Tan sólo una canción

Tan sólo una canciónES

kesii87  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
21Capítulos
600leídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Alicia ha dejado su trabajo en la empresa de los Duarte y en este momento se centra en conseguir alcanzar sus sueños, aquello que abandonó y que ahora ansía recuperar. Pero no todo es tan fácil como parece, será un largo camino que recorrer, por no contar con los miles de obstáculos que se le presentarán y las miles de sorpresas que le dará la vida. Miguel Ángel sigue viviendo en una mentira, sigue pensando que ella trabaja en la empresa. ¿Qué pasará cuando él se entere de la verdad? ¿Conocerá Alicia a alguien más en su nuevo trabajo? ¿Qué sorpresas les tiene guardadas el destino?

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
21 chapters
CAPÍTULO 1
 Al final le había hecho caso, a mi madre, y allí estaba en la cola de la matrícula, esperando para echar los papeles de inscripción. Dándome cuenta de que tendría la excusa perfecta para mentirle a él, sobre la razón por la que ya no trabajaba en la empresa, no tendría por qué enterarse que su padre me había despedido.Entregué los papeles y me di la vuelta, feliz, tropezándome con Álex, mi antiguo profesor de baile moderno.- Ei – me saludó - ¿vienes a inscribirte?- Acabo de hacerlo.- ¿en serio? ¡Es fantástico! Tengo clases ahora, ¿quieres venir? – preguntó hacia mí- Pero si ni siquiera sé si me han aceptado.- Ven y me ayudas con los pasos.El teléfono comenzó a sonar antes de que hubiese entrado en la clase, le indiqué con la
Leer más
CAPÍTULO 2
 Tomábamos un helado en el sofá, justo después de almorzar, mientras veíamos la televisión, mientras el me agarraba de la mano suavemente, sin dejar de mirarme, me estaba haciendo sentir realmente incómoda.Voy a echarme un rato la siesta – admitió mi madre, levantándose del sillón y caminando hacia su cuarto.¿por qué estás aquí? – pregunté, tan pronto como mi madre hubo entrado en su cuarto y cerrado la puerta de este – pensé que no querías que estuviésemos juntos.No – aclaró, sin dejar de acariciarme la mano con la yema de sus dedos – quería, pero no podía.¿y qué ha cambiado? – pregunté hacia él, sin comprender que era lo que estaba ocurriendo.Nada – aseguró, provocando que le mirase sin comprender &nda
Leer más
CAPÍTULO 3
 Nos quedamos dormidos abrazados, sin que importase nada más, sólo él y yo, aún dormida podía sentir su abrazo por detrás y su respiración en mi nuca, mientras entrelaza su mano con la mía y dormía junto a mí.Su móvil no dejó de sonar en toda la tarde, y el mío tampoco, pero estos estaban en el salón y nosotros en el cuarto, y estábamos tan sumamente agotados que no escuchamos absolutamente nada.Alicia – gritaba mi madre, buscándome por toda la casa, hasta llegar a mi habitación – Alicia.Nos despertó al instante, provocando que ambos la mirásemos asustados y abochornados de estar en paños menores y en aquella situación frente a ella.¡Mamá! – me quejé, mientras ella se daba la vuelta, y se disculpaba.Lo siento, no sabía qu
Leer más
CAPÍTULO 4
 Me vestí para ir a la academia, y cuando salí una marabunta de periodistas me acorraló, haciéndome una pregunta tras otra, aun así, las contesté a todas, pues mi abuela siempre decía que había que ser agradecido con los fans, y aunque yo no me consideraba una estrella ni nada por el estilo, debía agradecerles a aquellas personas que se interesasen tanto por mí.Las preguntas variaban desde lo relacionado con la música y mi corta experiencia con ella, y temas más escabrosos y privados, como mi vida sentimental. Por supuesto no les dije nada sobre Miguel Ángel, tan sólo admití tener a alguien especial, y luego me disculpé diciendo que tenía prisa.En pocas semanas mi vida se convirtió en algo totalmente diferente, me llamaban para hacerme entrevistas sobre mi canción con mi abuela, sobre si habría algún disco m&a
Leer más
CAPÍTULO 5
 A mediados de la semana siguiente salió la revista, apenas hablé con Miguel Ángel demasiado en aquellos días, siempre que le llamaba estaba ocupado, y solía cogerme el teléfono su hermana, asegurando que estaba ocupado o que se había dejado el teléfono en casa. Una parte de mí estaba aterrada, por la posibilidad de que él me estuviese evitando, de que se hubiese arrepentido y ya no quisiese estar conmigo.Esa semana empezaron las grabaciones de la canción en la que colaboraba con el mismísimo Pablo Alborán. La canción que él había compuesto era preciosa, así que me encantó cantarla con él, y me sentí realmente cómoda con él, era todo un amor de persona.Reía a carcajadas en mitad de la canción cuando él se confundió y bromeó sobre ello.La idea era grabar la canc
Leer más
CAPÍTULO 6
 Aquel día fue muy pesado, nos fuimos de viaje a Málaga, pues querían que hiciésemos las fotografías para la presentación del álbum allí. Pero Pablo fue todo un encanto, me ayudó mucho, incluso posando en aquella plaza, haciéndonos fotos y sonriendo el uno al otro.Reí mucho aquel día, junto a él, entre fotografías y bromas por su parte, intentando que me calmase y mis nervios se marchasen. Me sentía realmente cómoda allí con él.Llevaba puesto un vestido verde cuando hacían fotos en el puerto, junto a la barandilla, con él agarrándome de la cintura y hablando con el cámara.Ha sido fantástico – comenzó él, mirando hacia mí – te estás portando muy bien – aseguró, mientras yo sonreía hacia él – parece que has nacid
Leer más
Capítulo 7
 Las escenas del videoclip se grabaron casi todas en el centro de Málaga y alrededores, hicimos multitud de pruebas, unas veces salía Pablo cantando, otras veces yo, otras él caminaba por la calle, otras yo sentaba en un parque ponía caras necesarias para el guion, y las últimas fueron las mejores, cuando él y yo nos encontrábamos a mitad de camino y nos mirábamos, nos cogíamos de la mano, y nos sonreíamos, como un par de personas enamoradas que se encuentran después de un largo tiempo y descubren que aún sienten cosas el uno por el otro, y no se han olvidado.Fue una experiencia de lo más divertida, me lo pasé realmente bien aquel día. Y al llegar la noche, Pablo se ofreció a llevarnos a casa de su madre, para invitarnos a cenar. Nos pareció un descaro, pero el insistió tanto, que no pudimos decir que no.Así que allí
Leer más
Capítulo 8
 Desperté desorientada, sin saber muy bien donde me encontraba, escuchando a Pablo hablar con el doctor que me había operado. No entendía que sucedía, no entendía nada.¿Dónde estoy? – pregunté, alterada, mientras Pablo cogía mi mano, impidiendo que pudiese levantarme.Descansa – rogó, mientras yo volteaba la mirada hacia el doctor, que me miraba apenado, como si algo horrible me hubiese sucedido.Lo siento – comenzó el doctor – ha sufrido un aborto.Me quedé en silencio, incapaz de descifrar aquellas palabras, hasta que mi cerebro reaccionó y comprendí que mi bebé había muerto, y entonces el dolor que sentí fue tan intenso que casi prefería las punzadas que había sentido con anterioridad.Ya no había niño, ya no había nada que me atase a Migue
Leer más
Capítulo 9.
 Miguel Ángel no dejó de llamarme, y al tercer día de estar allí ya sentía que me ahogaba con sus insistentes mensajes. Pablo pareció darse cuenta, pues no dejaba de mirarme, mientras almorzábamos en el restaurante del hotel.¿por qué no dejas el teléfono arriba hoy? – preguntó, intentando hacerme sentir mejorEspera un momento – le dije, levantándome de la mesa, agarrando el teléfono y descolgándolo - ¿qué quieres? – pregunté de mala gana, cansada de aquella situación.Alicia… estaba preocupado – fue lo único que él dijo.Pues ya puedes estar tranquilo, estoy bien.¿con quién estas? – preguntó molesto – Hablé con Juan y me dijo que volviste hace cuatro días a Madrid, con unos amigos y – explicaba &nda
Leer más
Capítulo 10
 Acabábamos de llegar a Madrid, había sido todo un cielo, incluso me acompañó a casa, y fue toda una suerte que mi madre estuviese de gira por los pueblos con un grupo de flamenco, pues terminamos haciéndolo en la ducha, y luego continuamos en el suelo del baño. No sabía cómo, pero con tan sólo una mirada me conectaba a él y me encendía de una forma que jamás pensé que podría.Ha sido increíble, Alicia – aseguró, mientras me abrazaba por detrás y me besaba el cuello con ternura – estos días en Málaga … - sabía lo que venía a continuación, yo también lo había pensado, el regreso a la ciudad implicaba un chute de realidad, y por supuesto dejar de vernos – pero deberías de ser sincera contigo misma. Tú estás enamorada de otro.Me gustas, Pab
Leer más