El Marchas

El MarchasES

RodionChijack  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
22Capítulos
1.1Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

* Acción * Romance oscuro * Bares/Baile * Reencuentro * Triángulo amoroso * Fiestas * Diversión * Amistad tóxica * Drama * Protagonistas artistas * Personajes ex compañeros de carrera * Vida Bohemia __________________________________________ En resumidas cuentas, Luis Felipe Rodriguez es un músico callejero que está pasando por una muy mala racha en su vida, ya que está lidiando con el proceso de duelo que le proporcionó la muerte de su abuela y la separación con su mujer. Pasa sus días manteniendo algo de charlas intelectuales con Raúl, un ex compañero de carrera quien también está pasando por una especie de decadencia, aunque según testigos cercanos es un asunto que realmente no tiene arreglo. Las cosas parecen ir mucho más mal de lo que ya estaban cuando descubre que un viejo conocido está teniendo algo a sus espaldas con Karla, una ex novia de él a quien jamás logró superar del todo producto de lo que lo llevó a no estar con ella. Sin embargo las cosas parecen ir cambiando cuando descubre que nada es lo que parece ser y que ya nada va a ser lo mismo de antes, puesto que una reunión con sus ex compañeros de carrera cambiarían favorablemente las cosas, ya que ahí descubre realmente que nadie tiene la vida cien por ciento resuelta y qué, inevitablemente, todo el mundo tiene sus rollos aparte y que en el fondo nadie quiere estar solo. A través de una fresca y veloz narrativa, nuestro protagonista nos va contando su proceso de sanación y el como es la vida a los veinti y tantos en un lugar y en un espacio tiempo al cual le ha costado bastante adaptarse, como lo es el Santiago de Chile casi entrando a la década del 20 en plena época de manifestaciones producto del estallido social del 18 de octubre.

Leer más
El Marchas Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
22 chapters
Previa/Parte 1/
CAPITULO CERORapel, sexta región, agosto del 2014Mi niña:Ya más de un mes que no te veo y te juro que aún no me la puedo creer.No pensé que se iba a sufrir tanto con esto.Me había costado bastante comer hasta ahora desde que me vine a descansar aquí a mi verdadera casa, pero ahora como que estoy retomando de a poco la ingesta de comidas. Tengo que estar bien para cuando decidas volver a verme. Mi abue se enoja cuando le hablo de eso y denante se puso a llorar conmigo porque sabe que te extraño un monton y que estoy sufriendo por tí. No sabe que hacer para que todo esto vuelva a la normalidad y para que tú estés aquí y yo tampoco sé que hacer, ya que te juro que no tengo experiencia en
Leer más
Capítulo 2
Tras muchos meses cesante, Raúl por fin encontró un trabajo fijo. Aquello aumentó su aversión a las drogas recreativas, muy lejos de disminuír su consumo.Creo que ahí se fue definitivamente a la mierda su arte, pues sus compañeros de laburo eran bastante buenos para la fiesta y casi ya ni pasaba en casa. Conoció un montón de gente nueva y ya no estaba tan disponible como siempre. Era el alma de los asuntos extra laborales dentro de la empresa en la cual trabajaba y eso al parecer lo hizo olvidarse por un rato de sus antiguos camaradas.Además de todo aquello su madre estaba contenta con su nuevo género de vida que además de un hijo bien vestido le proporcionaba un fuerte aporte económico a las cuentas del hogar, cosa que hizo disminuír más aún el hecho de que su familia lo viese en su propia casa bebiendo y drogándose, ya que Raúl, aplicando su estrambótica teoría del chapismo, hacía esas cosas
Leer más
Capítulo 3
CAPITULO 3Era día viernes y por primera vez en mucho tiempo mi cuerpo lo sabía. Con Raúl habíamos quedado de vernos antes de la junta con los ex compañeros de publicidad con el fin de hacer una previa pero el huevón me avisó a última hora que tenía una cita.Me dediqué a hacer la hora. Hice un show en una 506 desde 5 de abril y pretendía bajarme en Parque O'Higgins pero pasé de largo sin querer y terminé en San Diego. Faltaban por lo menos un par de horas para la reunión de curso en el Barrio Bellavista y no tenía ganas de seguir cantando, por lo que eché la guitarra a la funda y me dediqué a caminar. Mis tíos me habían entregado la escuálida cifra que decidieron darme por lástima en términos de herencia por la muerte de mi abuela y apenas me había quedado una especie de cambio tras pagar un par de meses de arriendo atrasado.Pensaba que por lo menos iba a
Leer más
Capítulo 4
CAPITULO 4Primero fuimos a la botillería, puesto que la mayoría necesitaba cigarros. Raúl compró unas latas de cerveza y tras repartir algunas nos pusimos definitivamente en la búsqueda de un lugar para divertirnos.Nos metimos por Dardinac. Doblamos por Bombero Núñez y Juan Ignacio preguntaba casi local por local, precio de las bebidas y la entrada. González había propuesto que buscáramos tranquilos, que durante la caminata podíamos bebernos las cervezas, y por una razón muy extraña, el resto estuvo de acuerdo. Cada local de baile estaba vacío aún y algunos anfitriones nos ofrecían entrar gratis con tal de que lo hiciéramos en el acto, pero como aún no había tanta gente en el barrio producto del frío captamos que la cosa era una cuestión de oferta y demanda y seguimos buscando. Íbamos separados, y al doblar hacia Dominica calle arriba nos topamos con una muchedumbre que nos hizo juntarnos. Kar
Leer más
Capítulo 5
  Comenzó a tocar la banda y en un principio estaban todos sentados; Moviendo los pies, batiendo las palmas, bebiendo y sobretodo comiendo. El bajo sonaba perfecto a muy buen volumen y eso, en resumidas cuentas, hacía la diferencia entre una banda buena y una banda mala respecto a esos géneros musicales. Poco a poco iba llegando más gente y el personal del recinto comenzó a atorarse con el trabajo de una noche que recién comenzaba. El vocalista de la banda, el que yo creí que tenía pinta de percusionista, se le veía contento cantando y recordé que rato atrás se quejaba de que andaba muy poca gente caminando por la parte norponiente del barrio, Bombero Núñez con Santa Filomena, esas calles. Se notaba que la gente de las otras mesas aún no se paraban a bailar para no pasar a llevar el ser
Leer más
Capítulo 6
Por la mañana desperté con más pena que resaca en una pieza que me habilitó la mamá de Raúl. Era una mañana de mierda. El cielo nublado de la calle Madrid proporcionaba una fúnebre impresión hacia la vista por culpa de haberse levantado demasiado temprano en una jornada donde se supone que no se iba a trabajar, pero que sin embargo se tenían cosas que hacer; Estar con mi hijo. Volví a la cama porque la puerta de salida estaba cerrada con llave y recién ahí recordé que tenía teléfono nuevo. Vi la hora y era más temprano de lo que creí. Me metí a play store y descargué Facebook, WhatsApp, instagram y Messenger. Di de alta mis cuentas, cerradas desde hace casi 8 meses. Como aún no quería adaptar el vicio de pasarmela en comunidades virtual
Leer más
Capítulo 7
Ramona no respondío el teléfono y la hora se iba pasando. Como no obtuve respuesta seguí bebiendo con Raúl. No me sentía como otras veces, pero al menos estaba dándome un rato de relajo. Como Ramona seguía sin contestar fuimos por otro pack de cervezas y opté por dejar el teléfono de lado definitivamente. Mis ex compañeros de publicidad no me habían escrito más y me alegraba en parte porque podía tomar la decisión tranquilo, sin presiones.Estábamos caminando y bebiendo por Avenida Matta desde el Parque O'Higgins en dirección hacia la cordillera. Las micros iban con bastante gente y por un momento pensé que había sido mala idea no trabajar. Se notaba que habían muchedumbres contentas por el mero hecho de que fuese fin de semana, al igual que en las micros que iban desde el centro hacia Gran Avenida o a Santa Rosa. Supongo que me fijaba o creía en eso porque me encontraba en un rato de ocio. Demás que habían otras calles llenas de gen
Leer más
Capítulo 8
Cuando llegué a casa no había nadie.Ramona vivía en la casa del frente con su amiga, la hija de la señora que me arrendaba y con la cual compartíamos patio y tampoco había nadie ahí. Le di agua y comida a los perros y me acosté. Debo haber estado muy cansado puesto que me costó mucho despabilar cuando Ramona me fue a golpear la puerta.— Luis Felipe —Dijo—. Necesito hablar súper en serio contigo ¿Podemos salir al patio?— ¿Donde andabas?— Pregunté.— Ahora te voy a explicar. Necesito que hablemos.— ¿Y Santi?— Estaba cansado. Se durmió súper rápido.— ¿Está al lado?— Si.Fuimos al
Leer más
Fiesta/Parte 2/Capítulo 9
Exceptuando la constante comunicación telefónica que conservé con Fabián tras esa primera junta, poco volví a saber del resto del curso durante las semanas posteriores, pese a que todo el día se comunicaban por el grupo de WhatsApp. La última persona con la cuál tuve contacto virtual fue Karla, quien me envió un mensaje por Facebook. Estaba a punto de subirme a tocar a una micro cuando lo leí: "Fue bacán haberte visto de nuevo. Espero que te vaya bien en lo que hagas. Un abrazo".A Raúl tampoco lo volví a ver. No contestaba el teléfono y lo fui a buscar a su casa. Su madre me dijo que se había ido al sur a pasar fiestas patrias y que no tenía idea cuando volvía. Esa misma tarde de la visita frustrada recibí un mensaje de él y decía que estaba bien, descansando y preparándose para lo que se le venía; Retomar la pintura y escribir su libro sobre la famosa teoría del chapismo. Podía escribirle y él me respondería apenas pudiera porque h
Leer más
Capítulo 10
CAPITULO 10La banda tributo a Red Hoy Chili Peppers anduvo bastante bien. Fue una buena dinámica para mentalizarse en el trabajo en equipo que dio bastante buenos resultados inmediatamente; Laburamos con bastante éxito con Leonardo inmediatamente al día siguiente tras haber ido a comprar el cajón peruano al Crown Plaza y por lo general todo funcionó mejor de lo esperado. Hubo manifestaciones estudiantiles durante toda la semana y por las noches llegábamos a mi casa a comentar aquello que observábamos con nuestros propios ojos o a seguir practicando repertorios nuevos, con Santi gateando alrededor de la casa intentando cantar y profundamente impresionado por lo que significaba el sonido de un cajón peruano manipulado por Leonardo. A mí hijo le gustó Leonardo, quien no lo ignoraba para nada y agarró la manía de ser el mismo quien le daba la comida tras jugar largo rato con él mientras yo cocinaba algo más condimentado para los dos. Fu
Leer más