sin borrar la sonrisa de sus labios.—¡Te eché de menos, mami! —gritó el pequeño rodeando el cuello de Hope.—Y yo a ti, tesoro, no sabes cuánto —murmuró besando la mejilla del pequeño.—Hoy la maestra me dio un diez y dos estrellas—comentó feliz—. ¿A qué soy genial? —preguntó.Hope asintió, Matthew lo era todo para ella, su pequeño hijo de cinco años y tres meses, era su única razón para vivir. Fue él su motor para no hundirse cuando su matrimonio terminó y sus padres la echaron de casa.La mujer trató de apartar aquellos recuerdos de su cabeza, habían pasado seis largos años
Leer más
Capítulo dos. Desagradable encuentro
Desagradable encuentro—¡No! ¡No, mi esposo no! —sollozó Hilary en brazos de su hija.—Trata de calmarte, mamá, esto no puede hacerte bien —pidió Hope.La mujer negó y continuó con su lamento, lloró y gritó todo lo que quiso y pudo antes de desvanecerse.—¡James! —gritó Hope—. ¡Llama al doctor! —pidió.El hombre corrió a la emergencia y solicitó auxilio, antes de volver y tomar a Hilary en sus brazos, al notar la demora del personal médico.La enfermera y el galeno corrieron para brindarles ayuda. Mientras el corazón de Hope se agitaba dentro de su pecho, rogando porque su madre estuviera bien.—Todo estará bien, Hope, tu madre tenía que sacar todo el dolor que la embargaba —dijo el hombre sentándose a su lado, temiendo porque la joven también colapsara.—No llegué a tiempo, James, no tuvimos la oportunidad de perdonarnos —se lamentó.—No fue tu culpa, Hope, tu padre se equivocó al elegir su apellido antes que a ti que eras su hija, ni siquiera se dio una oportunidad de conocer a su n
Leer más
Capítulo tres. Que desagradable sorpresa
Que desagradable sorpresaHilary se puso de pie, miró a su hija antes de prestar atención a su yerno, la situación no era la mejor, pero su educación no le permitió hacerle un desaire al magnate.—Muchas gracias, Blake —murmuró en tono bajo.—No tienes nada que agradecer, Hilary, independientemente de todo —dijo—. Daniel y yo éramos socios y amigos —respondió mirando a Hope, esperando a tener su atención, sin embargo, su esposa no se movió de su sitio, ni siquiera se molestó en mirarlo una sola vez.—Te agradezco el gesto que has tenido al venir esta noche, Blake, sin embargo… —Hilary no terminó de hablar, la voz de James se lo impidió.—¿Te sientes bien, Hope? —preguntó—. ¿Necesitas algo, un café o un té? —cuestionó James sentándose a su lado.—Ella odia el té —respondió Blake sin darse cuenta.¿Qué diablos había sido eso? ¿Qué esperaba con meter las narices donde no necesitaba meterlas de nuevo?Sin embargo, él no pudo dar respuesta a sus cuestionamientos, al escuchar la voz de Hope
Leer más
Capítulo cuatro. Intento de negociación
Intento de negociación—¡Alto ahí, Blake Cameron! —gritó Hope antes de que el hombre atravesara la puerta del despacho de su padre.—¿Qué sucede? —preguntó con tono inocente, lo que provocó que la ira se agitara en el corazón de Hope.«Quien se enoja pierde»Las palabras de James resonaron en la cabeza de Hope, así que respiró profundo y trató de ser cordial, porque difícilmente podría serlo con ese hombre.—¿Qué demonios haces en mi casa? —preguntó.—El abogado me ha citado, pregúntale el motivo —respondió antes de continuar su camino.Hope miró al abogado, sin embargo, el hombre huyó más rápido que despacio a la seguridad del despacho.—Dile a mi madre que baje a la biblioteca —pidió Hope.—Ahora mismo, señorita —la mujer se dirigió a las escaleras, mientras Hope se encaminó a la biblioteca.Tener a Blake Cameron en su casa, bajo el mismo techo de su hijo, no era lo que ella habría deseado y no porque tuviese miedo, sino porque Blake no era digno siquiera de mirarlo y si de ella dep
Leer más
Capítulo cinco. Es mi enemigo
Es mi enemigoHope miró al abogado, el pobre hombre salió corriendo ante la seria y fría mirada de la mujer.—Puedes pensarlo, hija, quizá vender sea mejor para ti —dijo Hilary—. Has hecho una vida en Nueva York, no quiero que te sientas presionada a quedarte por mí causa, tienes que pensar también en Matthew, el cambio de ciudad puede ser difícil para él —añadió.—No voy a venderle a Blake, mamá, y tampoco volveré a salir corriendo.—Hope…—Lo hice hace seis años, pero no lo hice porque tuviese algo que esconder o porque le tuviese miedo a Blake Cameron, lo hice por ti y por mi padre; no deseaba que ustedes se vieran afectados por lo que había ocurrido entre nosotros y veo que fue así.Hilary bajó el rostro.—Tuvimos algunos problemas financieros hace unos dos años, Daniel buscó ayuda en Blake y le ofreció el 50 % de la compañía, él aceptó sin dudar.—Por supuesto que Blake no iba a negarse, es un tiburón para los negocios y papá le entregó en bandeja de plata la mitad de la empresa.
Leer más
Capítulo seis. ¡Qué hombre tan molesto!
¡Qué hombre tan molesto! «Soy James, el novio de Hope…» Blake no pudo apartar aquellas palabras dichas por James, se repetían en su cabeza como si fuese un mantra… —¿Se podía ser tan sinvergüenza? —preguntó dejando la copa de whisky sobre el escritorio con brusquedad. Más de la necesaria. —¿Quieres que te responda con sinceridad? —preguntó Larry mirándolo con seriedad. —Por supuesto. —No se puede ser más sinvergüenza que tú, Blake. ¿Cómo demonios se te ha ocurrido presentarte como el esposo de Hope? —le recriminó. —Porque lo soy. —No fue eso lo que dijiste el día del funeral o las veces que te dije que eras un hombre casado para comportarte como un playboy. —¿Eres mi primo o su defensor? —cuestionó Blake con tono malhumorado, el hombre se arrepintió de contarle lo que había hecho en las instalaciones de H&B. —Soy tu primo y no defiendo a nadie, Blake, pero no soy idiota y mucho menos ciego. ¿Por qué te cuesta admitir que sigues enamorado de esa mujer? Blake gruñó ante el cu
Leer más
Capítulo siete. ¡Papá!
¡Papá! Blake frenó bruscamente, él podía jurar que los neumáticos de su auto habían echado humo ante la manera abrupta con la que pisó el freno y poco le importó. El miedo de haber atropellado al niño le invadió. —¡¡¡Matthew!!! ¡Matthew!… —los gritos de la mujer le hicieron reaccionar—. ¡Una ambulancia! ¡Por favor, que alguien llame una ambulancia! —continuó gritando la mujer. Blake marcó el número de emergencia para solicitar una ambulancia, bajó del auto para ver al pequeño, rogando porque solo se tratara de un susto, pero el susto se lo llevó él al reconocer al niño. ¡Era el hijo de Hope! ¡Mierd4! ¡Mierd4! ¡Mierd4! El corazón del magnate latió dentro de su pecho como si fuese una locomotora, el niño lloraba mientras se aferraba al cuerpo de la mujer que continuaba gritando. Blake se dio cuenta de que la chica estaba en shock. —¡Deja que me haga cargo de él! —dijo acercándose, quería asegurarse de que el niño no estuviera herido. La mujer se hizo a un lado, mientras Blake se
Leer más
Capítulo ocho. Una decisión
Una decisión Hope le dedicó una última mirada a Blake antes de pasar por su lado y acercarse a su hijo; ya había perdido tiempo con quien no lo merecía, pero necesitaba dejarle las cosas claras a Blake. Ella y su hijo no era una maldit4 segunda opción de nadie.—Mami —llamó Matthew.El rostro de Hope se transformó y le dedicó una sonrisa temblorosa a su hijo.—¿Cómo estás? —preguntó agachándose a la altura del pequeño.—Bien, solo han sido unos raspones y una contusión en el tobillo…—Hablaré con el médico que lo atendió —se ofreció James.—Te lo agradeceré mucho, cariño.—No tienes nada que agradecer, muñeca, es siempre un placer…¿Cariño? ¿Muñeca?…Blake sintió que la hiel subía por su garganta, ese hombre no tenía vergüenza, ¿Cómo podía llamarla de esa manera estando él presente?El magnate apretó los puños, él no tenía derechos sobre Hope y era evidente que ella ya no sentía nada por él, pero… ¿Y si se había equivocado? ¿Qué sucedería si se daba cuenta de que estaba equivocado?«
Leer más
Capítulo nueve. ¿Cosas del destino?
¿Cosas del destino? Larry miró a Blake en completo silencio. —¿No vas a decir nada? —preguntó Blake ante el silencio de su primo. —¿Qué quieres que diga? —cuestionó con el ceño fruncido. —No sé, quizá alegrarte porque tomé la decisión de ir al urólogo. Larry negó. —La verdad es que no tengo ningún puto motivo para alegrarme por ti, Blake, porque presiento que tu visita al urólogo será el inicio de tu infierno personal —respondió con toda la calma de la que fue capaz. —¿Mi infierno personal? —preguntó casi con burla—. El infierno es en el que he vivido desde hace seis años… —Y eso no será nada, si descubres que el hijo de Hope es hijo tuyo… Blake miró con enojo a su primo. —No entiendo, te has pasado repitiendo todos estos años que debería haber consultado al especialista de nuevo, buscar una explicación… —Lo hice y tú te demoraste ¡Seis años! ¡Seis jodidos años, Blake! No esperes que me sienta orgulloso de la decisión que estás tomando. —No te comprendo… —Has tu cita con
Leer más