Niñera del italiano

Niñera del italianoES

Joana Guzman  Completo
goodnovel16goodnovel
9.9
Reseñas insuficientes
44Capítulos
612.8Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Ava Campbell necesitaba un cambio en su vida después de terminar con su novio de 5 años, así que decidió irse a Italia sin nada más que sus pertenencias y un poco de dinero. Poco tiempo después se puso a buscar trabajo para sobrevivir y gracias a una amiga consiguió empleo de niñera para uno de los hombres más ricos y atractivos de Italia. Alessandro De Luca a sus 38 años no tiene tiempo para romances. Su matrimonio terminó de la peor manera posible y le dejo dos hijos que aunque ama con todo su corazón se vieron arrastrados en un infierno de divorcio. ¿Qué pasará cuando conozca a la nueva niñera de sus hijos?

Leer más
Niñera del italiano Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
44 chapters
Capítulo 1
Ava estaba nerviosa. El trabajo era suyo o eso le dijo su amiga cuando le contó que le había encontrado un empleo. No conocía a Lia desde hace mucho tiempo, para ser exactos apenas habían pasado un mes desde la primera vez que la vio; pero confiaba en ella plenamente. Así que si ella había dicho que el trabajo era suyo, así era. Sin embargo, eso no significaba que no la podían despedir apenas la vieran. Ella sabía poco o casi nada de su nuevo jefe. Lia le había comentado que Alessandro De Luca era un empresario millonario que hace poco se había divorciado y que debido a su ocupada vida necesitaba de una niñera para cuidar a sus dos hijos. A ella le sorprendió que la escogieran de entre tantas candidatas. Su amiga le mencionó que su título de profesora de primaria le había ayudado bastante. Ava se limpió las manos en los pantalones, tomo un respiro profundo y toco el timbre. No pudo impedir que una de sus manos se moviera hasta sus lentes para subirlo por su nari
Leer más
Capítulo 2
Ava caminó a paso apresurado hacia la cocina, prácticamente estaba corriendo. Había escuchado la puerta de la oficina cerrarse al salir, pero no escuchaba los pasos de Alessandro tras de ella. Esperaba que se hubiera quedado en su despacho. Necesitaba un poco de tiempo para recuperarse del primer encuentro con su jefe y de todas las emociones que bullían en su interior. Su corazón aun latía sin control y sus pensamientos eran un desastre. Costó mucho esfuerzo poner sus hormonas en orden, pero cuando llegó a la cocina ya estaba un poco más tranquila. Solo tenía que prepararse mejor para el siguiente encuentro, no podía volver a comportarse tan tímida y callada como lo había hecho. Alessandro pensaría que había cometido un error al contratar a una muchachita impresionable para cuidar de sus hijos. No podía perder el trabajo. Necesitaba el dinero, sus ahorros no se estaban haciendo más grandes, todo lo contrario estaban despareciendo a una velocidad sorprendente. Beatri
Leer más
Capítulo 3
Ava se giró por décima vez entre las sábanas. Llevaba media hora sin poder dormir. No importaba si la cama era demasiado cómoda, ella seguía sin poder pegar un ojo. Habían pasado cuatro días desde su llegada a la casa de Alessandro y aunque las cosas no habían estado tan tensas como al principio. Esto se debía en gran mayoría en que aparte de las horas de comida y el momento en que los niños se iban a la cama, ella no solía verlo con mucha frecuencia. El incidente del primer día había quedado en el olvido o eso parecía.En su mente ocurría todo lo contrario. Conforme los días pasaban ella sentía más y más real el casi beso entre ellos. Por momentos incluso se molestaba que él parecía no recordar lo que había estado a punto de suceder. ¿Es que no significaba nada para él? ¿O solo había sido
Leer más
Capítulo 4
Ava se pasó el resto del día pensando en la conversación que le esperaba. No ayudó que Alessandro se ausentara durante el almuerzo y la cena. No lo vio hasta  la hora de acostar a los niños, donde como todas las noches vino a darles un beso de buenas noches. No le dirigió una sola mirada a ella, incluso cuando le hablo para decirle que la esperaba en su oficina.Usó cada gramo de fuerza antes de tener el valor de caminar hacia el despacho de Alessandro y pasó un buen rato antes de animarse tocar la puerta. Ella ya no era una adolescente impresionable, se dijo. Si tan solo no hubiera permitido que el beso de la noche anterior sucediera no estaría en ese enredo ahora.—Adelante.Tomó un último respiro antes de girar la manilla de la puerta e ingresar. Cerró la puerta tras de ella y sintió que se estaba encerrando voluntariamente en la guarida del león.Alessandro estaba sentado trabajando en su laptop, pero en cuanto la vio se concentró en ella.Leer más
Capítulo 5
Este día estaba tornándose el peor día de su existencia, incluso si consideraba el día en que había atrapado a su ex-novio engañándola y ella había creído que nada podría superar esa experiencia. Marena le estaba demostrando cuan equivocada estaba.—¿Desde cuando dices que estás trabajando aquí? —pregunto con su voz irritante.Estaba dudando seriamente si era tonta o solo se hacía. Porque aparte de ser la tercera vez que preguntaba eso, seguro que la semana pasada Ava aún no había estado aquí. Aunque no le sorprendería que nunca se acordara de un rostro que no fuera el que veía todas la mañanas en el espejo.—Desde el lunes, está fue mi primera semana. —Hizo un esfuerzo por sonar amable.Solo tenía aguantar un poco más. Alessandro no tardaría en llegar.Miro e
Leer más
Capítulo 6
Toda la seguridad que Ava había sentido cuando le dijo a Alessandro que aceptaba su propuesta había salido volando por la ventana. Ahora solo le quedaban inseguridades. Dudaba que hubiera estado pensando coherentemente cuando aceptó acostarse con él.Ava miró más allá de su ventana  mientras calculaba la probabilidad de poderse escapar. La noche era oscura, pero el jardín trasero estaba ligeramente iluminado por las luces que habían dispersas por el lugar. El jardín era grande y había algunos árboles de considerable tamaño en él. Atravesar todo el lugar le tomaría demasiado tiempo y sería difícil que seguridad no la notara. Aunque tenía a su favor que era buena haciendo estupideces. Solo tendría que salir de la casa, de preferencia a través de su ventana, y luego atravesar el jardín hasta llegar a los muros. Una vez allí
Leer más
Capítulo 7
Estaba sentándose en el comedor junto con los niños cuando lo vio entrar. Hubiera querido salir corriendo como una cobarde, pero se refrenó. La orden de Alessandro era que siempre debía comer con los niños en el comedor principal. No podía escapar de sus obligaciones.Él le había dejado claro que durante el día ella no era más que era su empleada. Cumpliría con sus funciones como debía y fingiría que la noche pasada no había sucedido nada.—Buenos días, Alessandro —saludo reuniendo todo el valor que pudo.Era difícil dirigirse a él por su nombre después de la pasión compartida. Hubiera sido mejor llamarlo “señor”, eso la habría ayudado a mantener las distancias; pero órdenes eran órdenes.—Buongirno, papá.—Buongiorno figli miei.<
Leer más
Capítulo 8
Un quejido la sacó de sus sueños. Al principio no distinguió de dónde provino el sonido. El lamento se volvió a repetir y se dio cuenta que provenía a través del intercomunicador. Su cerebro hizo la conexión. Los niños estaban despiertos y al parecer llorando.La preocupación la puso en alerta. Encendió la lámpara sobre su buró y se colocó sus pantuflas. Camino hacia la habitación de los niños con prisa y llegó lo más rápido que pudo. La puerta estaba cerrada de la habitación de los niños estaba cerrada. Eso quería decir que su papá no había venido. Lo más probable es que aún estuviera trabajando en la oficina.Al abrir la puerta encontró a los dos niños sentados en la cama del menor con la lámpara encendida. Prendió las luces para iluminar mejor el ambiente. Pie
Leer más
Capítulo 9
No vio a Alessandro durante el desayuno. Fue un alivio después de haber pasado la noche en su cama y tener los pensamientos enredados. Aunque esto último era algo constante desde que había llegado a esta casa.Cuando no lo vio durante el desayuno creyó que él estaba escapando, pero resulto que solo era uno de esos días en que tenía que ir a su empresa para resolver algunos asuntos. A veces se preguntaba cómo hacía él para tener tiempo para sus hijos con tanto trabajo que hacer.Su empresa era una de las más grandes del país y era seguro que Alessandro tenía muchas responsabilidades. Sin embargo, hasta ahora, siempre procuraba estar en todas las comidas de los niños o como mínimo en una de ellas. Eso era bastante bueno porque se podía ver que sus hijos estaban creciendo con amor y estabilidad pese a la circunstancias.Miró a los niños sent
Leer más
Capítulo 10
Ava llegó a la oficina de Alessandro perdida en sus pensamientos. Era viernes cerca del mediodía. Los niños estaban en la escuela y dentro de un par de horas estarían en casa. Un par de semanas había pasado desde que actuaron. Las cosas con Alessandro habían cambiado un poco desde entonces.Eran cambios pequeños, pero que le creaban confusiones respecto a sus sentimientos. Las noches que él no venía a su habitación porque estaba trabajando, ella le llevaba un café a su oficina y se quedaba allí tan solo haciéndole compañía por un rato. Él no parecía molesto por su presencia incluso parecía disfrutar del gesto. Las bromas se habían vuelto más usuales entre ellos y cada vez se sentía más cómoda en su compañía.Los niños no habían tardado mucho en olvidar que su madre no los habí
Leer más