Amor Posesivo

Amor PosesivoES

Rainy Kane  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
59Capítulos
11.7Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Sinopsis

Romance

Tras haber sobrevivido a los maltratos físicos y psicológicos que sufrió por parte de su pareja; el Quarterback de la preparatoria High Rivermoonth, Kayla Walker intentará llevar una vida normal en Manhattan, en dónde no tarda en conocer a Dexter McCall; un chico que parece ser un príncipe azul, atento, sincero y cariñoso, provocando que ella comience a fijarse en él de manera muy interesada. Pronto Kayla se dará cuenta de que en realidad, eso solo puede ser una fachada. Ya que esconde un oscuro secreto, uno que incluso hará de su vida tranquila, un verdadero infierno. Y aunque quiera deshacerse de él... No será nada fácil. Solo hay una persona que podrá ayudarla a escapar, un monstruo de su pasado. Mi nombre es Dexter, y nadie toca, mira o desea lo que es mío... Y ella, me pertenece. Mi nombre es Darren, ella ya no me pertenece, la lastimé, y ahora... me toca salvarla de un monstruo igual que yo.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
59 chapters
Prólogo
—¡Y los ganadores son, Los Leones Dorados! —exclamó la chica de lentes a través del micrófono, quien al igual que la mayoría de las chicas, no dejaba de admirar el escultural cuerpo del Quarterback Darren Watson.El público exclamaba eufórico y lleno de admiración por aquellos que habían llevado a lo alto el nombre de la High Rivermoonth. Entre bitores, palmadas, y empujones amistosos, en las gradas se encontraba Kayla; alta, poseedora de una figura de sirena, ojos verdes, redondos, con pequeñas motas oscuras que le daban un toque ilustre bajo los rayos del sol, su cabello largo hasta la cintura, color castaño, solía ondearse con el viento, presidenta del grupo estudiantil, una de las mejores alumnas de toda la preparatoria, siempre obtenía el primer lugar en matemát
Leer más
Capítulo 1
"Enamorado, enamorado, enamorado"Esa sencilla palabra no dejaba de retumbar en la mente de Kayla, mientras esperaban la orden de hamburguesas y ella de papas fritas, sus ojos recorrían el perfil de Mickey, después de aquella declaración, había quedado en completo estado vegetativo, Jade tuvo que intervenir evitando que pasara por un momento vergonzoso. Al ver su rostro ensimismado y lleno de incredulidad, lo único que ocurrió fue que ambos comenzaron a reírse, argumentando que era cierto. Y ahora estaba frente al par de chicos que actuaban de manera extraña como si no existiera.—¡Te lo digo en serio, esa zorra se te resbala como calzón aguado de bebé! —ríe Jade lanzándole una mirada llena de coquetería inocente a Micke
Leer más
Capítulo 2
Las manos comenzaron a sudarle, y en cuanto sus ojos se cruzaron con los ojos llenos de furia de Darren, carraspeó y soltó la mano de Mickey, casi por inercia.—¿Kayla? —cuestionó Darren comenzando a andar hacia ellos.Jade la jaló del brazo y salieron por la puerta trasera, no sin antes cruzar por la cocina. Su corazón se disparó inquieto, y mientras caminaban a toda prisa, sintiendo como Darren les pisaba los talones, en las distancias cortas, la loción que solía utilizar él, era más y más perceptible. El sonido de varias cosas estrellándose con el suelo, la puso en alerta.—¡Espera, Kay, no te muevas, necesitamos hablar! —Bramó Darren a sus espaldas—.
Leer más
Capítulo 3
El sonido estruendoso de la alarma del despertador, provoca que Kayla frunza el ceño mientras hace un intento vano por cubrirse la cabeza con la almohada, no había podido pegar un ojo en toda la noche y cuando por fin logró conciliar el sueño, Darren apareció en sus sueños, persiguiéndola en medio del bosque. Se hizo un ovillo al recordar el beso que le había dado Mickey y no pudo evitar sentirse sucia, una parte de ella todavía le temía a Darren, lo cierto era que él le había hecho más daño del que creía.—¡Kay, se te hará tarde para desayunar! —la voz cantarina de su hermano hizo que en su rostro se dibujara una ligera y muy notoria sonrisa de oreja a oreja.La verdad, no tenía apetito, pero no se at
Leer más
Capítulo 4
—¡Oh por Dios! —la voz cantarina de Jade hizo que su cuerpo tensado se relajara—. ¿Así recibes a tus visitas?—Hola Kayla —se acercó Mickey con una sonrisa en los labios—. Te sabes defender, eso me gusta.Kayla dibujó una sutil sonrisa en su rostro, y casi quiso soltar su risa más histérica al pensar que pudo haberse tratado de Darren. —Lo siento, creía que era...—Ese tipo sí que te jodió ¿no? —añadió Jade con mirada preocupante pero sin borrar la sonrisa de su rostro.Kayla guardó silencio, ¿qué si la había jodido? Pues sí, después de habe
Leer más
Capítulo 5
Kayla no daba crédito a lo que veía, Jade y Mickey le habían comentado que en cuanto la llevaron a casa, fueron a la policía a entregar todas las pruebas pertinentes para arrestar a Darren, de hecho, mañana solicitaban su presencia para que diera declaración de los hechos, por esa razón había convencido a su hermano de que disfrutara de una noche con Ana, ya que por la mañana le contaría todo lo ocurrido.Pero ahora las cosas habían dado un giro que no le brindaba nada a su favor. Darren tenía los ojos desorbitados, inyectados en sangre, se veía cansado, como si no hubiera dormido en mucho, mucho tiempo.—¿Qué pasa princesa? —ironizó con mirada gélida—. ¿No piensas recibir a tu novio como se deb
Leer más
Capítulo 6
Kayla hizo lo que le pidió y sin darle tiempo siquiera de ponerse el cinturón de seguridad, arrancó. Darren aceleró lo más que pudo, el pulso de Kayla se disparó y comenzaba a tener un ataque de pánico. Cerró los ojos un par de veces e incluso comenzó a tomar enormes bocanadas de aire y a soltarlas, pero nada funcionaba. Estar en un espacio tan reducido con el chico que llegó a amar más que a su propia vida, y mismo que con el paso de los meses se había convertido en todo un monstruo, hizo que las manos le sudaran y que pensara en abrir la puerta y aventarse...Cualquier cosa era mejor que lo que le esperaba. ¿Cuándo se volvió tan celoso y posesivo? No lo recordaba, y es que le costó trabajo poder abrir los ojos, quitarse la venda y ver la realidad, una que su hermano y todo el
Leer más
Capítulo 7
TRES AÑOS DESPUÉS, CENTRO PSIQUIATRICO BIRDYTHON.Entre habitaciones completamente blancas y el fastidioso olor a químicos para el aseo del que ya se había acostumbrado, Darren se encontraba sentado sobre una silla de metal frío, frente a un escritorio de madera esperando a que el psiquiatra llegara e iniciaran su sesión. Ya habían pasado tres largos años en los que decidió por cuenta propia encerrarse en uno de los mejores centros psiquiátricos del país.Después de haber casi matado a golpes a Kayla, y tras haber sido enterado su padre, moviendo todas las influencias que tenía, logró sobornar al gobierno y al juez, por lo que le dieron arresto mo
Leer más
Capítulo 8
Kayla no le quitaba la mirada amenazante de encima a Dexter, quien a su vez no dejaba de sonreír. Estaba completamente anonada con lo varonil y guapo que era, tanto, que por un momento sintió como si el tiempo se hubiera detenido a su alrededor.—Y bien, ¿quieres dar una vuelta o algo por el estilo? —Le preguntó Dexter, alucinado por comprobar lo bella que era—. Juro que no soy un asesino en serie.—No, lo siento, no te conozco y mi hermano no me dejaría salir el primer día en el que nos mudamos, además estamos a punto de cenar —le dijo Kayla esbozando una sincera sonrisa.—¿Te has mudado solo con tu hermano? —Dexter pareció de pronto intrigado, pensó que quizá se hab&
Leer más
Capítulo 9
Dexter se acercó hasta ella y le acomodó un mechón suelto de su cabello, detrás de su oreja, puso la palma de su mano sobre su mejilla izquierda y remojándose los labios, le susurró:—No puedes juzgar a todos por el error de una persona de tu pasado, confía...Kayla sintió que el corazón le estallaba. ¿Por qué?Kayla aceptó su mano y el contacto le causo cosquilleo en el estómago, Dexter la guío por un camino que llevaba a un enorme árbol grueso, rodeado de una escalera de madera que iba en forma de caracol rodeando todo el roble hasta llegar a la punta, en donde sobresalía una casa del árbol. Ambos subieron con cuidado sin soltarse de la mano, y cuando por fin l
Leer más