Isabel

Isabel ES

Eli Cruz  Completo
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
35Capítulos
2.0Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

De una relación de mentiras a una de verdad, solo hay un beso de distancia. Isabel lleva años perdidamente enamorada de Arturo, el hombre con quien compartió su vida por un tiempo, ambos tienen una hija en común, han decidió seguir tratándose lo mejor posible para que su hija crezca en el mejor ambiente familiar posible. Isabel sueña con que en algún momento Arturo de se cuenta que esta enamorado perdidamente de ella, todas esas ilusiones se mueren cuando él y su amor de juventud le piden que sea la madrina de su boda. Destrozada por esta noticia, sabe que lo ha perdido para siempre, decide irse a emborrachar y tratar de olvidar al hombre que ama, esa noche conoce a un hombre que cambiara su vida de una forma que ella nunca se lo había imaginado. Creyendo que si le da celos a Arturo puede hacerle ver que es de ella quien está enamorado, decide empezar una relación de mentiras con Daniel, aquel hombre que conoció en un bar.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
35 chapters
Capítulo 1
Estaba perdidamente enamorada de un hombre que no me amaba de esa manera, tal vez él algún momento pensó que lo hacía, yo me engañaba imaginando que íbamos a estar juntos para siempre, con el tiempo me di cuenta de que mientras más intentábamos permanecer como pareja, más daño nos hacíamos. Éramos infelices. Tampoco puedo negar que los años que vivimos juntos fueron malos, porque yo ame cada uno de los momentos que tuvimos juntos, de que yo fuera la primera mujer en su vida y toda la confianza que me tenía. Al fin y al cabo, ya éramos familia, trajimos una vida a este mundo y los dos acordamos hacer lo mejor posible para que nuestra Leia fuera feliz, tuviera lo que yo no tuve. Un padre y una familia funcionar.  Mi mamá era la mejor del mundo, puede que todos los hijos digan eso de sus madres, pero para mí, la mía era una supermamá. Trabajo tanto para que a mí no me faltara nada, me enseño todo lo que sabía y a trabajar por lo que quería, ganarme el respecto de los demás
Leer más
Capítulo 2
Vomitar por estar ebria era horrible, pero vomitar y que un extraño te este sosteniendo el cabello era vergonzoso y horripilante. Pase casi dos horas arrodillada en el piso de mi baño, con el hombre que me trajo a casa cuidando de mí. Cada vez que creía que se había acabado, que podía ponerme en pie, los vómitos aparecían otra vez. Entre vomitada y vomitada balbuceaba palabras que ni yo misma entendía.–Para que una mujer como tú se embriague de esta manera, tiene que existir una razón muy turbia –me paso un vaso con agua, le agradecí y me lo lleve a los labios, enjuagando mi boca para después escupirlo.–Créeme… la hay– dije después de tener mi boca limpia.–¿Puedes pararte?–Eso creo– me puso las manos en la cintura.–A las tres– asentí– uno, dos y tres– me
Leer más
Capítulo 3
DanielMe vacíe los bolsillos y deje todo sobre la isla de la cocina, por un momento mi apartamento me pareció frio y solitario, cosa que nunca había sentido antes, pues, este lugar era mi refugio, mi lugar especial. Aquella mañana desperté con una mujer, pasé toda la noche con ella, cuidándola sin conocerla y era la primera vez que pasaba la noche con una mujer y no tuvimos nada de intimidad, aunque, que le hablara de mí se sintió como que compartimos una clase diferente de intimidad, eso me gusto. En el fondo, lo disfrute más que cualquier otra cosa, porque aquella mujer me dejo impactado desde que la vi.Fui a darme una ducha y sin molestarme en secarme o ponerme ropa me lancé en la cama, casi no dormí la noche anterior y me dolía toda la espalda por la forma en que dormimos en el sofá. Estuve dando vueltas por un rato, todo lo que pasó la noche anterior se manif
Leer más
Capítulo 4
La risa de Leia se escuchaba por toda la casa y ese sonido era lo más maravilloso que uno pudiera escuchar. Estaba sobre el regazo de Arturo, quien le hacía cosquillas, ella se retorcía. Sonreí al verlos jugar. Era miércoles y los miércoles eran nuestros días, estábamos esperando a que la comida llegará para sentarnos a comer. Nuestra hija salió de los brazos de su padre y vino a mi refugio.–Me abandonas– él le puso carita triste y ella asintió con la cabeza. La abrace contra mi pecho. Arturo se acercó a mí en el sofá, poniendo su cabeza en mi hombro y acariciándole el cabello a Leia. Nos quedamos en esa posición hasta que llegó el repartidor –Ya voy yo– se levantó y camino hasta la puerta. Yo me puse en pie y dejé a la niña en el suelo para ir a acomodar la mesa, traje platos de la cocina y los acomod&eacu
Leer más
Capítulo 5
Termine de ponerme el delineador en el ojo izquierdo, la conferencia de Arturo iba a hacer en una galería de arte, me decidí por un conjunto de blazer con solapa y pantalones a juego de olor menta y un top blanco debajo que dejaba ver mi firme abdomen, el cual tuve que trabajar muchísimo para que volviera hacer firme después del embarazo. De vez en cuando me gustaba lucirlo. Me senté en la cama para ponerme las botas a juego con el top. Me puse en pie e intenté peinarme el cabello, hacía un tiempo que no me lo cortaba y ya me llegaba más debajo de los hombros. No era una persona presumida, pero siempre he sabido que era guapa y que tenía buen cuerpo.–Isa– mire a Julia, quien era mi ayudante en la casa.–¿Sí?–El señor Daniel ha llegado.–Dile que bajo en 5 minutos.–Perfecto– Me volví a mirar en el espejo, quer&iacut
Leer más
Capítulo 6
Daniel –Señor, Daniel– me giré de inmediato y le sonreí a la chica detrás del mostrador. –¿Sí? – no recordaba su nombre con exactitud, solo que comenzaba con C. –Su padre lo espera en la fábrica– maldije para mis adentros. –¿Te dijo para qué? – negó con la cabeza, me acerqué a ella y puse la maseta de la orquídea sobre el mostrador. –¿Puedes hacerle llegar esto a la oficina de la señorita Isabel? –Por supuesto– me fije en la placa que colgaba de su chaqueta. –Gracias, Carmen– mire la planta una última vez antes de marcharme, quería ser yo que se la llevara, pero no podía aparecerme en la fabrica con ella. En vez de tomar el ascensor, camine por el pasillo hasta la puerta de la parte detrás de la empresa, que era hermo
Leer más
Capítulo 7
–Gracias por ir a la cena– Daniel alejo la taza de café de sus labios para sonreírme. –No fue nada, es nuestro acuerdo. Hablando de eso…– se calló cuando sonaron unos golpes en la puerta de mi oficina. –Adelante– dije y me puse en pie al ver quien era. –Buenos días, Isabel– el señor David Lopez de Haro era imponente para su edad, tenía una voz profunda y pausada, como si hubiera pasado años ensañándola. – ¿Daniel? – miro a su hijo sorprendido, este continúo bebiéndose su café muy tranquilamente. –Padre– mi jefe camino hasta ponerse al lado de su hijo, se sentó muy despacio en la silla vacía, yo me volví a sentar sin saber que hacer.–Es la tercera vez que me te veo en una oficina en la misma semana y que no es por algo personal. &
Leer más
Capítulo 8
–Isabel, yo… tú sabes que sí. No era mi intención que pasara esto al venir aquí. –Lo sé. – me gire para no mirarlo. Los hombros me temblaban y las lágrimas no dejaban de salir. –Lo siento. –Deja de disculparte. –No sé qué más hacer para que no estes así. –Podrías no casarte, volver aquí con nosotras. –¡Oh! – puso sus manos en mis hombros. –No digas nada– me di vuelta lentamente– podrías hacer algo por mí. –Cualquier cosa que te haga sentir mejor. –Bésame– él abrió mucho los ojos y dio pequeños pasos atrás. –Isabel. –Por favor–le rogué. –No puedo, no sería justo para ti, ni para mí, estaría engañando a Remy. –Solo un beso– él se volvió a acercar a mí y me abrazo, con fuerza contra su pecho. Me había rebajado a rogarle, estaba en ese punto de desesperación, iba a perderlo para siempre y no quería, me rehusaba a perderlo– ¿Por qué diablos tuve que dejarte ir? – me alejó de su pecho,
Leer más
Capítulo 9
–¡Madre mía! – Daniel me miro de arriba abajo.–¿Qué? – lo deje pasar. –¿No es adecuado para ir a ver a tus padres?–No es adecuado para mi salud mental. En serio me estoy conteniendo, pero tú no lo pones fácil.–¡Dioses! – fui en buscar de mis cosas.–Es en serio. – lo empujé para que saliera de la casa y cerré la puerta. –Déjame disfrutar de a vista.–Eres un idiota. ¿Quieres que maneje yo?–Sí, por favor, no creo que tenga todos mis nerviosos en sus lugares.–¿Podrías ser menos dramático? – me paso las llaves de su SUV.–¿No vas a llevar a Leia? – me pregunto dentro del auto.–No, tenía que ir a buscar a casa de Arturo y lo que menos quería era verlo. Además, le dije que se po
Leer más
Capítulo 10
Me sentí mal todo el resto del día por la forma en la que Daniel salió de mi oficina… bueno, de nuestra oficina. Cuando llegué a casa lo primero que hice fue abrazar a Leia contra mi pecho.–Mamá.–¿Qué quieres hacer esta noche?–¿Podemos jugar con mis muñecas?–Por su puesto– ella corrió hasta su habitación y volvió con los brazos llenos de juguetes, me quité la chaqueta y los zapatos para estar más cómoda, nos sentamos en el suelo de la sala, ella dio varios viajes para traer más juguetes. Armamos su casa de muñeca, y le cambiamos la ropa varias veces. Inventamos un juego de que éramos mejores amigas e íbamos a todos partes juntos. Nos arrastramos por el suelo riendo, mientras yo le hacía cosquillas.Mi celular sonó avisándome que tenía un nuevo mensaj
Leer más