Presa del Mafioso

Presa del MafiosoES

Selena Bonnet  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
32Capítulos
12.3Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

«Nunca creí que sería la presa de un mafioso» Leyla siempre ha querido una vida llena de lujos. A soñado con vestirse con las telas más caras de todo el mundo, a querido derrochar todo el dinero en tonterías. Pero como ya he dicho, eso solo ha sido un sueño. La realidad es que Leyla no tiene donde caerse muerta, ni mucho menos tiene para comprarse la ropa que ella quiere. Pero su vida da un giro de 180 grados, cuando un suceso inesperado y doloroso cambia su vida por completo.

Leer más
Presa del Mafioso Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
32 chapters
Prólogo
MALAKMi teléfono vibra en mi pierna, eso me indica que todo ha salido como lo he premeditado. Sin esperar más, atrapo el télefono móvil en mis manos deslizando la pantalla con mi dedo para coger la llamada, llevo el aparato a mi oreja. Me alegra escuchar la voz de Rulan, por una vez en la vida.—Malak, todo ha salido a la perfección. El amigo ha mordido nuestro anzuelo, y tenemos a la chica —su noto de voz es raro.—Buen trabajo —lo felicito —, y ahora dime ¿Que ha pasado, Ruslan?El silencio me lo dice todo. ¡Maldita sea!—No quiero que la chica tenga ni un solo rasguño —empiezo a decir —te juro que como vea que le habéis hecho daño, os corto las pelotas a tu hermano y a ti. ¿Queda lo suficientemente claro?Mi mandíbula se tensa. La gente empieza a llegar al edificio, entran como si nada. Si su
Leer más
1
MALAKNo puedo parar de recorrer con la mirada a esa mujer. Está dormida en una de las camas de mi casa, los pechos le quedan abultados con ese fino top que lleva puesto. Mi erección choca de nuevo en mis pantalones, es tan bella qué hasta mi polla esta embelesada, ni siquiera puedo prestarles atención a los negocios con los carteles de droga de Medellín. Solo quiero follarla, como un jodido animal.El médico ya la ha examinado hace unas horas, ha estado un tiempo en el que no he parado de mirarlo por si le hacía daño. Mierda, siento que solo es mía.Cuando por fin ha terminado, se ha marchado con la compañía de Ruslan, se ocupará de él. No quiero que vaya con el chisme a nadie. Hay que ser precavido, así que lo he mandado a matar. No puedo dejar cabos sueltos con vida.Nadie lo echara de menos, es un pobre borracho que no tiene nada.
Leer más
2
LEYLANo he comido nada.El hombre que ha atravesado la puerta, se ha ido sin decir una sola palabra, dejando la bandeja en una mesilla que está al lado de la cama. Por el rabillo del ojo veo todo lo que contiene, y tengo que luchar conmigo misma para no gritar y pedir que me den de comer.Aunque si tan solo la cuerda que retienen mis manos, se suavizaran un poquito, podría alcanzar un trozo de beicon que sobresale del plato. El zumo de naranja se alza hacia arriba, tentándome. Saboreo mis labios, ya agrietados por falta de nutrientes.No sé cuándo tiempo llevo aquí, pero es lo suficiente como para darme cuenta que me vigilan en la distancia. En las cuatro esquinas del techo, están pegadas cuatro cámaras que se dirigen a mí. Todo lo que hago se retransmite, o solo queda grabado y archivado para verlo después.Cada moviendo que doy, siento como las cámaras
Leer más
3
LEYLAAbro los ojos deprisa, veo como me observa con detenimiento, examinando cada lo movimiento que hago. Suspiro pesadamente.Mi mente se ha ido, ha imaginado como lo besaba, como chocaba mis labios contra los suyos y me dejaba llevar. Y está mal, muy mal. Este individuo no puede hacer nada en mí, me niego. No quiero que me toque, no quiero que sus largos y tatuados dedos se paseen libremente por mi cuerpo, como ahora lo está haciendo.—Fuera, todos —ordena muy alto, para que los demás lo puedan escuchar —¡Ya!No, no, no. No quiero follar con él. Solo ha sido un error, de mi boca se han escapado esas palabras. En realidad, yo no quería decirlas. A sido mi instinto de venganza, yo no puedo hacer eso con él. No puedo.Todos salen disparados de la habitación, a excepción de uno. Es uno de los muchachos que estaba a su lado, se ha quedado fijo en s
Leer más
4
LEYLADejó de mirar hacia el mar inmenso que se alza hacia mí, cuando oigo el sonido de la puerta cerrarse. Confundida, frunzo el ceño al ver al mismo tipo que estaba antes en el lado de Malak en el sillón, en la sala esa donde casi me da algo cuando vi a esos hombres con las pistolas.Se acerca a mí, rápidamente aferro con fuerza el cojín en mi pecho. No quiero que nadie vuelva a ver mi cuerpo desnudo, y mucho menos Malak.Sus besos, sus caricias...han hecho algo extraño en mi cuerpo. Mientras mi cabeza luchaba por levantar un puño contra su rostro, mi cuerpo decía otra cosa. Aceptaba las caricias de ese individuo, y no hacia asco.Ahora que todo ha pasado, deseo quitarme la suciedad de sus besos. No quiero volver a pensar más en lo que ha producido en mí, solo ha sido un error. Uno que jamás volveré a cometer, no dejaré que me toque.
Leer más
5
LEYLA.Corro de un lado para el otro, sin mirar atrás, pero lo único que consigo es perder tiempo y ahora mismo es lo que menos necesito.No hay salida, no veo ninguna puerta por donde pueda salir. Todo está vallado hasta arriba, tanto que no consigo ni ver lo que hay fuera. El camino hasta la playa está cerrado por una puerta con una combinación que no sé. Intente saltar la puerta, pero me fue imposible hacerlo, encima de ella tenía hierros afilados de acero incrustados. Si los saltaba, me haría daño y de mi cuerpo saldría más sangre.Así que di media vuelta y decidí ir hasta adelante, solo tuve que rodear la casa y ya veía la puerta principal. Iba a salir corriendo, la puerta estaba medio abierta, pero de repente la cerró uno de los hombres de Malak.El miedo invadió mi cuerpo, para proteger mi seguridad me escondí en u
Leer más
6
LEYLA.Corro calle abajo mientras unas cuantas balas pasan por mi lado, imagino que estoy en una pradera llena de flores y montañas rocosas. Pero rápidamente vuelvo a la realidad cuando una bala roza mi pierna.Cruzo la calle con una velocidad impresionante, empiezo a explorar con mis ojos en busca de algo que pueda ayudarme. Lo veo. En un extremo de la calle hay un contenedor verde, así que me aproximó hasta allí.Antes de esconderme, vuelvo a mirar para atrás, no veo a nadie. Abro la tapa arrugando la nariz, un olor nauseabundo atraviesa mis fosas nasales, hago caso omiso, me aferro con fuerza y doy un salto. Cierro el contenedor desde dentro cayendo en las bolsas de basura.Varias veces me entran ganas de vomitar, pero pienso que tengo que aguantarme para que no me oigan. Escondida aquí, puedo oír los pasos que se apresuran a alcanzarme. Pero no podrán.Es un escondi
Leer más
7
LEYLA.Jamás hubiera pensado que me encontraría de nuevo aquí.En frente de esta casa que llenó de recuerdos inolvidables mi cabeza. Un dolor que todavía no se disipa en mi interior, todavía el humo sigue resurgiendo de sus cenizas.Ante mí, se alza un edificio gigante con numerosas viviendas en su interior. Y en una de ellas, vive una persona que siempre ha estado en mi vida, pero nunca se ha dejado ver.Los fantasmas de pasado me atormentan, y sé que este es mezquino y cruel. Pero no puedo hacer otra cosa, era venir aquí o pasar la noche en la calle, fría y llena de peligros que te acechan como si fueras su presa.Cuando mi abuela murió, no tenía a donde ir. Era mentira. Tenía un sitio, pero lo escondí en la oscuridad de mi mente para que no se dejará ver nunca. No quiero volver a recordar nada, pero tengo que enfrentarlo porq
Leer más
8
ALANALa televisión que hay delante de mí, crea imágenes vivas y coloridas. Por un canal están dando una película de comedia, que la vería sin ningún problema, pero ahora no estoy de ánimos para ver nada. Ni para divertirme.He intentado leer un libro para tranquilizarme, pero no he podido. Todavía la imagen de ese criminal rebosa en mis pensamientos y no deja de presionar mi pecho para que no pueda respirar.Tiene a mi hermano, quiere hacerle daño. Y yo no puedo parar de pensar en él y en su muerte, siento que está en peligro y que va a morir. Que ese desalmado lo va a matar porque quiere hacernos daño. Solo porque Leyla le reto, y oso a enfrentarse a él.No culpo a la chica, pero no puedo evitar pensar, que, si Adam no la hubiera traído a casa, ahora mismo el no estaría en peligro.He escuchado muchas historias sob
Leer más
9
LEYLA.Examino mi rostro con detenimiento, el reflejo que da el espejo de mi es absolutamente impresionante. El maquillaje puede ocultar todas las imperfecciones de mi piel, adorna mi cara de una manera bonita.Mis labios rojos, se ven aún más carnosos que antes. La sombra que he puesto en mis ojos ha sido un pequeño degradado con una cola de gato. Mis pestañas se alzan hacia arriba sin miedo, con la total seguridad del mundo.Y no puedo evitar sonreír por mi aspecto. Estoy más guapa que nunca. Usualmente no lo había hecho, tal vez un poco de mascara de pestañas, pero nunca había usado un maquillaje así, tan extravagante...Guardo el estuche de Alana, en un cajón de la estantería del baño. De ahí ha sido donde he cogido todo el maquillaje que necesitaba. Recojo todo lo que está esparcido por la encimera, secador, cepillo de dientes, et
Leer más