Gaia naciendo del mar (5to Libro)

Gaia naciendo del mar (5to Libro)ES

Day Torres  Completo
goodnovel16goodnovel
9.9
Reseñas insuficientes
46Capítulos
88.7Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

NOVELA COMPLETA. Alessandro era el dueño más joven del Imperio Di Sávallo. Millonario, atractivo, seductor… eso era lo que todos sabían de él. Lo que muy pocos sabían es que era un experto piloto de rescate; que tenía sus sentimientos encerrados bajo siete cansados porque alguien le había roto el corazón; y que había jurado que jamás, ¡jamás! volvería a enredarse con una mujer casada.Gaia era solo Gaia. Sin apellido, sin títulos… sin memoria. Sobreviviente de aquel naufragio, sin poder apenas hablar, lo más probable por aquella joya que llevaba era que fuera una mujer casada. El problema era que no lo recordaba, y estaba determinada a sobreponerse a su tragedia. Sus destinos habían coincidido en aquel accidente, y hubieran seguido cada uno su camino de no ser porque la única persona a la que Gaia podía recordar en todo el mundo, era precisamente Alessandro Di Sávallo. La cuestión era: ¿Cómo te arriesgas a enamorarte de una mujer que quizás un día se despierte recordando que ama a otro?

Leer más
Gaia naciendo del mar (5to Libro) Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
46 chapters
CAPÍTULOS 1 Y 2
CAPÍTULO 1 Alessandro apagó la televisión de ochenta pulgadas y se dirigió a su habitación con un gesto de profundo agotamiento. Hacía más de cuarenta y ocho horas que no dormía y aun así tenía la sensación de que, por más que lo intentara, no lograría conciliar el sueño. Se dio una ducha larga y reconfortante, esperando que el agua caliente y el sonido del mar lo ayudaran a relajarse, y agradeció mentalmente a Fabio por haber construido aquella
Leer más
CAPÍTULO 3
 Gaia abrió los ojos despacio, exhalando por lo bajo un gemido de dolor. Sentía como si su piel estuviera envuelta en brasas, estaba débil y somnolienta, pero algo la impulsaba a despertar, a atravesar aquella muralla de sombras. Pasaron algunos instantes antes de que se acostumbrara a la poca luz que entraba a través de las persianas cerradas, y entonces miró alrededor.Estaba en un hospital, podía reconocer los equipos médicos, la cama Fowler, la
Leer más
CAPÍTULO 4
Alessandro clavó los ojos en Gaia a través del cristal, y ella le respondió con una mirada inteligente aunque un poco perdida.— ¿Puedes explicarte mejor? — le pidió a Jasper.— Quise hacerle una resonancia para asegurarme de que no hubiera ningún traumatismo físico, y la buena noticia es que su cuerpo no sufrió lesiones, pero en cuanto escuché cómo hablaba me di cuenta de que algo no iba bien.

Leer más

CAPÍTULO 5
 — ¿Tienes hambre?Era una pregunta un poco tonta pero al menos servía para romper el incómodo silencio que se había creado en el trayecto a casa; incómodo solo para Alessandro, porque Gaia parecía fascinada por las luces de la ciudad y por aquella carretera que bordeaba el golfo.&md
Leer más
CAPÍTULO 6
Gaia tragó saliva cuando el auto deportivo se detuvo frente al Centro de Conferencias, que en aquel momento fungía como sede de operaciones para la respuesta al naufragio del crucero. El edificio de ocho pisos bullía como un nido de avispas, y cientos de personas recorrían los pasillos. Sentía una extraña necesidad de asir la mano de Alessandro y salir de Alessandro y salir corriendo de allí, pero él tenía una vida con la que no podía interferir y su decisión había sido clara.—Blake es un experto en manejo de desastres. — había dicho — Estoy seguro de que a p
Leer más
CAPÍTULO 7 y 8
— Te prometo que vas a estar bien. — fue lo único que se le ocurrió decir antes de abandonar la habitación.Gaia iba a caer rendida después de doce horas sentada en una silla y como Jo—Jo le estaba haciendo compañía, Alessandro por fin pudo relajarse. Posiblemente fuera una estupidez tenerla en casa, pero a pesar de todas sus reservas, no tenía corazón para dejarla desprotegida.Se sirvió un vaso de whisky y salió a
Leer más
CAPÍTULO 9
 Podía hacer todo el esfuerzo del mundo, intentar recordar todas las horribles consecuencias de lo que estaba a punto de hacer, y ni aun así habría logrado salir de aquella locura que le quemaba las venas al sentir a Gaia correrse entre sus dedos. Iba a repetir la historia, iba a arriesgar su corazón, iba a salir destrozado de todo aquello a menos… a menos que se obligara a convertirlo en otra cosa. ¡Y tenía que hacerlo porque detenerse no era una opción!Leer más
CAPÍTULO 10
 Alessandro no durmió esa noche, al parecer era peor estar sin Gaia que vigilarle el sueño. Sobre la una de la madrugada la sintió salir, rastreó cada uno de sus pasos y esperó, esperó a que Jo—Jo la trajera a salvo, esperó hasta que la vio entrar tan mojada y dormida como siempre, pero ni sabiéndola en casa pudo descansar. Había algo en todo lo que Gaia hacía y decía que era intrínsecamente verdadero, pers
Leer más
CAPÍTULO 11
Una, dos, tres, cuatro semanas, que a Alessandro le parecieron minutos. Minutos tortuosos y agonizantes de tenerla cerca viendo cómo crecía, cómo conseguía dominar casi completamente el idioma, cómo aprendía y sonreía y se divertía y no hacía caso de los coqueteos de sus desvergonzados amigos, en especial de Jasper, que por alguna razón ahora pasaba a visitarlo más de la cuenta y no sabía si era por Gaia o por… ¡pero por supuesto que era por Gaia si no le quitaba los ojos de enc…!— ¡Ale,
Leer más
CAPÍTULO 12
 — ¿Pero qué se ha creído…? — Alessandro había entendido perfectamente la insinuación, y decir que estaba celoso era poco, aunque esa no era la palabra con la que se hubiera descrito a sí mismo.— Cálmate. — lo regañó Gaia cuando lo sintió moverse debajo de ella — Tu “pequeño monst
Leer más