La Pianista

La PianistaES

Felicity  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
42Capítulos
1.6Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Solange, una brillante estudiante que tiene un buen futuro por delante. Que se vera envuelta en mil obstáculos y pruebas, que la harán dudar en lo que quiere en realidad. El amor y los secretos, serán los principales protagonistas en la vida de Sol, aunque, su pasión por el piano, la harán sobrellevar todo de una mejor manera. Acompaña a descubrir que caminos tomara Sol, ¿la tentación y el amor son lo mismo?, ¿Qué valor tiene la amistad? Y si ella podrá ser fiel a todo en lo que cree.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
42 chapters
Acepta
 En la Ciudad de México vive una mujer con gran posición económica gracias a su difunto marido. Ellos tuvieron una hija hermosa, llamada Violeta; es de piel bastante pálida, un cabello negro bastante rizado y lo que más hacía que resaltará su estilo era su típico labial rojo. Pero esta no es la historia de esta chica. Es de Solange.Sol, como le dicen sus amigos es nieta de Matilde que trabaja en la Casa de los Arriaga desde hace años como nana de los hijos de los patrones, se encargaba de la crianza y cuidado de esos niños. Sol es una joven de ojos azules, cabello castaño y estatura promedio para las mujeres de este país, es estudiante de Derecho en una prestigiosa escuela, se mantiene con un promedio brillante y un futuro bastante prometedor. Su mayor anhelo es darle lo mejor a su abuela y en un futuro casarse con Daniel Montenegro, joven castaño y alto graci
Leer más
Matrimonio
Ambos estaban ya preparando todo lo que necesitaban para su boda, no necesitaban mucho, ya que solo sería por el civil y no tendrían una gran fiesta ni mucho menos. Solo sería algo entre los dos y no necesitaban testigos, esos los conseguirían en el juzgado, así que ya tenían todo listo y se causarían el viernes en la mañana antes de la fiesta.Sol estaba emocionada, pero a la vez espantada, no sabía cómo se lo tomaría su abuela y la señora Cindy, le daba miedo defraudarlas, pero también quería estar con Daniel y soñaba que cuando regresara vivieran juntos sin que los padres de él, se opusieran. — Quiero que luzcas más hermosa, sé que no haremos algo especial. Pero quiero que sea algo que nunca olvidemos, sé que no te puedo ofrecer nada. — No te preocupes — tomo la mano de su novio — me conformo
Leer más
Adiós
La fiesta comenzaba, habían llegado todos los invitados y eran más de los que pensaban que vendrían. En realidad, eso era de esperarse, ya que la mayoría de las personas llevaban a otras y esas a otras. — Dan, son muchas personas. No quiero que dañen tu casa o algo así, creo que fue mala idea — servían bebidas y un poco de botana, aunque contaban con la gente de servicio.— No, fue buena idea. Piensa que le diremos a nuestros hijos y nietos que nuestra noche de bodas fue con una fiesta en mi casa. Pensándolo bien, si tuvimos una fiesta de la boda — le guiño un ojo. — Ese es un buen punto. La música sonaba a todo volumen, la gente bebía e incluso se besaban. Pero Daniel y Sol, estaban en su propia fiesta y disfrutaban ellos del ambiente. Parecía que nadie estuviera a su al rededor; algunos amigos se acercaban a ellos para desp
Leer más
Bienvenida
Violeta ayudaba a su amiga, le gustaba maquillar y peinar. Sol sentía que era un poco exagerado todo eso, pero se dejaba, creía que ella sabía lo que hacía y confiaba en ella. El vestido de ella era largo y rojo con una abertura en la rodilla, el pecho quedaba un poco descubierto, zapatos negros y sus labios por primera vez estaban del mismo tono del vestido.— Perfecto, me encanto mi obra maestra — Violeta admiraba a su amiga — en unos minutos estaré lista.Mientras esperaba a su amiga, decidió tomar de nuevo la novela que leía. Estaba cada día más entretenida en la lectura, pero al cambiar de página se dio cuenta de que había una foto de su abuela con un niño; se veía desgastada por el tiempo, pero reconocía a su abuela y ese niño de alguna forma le parecía bastante familiar. — Lista — veía a su amiga, luc&i
Leer más
Me comprometo
Sol se dispuso a prepararse con la ropa que le había comprado Violeta, era una blusa negra con mangas en transparencia y un pantalón del mismo color, no se pondría maquillaje. — Quería maquillarte como ayer, pero estás espectacular — le dijo Violeta al verla.— Te agradezco, pero en realidad quiero no maquillarme y no es que sea desagradable; en realidad, quiero mostrarme más como soy. — Si te sientes cómoda, por mí está bien. La Universidad está cerca del bufete de Emiliam, espero no te pierdas En La Gran Manzana. — No te preocupes, existe el GPS.— Perfecto, es que me acaba de llegar un mensaje y debo de ir a la Universidad a revisar un proyecto y luego tengo cita con el doctor. — No te preocupes, sabré cuidarme. — Bien, en el refrigerador hay comida, si puedes llevarle a mi novio
Leer más
Otro trabajo
Al salir del bufete de Emiliam, decidió caminar un poco y conocer, se había encontrado con muchas cosas que creyó que se le dificultarían; como los precios y la moneda. Había entrado a un restaurante, había escuchado una pieza musical y le resulto muy agradable.— Es muy buena — comento para sí misma.— Si, pero hoy es su último día de trabajo — alguien la había escuchado — Martín — le extendió la mano y ella la tomó — buscamos una nueva pianista, ella se marchará, ya que se casará y está embarazada.— No se le nota el embarazo.— Tiene tres meses, si sabes de alguien estaría bien que viniera. Este lugar es famoso por sus buenos pianistas.— Toco el piano — Martín quedo sorprendido — en realidad toco música clásica.— ¿S
Leer más
Cena
Después de tener sus clases en la Universidad, fue al bufete de los Smith. Tania un poco de nervios, no quería arruinar lo que podía ser una gran oportunidad y aprendizaje para ella. Sabía que los Montenegro tarde o temprano sabrían que trabajaba con Emiliam. Llego al último piso, la recepcionista le dio una pequeña oficina; no había decoraciones, solo muebles. — El señor Emiliam vendrá más tarde. Me encargo, que revise los documentos que están en el escritorio, son archivos de un nuevo caso. — Perfecto. La recepcionista salió de la oficina, Sol se dispuso a leer los documentos, era una constructora que solicitaba una defensa, los trabajadores solicitaban citar peticiones para sus cuestiones laborales, le parecía lo más adecuado. Pero en realidad sabía que tendrían que defender a la empresa.— Veo que y
Leer más
Nueva maestra
Ya en el restaurante, Sol busco a Martín para saber cómo Emiliam sabía su número.— Martín — lo encontró y saludo — te quería preguntar comentar algo.— Claro, dime.— ¿Cómo Emiliam supo mi número? — ¿Emiliam Smith?— Claro, sabes que es mi jefe. — Bueno, en realidad vino a preguntar por Tina. No tenía de otra más que dárselo, está muy entusiasmado con lo de las clases.— No le voy a dar ni una sola clase, se podría dar cuenta que soy yo. No debiste darle mi número. — Hablo con el dueño, no tenía de otra.Sol sabía que su jefe no se rendiría, no sabía qué hacer y tenía de decidir antes de que insistiera más y después la siguiera o algo más. Se preparó,
Leer más
Fiesta
Emiliam termino su llamada y volvió a donde estaba Sol.  — Perdón, tengo que ir a una fiesta de Ava. Apenas me acaban de avisar y tengo que pasar por dos amigas.  — Entonces, posponemos la clase. — Si, lo siento de verdad. Igual te puedo pagar el día, si quieres te deposito. — No — no podía sacar una tarjeta al nombre de Agustina — preferiría en efectivo. — Bueno, si te acomoda eso.  Tomo su tarjeta y saco un par de billetes, se los dio en la mano. Sol, guardo el dinero y se dispuso a salir del departamento.  — Espera — la alcanzo y tomo del brazo — no quiero que dejes de venir. Sé que no me fallaras. — Señor Smith, necesito de su compromiso. No quiero que me deje por ir a sus fiestas, quiero que dedique lo necesario para poder avanzar, no estaré toda la vida siendo su maestra.  — Sé que tienes compromisos, entiendo y pondré todo de mi parte. — Perfecto.  La joven su
Leer más
Juegos
Ya dentro del cuarto, Ava se iba a acercar a la boca de Sol. — ¡Ava! —  se escuchó la voz de Emiliam en los pasillos.— Te salvo la campana — Ava le dio un corto beso a Sol — saldrás después de que me vaya con Emiliam. No digas nada. Ava salió de la habitación. Sol se quedó en la habitación por unos minutos, no dejaba de pensar en lo que había pasado y que era lo que pretendía con lo que acababa de hacer. Después de unos minutos salió del cuarto.— Solange — le hablo Violeta — te busqué por toda la casa.— No me sentí acomoda y decidí alejarme un poco.— No digas eso, vi que platicabas con los amigos de Emiliam, por lo menos tú si te llevas bien con ellos.— No entiendo como en todos estos años, no se lleven contigo.&md
Leer más