Victoria, La Novia Alquilada

Victoria, La Novia AlquiladaES

Calironi  Completo
goodnovel16goodnovel
9.8
Reseñas insuficientes
34Capítulos
28.2Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

NOVELA COMPETA Victoria, joven mujer con una familia por demás complicada. A su padre jamás lo conoció, su madre se convirtió en una alcohólica dependiente de relaciones tóxicas. El último de sus padrastros la acosó por años. Franco es de una familia tradicional italiana, perdió a sus padres en un accidente y fue criado por su matriarcal abuela. Al encontrarse fingirán estar enamorados, así salir ambos beneficiados. Pero la vida no se lo pondrá nada fácil y algo que debía ser por unos días, a lo sumo unas semanas, se alarga en el tiempo y se complica.

Leer más
Victoria, La Novia Alquilada Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
34 chapters
Capítulo 1
Narrador: Victoria había abandonado su casa huyendo de un padrastro abusivo y una madre alcohólica. Luego de sufrir varios intentos de violación ante la mirada indiferente de su progenitora, a quién solo le interesaba complacer al hombre que había metido en su casa.La joven, luego de luchar y lograr resistir durante varios años, por fin encuentra el momento oportuno para abandonar aquello que consideraba su hogar y dejar atrás años de tormentos.No tenía más familia, no había conocido a su padre, ni abuelos, primos, o algún pariente. Así que una vez en la calle se encontraba sola, libre y feliz, pero sola, muy sola.Estaba con lo puesto y llevaba un bolso de mano con solo una muda de ropa, fue lo único que pudo sacar de su casa tras su apresurada huida. No tenía ni un centavo en sus bolsillos. Ir a un refugio no era una opción. Sabía que sería el primer lugar donde su madre la buscaría, y si algo tenía en claro era que no quería ser en
Leer más
Capítulo 2
Narrador:Un nuevo día asomaba y con él nuevas oportunidades. Victoria saltó de la cama derecho a darse otro baño. Desayunó muy bien y se dirigió a la calle, pues debía conseguir algún trabajo para sustentarse y, más allá que le fascinaba la casa, encontrar un lugar donde vivir y dejar su condición de usurpadora. Recorrió las calles durante todo el día, tratando de ver algún lugar que tuviera un cartel de que buscaba empleados. Pero no tuvo éxito. Cuando se estaba dando por vencida e iba rumbo a su nuevo hogar, pasó por la puerta de la ONG de la que le había dejado, aquel tan simpático joven, la tarjeta. Lo meditó por unos segundos, respiró hondo y entró. Allí estaba Pablo, el chico de la noche anterior. Acomodaba unas sillas formando un círculo. Al escuchar los pasos de Victoria, levantó la vista y le regaló una enorme sonrisa.– ¡Qué bueno que vinieras! – se acercó a ella y le estiró la mano, la joven se la estrechó y éste se la sacudió con e
Leer más
Capítulo 3
Narrador:Victoria había salido de la ONG casi corriendo, luego de liberarse de Franco. Y llegó a la plaza, se sentó en la banca de Marta.– ¡Qué bueno que te encuentro! – dijo Pablo con un poco de ansiedad mientras se sentaba a su lado – tenía la esperanza de que estuvieras aquí.– Hola, ¿qué tal? –– Hoy fuiste en busca de ayuda y en lugar de eso saliste corriendo por el niño idiota– No le des importancia, pensaba volver mañana –– Por cierto soy Pablo – le estiró la mano– Victoria, mucho gusto – se la tomó– ¿Dime que te llevó a ir?– Necesito un trabajo, mira me fui de casa con lo puesto, conseguí por ahora donde vivir, pero necesito trabajar. Recorrí todos los negocios pero ninguno quiso tomarme – ¿Tienes alguna pretensión, sabes hacer algo? – No, cero pretensión y no se hacer mucho, pero tengo voluntad– Ok, mañana hablare con alguien y veré que te consigo – le sonrió amablemente - ¿Tienes diner
Leer más
Capítulo 4
Narrador:Los días fueron pasando y Franco había dejado de ir al local. Eso era señal de su rendición.Era el día libre de Victoria, por lo que había aprovechado para dormir un rato más. El sol entraba por la ventana, era un día por demás hermoso. Se puso en pie y, luego de higienizarse, se dirigió a la cocina para prepararse el desayuno. Cuando bajó las escaleras y entró, quedó paralizada. Su corazón se escapaba del pecho.– ¿Qué demonios haces aquí, Franco?Franco la miró y no daba crédito a lo que veía. En el umbral de la puerta de la cocina, se encontraba Victoria, vestida solo por una sudadera que apenas le cubría las nalgas, descalza y su rubio cabello despeinado. Era hermosa, le quitó el aliento– ¿yo?, tú, ¿qué haces aqu&iacut
Leer más
Capítulo 5
 Franco:¡No puedo creerlo!, hace días estoy tratando en verla, hasta fui a pintar la estúpida ONG para ver si estaba allí y nada. Ya ofuscado por todo voy a relajarme a la casa del pueblo y me la encuentro allí viviendo. Verla parada en la cocina solo con una sudadera puesta y su pelo revuelto, fue lo máximo. Mi cuerpo reaccionó por completo, espero no haya notado que se me abultaba la entrepierna, hubiera sido muy humillante. Esa chica despierta en mi los más bajos instintos y los más dulces al mismo tiempo. Quisiera arrancarle la ropa y poseerla a lo salvaje, pero también protegerla, cuidarla, mimarla. Me gustó pasear con ella por los jardines y planificar un futuro. Pero ya es hora de volver a la realidad. Así que entré en el gran comedor de casa, allí estaba mi abuela con toda su omnipotencia y mi hermano con toda su indiferencia.
Leer más
Capítulo 6
Narrador:Victoria había pasado el día perturbada no solo por lo que había hecho en su cama, pensando en él, sino por la cena que se avecinaba. Al terminar su turno corrió a la casa con la esperanza de llegar antes que Franco. Pero no tuvo esa suerte, ni bien pasó el pesado portón se encontró con su coche en la entrada. Una vez que estuvo dentro de la casa se dirigió a la cocina. Allí estaba él cocinando. Se paró en el umbral y lo observó por unos minutos. Se había quitado el saco y la corbata, pero mantenía el pantalón de vestir y la camisa blanca algo ajustada a su cuerpo.– Hola – murmuró– Hola – respondió él con una enorme sonrisa – espero tengas hambre, he preparado una pasta con mi salsa secreta, espero te guste –– Seguro que sí, pero antes me gustaría darme un baño, si no te molesta, claro. Es que el día ha sido por demás largo y estoy cansada –– Por supuesto, yo voy poniendo la mesa – levantó la vista y la desnudó con la mir
Leer más
Capítulo 7
Narrador:Luego de colgar con Victoria, Franco se arrepintió de la llamada, estaba seguro de que la había inquietado a tal punto que la joven no sería capaz de pegar un ojo en toda la noche y él tampoco. Así que tomó su coche y condujo de regreso hasta donde estaba ella. Al llegar, simplemente entró. La encontró en la cocina preparándose un té– Franco, estaba segura de que vendrías, te preparé café – Franco suspiró– Gracias y, por lo que más quieras, no me odies– Sigues asustándome, ya dime lo que viniste a decirmeTomó la taza de café que Victoria le ofrecía y se sentó en uno de los taburetes.– No sé ni cómo empezar– Prueba por el principio– No es tan fácil– Inténtalo– Bien
Leer más
Capítulo 8
Victoria:No puedo creer lo que me ha propuesto Franco y mucho menos que lo haya aceptado. Siendo sincera no fue solo por el dinero que lo hago. Creo que me siento muy sola, y esta es una manera de tener una familia, aunque sea alquilada.– Bien, quería comprobar que no te molesta mi cercanía¿Cómo podría molestarme su cercanía?, me estaba abrazando el hombre por el que cualquier mujer pagaría y a mí me pagarán por hacerlo. Él era perfecto, pero yo no podía perder el foco, era un trabajo, tenía que aceptarlo como tal y hacerlo lo mejor posible. Morí de vergüenza en el estudio con el abogado, sentí que me vendía y cuando dijo “Victoria Avalos, de ahora en más nombrada como La Novia Alquilada…”, quise que la tierra me tragara. Sentí que me vendía literalmente. Aunque estar con Franco
Leer más
Capítulo 9
Narrador:El resto del día Victoria había sido una autómata, obedeciendo sin ninguna objeción lo indicado por Franco. Solo le retumbaban las palabras anteriormente dichas por él “Te prometí que voy a respetarte y haré hasta lo imposible por cumplirlo, pero tienes que saber que me muero por besarte”Estuvieron en el banco para abrirle una cuenta que ella manejara y le hizo el primer depósito según lo acordado, también tramitaron una tarjeta de crédito para esa cuenta y derivados de las tarjetas de Franco, para que ella se manejara con el dinero del joven y no con el propio.Desfiló durante horas con diferentes vestidos y zapatos. El eligió cuidadosamente cada uno de ellos. Ella solo obedeció. Casi no habló en todo el día.Llegaron a la casa a prepararse para la cena con la matriarca de la familia.Victor
Leer más
Capítulo 10
Franco:¡Por Dios!, esa mujer me vuelve loco. Es por demás hermosa, fresca y en suma inteligente. ¡Maldita la hora que firmé un papel que dice que no puedo tocarla! Ahora mismo la hubiera tirado sobre la cama para pasarle las manos por todo ese hermoso cuerpo, y mis labios por toda su piel, por las partes que conozco y he visto, pero sobre todo por las que aún me oculta. Si supiera las veces que ha sido mía. La veces que en mi mente y en mis sueños le he hecho el amor de mil y una forma, de maneras que jamás he tenido sexo con nadie. Ella no tiene idea de que suda sensualidad y me pone de cabeza. Y ahora se viene para la mansión, ya no puedo elegir cuando verla, sino que la veré todo el tiempo y no puedo ignorarla o todo el plan se viene a pique.Traté de no seguir pensando es eso y le llevé la sudadera o no tendría que ponerse al salir de la ducha. Me
Leer más