ATADA A MI JEFE||J&S.

ATADA A MI JEFE||J&S.ES

Yenifer A Martinez R  En proceso
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
19Capítulos
2.5Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Brenda es una mujer de grandes valores, y expectactivas, es graduada de una de las mejores universidades de Florida con honores. Miembro de una familia muy numerosa pero ejemplar. Por otro lado, su jefe; Ignacio Valente es un hombre salvajemente sexy, con indescriptible inteligencia, personalidad poderosamente atractiva y cautivadora. Miembro de una de las familias más finamente adineradas fichados como guerreros. ¿En la oficina podría cumplirse el hecho de un completo cliché entre: El Jefe y La Secretaria?. Para saber la respuesta, los invito a adentrarse a esta hermosa historia llena de amor, intrigas, engaños, entre otras curiosas cosas... ●Respetar los derechos de autor. ●Cero plagio. ●Contenido para adulto. ●Romance. ●Para todo público: (leer bajo tu propio criterio)

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
19 chapters
PRÓLOGO
BRENDA PRÓLOGO Tres años antes...El aparato del demonio no dejaba de sonar. Me removí un poco sobre mis sábanas para tomarlo, estiro lo más que puedo para alcanzar mi teléfono que reposa sobre mi mesa de noche, al tocar en esa zona no hallé nada, levanto perezosamente la cabeza achinando un poco mis ojos por culpa de la luz del día que entra por las persianas. —¿Bueno?. —dije al contestar. —¿Brenda que haces aún durmiendo? —¿Margo?... —pronuncié aturdida por su voz. —¿Para qué me llamas?—¡Tienes una entrevista de trabajo hoy tonta! —me levanté de golpe al escucharla. —Diablos... Salto de la cama tirando el celular en ella, camino con prisa hasta mi baño, me recojo el cabello en un moño desastroso, lavo mis dientes con prisa y tomo el enjuague bucal. Arrojé mi ropa por todo el piso del baño sin preocuparme, después tendría tiempo de recogerla, tomé una ducha de gato y salté de una vez a mi armario. Tomé lo primero que vi. Me regañaba mentalmente por quedarme dormida, habían p
Leer más
CAPÍTULO 01
BRENDACAPÍTULO 1Actualidad...—En serio ya me estoy cansando de que siempre llegas tarde para almorzar. —espetó con hastío mi mejor amiga, me acerco a ella para saludarla y disculparme pero se cruza de brazos y me voltea el rostro.—Discúlpame Margo, pero mi jefe... —tomé asiento pero Margo levanta su mano en señal de que no continuara con mi explicación.Se reincorpora colocando ambos codos sobre la mesa y levanta una ceja, por su expresión estoy segura de que me dirá algo que no será agradable.—Tu jefe es un idiota. —masculló rodando los ojos y dejándose caer sobre el respaldar de la silla.Suspiré con cansancio llevándome una mano a mi frente, ella tenía razón, mi jefe es un completo idiota, sin embargo, es quien firma mis cheques y cada que tengo algún problema familiar me permite irme del trabajo temprano.—Señoritas, aquí tienen sus órdenes. Que lo disfruten. —musita un joven mesero dejando dos platos sobre la mesa, observo a Margo quien le agradece al mesero, después se fija
Leer más
CAPÍTULO 02
BRENDACAPÍTULO 2El señor Valente le habia ordenado a Thania ir a la tintorería que se encargaba de la limpieza de sus trajes, conseguir uno lo más rápido posible, mientras yo me mantenía redactando un documento que necesitaba el señor Valente en una hora. A penas terminé con mi trabajo, Thania apareció con un traje en mano cubierto por una manta obscura que protegia el traje.-Llegué... -Thania depositó el traje en su escritorio para recuperar un poco el aire perdido.Me sentía un poco mal, ya que por mi culpa el señor Valente estaba de mal humor e hizo que Thania abandonara sus deberes para ir por su traje nuevo, claro, el jefe le ordenó a Thania de que me encargara de sus tareas, ahora tenía doble trabajo y un montón de papeles por chequear. No debo de quejarme, es mi castigo por no fijarme bien al salir de la cocina, ¿pero quién se hubiera imaginado que el jefe justamente iría a la cocina?-Iré a entregarle el traje al señor, por favor atiendes el teléfono si suena, ¿vale? -me in
Leer más
CAPÍTULO 03
BRENDACAPÍTULO 3Frederick me dejó bien en claro que hablaría con Yohanna para que desmintiera ese chisme, era lo único que podía hacer y lo que estaba al alcance de sus manos.Yo nada más quería ir a mi escritorio para tomar mis cosas e irme, era algo simple, sólo que tengo que pensar en alguna excusa para decirle a Thania, quizás está enojada porque le dejé todo el trabajo a medias, y con lo que pasó con esa impresora no me quedarón más ganas de seguir ese trabajo.Todo mi trabajo se había echado a perder, la estúpida impresora distorsionó todas las letras, y no se podía leer bien el texto, y lo peor del caso es que no lo revisé antes de entregarlo, fui una tonta, una despistada, fui muy descuidada, algo como eso jamás me había pasado, no era de extrañar que el jefe por ese error le haya sumado puntos a mi mal desempeño laboral, aunque debe de tener en cuenta también que son pocos los errores o faltas que he cometido.No sería justo que me echara, pero aquí él era el jefe, no yo.C
Leer más
CAPÍTULO 04
BRENDACAPÍTULO 4Una hora había pasado desde que estamos aquí dentro y aún; absolutamente nadie venía a ayudarnos.El señor Valente se veía desesperado y atosigado por el encierro, por supuesto lo entendía ya que yo estaba más o menos igual que él, aunque, disimulaba un poco las ganas que tenía de tirar a patadas esas grandes puertas de metal.Comenzaba a hacer una calor de los mil infiernos.Ambos tuvimos que desabotonarnos las camisas un poco para no ahogarnos, el aire se sentía espeso y tibio por nuestras respiraciones, a veces comenzaba a marearme pero recuperaba el sentido cuando mis ojos se posaban en el hombre que estaba a pocos metros de mi.-Parece que no se siente bien, Señorita Ortega.La voz gélida y gruesa del Vicepresidente hizo que mis ojos conectaran con los suyos. Mantuve la boca cerrada, porque era incapaz de abrirla teniendo mis labios tan resecos, simplemente negué bajando la cabeza.Ocultaba mi rostro con los mechones húmedos y largos de mi cabello amarrado de la
Leer más
CAPÍTULO 05
BRENDA CAPÍTULO 5Después de tan aparatoso accidente en el ascensor; resultado del dichoso apagón que ocurrió por toda la ciudad, Thania se ofreció a traerme a casa de mis padres.Estaba a pocos pasos para llegar al porche de la casa de mis padres, cuando de repente mi bolso comienza a sonar, es obvio que es lo que está sonando; mi celular.Registré mi bolso con una sola mano mientras intentaba ver, ya que estoy en la oscuridad de la noche y la luz del farol es muy tenue.Cuando por fin lo tengo en mis manos suelto un resoplido agotador.Quien llamaba era nada más y nada menos que el Señor Valente, el Vicepresidente quien desgraciadamente es mi jefe.Frunzo el ceño algo molesta, pero igual contesto.—¿Que desea Señor? —fue lo primero que se me vino a la mente para contestar.No recibí ninguna respuesta por su parte. Eso me extrañó un poco ya que ese hombre le encantaba regañarme en algunas ocasiones, y si pretendía reprocharme lo de esta tarde era mal momento ya que me arruinaría la
Leer más
CAPÍTULO 06
BRENDA CAPÍTULO 6—Brenda... —Oye... Brenda, despierta... —Hmm... ¿Quién me estaba hablando?¿Sigo... soñando?—¡Brenda! —alguien gritó mi nombre que me desperté asustada.Lo primero que oí fueron las escandalosas risas de mis hermanas. Restregué mis ojos para enfocarlas mejor y las asesiné con la mirada.—¿Por qué están aquí? —les pregunté sentandome en el borde de mi cama. —Diablos, ¿qué hora es? —me levanté a toda prisa para ir hacia el baño.—No te preocupes por llegar tarde hermana, igual falta una hora para que entres a trabajar. —la voz cantarina de Daniela me hizo detenerme en el umbral de la puerta.—¿Y estaban aquí para despertarme? —automáticamente crucé mis brazos observándolas con desconfianza.—Sip... —Sofi sonó la p al final. —Aunque nos sorprendimos mucho cuando te escuchamos hablar dormida. —se tapó la boca riendo y mirando de reojo a Daniela.—¿De qué hablas? —no entendía a lo que se refería, ya que yo no hablo dormida y mucho menos soy sonámbulo o algo parecido.
Leer más
CAPÍTULO 07
BRENDA CAPÍTULO 7—Adiós mamá, cuídate mucho por favor, y tómate todas tus pastillas, ¿de acuerdo? —la abrecé dándole esas pequeñas indicaciones.Mi mamá asintió despidiéndose de mi con un beso en la frente, después mi papá se acercó y se ofreció a llevarme. Ambos subimos al auto y desde la ventana pude ver a mis hermanas con mamá fuera de la casa, todas se despedían con la mano al igual que yo.Los pequeños mellizos aún seguían durmiendo, sin embargo, no pude evitar irme sin antes darles un beso mientras dormían.—Gracias por traerme papá. —agradecí sonriendole.—No hay de qué, mi niña... ten un buen día en el trabajo —se inclinó para abrazarme, le besé la mejilla y salí del auto.Esperé a que se fuera, realmente deseaba de que las palabras de mi papá fueran ciertas y en verdad tuviera un buen día en esta empresa, pero sobre todo, con mi jefe...Cuando por fin entré a la empresa, saludé a toda persona que veía, los que fueran conocidos y los que no, aún era temprano así que no era d
Leer más
CAPÍTULO 08
BRENDACAPÍTULO 8La propuesta del señor Valente me tomó demasiado desprevenida, con todas mis defensas bajas contando con mi guardia baja también. Él pretendía utilizar mis necesidades y falta de dinero para... ¿su conveniencia? ¿un trato propuesto para llegar a un objetivo que ni siquiera tengo que ver?, claro, antes no tenía nada que ver, hasta que el Presidente tuvo que difundir tal mentira sobre el Señor Valente y yo en su familia.Estoy acabada.Y el vicepresidente se dio cuenta de eso en el momento en que me quedé sin palabras, además, era inaudito su propuesta, y más al intentar sobornarme y chantajear con una información que obtuvo sobre mi estado financiero.Malditos riquillos, creen poder tener todo y que todos estén a sus pies.—No lo acepto, señor Valente. —lo encaré alzando el mentón. Cuando su ceño se frunció no esperé nada más y salí de la oficina.Por suerte, cuando estaba a punto de cerrar la puerta Thania apareció en mi campo de visión, estaba arreglando sus cosas e
Leer más
CAPÍTULO 09
BRENDA CAPÍTULO 9—Claro, gracias por su tiempo, que tenga un feliz día. —colgué la sexta llamada que hacía desde que salí de la oficina del vicepresidente.Había estado tan ocupada realizando las llamadas, aunque apenas haya cumplido con seis de la lista que me entregó el jefe, mi garganta pedía con urgencia mucha agua. Iba a levantarme para ir a la cocina del piso por un vaso de agua cuando mi celular sonó.Revisé el remitente ésta vez para no tener más problemas y confusiones, era mi padre, fruncí el entrecejo ya que sólo me llamaba en horas de trabajo cuando era algo de urgencia.—Hola papá, ¿pasó algo? —dije al contestar la llamada.—Brenda... —se quedó en silencio por unos segundos, eso me hacia preocupar. —Acabó de llegar un recibo del hospital donde atienden a tu madre. —anunció, suspiró con pesadez antes de continuar hablando: —Aumentó el costo del tratamiento de tu madre, Brenda, y nos exigen que paguemos un adelanto si queremos que tu mamá obtenga el mejor tratamiento.—No
Leer más