Una estrella en mi recuerdo

Una estrella en mi recuerdoES

Becahl  Completo
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
32Capítulos
2.3Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Mi vida, ya ha sido escrita desde que estaba en la barriga de mi madre. soy hija de un matrimonio concertado, entre familias adineradas y unidas por negocios. Un día me dijeron, que ya tenía con quién casarme. Y aquí estoy, esperando a la última prueba de mi vestido de novia.  Como podréis imaginar, elegido por las madres, al igual que todo lo relacionado a este acontecimiento. Pensaréis que no estoy ilusionada, pues no, no lo estoy. Ni con la boda, ni con mi vida. Os pongo al día de mi situación. Tengo tres hermanos mayores, hemos estudiado en los mejores colegios privados de Europa.  Ellos han sido criados, para heredar el legado familiar. En cambio yo, colegios para señoritas, cuyo final es casarme con un hombre y ser su mujer florero. Me llamo Erika De Luca y estoy a dos días de empezar a vivir mi peor pesadilla.

Leer más
Una estrella en mi recuerdo Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
32 chapters
Capítulo 1. Dia antes de la boda
Siguen llegando furgonetas del catering, las consuegras se encargan de todo. Nada tiene que estar fuera de su sitio. Gritan a los camareros, a la gente de cocina…incluso diría, que han gritado a mi padre, sólo porque les dijo, que estaban algo nerviosas.Desde el primer momento en que me dijeron, con quien tenía que casarme, les gritaba que era un error, que no iba a funcionar, no con alguien a quien le precede un historial de faldas, demasiado largo.Las portadas de las revistas del corazón, hablan del enlace entre las familias Ricci y De Luca, comentan lo que significa esta boda, para la economía de la familia y sus negocios. No hablan de amor, no hablan de pareja, sino negocios. No hace mucho, no debían de tener para publicar, que se dedicaron a poner fotos de todas las conquistas del novio, estoy segura que alguna se han olvidado.Las damas de honor, miran embelesadas con sus vestidos. Me dicen lo guapa que voy a estar, que soy la envidia de muchas, que tengo suerte…y ninguna de e
Leer más
Capítulo 2. El peor día de mi vida
Antes de que la locura se haga con esta casa, salgo a caminar. Mi madre no se debe de fiar de mí, tengo detrás a dos chicos de seguridad. Intento darles esquinazo, pero están bien entrenados y amenazados por la Sra De Luca.Subo a la Castel de San Pietro, para mí, el sitio más bonito de Verona. Mi lugar favorito, para pensar y estar sola. Desde aquí, tengo una vista increíble de mi ciudad. Me siento en el muro, con los pies colgando, como hacía cuando venía con mi hermano Carlo. Veníamos aquí, cuando salíamos de fiesta y mientras mirábamos el paisaje, hablamos de la mierda de la vida que nos ha tocado vivir. No le gustan los negocios,. Se describía como un bohemio, un anti trajes y corbatas, le gusta pintar, escribir poemas, sacar su guitarra y deleitarnos con alguna canción. Pero mis padres, le obligaron a estudiar derecho, según ellos, alguien tiene que llevar la
Leer más
Capítulo 3. Nuestra despedida
Hace una semana de mi gran boda. Y aquí estoy, en nuestro apartamento, sola y sin nada que hacer un lunes de noche. Beltrán tenía una cena de negocios, que en su idioma significa, que terminará la noche en la cama de alguna de sus putillas. No dudo que tenga dicha cena, sé que es verdad, lo habló con uno de mis hermanos. Pero que terminarán en el club, con algunas tipas, eso seguro, según dice mi maridito, un buen negocio se cierra con alcohol y unas putas.Tocan al timbre, el portero me dice que es el Señorito Ricci, que viene a verme. Le doy permiso, para que le deje subir, ya que hizo el camino, por lo menos . Vendrá a ver a su hermano, pero éste debe de estar en su club.Oigo las campanillas de las puertas del ascensor, eso me avisa de la llegada de mi invitado. Aparece Giovanni con su impecable traje. Es guapo a rabiar, el condenado. Me quedo mirando como se acerca a mí, llevo una
Leer más
Capítulo 4. Mirando por mi futuro
Las cosas no van muy bien en mi matrimonio, tampoco es que esperase algo bueno. Paso los días sola, aquí en esta casa, las noches ya lo daba por sentado. Para entretenerme y que el tiempo pase más rápido, he decidido ponerme a estudiar. El problema es, que mis padres controlan mi cuenta, aunque ya esté casada, creen que con esa nimiedad, me tendrán en sus manos. Y mi marido…bueno, es un caso aparte. Viene a casa a altas horas de la madrugada, eso cuando viene. Si le contara mis planes de estudios, se reiría de mí a la cara. Veo a mis hermanos una vez a la semana, es el mejor día. Comemos juntos y luego alargamos la sobremesa con chismes y cotilleos de la alta sociedad. Carlo también se casó por negocios, lo que le salva, es que se está enamorando de su mujer. A Salvatore le pasó igual, me encanta verlos juntos, da envidia sana. Enzo, fue el único que se salvó,
Leer más
Capítulo 5. Todos me defraudan
Los meses pasan, sin pena ni gloria. Gracias a dios, que tengo mis clases, las cuales me van genial, tengo buenos profesores y saco buenas notas. Nueve meses de casados, nueve meses tirados por la borda. Seguimos aparentando lo que no somos, la gente dice, que tenemos un matrimonio perfecto, habría que preguntarles, que clase de vida llevan ellos.  Giovanni, me ha conseguido un abogado, si las cosas se ponen feas, dice que me saca del país y bien lejos. Mi querido marido, está encantado de lo que supone nuestro enlace. Le ha abierto la puerta de muchos negocios, aunque me da la impresión que no es de agrado de muchos de sus nuevos socios. Todavía no sé que beneficios le dio a mi familia este enlace, nuestros hoteles son de los mejores de Italia, las sucursales que tenemos alrededor del mundo, están mejor que nunca, tampoco es que me cuenten mucho, ya saben que para ellos, las mujeres no valen para los negocios. Me veo con Vanni a escondidas, cuando Beltrán está
Leer más
Capítulo 6. Mi ángel de la guardia
Llego a casa agotada. El día fue largo, mucho trabajo, pero es lo que necesito, estar ocupada. Después de un baño, me preparo algo de cenar y me echo una copa de vino. Es el peor momento del día, cada vez llego más tarde a mi casa, estoy sola y los recuerdos se agolpan en mi cabeza. Mañana vienen mis hermanos, su avión aterriza a primera hora. Este día, siempre lo pasan conmigo. Han sido un gran apoyo y mis cuñadas merecen un monumento, por aguantarme. El día que le pedí a Carlo desaparecer…lo hice, no iba a dejar que nadie mangonease mi vida, orgullosa estoy de todo lo que conseguí en este tiempo, pero triste por todo lo pasado. Durante unos días, me quedé en el apartamento de mi hermano, escondida. Cuando Giovanni dejó de ser un incordio y mis padres dejaron mi búsqueda, consiguieron sacarme de Italia. Me vine a parar a Londres. Nueva ciudad, nueva vida, nueva Erika. Vivo en Notting Hill, una de las zonas más caras de esta ciudad, mis hermanos como
Leer más
Capítulo 7. La verdad siempre sale
Sigo en Verona. Hace dos semanas que enterramos a mi padre. Hoy es la lectura del testamento, en casa de mis padres. Todavía no entiendo que hacen aquí, la familia Ricci, pero bueno, al tener negocios en común, será eso.He decidido, que después de que se valla toda esta gente de la casa, voy a hablar con mi madre, y contarle de Giovanna. Tiene derecho a saberlo. Sé que tengo que contárselo también a Giovanni, pero ese momento es más difícil, no me va a perdonar nunca, no llamarle, no decirle… Miro sonriente la foto de mi pequeña, una de las últimas que le hice. Esa sonrisa…enamoró a todo el personal del hospital.Tocan a la puerta, guardo rápido la foto.-Ha llegado el abogado, tenemos que bajar –dice Salva extendiéndome la mano, para que le enseñe la foto –son iguales Erika, no va a tener dudas.-Le hablé a pap
Leer más
Capítulo 8. Me voy o me quedo?
Mi vuelta a Londres hace un mes, no fue como me lo esperaba. Quería a ver regresado con Giovanni a mi lado. Pero la última vez que nos vimos en casa de mi madre, no acabó como yo esperaba. Cuando salí de casa, fui a ver a Enzo, le pedí que fuera a por mi maleta, pude cambiar el billete y mi vuelo salía en unas horas, otra vez escapando.  En algo no le mentí, nunca va a ver a su hija. Estuve preparando la llegada de Giovanni a la empresa, le esperamos en una semana, le asigné una oficina, justo al lado de la mía, dios sabrá cómo va a salir todo esto. Ni siquiera hemos hablado, todo ha sido a través de mis hermanos. Vinieron un par de días, con sus chicas. Fin de semana sin niños, dijeron. Se los empaquetaron a mi madre, la cual quedó encantada. Los hombres, se fueron a jugar al golf. Y yo, me llevé a mis cuñadas, de compras y luego para relajarnos, al spa. Luego las llevé a comer, al Core by Clare Smyth, un restaurante de comida francesa, con tres estrellas Miche
Leer más
Capítulo 9. Mis dos ángeles
-Mami, mami –me giro para ver a mi guerrera. La abrazo, la beso y la vuelvo a abrazar. Cuanto tiempo sin sus cariños. Como la echo de menos –estoy con el abuelo De Luca. -Te estás divirtiendo? –pregunto sonriendo y mirando a mi padre, asiente con un fuerte movimiento de cabeza –me alegro mi pequeña. -Hija, que haces aquí. Te dije que lucharas por tu hombre, baja y actúa como debe hacerlo un De Luca. Nosotros estamos bien –miro a la niña que está feliz y radiante. Ese vestido blanco inmaculado, le queda perfecto. Y esa melena morena, está preciosa –tu lugar es ahí abajo. Giovanna se pone triste, cuando lloras, cuando os ve pelear. Quiere a sus padres felices y juntos. -Mami, no llores. Desde que estoy aquí, no tengo dolores. El abuelo, tampoco y eso que es viejo. Vuelve con papá y dile que le quiero mucho –la mano de mi pequeña se aleja, no quiero que se valla, por favor, mi nena…y su mano se agarra a la de su abuelo. Los dos se van felices, miran para atrás y
Leer más
Capítulo 10. Siempre ella
Una semana en Londres y hoy, va a ser el primer día que salgo a la calle. He tenido al mejor enfermero que se pueda tener, me ha cuidado, mimado. Ya puedo caminar sin cansarme, le he pedido ir a pasear y que me acompañe a un sitio. No sabe lo que le depara la mañana. Hace tiempo que no llevo flores a mi pequeña y ya es hora que él la vea. Estos días, nos ha dado para hablar y mucho, sobre nosotros, la niña. Sabe todos los detalles del embarazo, del parto, de su corta vida, no le quedó nada por preguntar. -Donde quiere ir a pasear, mi reina? –pregunta mientras me ofrece su brazo, para que me apoye. -Primero vamos a tomar un café y luego vamos ahí –le digo señalando el cartel “Cementerio Paddington”, noto como se tensa –ese osito le encantaba. Vimos la película, los dibujos, luego salió una serie y la vimos. Esa película la vio el mismo día, como cuatro veces. Pero el record lo tiene La sirenita –me mira riendo –en un día la vio diez veces, pero como yo estaba trabajan
Leer más