ATRACCIÓN ITALIANA

ATRACCIÓN ITALIANAES

Luz Torres  Completo
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
43Capítulos
7.6Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Amaba el romance, pero no creía en príncipes azules ni en finales felices. Más bien me atraía los príncipes negros, aquellos misteriosos hombres, que lo único que hacen en ti, es activar una atracción difícil de quitar, que te hacen descubrir ese lado oculto que todos tenemos, esos que tienen el cartel de prohibido y peligro con luces de neón alrededor suyo. Exacto, los chicos malos. Y Alessandro Rizzo lo era. La primera vez que lo vi, su belleza me deslumbro. La segunda vez que coincidimos, decidí hablarle. Lo que no contaba, era con la ignorada olímpica que me dio, fuera de ponerme triste, me puso ansiosa y deseosa por conseguir su atención. La tercera vez, lo tenía apuntándome con un arma en la cien. La cuarta, lo estaba salvando de la muerte. Sabía que no estábamos hechos para estar juntos, su mundo y el mío eran muy distintos..o eso pensaba yo. Pero la atracción que había, era mucho más fuerte que la razón. Sabía de antemano que solo yo perdería en esto, pero no lo pensé dos veces, y me tire al abismo sin tener la certeza de que sería atrapada al caer. Solo podía pensar. ¿Estará él, al final del abismo?

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
43 chapters
PRÓLOGO
ActualidadHabía pasado una semana en que faltaba a clases con la excusa que nadie cuidaría mejor a Dalila que yo, pude convencer a mis padres en ese momento, no era difícil, una mirada y ojitos de cachorrita y los tenia, una completa manipuladora, lo sé.Aunque mi subconsciente me jodida a cada momento por eso, el mismo sabía que solo estaba intentado sobrevivir de aquel hombre. Era un hecho de que apenas pisara la universidad moriría, no tan literal, pero de que moriría en la universidad lo hacía, era ley.Pero no podía morir, primero tenía que probar un latino, si o si.—Tranquila, no morirás —susurre para mí mi
Leer más
CAPÍTULO 1
Un mes antes.—Lu-Luciana... te amo.Parpadee varias veces atónita a lo que escuchaba. —¿Acaso estaba loco?— suspiré, levantándome de la cama para vestirme e irme cuanto antes.¿Por qué tenía que dañarlo todo?—Me encantas...enserio, y amo la forma en que lo haces, eres el mejor hasta ahora, pero solo es placer Giulio. Mi primera regla es no involucrar sentimientos.— ¿Qué quieres decir? —arrugó su entrecejo, levantándose para también vestirse.—I'm way too good at goodbyes&n
Leer más
CAPÍTULO 2
Días después. —La noto muy distante, ¿sucede algo?Volteé a verlo inmediatamente.¿Qué me pasaba? Tenía a semejante monumento de hombre frente a mí en una cita, y pensaba en el idiota de Alessandro. Sí que me sucedía algo.—Mande a investigar a una persona, pero no encontraron suficientes cosas —comenté.No había quedado satisfecha con la investigación a medias que me habían entregado, no decía prácticamente nada, lo cual no ayudaba. Tenía una terrible curiosidad por ese hombre, tal vez era solo un capricho y se me pasaría con el tiempo, pero mientras tanto quería saber todo lo que se pudiera de Alessandro. Nunca había sido ignorada, y que esa fuera mi primera vez, había despertado algo temporal.—Tal vez podría ayudarla, el in
Leer más
CAPÍTULO 3
 —Luciana despierta, vamos cariño hoy iras conmigo al hospital.Sentía como movían levemente mi cuerpo, pero me negaba a despertar.—No —susurré dándole la espalda.¿Acaso no tenía tres hijos más? ¿Por qué todo era yo?—Luciana Licciardi Davis, te levantas de esa cama o juro que te levantaré como la última vez.Grité de frustración y me levante de inmediato. No quería que pasara eso de nuevo...jamás.¿Qué clase de madre levanta a su hija con agua totalmente fría y cubos de hielo en ella?—Puedo demandarte por ello, ¿Lo sabes verdad?—Quiero verte intentándolo —se cruzó de brazos viéndome fijamente.—Pues te quedaras con las ganas, ¿Cómo demandaría a la ma... —
Leer más
CAPÍTULO 4
Otro día de mierda en el que tenía que ir a la universidad, al tener a Dalila lo hacía un poco menos mierda, pero mierda de todas formas.Estábamos hablando sobre la desilusión que se llevó al despertar y no encontrar a mi hermano en la mañana, no entendía como Liam había dormido en el apartamento de Dalila, cuando mi madre lo esperaba para dormir. El nunca desaprovecharía el poder dormir con ella.Algo no encajaba y lo tenía que averiguar. —Liam vendrá hoy y... ¡mierda!¿Acaso era real lo que mis ojos veían? ¿Alessandro besándose en plena universidad con una mujer? ¿Cuando— ¿Y mierda? —preguntó confundida Dalila.—No, no quise decir eso —Dije distante mientras veía al maldito. Era real. — ¿Quiénes son ellos?—Alessa
Leer más
CAPÍTULO 5
Sonreí al verla, tenía una belleza muy exótica mi hermana. Como no tenerla si era del oriente.Joder, esas mujeres son candela pura."Candela”Empecé a reírme de mis pensamientos, era una maldita.— ¿No piensas salir de este cuarto? —Detuve mi risa al escuchar a Liam—. Ahora hasta te ríes sola, ¿Debería de preocuparme?—Tal vez, aunque…nunca he sido la cuerda de la familia… ¿No crees?—Bueno, todos tenemos un poco de locura. Pero tu locura es distinta. Te vigilo Luciana. Te conozco.—No —volteé a verlo sonriendo—. No puedes decir conocerme por saber que hago y que no, en realidad Liam, tú conoces a la Luciana que conocen todos.—Eres peor que yo —sonrió asintiendo.Se acercó a Dalila y como pensé, ni siquiera la toco. Solo se qued
Leer más
CAPÍTULO 6
"Te extraño, hoy un poco más que ayer"Morí de risa al leer el mensaje. Esteban era un completo idiota, hermoso, pero idiota de todas formas."Necesitas una dosis de insulina"Respondí. Casi de inmediato respondió él."JA JA JA que graciosa""¿Voy por ti?""Te espero"Unos movimientos me alertaron e inmediatamente volteé a mirarla.— ¡Dalila! —grité levantándome de la silla en cuanto supe que estaba despertando.Un alivio me recorrió en ese momento, había vuelto mi hermana, pero...¿Se estaba creyendo la bella durmiente o que mierda? —No puedo abrir los ojos —dijo en un susurro. Su voz estaba demasiado ronca—. Agua.Fui hasta la pequeña mesa equipada y serví en un vaso plástico un poco de agua. Oprim&iacu
Leer más
CAPÍTULO 7
Jamás me había sentido tan expuesta como en ese momento. Esteban había mirado más profundo y había dado en el clavo.No podía quedarme un segundo más en su casa, si lo hacía, sentía que de alguna manera iba a leer mis pensamientos y a entrar en mi lugar más privado y con más muros…mi corazón.No podía entrar, ni él ni nadie. — ¿En dónde estabas?Arrugué mi ceño y volteé a ver quién era el intrépido que se atrevía a hablarme en plena crisis.—No tengo por qué darte explicaciones Vlademir —aclaré, no queriendo empezar una discusión—. Ahora si no te importa, terminaré de llegar e iré a mi habitación.—Al parecer tu madre llamó al tío Leandro y le dijo que tú estabas yendo a casa. Para que
Leer más
CAPÍTULO 8
—Tienes que venir pronto, estar rodeada de raros me está afectando.Escuché la risa de mi tío Christopher del otro lado.—Sí, yo también te extraño mucho sobrina —fruncí mi ceño y negué.—No pongas palabras en mi boca que no he dicho Christopher Davis.—Ambos sabemos que esa es tu forma de decirme que me extrañas… ¿Cuándo lo aceptaras?—Mmm, espera lo pienso —hice una pausa y sonreí—. Nunca.—Pues yo si te extraño Luci, también a tus hermanos —rodeé los ojos al saber lo que venía—. Trataré de estar con ustedes para el fin de semana.Lo de siempre y nunca venia.—Lo que tú digas. Hablando ahora de cosas más importantes —escuché un gruñido en forma de advertencia—. Necesito al mejor fot&oa
Leer más
CAPÍTULO 9
POV ALESSANDRO.Miraba una y otra vez aquella niña preguntándome cuál era la razón que tenía para hacer toda esta mierda.¿Acaso no entendía que la odiaba?Perseguirme y entrar a un barrio altamente peligroso como este solo para saber qué diablos hacia…Estaba loca, una maldita y sexy loca.Mi teléfono vibró y sabia quien mierda era. Me aseguré de nuevo que estuviera atada y salí de la pocilga en que tenía que vivir por este tiempo.— ¿Ahora que mierdas les diré? —susurré, dirigiéndome al lugar de encuentro.Aquí todos se conocían y ver a una persona nueva era como ver una posible amenaza. ¿Y qué hacían con las amenazas?Las eliminaban, como pretendían hacerlo con Luciana.Cuando dijeron las descripciones de la chica, sent&iac
Leer más