Siempre en el pasado y siempre en el futuro

Siempre en el pasado y siempre en el futuroES

Neener Beener  Completo
goodnovel4goodnovel
9.9
Reseñas insuficientes
221Capítulos
202.8Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Kas Latmus no era una omega de la manada Luna Plateada. Ella es una esclava. Su Alfa la ha abusado durante años. En su 17vo cumpleaños, su loba se despierta e insiste en que la Diosa de la Luna es su madre. Kas sabe que no puede ser cierto, pero es demasiada débil para discutir hasta que comienza tener una transformación inusual y muestra habilidades increibles comparado a un hombre lobo común. Justo cuando Kas estaba dispuesta a quitarse la vida, el despiadado Bronx Mason, un Alfa, con reputación de matar lobos débiles, aparece y la reclama como su pareja. ¿Podrá Kas superar años de abuso y aprender a amar al amenazador Alfa como su pareja o está demasiado lejos para poder aceptarlo y convertirse en la Luna que su lobo cree que debería ser?* La secuela de este libro estará aquí a partir de ahora ---------- Daughters of the Moon Goddess ----------- Todos los capítulos que compraste aquí permanecerán aquí. *

Leer más
Siempre en el pasado y siempre en el futuro Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
221 chapters
Capítulo 1
La mayoría de la gente ni siquiera recuerda que la casa de la manada tiene un calabozo, pero yo sí lo hago. Tengo una pequeña habitación en la parte de atrás que solía ser una celda de confinamiento solitario. Huele a orina vieja, vómito y sangre. Uno se acostumbra. Tengo un catre y una manta vieja y andrajosa para mantenerme caliente. Incluso encontré una lámpara en la basura. Todavía funciona, así que tengo luz para hacer mi tarea. Hogar dulce hogar y esas cosas, ¿no? Digo, al menos no soy una salvaje. Ah, sí, debería presentarme. Mi nombre es Iokaste Latmus, pero todos me llaman Kas. Nadie me llama Iokaste, excepto mis profesores el primer día de clases. Soy una mujer lobo de la manada Luna Plateada. Como soy huérfana, no estoy completamente segura de cuántos años tengo, pero estoy bastante segura de que tengo dieciséis. Además, soy una Omega, lo que significa que soy una sirviente. Mi trabajo es preparar las comidas para los hombres lobo que viven en la casa de la manada. Entre p
Leer más
Capítulo 2
Noto a la enfermera mirándome fijamente. Cuando se da cuenta de que la atrapé, sus ojos se desvían. ¿Qué le pasa? Qué maleducada, señora. “Le daré algo de privacidad”, dice ella. “Puede ir al baño y lavarse. Solo llévese ese poste con la solución intravenosa. Hay pantalones cortos y ropa interior limpia en la bolsa. Debe llevar puesta la bata del hospital hasta que le sane la espalda. ¿De acuerdo?". "Sí, señora. Gracias, Diane", digo, a lo que ella asiente y sale de la habitación. Es la primera vez en mi vida que una persona ha sido amable conmigo. Digo, creo que es parte de su trabajo, pero igual cuenta. Todo lo que he recibido hasta ahora son insultos, castigo físico y trabajo duro. Nunca amabilidad, nunca amor. Siento que puedo confiar en el doctor, pero todavía desconfío de la enfermera Diane. La forma en que me miró hace un momento me incomoda. Tomo la bolsa de lona y voy al baño. Evito mirarme al espejo. No estoy segura de estar lista para ver el daño en mi cara. Todo en
Leer más
Capítulo 3
Escucho los pasos del Alfa Graham irse por el pasillo mientras abandona el calabozo. Ryan aprieta su agarre en mi cuello, extendiendo sus garras de lobo, lo cual me hace gritar. Tan pronto como la puerta se cierra, Ryan suelta mi cuello y se arrodilla frente a mí. Su rostro está contorsionado por la ira. Sus ojos parpadean en negro cuando su lobo, Dagger, toma el control. Me agarra por los hombros, me sacude bruscamente y dice: "¿Qué demonios hiciste para que se enojara tanto?". ¿Por qué no me golpea como le dijo a Alfa Graham que lo haría? Todo mi cuerpo se entumece, y evito el contacto visual con él. Estoy temblando tanto que ya ni siquiera puedo hablar. La idea de que dos personas me golpeen con regularidad durante el resto de mi vida... Esto tiene que ser una locura. ¿No? ¿Cómo puede la Diosa permitir que esto suceda? Quiero morir. No exagero, no estoy siendo melodramática. Por favor, Diosa, no dejes que esto suceda. Solo déjame morir. Tiemblo tanto que caigo de rodillas. E
Leer más
Capítulo 4
El siguiente mes y medio es el peor de mi vida. Gracias a la Diosa por Lex. Ella es lo que impide que me rinda. Cualquier motivación que haya tenido se ha ido ahora. En lugar de solo desayuno y cena, ahora también preparo el almuerzo, y todavía estoy a cargo de la despensa. Cada momento de mi día está lleno de trabajo desde que me despierto hasta que me estrello en mi cama. Lex me convence de que disfrute del tiempo que ella y yo pasamos juntas, que es cuando estoy cocinando. Me doy cuenta de que realmente disfruto cocinar mientras Lex está conmigo. Nadie viene a molestarme, así que podemos tener excelentes conversaciones sin interrupciones. Al final, he creado algo que la gente disfrutará. Incluso encontré un par de libros de recetas en la parte trasera de uno de los armarios de la cocina, y aprendí algunas técnicas y platos nuevos para hacer. Todo lo demás en mi vida es una completa mierda. El Alfa Graham permite que los miembros de la manada me golpeen y abusen verbalmente de mí
Leer más
Capítulo 5
** Advertencia: este capítulo tiene contenido sensible relacionado con abuso sexual** Sam se coloca de espaldas lejos de mí, con los ojos muy abiertos, luego se pone de pie y sale corriendo lo más rápido que puede. De repente, vuelvo a mi estado mental normal y caigo al suelo, exhausta. Mis manos ya no brillan, pero se sienten como si estuvieran en llamas y llenas de electricidad estática. "¡Lex! ¿Qué fue eso?", la regaño, más que todo porque me asustó. "No pude evitarlo. Nos estaba amenazando". "Está bien, pero ¿qué pasa con las manos ardientes y el color violeta brillante? ¡Eso no es normal!". "Kas, ya hemos hablado de esto. Somos una hija de la Diosa de la Luna. Somos especiales. Eso de ‘manos ardientes’ y ‘violeta brillante' es un regalo de nuestra madre. Y no es lo único. Lo verás después de que nos transformemos por primera vez. Hasta entonces, no soy lo suficientemente fuerte para darte una demostración. Además, no es como si lo hubiera lastimado; su lobo lo curará
Leer más
Capítulo 6
Termino con la despensa y me aseguro de que todo esté listo en las habitaciones de huéspedes. Le pedí a Sam que ordenara ramos de flores para cada una de las habitaciones como un detalle extra. En la habitación del Alfa invitado agrego además una botella de champán. Si esto es lo último hago, quiero que sea algo que haga feliz a otra persona. Es casi la una y media de la mañana cuando me dejo caer en la cama, exhausta. Ha sido un día de mierda. Y si es por Luna Caroline, probablemente será el último. Lex también está agotada. Deja de lamentarse el tiempo suficiente para decirme que necesita que me transforme, pero no puedo. No tengo tiempo ni energía. Sigo prometiéndole que lo haré, pero siento que he roto esa promesa. Me quedo dormida con los sonidos de ella gimiendo en mi cabeza mientras yo lloro en la almohada. Para mi sorpresa, mi alarma me despierta por la mañana. Lex me hace prometer que aguantaré un día más. Repetimos la rutina de la vida que odio. Mientras me estoy preparan
Leer más
Capítulo 7
Preparo una comida de cuatro tiempos: ensalada César, aperitivos de camarones envueltos en tocino, carne a la Wellington con coles de Bruselas estofadas como plato principal y una tarta de limón para el postre. También hago bandejas de bruschettas, crostinis, buñuelos de tomate, mini calzones, verduras variadas con salsa y trufas de chocolate para servir en la fiesta. Terminé los postres y las bandejas de verduras entre el desayuno y el almuerzo, así que ahora tenía menos de qué preocuparme. Me doy cuenta de que el consejo de Lex de encontrar la felicidad en la cocina me ha ayudado a disfrutar al preparar esta cena. ¿Quizás porque estoy sirviendo a otras personas además de mi manada, o tal vez porque estoy preparando comida especial, no solo las cosas normales que hago para la manada? De cualquier manera, no me molesta mi trabajo de hoy. Sentí una sensación de orgullo por ello incluso. Hay meseros para el servicio de cena, ya que es un evento formal. Me quedo en la cocina y me aseg
Leer más
Capítulo 8
Me despierto sintiéndome mareada, acostada boca abajo en mi cama. ¿Qué demonios? ¿Fue anoche una especie de sueño extraño? Creo que el Alfa de Río Sangriento me atacó. No. No creo que fuera así. Por más que lo intente, no puedo recordar los detalles. Escucho voces desconocidas en el pasillo, pero también escucho al doctor y a la enfermera Diane. Hay un hombre grande, vestido completamente de negro, de pie en la puerta de espaldas a mí. Me doy cuenta de que no llevo camisa. Solo estoy cubierta por una sábana y mi espalda está cubierta de vendajes. "Lex, ¿estás ahí?", pregunto. De repente me estaba sintiendo asustada. "Estoy aquí, Kas". Su voz es suave y lejana. "¿Estás bien, Lex? Lo siento mucho". Puedo sentir su debilidad y dolor. Las lágrimas me pican los ojos. "No tienes nada de qué disculparte, Kas. Estaré bien. Fuiste fuerte. Resististe tanto como pudiste. Traté de detener el tiempo para darte más tiempo para buscar ayuda, pero eso me debilitó". "Espera, ¿fuiste tú?".
Leer más
Capítulo 9
Punto de vista de Bronx Tan pronto como mi guardia, Tyree, me dijo que una omega estaba tratando de entrar en mi suite, dejé la fiesta y corrí escaleras arriba. Mi lobo, Saint, me instó a que me diera prisa. "Algo anda mal. Tenemos que llegar donde ella ahora”, gruñe. No tengo ningún secreto de la manada en la habitación, pero eso no significa que quiera que una extraña entre sin mi permiso. Cuando doblamos la esquina, vemos a una niña escuálida al final del pasillo que lucha por abrir la pesada puerta de mi habitación. El olor a lluvia fresca y lilas flota en el aire, lo cual de alguna manera me hace sentir menos enojado. La chica nos mira por debajo de su gorra de béisbol cuando Tyree le grita. No puedo ver su rostro bien por la gorra, pero no es necesario. Me atrae de inmediato. Mi corazón casi da un vuelco. "Pareja", grita Saint, tomando el control de mi cuerpo. Él se acerca y la empuja con rudeza contra la puerta. Siento que mis colmillos se extienden mientras respiro
Leer más
Capítulo 10
Punto de vista de Bronx Después de unos quince minutos de intentos fallidos de intentar convencer a Kas de que salga de debajo de la cama, llamo a Lenora y a una enfermera para que me ayuden a convencerla de salir. Voy a mi habitación a ducharme y cambiarme mientras ellas hacen eso. Lenora se encuentra conmigo en el pasillo antes de que pueda volver a la habitación de Kas. "¿Cómo está ella?", pregunto, buscando la verdad en los ojos de Lenora. “Bien, pero todo eso la dejó exhausta. Está de vuelta en la cama durmiendo”, admite, metiendo las manos en los bolsillos. "Bronx, sé que te dije que te quedaras aquí pendiente de Kas, pero tal vez deberías ir a descansar tú también". Ella me mira con simpatía. "No puedo creer que fueras tan descuidado como para que ella pudiera romperte la nariz. Tienes que cuidarte a ti mismo si vas a cuidar de ella". Suspiro con frustración y me froto la cara con las manos. "Estoy bien, Lenora". "No, no estás bien. Una loba de cuarenta kilos aca
Leer más