La Reina | Libro 2

La Reina | Libro 2ES

Selena Bonnet  En proceso
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
22Capítulos
2.4Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

La historia sigue, con mucho más romance, acción y misterio... El mafioso cruel no es el único con secretos. Estaba atrapada en los brazos de ese mafioso cruel, aunque siquiera enterrar todos esos sentimientos sería imposible. Me encontraba entre la venganza y el placer de pecar. Pero algo dentro de mí, presentía que algo malo iba a suceder. Solo que estaba oculto. Ni siquiera lo vimos venir. Estábamos tan dentro de nuestros deseos irracionales, que, el enemigo fue cobrando su venganza. Yo renací de la muerte y él se fue directo a ella. Solo sé que esto no termina aquí. La reina está a punto de nacer.

Leer más
La Reina | Libro 2 Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
22 chapters
Antes de leer
Este libro es la secuela de otro. Para enterarte bien, te recomiendo que leas el primero para mayor disfrute!NUEVOS RANGOS REINA.  CAPO.  DON.  BOSS. CONSIGLIERE.  SOTTOCAPO.  CASSETTO. AVVOCATO.  CAPORÉGIME. SOLDATO.  En el transcurso de la historia entenderán más, con esta breve descripción espero que puedan entender: Use el rango de "reina" inventado, desconozco si existe o no, pero
Leer más
Capítulo 1
MESES DESPUÉS Don. —¿Puedo echar a un lado las cortinas para que te dé la luz? —la dulce voz de Casandra resonó en las paredes del hospital. Carraspee. —No. No podía verla, pero durante todo este tiempo ella había adquirido una mejor salud. Sus mejillas llenas y sonrojadas ya no se veían tan desnutridas. Su cuerpo se redondeó y optó por cambiarse el cabello a castaña. Yo sé lo pedí. Sus hebras doradas me recordaban demasiado a Bianca. Cass se acercó hasta la cama donde estaba postrado. Quería que se fuera. —¿Ahora serás un vampiro? —cuestionó ella. Me di la vuelta para darle la espalda, gruñí de dolor porque la pierna aun no había sanado. Pero tampoco
Leer más
Capítulo 2
Bianca. ¿Alguna vez os habéis preguntado si el infierno existe? Pues sí. Existía, y estaba delante de mis ojos. La cárcel absorbía mi alma cada día. Y no podía hacer nada para remediarlo. Porque estaba encerrada en un lugar horrible. Durante los primeros días, me llevaron a una prisión más pequeña donde me torturaron, casi me mataron de hambre y me dejaron desnuda en el suelo frío mientras me tiraban agua helada. Quise matarme, era una mejor opción que sufrir toda mi vida, porque en el juicio me cayeron más de cincuenta años. Mi abogado pudo hacer algo para sacarme, pero estaba comprado por Annika así que cometió fallos para que la condena subiera. Estuve aislada mucho tiempo, en una habitación en la que solo comía una vomitiva comida y hacía mis necesidad
Leer más
Capítulo 3
Bianca. Estuve un mes más en el ala de aislamiento. Me subieron unos años más la condena por matar a esa mujer. No sentí pena ninguna por robarle la vida, porque era una mala persona y me iba a hacer daño a mí. Era yo o ella. Y decidí salvarme a mí. La cárcel era como una jungla. Los depredadores iban a por sus presas, así que te tenías que convertir en un depredador antes de que te devoraran. Ahora yo era ese depredador. No salía de mi prisión. Por prevención me ubicaron en una solitaria. Mejor así. No sentía ganas de ver a nadie. Tampoco de que me acosaran después de lo que hice. Volví a robarle la vida a otra persona y ni siquiera me importó. ¿Había algo mal en mí? Sí. Ahora no tenía alma y esa era la consecuencia. Me había c
Leer más
Capítulo 4
Desperté parpadeando puesto que la luz era demasiado intensa. Nuevamente escuchaba un pitido, pero era diferente al de las puertas. Abrí los ojos y enfoque a los productos de enfermería que estaban colocados por todos lados. Me encontraba en una camilla recostada. ¿Me había desmayado demasiado fuerte? El doctor se dio cuenta de que había despertado y camino hacia mí con un bote. —Qué bueno que ya te despertaste. Te desmayaste y te trajeron aquí para que pudiera revisarte —dijo con monotonía, abriendo el bote —. ¿Podrías levantarte la blusa? Quiero verificar algo antes de dar un pronóstico. Asentí en silencio. Me levante la blusa desgastada y rota. Mi barriga se enfrió por el ambiente fresco que hacía, pero resistí. El doctor me echo un gel raro y me presionó
Leer más
Capítulo 5
Bianca. Sentada en la cama de mi prisión, me preguntaba si toda aquella situación podía mejorar. La respuesta estaba ante mis ojos. No. Nada mejoraría, todo iría a peor. Ahora resulta que estaba embarazada, un hijo mío y de don crecía en mi interior como una semillita. La idea me puso los pelos de punta, pero es que no era una simple idea de mi cabeza, era la realidad. Dentro de mí un ser humano vivía. Y eso me mataba. Me mataba porque quería odiarlo, como hacía con su padre. Quería detestarlo. Quería matarlo como sea. Dándome puñetazos en el abdomen hasta que ese diminuto ser se muriera. Cada día imaginaba como podían ser sus ojos, su boca. Si tendría los genes del padre o los míos. Si sería rubio. Si su destino iba a ser distinto al mío. Así que,
Leer más
Capítulo 6
Bianca. Cerré los ojos. Respire muy hondo aspirando la humedad del ambiente.  Cuando los volví a abrir la escena había cambiado. No había nieve. No había ese rastro del coche que trajo a Giovanni Lobo. Él no estaba. No me miraba. No había venido a por mí. Fue una cruel ilusión de mi mente agotada.  Mi cabeza estaba apoyada en la piedra del túnel, me había caído y mis rodillas ardían del dolor. No había avanzado tanto como mi mente lo había sentido. Me sentía engañada conmigo misma, mi propia mente se había burlado de mí. Lo peor es que me ilusionó, sentí que estaba vivo y que había regresado a por mí.  <
Leer más
Capítulo 7
CABAÑA ROMANOV.  PERDIDA EN LAS MONTAÑAS DE RUSIA.  Meses después.  No dormí mucho esas noches. No podía. Algo en mi interior me gritaba que pasarían cosas más crueles para mí. Cómo si un sentido olvidado, me quisiera avisar. La habitación estaba alumbrada por faros calientes y brillantes, desde mi posición en la cama podía ver la nieve chocar con el cristal amplió. El gran ventanal a veces me daba la paz que necesitaba. Por las noches, echaba las sábanas para que ningún animal me observara mientras dormía.  —¿Cómo está mi hermana preferida? —asom&o
Leer más
Capítulo 8
Bianca.  Mi bebé murió.  El doctor me dijo que podía pasar, qué había una posibilidad de que sucedería.  En cuando naciera su corazón sería tan débil que no podría aguantar más de dos segundos. Y no aguantó. Ni siquiera vi su carita. Ni siquiera lo oí chillar en busca de aire. No resistió. Solo tenía 7 meses de embarazo cuando di a luz.  Debí haberlo protegido mejor. Pero, ¿que podía hacer yo? Si era un monstruo. Me sentía tan culpable.  —El líder de la organización está en el saló
Leer más
Capítulo 9
Sí que podía. Claro que podía. Las comisuras de mis labios se elevaron e inflé el pecho cuando su mirada arrasó con casi todas mis defensas. Seguí bajando, lo ignoré mientras me movía como Annika lo hubiera hecho. Cómo bajó la primera vez que la vi y me hizo cortarle la pierna a Giovanni. Estaba tratando de huir y meterme en todo ese grupo de personas, pero al pasar por su lado y oler la colonia que utilizaba todo se me removió. Así que me paré otra vez, ahora a escasos centímetros. Aún sentía su mirada abrasadora, exigía que lo mirara. Pero no lo iba a hacer. No merecía nada. Lo oí suspirar. Apagó el cigarrillo y se acercó tan lento a mi oído, que casi temblé del miedo. —Espero que el jueguito te sirva, ya sabes lo
Leer más