Señor Cazador

Señor Cazador ES

Nina  Recién actualizado
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
11Capítulos
1.2Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Doce cheques, una deuda millonaria y un reencuentro doloroso. Emma Walker tendrá que vivir un infierno para volver a tener su vida pero, ¿querrá Emma volver después de todo eso?

Leer más
Señor Cazador Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
11 chapters
Cero
PrólogoLos hombres no lloranTexas, 15 de agosto de 2010HunterSiento mis pulmones arder. Necesito respirar. Pero también necesito correr.—¡Detente idiota! —Gritan los tipos detrás de mí—. Te matare si no pagas la maldita droga que se robó tu madre.—¡Cóbrenle a ella! —Grito sin aliento. En algún momento me desmayare, eso lo tengo seguro.Sigo corriendo, hasta que veo un callejón oscuro y me meto ahí.¡Diablos! Mala idea.Es un puto callejón sin salida.Esto es una maldita locura. Aparte que ni me drogo.En medio de mi intento de escapar por el muro inescapable frente a mí, caigo y me doblo un tobillo.Sí, este es mi fin.Solo soy un chico de dieciocho años intentando sobrevivir a una vida de mierda con una madre adicta y un padre ausente.Me arrastro hasta una esquina detrás de un contenedor a rebosar de basura, y me acurruco ahí. Todo está oscuro y me aferro a la idea de morir como garantía. Si, prefiero que me maten a estar vendiendo drogas, o que me vendan en otro país. No, no
Leer más
Uno
1El ChequeNueva York, 30 de junio de 2019Emma—Emma —la voz de mi jefe inunda mi puesto de trabajo—, a mi oficina —Lo miro con muy mala cara—. ¡Ahora!Siento unas ganas incontrolables de no ir. De salir corriendo a mi casa y enterrarme bajo las sábanas y salir solo cuando Angie me llame y diga: «—Nena, ponte guapa, que murió Robert».Si, solo son sueños.Me levanto de la silla y siento como mi columna da un tirón.O sea, a un tirón me refiero con una punzada de dolor en toda la columna que me hace gemir por el dolor.—¡Mierda! —Siseo.Como puedo me pongo recta y camino con un poco de dificultad a la oficina de mi jefe.Llego a la puerta y doy unos leves golpes. Escucho un duro «Adelante», por parte de Robert y entro.No voy a negar que estar entrando en su oficina no me gusta mucho.—Emma, voy a ir al grano —dice, poniéndose de pie.Su gran barriga esta apretada en la camisa blanca. La corbata está mal puesta y manchada —como siempre—. Sale detrás del escritorio y veo como sus pant
Leer más
Dos
2El CobradorNueva York, 29 de julio de 2020Emma—Espero tenga una buena noche —me despido—, recuerde siempre poner un vaso de agua al lado de su cama y no olvide rezar antes de dormir.—¡Hija de puta! —El hombre esposado frente a mí, grita—. Te matare.—Sí, sí —Andrew lo mete en la patrulla—, dile eso dentro de treinta años, si no es que mueres antes.El tipo se vuelve loco en la parte trasera de la patrulla.—Bien, Andrew —palmeo el hombro del detective—. Gracias por venir, este tipo me tenía harta.—De nada, Emma —me sonríe mientras se aleja de la entrada del café donde trabajo—. ¡Gracias a ti!A pasado un año desde que mi vida se arregló. Un año que llego el primer cheque.Al principio pensé que había sido una obra de caridad por parte de esa empresa KFamily C.A., pero cuando busqué en google, descubrí que la empresa se dedicaba a invertir en negocios pequeños, como empresas de arquitectura, restaurantes, entre otras tantas. Los expande y hace de ellas empresas reconocidas a niv
Leer más
Tres
3El ViajeEmmaSoy consciente de lo que hago, pero por una razón que desconozco disfruto arreglándome.Viví en un pequeño pueblito de Texas desde que nací hasta los quince años. Mi vida en Texas fue una mierda. Me crie viendo a mi madre dormir todo el día y salir toda la noche. Nunca nos faltó comida, en eso no tengo ninguna queja, era una madre irresponsable, pero no nos dejó morir de hambre.Aprendí a maquillarme a los once años. Bueno, no es como si lo hacía a la perfección, pero aprendí lo básico. ¿Por qué aprendí tan joven? Fácil. Mi madre me golpeaba cuando le hacía un delineado torcido o cuando su labial no quedaba perfecto. Tuve que practicar conmigo misma hasta lograr hacerlo bien.Terminó de pasar el delineador y quedo complacida con mi aspecto. Tenía alrededor de unos cinco meses que no me arreglaba tanto —cabe resaltar que salgo muy poco y cuando voy al trabajo, no me maquillo—, así que me esmero; pinto mis labio de un color burdeos que resalta bastante en mi piel blanca.
Leer más
Cuatro
4El JefeEmmaPuedo asegurar, con toda seguridad, que no es para nada cómodo viajar.Sí, había viajado antes en avión, una vez, pero fue un viaje super corto y de alguna manera, no sentí nada en particular.Sin embargo, no se cuántas horas llevo en este jet. He vomitado todo lo que comí y mi maquillaje está un poco corrido. ¿Por qué diablos Charlie me dijo que me arreglará tanto? ¿Para volar horas y horas?Salgo del baño, por cuarta vez desde que me subí en este jet. Voy descalza y con el cabello recogido en un moño alto.—Cinco minutos para el aterrizaje, ajusten sus cinturones de seguridad —la voz de una de las azafatas sale por un altavoz que no localizo.Voy a mi asiento y encuentro mi estuche de maquillaje justo en él.Voy admitir —con recelo—, que Charlie es un hombre muy eficiente. Su jefe debe estar feliz por tenerlo en su equipo de trabajo.Saco todo lo necesario y comienzo a retocar
Leer más
Cinco (Part I)
5El reencuentroLondres, 28 de julio 2020Hunter—Soy Hunter, jefe de todo esto. Yo digo quién vive en mi edificio y quién no —los jefes de Rusia, Alemania y Japón me miran a través de la pantalla, sus caras están sombreadas por una frustración silenciosa.—Que no se le suba a la cabeza, joven Hunter —Allister, el jefe de Alemania, sisea entre dientes—. Recuerda que el poder mal administrado, destruye vidas.—Gracias a mi padre por hacerme un buen administrador —le sonrió con suficiencia—. Espero tengan un buen día, hasta la próxima reunión.Y con eso finalice la videoconferencia.No entiendo por qué si soy el socio mayoritario aún tengo que rendirle cuentas a viejos que no tienen tanto que ver en la empresa como yo.Hace un año, cuando decidí enviar el primer cheque, tuve que hacer una gran reunión y pedir el permiso de todos. La mayoría se rehusó, y aunque dije que sería mi dinero, ellos insistieron en que derrochar mi patrimonio de esa ma
Leer más
Cinco (Part II)
Después de unos treinta minutos en la carretera, llegó al restaurant acordado.Le doy las llaves del auto al encargado, y camino a la entrada.—¡Hunter, cariño! —Una voz chillona grita desde algún lado. No busco quién o qué lo emite, continuo caminando sin prestar atención—. ¡No me ignores, Hunter!Alguien me toma del brazo. Siento unas uñas enterrarse en mi antebrazo izquierdo, y casi quiero golpear a la persona que me detiene.—Cariño —volteo a ver a Kyra—, te espere en casa, ¿por qué no fuiste a dormir?—Déjame en paz, Kyra —intento sonar amable, pero falló—. Tengo mi casa, no tengo porque dormir contigo.Su cara se desfigura por la rabia contenida, pero rápidamente vuelve a su sonrisa hipócrita.—Bebé —afloja su agarre y acaricia el lugar donde había clavado sus uñas segundos antes—, me necesitas, así que ve esta noche a mi apartamento. Olvidaré todo esto.—¿Todo esto? —Casi me rio en su cara—. Todo esto se
Leer más
Cinco (Part III)
30 de julio de 2020Miro la foto que Travis acaba de enviarme.No puede ser, justo hoy.Salgo de mi escritorio y corro hasta al ascensor. Marco el primer piso y espero.En cuando las puertas de metal se abren, corro hasta la camioneta negra que me espera en la entrada de mi edificio. Subo y le pido al hombre que conduce que lo haga rápido.Y obedece.Toma todos los atajos posibles hasta las construcciones abandonadas en las afueras.Llegamos veinte minutos después, y siento como mi sangre hierve en mi venas.Bajo antes de que el auto se detenga completamente y entro a la casa a medio caer donde Travis, Damián y Dalilah me esperan.—¿Qué haces tú aquí? —Miro a Dalilah. Es la copia exacta de Damián, pero con el cabello castaño, largo hasta las caderas y con maquillaje.—Estoy muy bien, hermanito, gracias por interesarte en mi bienestar, te quiero mucho —voltea los ojos—. Termine antes mi expedici
Leer más
Seis
Las razones Hunter—¿Qué diablos haces aquí, Hunter? —Emma intenta contener las lágrimas—. Cuando dijiste que regresabas a casa con tu madre, un auto te atropello y moriste, ¿por qué demonios estás vivo?Ver sus lágrimas me hace sentir como una m****a.—No morí, Em —intento acercarme pero ella da dos pasos lejos de mí—. Escucha por favor, tengo mis razones.—¿Cuáles son? —Se pone a la defensiva. Veo como levanta sus muros de defensa y me aleja cada vez más de ella—. ¿Dirás qué tenías que hacerlo para alejarte de nosotros? ¿Para alejarte de los vagabundos inmundos con los que vivias?Al escuchar eso, siento como si mi corazón se partiera, pero no lo demuestro.—No es así, Emma —le explicó—. Los matones que querían encontrar a mi madre estaban buscándome. Cuándo decidí volver a casa y buscarla para que me sacara de ese lío, encontré un cuerpo a un lado de la carretera, era un chico como de mi edad, lo habían atropellado y tenía el rostro desfigurado —suspire—, tomé su identificación y l
Leer más
Siete (Part I)
7El trabajo04 de agosto 2020Emma«¿Qué es exactamente lo que hago aquí?». La pregunta da vueltas en mi cabeza desde que estoy en Londres.Luego de ese extraño reencuentro con Hunter, busque el lugar donde habían puesto mis cosas. Entre en una habitación muy amplia, con un ventanal de vidrio enorme, una cama king size con sábanas blancas, una cómoda, un escritorio, las paredes adornadas con afiches de mis bandas favoritas... ¿Cómo diablos sabe todo esto Hunter?Lo peor de todo no fue eso, lo peor de todo es que no me sentí rara estando aquí. Sentí comodidad de estar en este lugar y eso me enfureció.Sentí que estaba haciéndome a la idea de vivir aquí, sentí que estaba traicionando me a mi misma, a mi dignidad y no pude más. Destruí todo: los afiches en las paredes, las lámparas de colores en las cuatro esquinas de la habitación, tire todo lo que estaba en la comoda frente a la cama, rompí la laptop y todo lo que había en mi escritorio, y llore.Llore mucho.Después de un par de min
Leer más