Doctor Cretino

Doctor CretinoES

Cassandra Hart  Completo
goodnovel16goodnovel
9.6
Reseñas insuficientes
12Capítulos
40.5Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Abigail se trasladó al rancho familiar para acompañar a su madre en sus últimos días. Allí conoció a dos hombres, uno de ellos amable y encantador.El otro, Edward Carter...un patán que no perdía oportunidad de humillarla. Pero este tenía sus razones para odiarla. Se mantenía lejos de las mujeres debido a su pasado y Abi le hacía sentir cosas que pensó nunca sentiría de nuevo. Por eso humillarla parecía la forma ideal de mantenerla lejos.Cuando el peligro se cierne sobre Abi, Edward hará todo para mantenerla a salvo, incluso amarla.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
12 chapters
Prefacio
  Normal 0 21 false false false EN-US X-NONE X-NONE Leer más
Dejando todo a prisa
 Mientras se tomaba un café unas lágrimas intentaban caer por sus mejillas, pero al igual que en otras ocasiones, se mantuvo fuerte y logró dominarlas. Abigail Montgomery observó aquella habitación con detenimiento, aún tenía dos días antes de abandonar el que fue su hogar para trasladarse con su madre a un rancho en Montana.Lo
Leer más
Deja de actuar como mi padre
 Con Savannah y Georgia instaladas en su cuarto, buscó una caja y la rellenó de arena para gatos, la puso en su baño con agua y alimento. Alex le había dado suficiente para dos días, así que en cuanto fuese al pueblo conseguiría más.Los días en el rancho le permitían tener paz por primera vez en mucho tiempo.  Tom se mantenía cerca de su madre casi todo el tiempo. Aunque tenían muchos trabajadores que realizaban el mantenimiento del rancho Abi amaba ayudar, el trabajo físico le hacía sentir viva por primera vezTras una mañana especialmente agotadora en compañía de Joe uno de los peones del rancho, regresó
Leer más
Un corazón roto
  Al día siguiente dos vehículos se acercaban a casa de Abi, el de Alex, conducido por un trabajador del rancho de Alex, y el suyo. No negaba sentir cierta decepción al no verlo ahí, pero sabía que los médicos tenían horarios de trabajo muy intensos.—Gracias por traerme el auto, son muy amables.—Con gusto señorita.—Vengan para que les sirva un café.—No quisiéramos molestar.Leer más
La verdad
 Cuando Abi estuvo lo suficientemente lejos, Alex encaró a Edward.—Tu odio está yendo muy lejos, si por tu causa ella resulta herida nuevamente, vas a pagármela.—Yo no la atropellé.—Pero por tu culpa ella abandonó la tienda llorando. Estaba tan distraída que no vio la motocicleta.—Eso es lo que pasa en estos malditos pueblitos, no ha transcurrido nada de tiempo y ya te enteraste.—Deja a Abi en paz.

Leer más

Extraviada
 El examen fue hecho a una velocidad inquietantemente lenta, Amelia le observaba atentamente y no estaba habituado a dicho escrutinio. En las dos horas que estuvo allí, logró entablar una cómoda relación con su paciente, incluso se tuteaban.—No importa cuándo dures Edward, ella no va a haber regresado para entonces.—No sé de qué hablas.-Mierda-—Aunque no soy tan vieja como para ser tu madre, he vivido bastante más. Te gusta mi Abi, pero la diferencia de edad te hace pensar que es absurd
Leer más
Primer beso
 Pidieron una ensalada y pescado. Lo acompañaron con algo de vino blanco y para postre una copa de helado. Abi estaba pasándolo muy bien, Alex era un compañero formidable. Mientras tomaban un café, ella decidió compartir sus secretos.—Eso qué me cuentas es terrible, pero al menos ahora lo sé, si esos sujetos vienen por aquí, van a arrepentirse.—Me preocupa mamá, todo este asunto le genera estrés.—No pienses así. Voy a estar a tu lado mientras me lo permitas. Has sido honesta conmigo así que yo también he de serlo. Me gustas muchísimo Abi
Leer más
Exámenes
 Intentó hacer el viaje con la mayor delicadeza, Abi estaba muy pálida. Continuó hacia el hospital dónde tenían la máquina para realizar una tomografía computarizada de la cabeza, aunque ella le hablara con coherencia, no pensaba arriesgarse. Necesitaba descartar hemorragias y hematomas cerebrales.—Llame a Alex por favor.—Siempre Alex.—Sí. Con él estoy a salvo.Aquello no le gustó nada a Edward, pero no estaba en posición de reclamar. Menos agradable fue ver correr a Alex al
Leer más
Un mes
 Había pasado un mes desde que Abi le dijo a Edward que iba a olvidarle.  Él había hablado con Alex pues seguiría visitando a Amelia, no iba a renunciar a Abi tan fácilmente, le daría tiempo para sanar e intentaría ganarse su corazón.Abi se mantenía distante, saludándole cordialmente, pero nada más. A pesar de todas las cosas, había algo bueno pues Amelia estaba más estable. Por ello fue enviada de nuevo a Boston para que le practicaran unos exámenes rutinarios. Abi había conversado con el médico de su madre quién le había dicho que eran necesarios. Además, así revisaría el tratamiento y añadiría algo para el vómito.

Leer más

De regreso a casa
 Abi se despertó sobre un pecho musculoso, una mirada a su alrededor le indicó que ambos estaban sobre la alfombra, totalmente vestidos y bajo su manta afgana. Quizás fue doña María quién les cubrió. Su estómago rugía del hambre así que fue a la cocina.Edward estaba tan cansado que no se dio cuenta de su ausencia. La anciana estaba viendo su novela, pero apenas ella entró apagó el televisor.— ¿Cómo estás mi niña?—Cansada pero hambrienta, imagino que Edward tendrá hambre cuando se levante.

Leer más