Estar: ENTRE BALAS

Estar: ENTRE BALASES

Mk  Recién actualizado
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
183Capítulos
4.4Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

James Lawrence nació rodeado de violencia y de hechos ilegales, y lamentablemente aquella vida seguía siendo así; Volviéndole fuerte y casi cruel, algo que su padre esperaba de su único hijo. Era una vida fría y peligrosa, era lo que conllevaba ser parte de una asociación ilícita. Pero las amenazan aumentan significativamente cuando James decide retomar la universidad, él corría peligro y su padre lo sabia. Entonces la idea de contratar un guardaespaldas en cubierto no era tan mala. Ryan, un chico de aspecto rudo y calculador se presentó a la entrevista, él fue rápidamente seleccionado, pues no solo su aspecto trasmitía seguridad aterradora, su expediente era bastante completo y sorprendente, sin duda haría un trabajo limpio y prolijo. Pero Ryan ocultaba cosas, él no era un buen tipo, y no estaba haciendo nada bueno ahora. No todo es así de fácil...

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
183 chapters
-Prologó: Primer disparo-
    Era momento de actuar, ya había dejado pasar suficiente tiempo, no podían perder más; Zev Dawson no iba a permitir que aquello pasase. Aunque no se arrepentía de haberse mantenido en las sombras, él y sus hombres pudieron realizar una tranquila y minuciosa investigación. La puerta se escuchó, fuertes pero tranquilos golpeteos. —Señor Dawson— Se trataba de un hombre corpulento que vestía traje oscuro; Sus manos se encontraban ocupadas, él traía consigo una carpeta negra. —Toda la información que pidió esta aquí, tanto información privada como pública— —Muy bien, puedes retirarte—. Dawson era un hombre frió, calculador y malvado, no había nada bueno en él. Sus ordenes debían ser escuchadas al pie de la letra o el castigo podría ser severo, y él no era alguien poco severo, le gustaba y gozaba del maltrato, era y es un hombre peligroso con el cual tratar. Había hecho una buena elección el seguir los pasos de su padre, un "mafioso" de fama mu
Leer más
-Capítulo 1-
   En total eran veinte hombres vestidos con trajes, y cada uno lucia serio e imperturbable, todos ellos estaban a la espera de algo, era obvio con solo mirarles. Además de que se encontraban fuera de la oficina de Harrison Lawrence. ¿Había nuevas contrataciones de seguridad?, ¿o simplemente serian nuevos empleados de la empresa?... James no estaba seguro, él no solía involucrarse en el trabajo de su padre, ni siquiera iba muy seguido a la empresa.Definitivamente no le interesaba en lo absoluto, pero si estaba entendido del funcionamiento de algunas cosas, de la parte financiera. Harrison se había encargado personalmente de enseñarle a su hijo, James, el manejo de la empresa, pues esperaba que este fuera el próximo cabecilla de las industrias Lawrence. Era como un legado a seguir, todos los hombres Lawrence habían dedicado su vida al trabajo, y aquello no cambiaria.Leer más
-Capítulo 2-
    ... —Lo siento, pero solo estoy siguiendo las ordenes del señor Lawrence, mi verdadero jefe— Ryan estaba manteniéndose en su lugar, él no estaba acostumbrado a esto, a lidiar con niños millonarios. Había querido darle un golpe ya hace unos diez minutos atrás, pero vamos, no podía cagarla en el primer día, y de hecho aun no había no empezado. Apenas h**o una corta y nada significativa presentación, pero él ya estaba bien informado, hay que recordar que había leído todo acerca de este chico y su familia. Lo conocía casi perfectamente, casi. Se percató de algo en niño, sus ojos, ambos eran del mismo color, un marrón oscuro. Fue suspicaz en sus miradas. A Jamen no le agradaba, aquello hacia las cosas mucho más fáciles. Podría tratarlo mal sin detenerse a pensar. —Eres un idiota, por supuesto que sigues sus ordenes— Había un doble sentido en sus palabras, Ryan pudo entenderle, aunque no dijo nada. —Bien, ¿Qué diablos buscas?, ¿cámaras y micró
Leer más
-Capítulo 3-
    James aun se encontraba en cama, aunque sabia que ya era de mañana, pues los rayos de sol se colaban por el ventanal medio abierto, el cual le habían dicho que mantuviese cerrado de ahora en adelante. Claramente no iba a obedecer ninguna orden que le diera el cretino en la habitación continua. Pero era demasiado temprano como para que James se pusiera de mal humor, por lo que solo dejó aquello a un lado.Mirando el reloj de mesa dio con la hora, las nueve de la mañana; Y aun tenía algunos días más para despertar a esta hora, si, definitivamente luego seria molesto. Pero bien, él fue el que insistió en retomar la universidad, podría haber hecho mucho más adelante, pero como se había remarcado adelante; James quería tener una vida normal, tener amigos y estudiar arduamente como el resto de los chicos de su edad. Simplemente no
Leer más
-Capítulo 4-
    James ya se encontraba terminado su licuado, y su atención a la pantalla plana se había trasladado a la pantalla de su celular, mandándose mensajes con su amigo. Él y Matt habían estado comunicándose desde que llegó a Londres, y su conversación de basaba en cosas simples, de James quejándose de su nuevo guardaespaldas y poniéndose al día con algunas cosas de la universidad. Él ingresaría el próximo lunes, en un unos pocos días, lo malo era que ya había perdido un mes de estudio, ingresando a mitad de año de segundo cuatrimestre de la carrera. Por suerte era alguien inteligente y de aprendizaje rápido, estaría perdido si no fuera así.Matt:—¡Mándame una foto de tu guardaespaldas! :D—, el mensaje fue enviado.James frunció el ceño
Leer más
-Capítulo 5-
   James se había mantenido muy callado los próximos días, tratando de no volver a cometer el error que ocurrio en la terraza. Él no debía mostrarse débil ante nadie, y mucho menos hacia su guardaespaldas, un don nadie. Además, hablar de temas delicados había estado muy fuera de lugar, vamos, el tipo era un completo extraño, ni siquiera con Matt había hablado tanto, nada. Era inaceptable. No volvería a cometer este gran error.Un guardaespaldas no era un amigo, estaba lejos de serlo.—Ve a traerme el almuerzo— James ordenó, aun con su mirada en su libro. Él estaba dándole la espalda a su guardaespaldas, —Rápido—. Escribió unos cuantos apuntes más en su cuaderno, no fue mucho, solo lo necesario, entonces él ya tenía el almuerzo en su mesa. —Vete— Dejando de lado el
Leer más
-Capítulo 6-
  ... Al día siguiente nada cambio, a excepción de que James se encontraba mucho más molesto con su guardaespaldas y entonces se estaba desquitando con todo mundo. Había despedido al cocinero de una escandalosa manera, lanzándole el plato de comida a su ropa y diciéndole que su comida era asquerosa y que ya no soportaba comerla. También se encargo de Eleanor, la insulto de pies a cabeza y le mando a hacer todas las tareas de la casa sin ayuda. Hubo más, la televisión del living estaba siendo remplazada, pues James le había lanzado un vaso de vidrio; el espejo de su habitación y cuarto de baño tampoco se salvaron. Y por supuesto Ryan se había llevado una gran parte de la furia de James, su sopa había sido estropeada muchas veces y fue insultado de pies a cabeza.Habían sido un día de locos. James estaba fuera de control.
Leer más
-Capítulo 7-
  James se había disculpado muchas veces con Matt, por el haberle abandonado en el comedor hace tres días. Si, y Matt le había dicho que que no importaba realmente, vamos, no era nada y nadie había muerto, pero...Matt suspiró mientras miraba a su amigo, él cual le estaba diciendo:—Elige el que quieras, yo lo pagare—Ellos se encontraban en una joyería, lo cual tomó casi por sorpresa a Matt, casi porque algo así ya había pasado en anteriores ocasiones. En donde James trataba de disculparte por alguna tonta razón, como la que había ocurrido actualmente.Pero Matt ya sabia a estas alturas que no podía decir que no, pues la primera vez que le dijo que no a su amigo, este parecía tan roto y angustiado, era algo triste de ver. Nadie debería verse así de miserable, y menor por una tontería. Sonriendo, Matt selecci
Leer más
-Capítulo 8-
    ...   Ryan ya se encontraba sobre su cama, sus brazos cruzados debajo de su cabeza y su mirada intacta en el techo blanco. Segundos después sus párpados se cerraron, de alguna manera se sentía agotado, él había hecho cosas de un chico muy corriente y normal, a excepción de estar en una joyería. Había ido al cine y comió helado, culpa de Matt, entre otras actividades. Pero no podría decir si le pareció divertido o no, pues nunca antes las había hecho y no sabia que pensar. Recordando algo de su pasado, Ryan terminó durmiéndose, soñando con el pequeño niño de cinco años que fue adoptado por Zev luego de que sus padres fueran asesinados. Todo había pasado tan rápido, cuando se dio cuenta él estaba en lo brazos de su madre, ella estaba muerta y llena de sangre, al igual que él; Su padre estaba también a su lado, boca abajo en el piso, de su boca aun salía sangre. Era una escena que solía aparecer en sus sueños, aun atormentándol
Leer más
-Capítulo 9-
    Había un gran problema con la elección del joven James, Ryan no desconocía la compañía Hiddleston, pero tampoco podía decir que la conocía como a la palma de su mano, era un cincuenta cincuenta. Ryan había sido un empleado en encubierto, aunque solo lo había sido por cuatro días. Él sabia que no había sido atrapado ni nada por el estilo, su trabaja había sido simple y nada complicado; Conseguir algunos papeles y ya. Sus acciones ahí adentro fueron sutiles, y perfectamente podría decir que nadie lo reconocería, en ese tiempo, hace un año, en esos cuatro días no entabló una conversación con la mismas personas por más de diez minutos.Aun así, sentirse cómodo y confiado no era una buena elección, era arriesgado, estaría en alerta. Pero eso no era todo,
Leer más