Fuera de Texto

Fuera de TextoES

Genesis Delli  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
36Capítulos
631leídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Adam es un aspirante a escritor que pasa sus días escribiendo historias en donde la protagonista es la misma, una linda chica a la cuál ha llamado Dione. Su fascinación hacia ella es tan grande que ha llegado a enamorarse de ella. Billie es la camarera de la heladería a la cuál él siempre va. Todo está en orden hasta que un día Billie se le confiesa y en un momento lleno de duda y sin saber qué hacer, Adam conoce a Dione.

Leer más
Fuera de Texto Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
36 chapters
Fuera de Texto
Cuando escribimos nos enamoramos de nuestros personajes de la forma más inocente posible. Conocemos cada una de las virtudes y defectos, no sabemos del físico, sólo conocemos quiénes son y por qué están ahí; y creo que es aquello lo que hace que se sienta real, tan real que incluso pudieses llegar a creerlo.Aunque la realidad es que, esos personajes que hemos creado en papel y palabras no existen.Pero...¿y si aún sabiendo eso, no nos importa?El amor de un escritor hacia su personaje es completamente mágico. Adam lo vivió con Dione, a pesar de que su Dione, no era la misma Dione que conoció. 
Leer más
1
«Eres la luna y eres el Sol,Por ser fría y cálida amor.Cuando las estrellan se asomanPienso que no brillan tanto como Dione» Dio un golpe a la mesa y cerró el cuaderno frustrado, era lo único que había logrado escribir en semanas. Se había prometido no volver a escribir sobre ella, sobre Dione, pero se le hacía difícil evitarlo.Dione era su día y su noche, siempre andaba en su mente y parecía tonto porque, dato curioso, no existía.Comenzó a
Leer más
2
«Tal vez las estrellas se alinearonTal vez quisieron darme a entender algoDione no es BillieBillie no es DionePero ambas saben cómo obtener mi corazón » Apenas llegó a su casa, tomó su libreta y escribió en ella. Su corazón le latía rápido, las manos le temblaban un poco y si recordaba el beso que Billie le había dado, la mente le daba vueltas como si estuviese mareado. Él se consideraba un chico romántico pero no enamoradizo. ¿Por qué se sentía tan aturdido luego de es
Leer más
3
—No comprendo algo—mencionó Bruno entrando por la puerta de la heladería, volteó hacia la barra y le sonrió a Ornella, una de las empleadas quién estaba atendiendo a un cliente. Regresó su mirada a Adam—. Si querías hablar sobre Billie en privado, ¿por qué estamos en Sunny Ice?—Porque es martes—respondió Adam y caminó hacia la cola de pedidos. Bruno lo miró sin entender a qué se refería—. Billie no trabaja los martes, pensé que lo sabías.—No acostumbro venir entre semana, el domingo es mi día—respondió—. La cuestión acá es, ¿qué necesitas hablar de Billie?—Me gusta Dione p
Leer más
4
«El Sol se siente opacado con tu luzLa Luna lo ha sentido varias veces con tu brilloCréeme que no hay nada más lindoQue la dulce sonrisa que tienes cada vez que te miro» Al llegar a Sunny Ice ese día notó que habían colocado un cartel en donde se solicitaba una persona para personal, dudó en postularse pero luego reconoció que eso sólo complicaba las cosas entre ellos; si quería que Billie ya no se fijara en él, no podía trabajar todos los días con ella, no sería factible ni considerado para ambos.

Leer más

5
«Podría describirte de mil formasUsando las palabras más lindas que hayPero aun asíNo podría demostrar todo lo que siento por ti» Adam se encontraba sentado en una de las mesas de la heladería, Billie estaba dentro del almacén realizando el inventario, por lo que se tomó el tiempo para escribir un poco. Necesitaba ordenar sus ideas y aunque ir a la heladería no era la mejor idea, estar en su casa era mucho peor para eso.Dos chicos se sentaron en su mesa, Adam los notó pero no le tomó mucha importancia, has
Leer más
6
Esa noche llegó a su casa con el corazón latiendo desesperado y la mente vuelta un lío. ¿Cuál era la posibilidad de que la chica que acaba de conocer se llamase de la misma forma que la chica de su historia? Viéndolo de esa forma, la probabilidad sería bastante común y muy poco extraña, pero conociendo que Dione era un nombre curioso y cuya probabilidad venía dada a que los padres de la chica fuesen amantes de la astronomía y que hayan decidido llamarla como una de las dieciséis lunas de Saturno...Adam sabía que era una casualidad muy extraña.«No hay de qué alterarse, seguro hay muchas chicas con ese nombre en Asderma, seguro hasta es común»—se dijo a sí mismo mientras buscaba en su computadora el libro que estaba escribiendo.

Leer más

7
Tres días pasaron y Adam no volvió a ver a Dione, pasó todo ese tiempo en la heladería, esquivando a Billie y sólo asistiendo en horarios en donde ella no estuviese o anduviera muy ocupada como para prestarle la mínima atención. El cuarto día era importante porque sucedieron dos cosas: [uno] Billie había ido a una hora diferente por lo que se la encontró apenas entró a la heladería y [dos] volvió a ver a Dione.La vio entrar y se sintió de la misma forma que la primera vez, estaba impresionado por ella, no sabía lo que era, no sabía qué tenía, sólo que era una chica que le hacía sentir diferente. Ella lo miró y le sonrió, pero no se acercó, pasó directo a la barra para pedir.

Leer más

8
Adam se encontraba sentado en la silla de su escritorio, había colocado su álbum favorito de Jo Inoa y se mantuvo intentando conseguir algo bueno para poder escribir, tenía la inspiración pero no tenía las palabras exactas para comenzar.Era el mal del escritor.Leyó varias veces el último capítulo que había escrito, Dione aparecía en todos ellos por ser la protagonista, pero quizás necesitaba crear un nuevo personaje además de Leo y ella, alguien que fuese la razón por la cual ellos deberían luchar para estar juntos.Su mejor amigo entró a su cuarto y lo sacó de su mini momento de inspiración.—Me encontr&eacut
Leer más
9
Ignorando todo lo que había sucedido con respecto a Billie, Adam decidió que debía verla y pasar rato como lo hacían antes de que ella confesara sus sentimientos por él. La esperó en la parada de autobús que ella solía tomar para regresarse a su casa cada martes luego de su clase de música.Se sentó en uno de los bancos y sacó su teléfono para entretenerse un poco.— ¿Y tú quién eres? —le preguntó un chico sorprendiéndolo por completo. Adam lo miró un frunció el ceño, ¿de qué estaba hablando?— ¿Disculpa? —el chico negó rápidamente y agachó la cabeza.

Leer más