Un hijo para el Millonario (vientre en alquiler)

Un hijo para el Millonario (vientre en alquiler)ES

Tory Sánchez  Completo
goodnovel16goodnovel
9.9
Reseñas insuficientes
34Capítulos
34.4Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Enzo Lombardi se casó cuando solo tenía veinte años de edad, con una rica y poderosa empresaria elevando su estatus de empleado a dueño de una multimillonaria Naviera italiana. Soportando las críticas de muchos en la sociedad se hizo un hombre fuerte y de acero, su única debilidad era Catalina su amada esposa, quince años mayor que él.Su mundo casi perfecto junto a su matrimonio se ve afectado cuando su esposa le pide tener un hijo: con cincuenta años el peligro era demasiado y él pese a todo lo que la gente opinaba estaba realmente enamorado.—Busquemos un vientre Enzo, quiero un hijo tuyo entre mis brazos —había pedido la noche anterior, después de hacer el amor.Una petición que cambiaría su vida para siempre…Chiara Ferrer, luchaba día a día con la creciente necesidad de salir adelante y poder ofrecer a su padre una vida digna. Su mundo se viene abajo cuando su padre es diagnosticado con una enfermedad terminal.¿Podrá Chiara ser feliz, después de aceptar alquilar su vientre y concebir un hijo para el millonario?

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
34 chapters
QUIERO UN HIJO
Los papeles cayeron sobre el escritorio, por mucho que tratara de centrarse en el trabajo, era imposible, su problema no eran los negocios, sino su vida privada. En quince años de casado, nunca pensó estar en esa situación, escuchar a Catalina la noche anterior, había sido revelador. Era consciente, desde el momento en que su vida se había cruzado con ella, que no sería miel sobre hojuelas. Había creído estar completamente resignado a no ser padre.   —Busquemos un vientre, Enzo, quiero un hijo tuyo entre mis brazos —había pedido la noche anterior, después de hacer el amor.   Pasó la mano sobre sus cabellos con frustración, nunca en quince años le había negado nada, había vivido y vivía para amarla y complacerla. ¿Pero esto? Superaba todo lo que él estaba dispuesto a hacer por ella.   Bianca observó en silencio, por un largo momento antes de atreverse a preguntar.   —¿Qué te pasa?  
Leer más
FUTURA MADRE
—¿Cómo fue todo? —Dante, su abogado y mejor amigo era el único que sabía sobre la cita a la clínica privada del día anterior, y como era de suponer. Había esperado en la oficina para saber los detalles de dicha cita.   —Mal, Catalina es estéril, no hay óvulos que fecundar —Enzo se sirvió un whisky doble, no bebía, pero sentía que esta vez lo necesitaba con urgencia después de la pequeña discusión que había tenido con Catalina por la mañana, cuando le manifestó que no iba a renunciar a su deseo de ser madre.   —Lo siento por ti y Catalina —Dante aceptó la copa que Enzo le ofrecía, se conocían desde hace quince años, cuando Enzo, sólo era un empleado en la Naviera Mancini ahora Lombardi.   Leer más
CONOCIENDO A ENZO
Chiara limpio el salón de la estética donde trabajaba desde hace poco más de un mes, suspiró cansada. Estaba profundamente agradecida con Selena, quien le había ayudado a conseguir el turno de la noche ¿Cómo le diría, que dejaría el trabajo? aún estaba pensando en eso; el trabajo en la casa Lombardi era por casi un sueño, imposible de creer, pero lo tenía y no pensaba desaprovechar la oportunidad. Su padre necesitaba el tratamiento y Chiara, necesitaba descansar un poco, trabajar hasta tarde y dormir apenas unas cuantas horas podría afectar su salud y ¿entonces quién se haría cargo de su padre? Encontrar a Catalina Lombardi, era muy parecido a ganarse la lotería. La tranquilidad que le embargó la mareo.   —¿Estas bien? —Selena, la hermosa pelinegra, la sostuvo antes de que Chiara cayera al piso.   —Sí, ha sido un ligero mareo —Chiara sonrió.— ¿Qué haces aquí Selena? —Selena terminaba turno a las siete de la noche, pero no era raro verla lleg
Leer más
ACEPTANDO
—¿Qué? —Chiara se alejó lo suficiente, hasta que sus piernas, se toparon contra la lujosa cama y cayó sentada sobre ella. —Por favor Chiara, te lo suplico, te daré todo lo que quieras Chiara, por favor te lo suplico, trae al mundo a mi hijo —Catalina cayó de rodillas ante ella —Por favor Chiara, te lo suplico—Catalina insistió, tomó las manos de Chiara entre las suyas y suplicó desde el fondo de su corazón. Chiara, no podía procesar exactamente lo que Catalina, le estaba pidiendo, pero dolía verla en el estado en el que se encontraba, le partía el corazón ver la desesperación en esos ojos verdes que parecían estar apagándose cada día más y de manera lenta y dolorosa ¿Qué debía hacer? ¿Podría negarse, podría hacerl
Leer más
EMBARAZADA
—¿Estás listo? —Filipo preguntó apenas Enzo, entró a la clínica, el procedimiento había dado inicio hace dos semana y no había marcha atrás, dentro de la habitación, Catalina y Chiara esperaban, habían llegado antes para que le fuera administrada la hormona hCG, para provocar la ovulación, con el fin de hacer que salga el ovocito del folículo y entrar con en contacto con el semen. —Tanto como podría estar —no manifestó su molestia hacia Chiara, no tenía caso, Catalina volvió a la vida en el preciso instante en la que esa mujer aceptó ser el vientre de alquiler, cuando él había aceptado, no podía negar que el brillo en los ojos de Catalina le habían tocado el alma, un hijo era lo que ell
Leer más
CONTRATO
Enzo observó a Chiara entrar a la biblioteca, parecía asustada y no era para menos, él no era un hombre que se dejara engañar fácilmente y podía adivinar las intenciones de Chiara al aceptar ser la madre de su hijo. —¿Pidió verme señor Lombardi? —Chiara se detuvo frente al escritorio sin levantar la mirada, tenía miedo, nunca antes había cruzado más de dos palabras con el esposo de su jefa. —Así es, tome asiento Chiara y relájese no muerdo —la chica tragó en seco, la voz demasiado amable le causaba mucho más terror que cuando se dirigía  a ella con frialdad. El silencio reino por un largo momento, Chiara, no era capaz de ver a Enzo, sabía que él tenía un concepto erróneo de ella y no tenía ninguna intención de cambiar esos pensamiento
Leer más
CELOS
Los gemidos inundaron la habitación, Catalina entregada a la pasión, Enzo adorando cada parte de su cuerpo, llevándola al éxtasis del placer en cada embestida, en cada caricia y beso. Estaba locamente enamorada y sería así mientras tuviese vida. —¡Te amo Enzo! —gritó en medio de su orgasmo, mientras Enzo se vaciaba en su interior. —Te amo Catalina —susurró a su oído antes de besar sus labios nuevamente. Se apartó con sumo cuidado abandonando la calidez del interior de su esposa. —Bianca estuvo esta tarde en casa —Catalina cubrió su desnudez con la sábana. Estaba satisfecha y feliz, Enzo siempre era generoso mientras le hacía el amor. —¿Qué es lo que quería? —Enzo no se molestó en girarse había salido de la ducha hací
Leer más
DOLOR
—¿Qué significa esto Chiara? —Federico se incorporó para poder ver lo ojos de su hija, no podía creerlo, nunca lo hubiese imagino de ella, apenas unos meses atrás habían hecho planes, Chiara ni siquiera había tenido un novio, no le conoció ninguno a menos de ser engañado por su hija. —Yo, papá —Chiara bajo la mirada ¿Qué podía decirle? No se atrevía a contarle sobre el trato con Catalina, sería mucho peor. —Hablar Chiara, dime ¿Qué significa esto? ¿Qué has hecho hija? —había tanto dolor en la voz de Federico, el corazón de Chiara se rompió al causar este dolor a su padre, no era así como debía suceder las cosas. —No te preocupes por mí papá estaré bien y tu pronto saldrás de aquí,
Leer más
CULPA
Enzo Lombardi pocas veces sentía culpa de sus acciones, cuando creía estar actuando correctamente, sin embargo tras escuchar las palabras del doctor. Su mundo se sacudió, era el causante de toda esta situación, el causante de poner la vida de su hijo en peligro y fue consciente por primera vez del significado de ser padre. La angustia corrió por sus venas, llegando  a su corazón que latía fuerte dentro de su pecho con el miedo creciendo en su interior. —No puede ser, Chiara no puede perder al bebe —Catalina fue la primera en hablar, Mientras Enzo, fue incapaz de decir una sola palabra, el nudo en la garganta se lo impedía y la culpa, la maldita culpa le carcomía el alma. Presionó tanto a Chiara y este era el resultado de sus incesantes. —Afortunadamente la han traído a tiempo, ahora deberá tener cuidado, evitar el estrés entre ot
Leer más
NUESTRO HIJO
—Enzo Lombardi —se presentó ante la secretaría, quien parecía haber perdido la capacidad de hablar al verlo. —¿Señorita? —Había molestia e impaciencia en su voz, deseando arreglar las cosas para Chiara, hablar con Federico Ferrer, sería solo el primer paso, prometió tratarla mejor, no estresarla nuevamente con su mal carácter y mal proceder. Era consciente de la verdadera razón por la cual era cruel con la joven. Aceptar sus sentimientos sería una equivocación, Catalina siendo su esposa y la única mujer amada durante quince años, no se merecía una traición y él no estaba dispuesto a hacerlo. —Perdone señor Lombardi. El señor Ferrer, no puede recibir visitas, sufrió una recaída después de la visita de su hija el día de ayer, el médico ha prohibido
Leer más