CORAZÓN QUE MIENTE

CORAZÓN QUE MIENTEES

Fernanda Tamayo  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
126Capítulos
12.5Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Derek Von Steiger representa todo lo que un hombre joven debe ser; demasiado inteligente, bastante interesante, bien educado, devastadoramente guapo, excesivamente rico, y futuro heredero de una de las empresas más importantes del país. Es el sueño de toda mujer y la envidia de algunos hombres. Pocos conocen el secreto que esconde de su pasado, la terrible maldición que tortura su alma y por la que no se permite ser feliz; y el secreto mejor guardado que anida en su corazón. Liesel es hija única de una de las familias más importantes de la región; es hermosa, educada, generosa, humilde y honesta, a pesar de que ha crecido rodeada de lujos y de todo aquello que pudiera desear. Ha tenido la mejor educación, los mejores colegios, todo lo mejor que el dinero pueda comprar. Liesel padece de una enfermedad congénita que le tiene los días contados; su familia ha hecho de todo por procurar su bienestar y sobre todo su felicidad, pero lo único que ella siempre ha querido es aquello que no podrá tener jamás. Derek Von Steiger es su sueño no cumplido, su anhelo más profundo. Liesel lo había amado desde que era una dulce adolescente soñadora; se había ilusionado y fantaseado con lo que pudo ser, pero sabe que no será; Derek ni siquiera voltea a mirarla y ese amor no correspondido es una herida punzante en su frágil corazón. A pesar de todos los esfuerzos de Derek por mantenerse alejado de Liesel; a pesar de que ella puso tierra de por medio durante mucho tiempo para tratar de olvidarlo, la vida los llevará por caminos que tarde o temprano tendrán que unirse; el destino tiene escrito que ellos serán los que terminen con las traiciones del pasado. Así que deberán luchar por su amor.

Leer más
CORAZÓN QUE MIENTE Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
126 chapters
PRÓLOGO
Austria 1986En alguna parte de los Alpes orientales. Friedrich Kraus corría desesperado, estaba seguro que, de ser capturado nuevamente, no tendría la misma suerte que la vez anterior, si a eso se le podía llamar así, de ser llevado de nuevo al laboratorio; esta ves estaba seguro que no serían tan benévolos y solo se limitarían a matarlo como el perro que siempre le dijeron que era; que, si se detenía a pensar un poco, sería menos horroroso que pasar de nuevo por la tortura que se vivía dentro del recinto de La Hermandad.Mientras huía de ese tétrico lugar, nunca dejo de sentir el frío que calaba su cuerpo, iba casi desnudo, con solo unos Jeans y un suéter ligero, pero prefería arriesgarse a tener una sola oportunidad en esa inhóspita llanura que a esperar a morir en manos de esa gente que lo consideraba a él un monstruo, de estar
Leer más
CAPÍTULO 1
Washington D.C.26 años después El cálido viento de la mañana sopló suavemente y revolvió su melena castaña, amaba la primavera porque la vegetación era más colorida y frondosa, todo parecía lleno de vida, de luz y color. Después de tomar una gran bocanada de aire fresco que la armó de valor, se dispuso a entrar al edificio al que pensó que no volvería jamás, pero no podía quedar mal con su amiga, además debería tomarlo como una prueba de que por fin lo había superado.             Cuando la hora de la reunión se acercaba, se llenó de ansiedad  y tenía ganas de matar a Tatiana por casi obligarla a preparar el servicio de catering para la reunión de la junta directiva, ella no quería volver a ver al hermano de su
Leer más
CAPÍTULO 2
Cuando Liesel llegó al coche estaba temblando, la emoción al verlo de nuevo fue tan fuerte que su respiración aún no se había tranquilizado. Dio un par de grandes y profundas bocanadas de aire para poder manejar a casa. Y cuando llego lo único que quiso fue dormir, y entonces ella comenzó a soñar.Liesel nunca se imaginó que ese día su vida cambiaría para siempre. A su corta edad ella casi se hizo a la idea de que el amor le estaba negado.«Yo no nací para amar».Era el mantra que se repetía cada día, y con eso no solo lograba engañar a su mente, sino también a su corazón.Estaba a pocos meses de cumplir diecisiete años y nunca se había enamorado. Cómo enamorarse cuando te pasas las horas pensando en que tal vez mañana sea el principio del fin de tus díasLeer más
CAPÍTULO 3
Ese sábado por la noche, Liesel llevaba a Tatiana a uno de los restaurantes más exclusivos de la ciudad. Liam el novio de Tatis le había cancelado unas horas antes, diciendo que saldría a un viaje de negocios de última hora, así que cuando llamó a Liesel para invitarla a salir, ella aceptó el plan de su amiga de pasar una noche solo de chicas. Primero cenaron en el restaurante para después irse a bailar a algún club de moda.—Crees que me está engañando.—No, Tatiana deja de hacerte ideas, el hombre tuvo que irse de viaje por que el negrero de tu hermano, no tiene vida social y cree que las otras personas tampoco deben tenerla.—¿Estás segura?—Claro. Amiga, Liam te adora, vive solo para ti. Sería capaz de besar el suelo que pisas, por dios, deja el drama y vamos a divertirnos.Antes de que el mesero se acercara a tomar l
Leer más
CAPÍTULO 4
Llegaron al bar. Liesel y Tatiana se dirigieron a una mesa que tenían reservada. Derek por el contrario se dirigió a la barra junto con la rubia que no aflojaba su agarre. Después de unos tragos un par de chicos se acercaron a Liesel y Tatiana, Derek pensó en ir y despacharlos, pero su amiguita se lo impidió.—Cariño, son unas chicas grandes, creo que debes darle espacio.—Es mi hermana pequeña y su mejor amiga, son mi responsabilidad.—Tu única responsabilidad esta noche es hacerme feliz.—Amber, creo que lo dejaremos para después.—¿Qué? —Fue el turno de ella de hacer berrinche.—Derek, hace tiempo que no nos vemos y pretendes cambiarme por un par de niñitas. —Estaba furiosa.—Son mi responsabilidad. —Fue todo lo que dijo y dio por concluido el tema.Después de un
Leer más
CAPÍTULO 5
La reunión del comité, era llevada a cabo al otro lado del país, en la cima de uno de los edificios más elegantes de la ciudad, exactamente en el piso 103, y en el más completo de los secretos, por lo menos para la mayoría de los mortales.Uno a uno fueron llegando los consejeros, era así cómo se hacían llamar; algunos tomaban sus lugares y otros pocos charlaban entre sí. Era un pequeño grupo de trece miembros los que formaban aquel singular consejo, y cada uno tenía sus tareas bien definidas para no inmiscuirse en los asuntos de los demás, por lo que el consejo estaba dividido en clanes por llamarlo de alguna manera.Estaba el grupo financiero, era el encargado de la dirección y gestión del consejo, cuya finalidad era la obtención de beneficios económicos para todo el consejo, claro que cada miembro era autónomo para decidir en qué negoc
Leer más
CAPÍTULO 6
Cuando Liesel bajó a desayunar la mañana siguiente, su madre le dio la noticia de que su auto estaba estacionado en el garaje. Tanto a Liesel como a su madre les gustaba tomar el desayuno en la terraza del jardín, que más bien parecía una arboleda. Frutas encantadas ahora cubrían el suelo y habían brotado ramas de las estanterías, frondosos zarcillos mezclándose con borlas y tapices por igual. Además, un pájaro había anidado entre las cortinas. Los muebles de jardín de hierro forjado, las teteras que vierten tulipanes, y las lámparas de mesa topiarias que descansan entre los arbustos. Las estaciones dan vida a un somier de bronce, a un zarzal de rosas en el verano, a una colcha de azafrán a principios de la primavera. Cojines revestidos de petunia se esparcen por una alfombra, de origen oriental ahora cubierta de musgo... Un escenario de cuento de hadas. Liesel adora
Leer más
CAPÍTULO 7
Liesel no sabía lo que había pasado, estuvo a punto de besar a Derek, otra vez, y en un minuto su sexto sentido le gritó que no, que esa no sería una buena opción. Debía alejarse de él, pero estar separada de Derek era imposible cuando lo que ella quería era tenerlo cerca. Le dolía el corazón solo con verlo y tener que esconder todo lo que su cuerpo sentía cuando estaba cerca de él.La sangre le hervía y casi podía oír su propio pulso, estaba temblando y temió desmayarse, eso sí que sería el colmo de su mala suerte.—Concéntrate Liesel, concéntrate. —Se repitió una y otra vez. No podía permitirse perder el sentido, en cualquier momento alguien la encontraría y pediría ayuda en el restaurante y Derek la encontraría inconsciente, y confirmaría una vez más lo débil qu
Leer más
CAPÍTULO 8
—Liesel, me ha llamado George.Liesel alzó la ceja, acaso su mamá creía que era tonta.—Te llamo George eh.—Sí, pero descuida, ha llamado para saludar e invitarnos a almorzar.—¿Mamá?—Cariño que él ha llamado, te juro que yo no he tenido nada que ver, ni siquiera a tu padre le he contado sobre Derek, porque se lo contaría a tu doctor.—Porque mi doctor es tu amigo, y tal vez sentías ganas de desahogarte mamá.—Estás un poco paranoica esta mañana cariño.—Como sea, tengo planes.—Por qué no me cuentas.—Es sobre la empresa que quiero montar de servicio de catering y relaciones públicas. Quede con una inmobiliaria para ver locales donde pueda instalarme. Me urge trabajar, hacer algo mamá.—Siempre puedes ayudarme con la asoci
Leer más
CAPÍTULO 9
Derek salió de los aseos dejándola más confundida de lo que estaba. Que había sido toda esa charla de estar cansado de hacer las cosas como debe y de no dejarla ir. Pero si él nunca la había querido, se lo había dejado muy claro desde hace años, por eso fue que ella salió huyendo, por la humillación que le causó lanzarse a los brazos de Derek y que él la rechazara limpiamente sin inmutarse por destruir los sentimientos de una adolescente tonta y enamorada de un imposible. —Dios, ayúdame. —No es que Liesel fuera una fiel creyente, pero estaba segura de que había fuerzas más poderosas y aun se aferraba a ellas. Se acomodó la ropa, se alisó el cabello y se maquilló de nuevo los labios. Si Derek quería jugar, ella no lo haría sin las armas que la naturaleza le había dado. Ya no era la misma chiquilla de antes y ahora usaría todo lo que tenía para participar ella también. Cuando volvió a la mesa, Derek y Sarah, de quien se había olvidado, estaban enfrascados en un
Leer más