Conquistando al millonario

Conquistando al millonarioES

MaikBa  Completo
goodnovel16goodnovel
9.4
Reseñas insuficientes
49Capítulos
8.5Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Bloom divagaba por las vías de París, vivía en la calle luego de perder a sus padres y todo su dinero. Un día es llevada a una especie de instituto donde Lady Vivian las transforma en máquinas de seducción, les ofrece todo lo necesario. Y luego les asigna un objetivo el cual deben enamorar y sacarle una buena cantidad de dinero para ella. A Bloom le fue asignada la misión de enamorar al gran empresario James Maxwell, un multimillonario dueño de una marca de perfumes. Un gran partido sin duda alguna, Pero ¿Qué sucede cuando Bloom descubre que él fue quién asesinó a sus padres y abuso de ella cuando era menor? ¿Lo perdonará? ¿O aprovechará su posición para vengarse finalmente de él? ¿Echará a perder su misión? ¿Te atreves a descubrirlo?

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
49 chapters
01.
 Caminar por las calles era una de mis actividades rutinarias, desde la muerte de mis padres lo perdí todo. Mi casa, los autos, la gran vida que tenía quedó en el olvido. Como era menor de edad, no podía adquirir nada de la herencia de mis padres. Tendría que esperar hasta los dieciocho para lograr usar ese dinero y enderezar mi vida. No tenía familia alguna, mis padres se mudaron a este país cuando yo tenía poco más de dos meses de nacida, querían un cambio de 90 grados, por lo que empezaron de cero aquí. Murieron en manos de unos hombres detestables, desconozco las razones. Solo sé que lo perdí todo y desde entonces, vago por el mundo sumida en soledad y pobreza. Huía a como diese lugar de las personas del servicio social, esas casas de niños huérfanos eran la pesadilla hecha persona. Viví en dos casas temporales por 4 años
Leer más
02.
—Está será su habitación, los uniformes están en el armario. El reglamento está en el escritorio y los horarios detrás de la puerta. ¿Alguna pregunta?—preguntó Lady Vivian.—¿Esto es una especie de instituto?—preguntó Rachell.—Se podría decir, aquí estarán seguras. Tendrán alimentación, vestimenta y educación.—anunció.—¿Y qué debemos hacer por usted? Sabemos bien que nada es gratis, señora—respondí dudosa.—¡Que astuta, muy bien! —sonrió torcidamente, alzó mi barbilla y viéndome a los ojos—, Son entrenadas para una misión, más adelante lo entenderán.Mi sangre se heló al escucharla terminar esa frase, algo oculto y muy oscuro percibí en ella. ¿A qué se refer&iacu
Leer más
03.
Termine de engullir mi último bocado de la ensalada frutal que había recibido como desayuno, mientras absorbía toda la información que me había soltado Lady Vivian. Rachell no aparecía por ningún lado y temía que le hubiesen hecho algo, unas chicas en conjunto de Mindy tomaron asiento en la misma mesa que me encontraba.—Hemos oído que ya tienes objetivo—dijo Mindy con cierto deje de envidia.—¿Eh, si?—pregunte confundida.—¡Vaya suertuda! Recién llegas y ya te saltas el nivel 1—dijo otra chica, una rubia.—Supongo que es suerte de principiante.—defendí divirtiendo para no sonar pesada. ¿Qué era eso de los niveles?—Seguro…—alargaron las tres.—¿Y bien, quién es?—preguntó con intriga Mindy.—, ¿Es un señor mayor como el qu
Leer más
04.
—Las manos son el complemento perfecto para cualquier pose, puedes usarlas como un apoyo para tu fotografía. Además, que es expresión corporal—explicó el fotógrafo encargado de enseñarme modelaje, asentí comprendiendo. —, Por ejemplo, debes tener cuidado de no obstaculizar tu rostro innecesariamente, pero eso lo veremos en el siguiente modulo.Volví a asentir, mientras tomaba apuntes, me gustaba tener palabras claves que recordar y memorizar para luego repasar y aprender más rápido. El profesor Edward me había explicado mucho, ahora íbamos a la práctica.  Me coloque delante del fondo blanco que usaríamos, coloque mis brazos cruzados tocando mi cabello, alce mi rostro y no sonreí.—Perfecto, quedaste divina—halagó viendo la fotografía en la cámara—, Nada mal para ser tu primera clase.Le sonre&iacut
Leer más
05.
La clase pasó muy rápida, habíamos aprendido mucho sobre la gestión hotelera. Estrategias de ventas para ofrecer paquetes turísticos y la buena administración. Debía aprenderme muchas cosas, mi objetivo debía caer bajo mis encantos. Pero no solo contaba ser bonita, debía seducirlo con mi inteligencia y conocimientos en común. Lady Vivian nos enseñaba a ser más intelectuales que bonitas, decía que no solo por “tener un cara bonita y un cuerpo voluptuoso tendríamos éxito en nuestra misión, la sapiofilia debía ser nuestro fuerte”. Por lo que entendía eso era una especie de fetiche, esperaba equivocarme.Salí del salón y perdí de vista a Melody, su advertencia corría por mi mente. “Cuida tus espaldas” ¿De qué exactamente debía cuidarme? No entendía a qué se referí
Leer más
06.
Toque la puerta y espere que me autorizara a pasar. Estaba muy nerviosa, esperaba no haber hecho nada que estuviera mal o que me fueran a expulsar. Había encontrado en estas paredes un destino, una especie de futuro. Además, tendría todo lo que siempre quise, mucho dinero y una vida como la que recordaba. Llena de lujos, ropa y bastantes oportunidades. No me gustaba meterme en problemas por lo que esperaba que todo marchase bien, musito un “pasa” y abrí la puerta con cautela. Entre en silencio.—Buenas, Lady Vivian. ¿Mando a llamarme?—pregunté.—Sí, toma asiento—respondió. Asentí y me senté en frente suyo, ella sirvió café en una taza y me la tendió.—, ¿Cómo estas Bloom, querida?—Muy bien, Lady Vivian—respondí—, ¿Y usted?—Bien también, un poco enojada—respond
Leer más
07.
Hoy se cumplieron tres meses desde que Rachell fue echada, lastimosamente no pude saber más de ella. Le pedí muchas veces permiso a Lady Vivian, para salir y buscarla. Pero me dijo “Ella es una manzana podrida y su putrefacción podría salpicarte.” Me sentía muy mal por todo lo que había sucedido, seguramente estaba pasándola mal, la calle y una chica joven y bonita no son una buena combinación. Esperaba que de corazón ella estuviese bien, al menos que el frio del invierno no la enfermará. Por mi parte seguía enfocada en mis estudios y disciplinas, me sacaba muy buenas notas y tenía un grupo de amigas muy bueno. Afrika era mi nueva compañera de habitación, ella y Melody eran mi mejor pasatiempo. Mindy y sus amigas nos odiaban, estaban molestas conmigo porque según ellas “Por mi culpa echaron a Rachell” y por eso me refugiaba con las chicas. Teníamos
Leer más
08.
El tiempo siguió tomando su curso, cada día pasaba más veloz que el otro. Me gustaba porque nos acercábamos a finalizar el nivel 2 y 3. Muy pronto sería nuestra graduación, lo cual me llenaba de ilusión, a todas en realidad. ¿Y es que quien no quería cumplir la misión? Todas aspirábamos lograrlo y estábamos deseosas de ya salir a la ciudad, al mundo real. Por mi parte me dolía tener que despedirme de New York, ya que sería enviada a Londres, Inglaterra. Que es donde reside actualmente mi objetivo, sin contar que sus hoteles están por todo el mundo. Pero su vivienda según tengo entendido está en el mejor conjunto residencial de todo Londres, lo cual suena a tanto lujo que no puedo imaginarlo. ¿Acaso podría enamorarse de mí? ¿Una chica huérfana encubierta?  Sabía que no recibiría un no por respuesta, después
Leer más
09.
Desde mi conversación con Lady Vivian todo cambió, ya no estaba segura si quería continuar con la misión. Mucho menos si sería capaz de hacer lo que me pedía. ¿Podría tener el valor para matar a alguien? imposible, claro que no podría. ¿Por qué me pedía eso? ¿Qué cambio para llegar a eso? ¿Quién la había contratado? Tenía muchísimas preguntas y muy pocas respuestas, no lograba concentrarme en mis clases y ni hablar de los talleres extras. Estaba muy distraída y eso no me gustaba, me sentía sucia, no podía creer que me involucre en un grupo de asesinas. No era un instituto y lo sabía, pero una cosa es ser cazafortunas, otra muy diferente es ser asesina. Me carcomía la culpabilidad, por haber abandonado a Rachell por esto, por convertirme en un monstruo. Pero ya estaba dentro, ¿Qué podía hacer?
Leer más
10.
Seguí a Rafaello para ver donde sería mi fulana clase, pero no me llevó a ningún salón si no nuevamente fuimos al estacionamiento. ¿Era fuera de la mansión?  ¿Acaso era así de mala? Condujo por toda la ciudad, hasta detenerse en una especie de campo. Había botellas y carteles colgados en árboles, habló con un señor y me dejó ahí. Dijo que pasaría por mí al acabar la clase y yo solo asentí. No podía hacer mayor cosa.—¿Tú nombre?—preguntó el caucásico hombre que imaginó será mi profesor.—Bloom Jonhson—me presenté—, ¿Quién es usted?—Julio, señorita. Le enseñaré a disparar y defensa personal, tiene que aprender a defenderse.—respondió y asentí—, ¿Con que le gustaría empe
Leer más