REDENTION

REDENTIONES

m.p.ecker  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
98Capítulos
1.9Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Ha pasado un año desde que Becca y Sam terminaron con su tóxica relación. Becca ha superado sus debilidades e intenta vivir feliz con los suyos. Pero ¿qué pasará cuando Sam regrese para recuperar su único cabo suelto a través de una atractiva propuesta? Los dos han pasado por un infierno que los ha ido puliendo como adultos, y Becca sabe que no puede volver a caer. Pero pronto descubre que algo ha cambiado en Sam... Algo que lo ha transformado en alguien que nunca imaginó. Sabe que ha llegado el momento de devolverle el favor, pero ¿estará dispuesta a descubrir todos los demonios de Sam?

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
98 chapters
1
El teléfono empieza a vibrar sobre la almohada e intento cogerlo, pero Tyler me lo impide cuando comienza a besarme, dejándome sin defensas para resistirme, ya que me encanta su efusividad.Intento separarme de él, pero me tumba en la cama y se coloca a horcajadas sobre mí.—Tengo que cogerlo —digo entre sus labios.—No tienes porque —murmura mientras sigue acariciándome los muslos de arriba a abajo con una lentitud que es una tortura.Le pongo las manos en el pecho e intento sacármelo de encima, pero pesa demasiado y que siga besándome no ayuda en absoluto.—Tyler —farfullo—, déjame.Finalmente, se coloca a un lado y se cruza de brazos con resignación, fulminándome con la mirada de manera cómica. No sé quién será a estas horas, pero sea quien sea ya me ha fastidiado. Pongo los ojos en blanco y le regalo
Leer más
2
Cuando llego hasta el coche estoy hecha un mar de lágrimas y ni siquiera tengo muy claro del por qué esto me afecta tanto. Me deslizo dentro del asiento y apoyo la frente sobre el volante, irremediablemente agotada por la emoción del momento.«¿Por qué, por qué ahora?»Precisamente tenía que volver ahora que estaba más cerca de pasar página, ya me había acostumbrado al dolor que se había alojado en mi pecho desde que se fue, desde que me había dejado. Y para que engañarme, sigo dolida por haber sido manipulada e engañada. Hubo muchos alicientes para que sucedería, pero ninguna explicación por su parte...Empiezo a reírme entre sollozos. Es irónico, porque siempre fue él quien decía que no lo dejara nunca, que se moriría sin mí... entonces, ¿por qué no está muerto? Me gustaría que se sintiera precisamente como yo me he sentido, porque fue exactamente él quien me dejó a mí.En un instantáneo arranque de ira comienzo a golpear el volante con furia. Paso de la tr
Leer más
3
Hasley inunda el ambiente y cuando la canción termina, voy a darle al botón de repetición, pero parece que Sam piensa lo mismo, haciendo que nuestros dedos se rocen al darle al botón, lo que esa electricidad vuelva a mi cuerpo; pensé que nunca volvería a sentirme así. Nos miramos un instante y aunque no lo diga con palabras puedo ver en sus ojos bicolores que no me ha olvidado, que todavía queda algo de aquello que nos unía.Y por ello sé que no debo sucumbir a sus encantos.Me separo todo lo posible, hasta que rozo el cristal con la cabeza; necesito la distancia entre nosotros. Así que para distraerme comienzo a canturrear para distraerme.—Soy una nómada, soy el sueño de una noche, no pertenezco a ninguna ciudad, no pertenezco a ningún hombre, soy la violencia en medio de la lluvia...—Ven y desvanéceme —termina por mí.<
Leer más
4
Una vocecilla interna me dice que he metido la pata hasta el fondo.Me siento en el bordillo de la acera y me envuelvo las rodillas con los brazos. Sam parece realmente cabreado, pero no sé si es conmigo o con lo que acaba de suceder, porque en este momento yo estoy muy enfadada conmigo misma.Todo esto ha sido culpa mía, yo permití que llegara demasiado lejos. Ahora más que nunca sé que no podemos volver a vernos, no al menos solos, aunque lo mejor será no tener que vernos más, en ninguna circunstancia.Finalmente, se sienta a mi lado y agacha la cabeza mientras se frota la nuca como siempre hacía cuando no sabía que decir. Yo tampoco sé que decir, todo ha sucedido demasiado rápido, como una ráfaga de viento que deja una culpabilidad como único testigo.—¿Estás enfadado conmigo? —pregunto en un susurro. Tengo la voz áspera por haber
Leer más
5
Cuando llego a la casa de mamá estoy más calmada y no hay rastro de esa angustia que me carcomía por dentro ahora que he tenido tiempo para replantearme la situación.Evitar a Sam va a ser complicado, porque no sólo formó parte de mi vida, sino que es parte de la del resto de mis amigos. Además, es el hermano de Kaia. Por ello tendré que aprender a vivir con eso igual que debo convivir con él más que como un simple conocido; quiera o no, siempre será algo más.En cuanto abro la puerta Nick sale de la cocina corriendo con sus patitas aún de bebé mientras agita una hoja en la mano. Me inclino hacia delante y lo cojo en brazos, haciendo que se ría de manera chillona cuando le doy un sonoro beso en la mejilla.Sus grandes ojos verdes me miran con felicidad y señala con el puño hacia el salón principal.—Abu, mami —balbucea.—¿Están aquí? —pregunto, abriendo los ojos con sorpresa.Asiente agitando sus ricitos castaños y sonríe mostrando sus profundos h
Leer más
6
Acaricio sus rizos con suavidad, inclinada sobre la cuna mientras dormita inclinado de un lado, abrazado a su perrito de peluche favorito. Mi índice recorre su brazo de tez morena, tan suave que parece una manta de cachemir; sus labios rosados entreabiertos.   Es tan hermoso.Desde el mismo segundo en el que vi su carita de ángel supe que siempre lo amaría; fue un milagro.El móvil en el bolsillo de la sudadera vibra, haciendo que baje la mirada, frustrada porque aún a las tres de la mañana tengan que molestarme. Pero no es lo que me fastidia cuando me doy la vuelta y leo la bandeja de entrada.                                   Sam                       vie, 29 jun Leer más
7
Me doy la vuelta y bajo las escaleras de nuevo para poder alejarme de Sam. Tomo asiento en el borde de la piscina y cruzo las piernas mientras mi mirada se pierde en los animales que nadan de un lado a otro, felices e ignorantes en su mundo acuático.A mí también me gustaría ser uno de ellos.Puede que lo mejor es que no hubiera aceptado venir, así tal vez podría haber protegido un poco mejor todos mis sentimientos. Aún no estaba preparada para desnudar lo que siento frente a él, ni siquiera estoy preparada para hablarle con sinceridad y preguntarle la verdad, lo que me atormenta cada día.¿Por qué me dejó después de prometer que no lo haría?No me importa que todo el mundo me diga que necesitaba que me dejara, que nuestra relación era tóxica y que no hubiera ido a ningún lado. Porque lo que nadie sabía es que durante todo el tiempo que estuve con él fui feliz, realmente feliz, porque cada discusión, cada voz más alta que la otra, cada polvo de reconciliación
Leer más
8
En cuanto abandona la zona vecinal del barrio nos incorporamos a la autopista. Todo se pierde como si de una estela fugaz se tratara, los coches que hay a nuestro alrededor se pierden tan rápido como los árboles y las casas. Cuando el panorama comienza a darme dolor de cabeza, cierro los ojos y hundo la cara en su espalda, disfrutando de su fragancia para recordarla cuando se haya ido.Sólo con pensar que dentro de poco volverá a marcharse provoca que ese constante peso en mi pecho vuelva con más fuerza. Esta es una de las razones por las que quería mantener las distancias con él, porque a pesar de que sólo somos amigos, sé que volver a tenerlo lejos va a ser como una constante puñalada en el alma. Sobre todo ahora que tengo toda esta nueva información. Me gustaría que se quedara más tiempo para poder aclarar todos estos sentimientos encontrados.Nunca he escatimado esfuerzo algu
Leer más
9
En cuanto termino con la sesión de yoga de las cinco y apago la música relajante que se supone que debería dejar mi mente en blanco, me doy cuenta de que sigo igual de cabreada e indignada que los anteriores cuatro días. Ni siquiera la ascendencia al mismísimo nirvana podría haberme puesto de buen humor, de hecho, llevo de un humor de perros desde el mismo instante en que no recibí ni una mísera llamada o un triste mensaje después de que atravesara la puerta de mi casa.Le di la oportunidad de que empezáramos con llamadas, pero ya veo cuanto le importa recuperar nuestros lazos: nada.No he hecho más que darle vueltas y más vueltas a nuestra emotiva conversación del sábado, en él, que me pedía ayuda para intentar recuperarse de sus problemas emocionales. Pero cómo narices quiere que lo ayude si pasa de mí, como si después de haber pasado toda la noche juntos, se hubiera arrepentido de abrirse por una maldita vez en su vida.Mientras enrollo la esterilla y le pongo l
Leer más
10
La sigo y cierro de un fuerte portazo al mismo tiempo que me sostengo a la puerta por un par de segundos. Estoy hecha un manojo de nervios, pero no dejo que sea un problema, sino que me concentro en parecer animada. Me cojo al brazo de Alyssa para dos cosas: no caerme de bruces contra el suelo y que me obligue a caminar. Lo último que quiero es tener que soportar borrachos, mejor dicho, estoy para que me soporten a mí, no para soportar a los demás.Por suerte el bar no está relativamente lejos, pero caminar con estos tacones por más de quince minutos es como una bola de demolición; tendrán que amputarme los pies cuando llegue a casa.Afortunadamente son cinco minutos largos.En cuanto entro estoy tan desquiciada que no hago más que juguetear con las puntas del pelo mientras me aliso las invisibles arrugas y una y otra vez del vestido, en una especie de tic nervioso, como si cualquier imperfección pudiera verse a primera vista. No dejo de mirar de un lado a otro
Leer más