Aventura De Una Ama De Casa Desesperada

Aventura De Una Ama De Casa DesesperadaES

Marcia E. Cabrero  Completo
goodnovel16goodnovel
10
Reseñas insuficientes
50Capítulos
12.7Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

La costumbre llega inevitablemente, eso es algo que Sarah sabe muy bien. Ella adora su vida tranquila y monótona, pero algo que también es inevitable es el cambio. Nada es permanente en este mundo, y ella lo descubrirá cuando la realidad golpee su cara con fuerza.¿Quién estará allí para salvarla? Tercera historia de la serie Aventura.1. Aventura De Una Chica Obstinada2. Aventura De Una Mujer Libre3. Aventura De Una Ama De Casa Desesperada4. Aventura De Una Chica Inocente

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
50 chapters
Día 1
Lunes, 6 de octubre Un nuevo día comienza y, con él, una nueva y rutinaria semana.No. Aburrida no. Rutinaria.Como cada mañana de los últimos quince años de mi vida, me levanto para cumplir mi labor de madre, de esposa, de ama de casa y de empleada.Bien. Lo reconozco, sí es aburrida. Pero me gusta mi trabajo de secretaria de recursos humanos, en una de las empresas de publicidad más importantes del país, y me gusta ocuparme de mi familia. Mis hijos y mi esposo lo son todo para mí y haría cualquier cosa por ellos.Mi hijo mayor, Jacob, tiene ya quince años y está en segundo año de preparatoria, es un chico grandioso, muy responsable y tranquilo; dicen que es muy parecido a mí, pero lo único mío que veo en él, es el mismo color de mi cabello rubio. Tiene los mismos ojos azules de su padre y su gran a
Leer más
Día 2
Martes, 7 de octubre Otro día más y con él… regresa mi rutina. Baño, desayuno, besos insípidos, niños a la escuela y llegar al trabajo. Lo bueno es que noté a mi niño grande de mejor ánimo y hoy me habló. Aunque al principio fue para pedirme dinero, pero algo es algo. Le he dicho que estoy aquí para él cuando sea que me necesite, y me sacó una sonrisa al decirme que sabe que puede contar con nosotros. Según él, sus problemas son más existenciales. Aun así, me sorprendió su pregunta un par de horas atrás.«¿Cómo podemos aceptar a las personas que son diferentes a nosotros o que les gustan cosas diferentes a las nuestras?» —preguntó pensativo antes de bajar del auto.«Echando las diferencias a la basura» —contesté l
Leer más
Día 3
Miércoles, 8 de octubre Mi esposo llega cuando estoy sirviendo el desayuno y aprovechamos ese corto momento para comer juntos, John sonríe cuando Jake le cuenta que lo quieren reclutar para el equipo de fútbol americano y es el hermano de su mejor amigo, Christian, quien más lo acosa, pero a él no le gusta. John era igual, también lo buscaban por su alta estatura y su gran estructura, tal como a nuestro niño. Ellos prefieren ser chicos normales ocupando su tiempo en cosas a las que ellos llaman «productivas» y no llamar la atención.Nos despide como siempre, con un beso en la cabeza, y odio que mis amigas me hayan hecho notar la fría relación que llevamos. Esto cada vez se está poniendo más incómodo para mí y John no parece siquiera notarlo.Con el ánimo por el piso, llevo a los niños a sus respectivos lugares
Leer más
Día 4
Jueves, 9 de octubreMe siento extrañamente agotada. Las palabras de Georgina, la carta de ese hombre desconocido y mis estúpidos pensamientos me mantuvieron despierta gran parte de la noche consumiendo cada parte cuerda de mí, distrayéndome y alejándome de lo que realmente debería hacer... dormir.Me doy un rápido baño y bajo para preparar el desayuno de mis niños. Les sirvo cereal, al no tener ánimos de hacer mucho hoy. Jacob me pregunta sobre cómo estoy, pero no puedo decir nada. Siento mi garganta cerrada por alguna extraña razón que aún no alcanzo a comprender. Noto como me mira, con el ceño profundamente fruncido. De la manera en que siempre lo hace cuando algo le preocupa. Eso me hace sonreír. Beso su frente y subo a cambiarme tratando de bloquear mis pensamientos. Creo que podría volver a llorar si me detengo a pensar nuevament
Leer más
Día 5
Viernes, 10 de octubreDebo agradecer que hoy me siento un poco más relajada que ayer. Aunque todavía tengo un extraño sin sabor que no me deja tranquila, sé que se irá una vez logre hablar con mi esposo y aclarar, finalmente, lo que está sucediendo entre nosotros para poder mejorar nuestra relación. O quizás debería decir “Lo que no está sucediendo entre nosotros”.Estoy segura de que todo mejorará una vez hayamos hablado de todo lo que se interpone inútilmente entre nosotros. Creo que he sido muy pasiva y he dejado pasar demasiado tiempo antes de tomar esta decisión. Ambos pusimos su trabajo como excusa y nos conformamos con eso, pero creo que ya ha sido suficiente. El vacío cada vez se hace más profundo y, luego de ver la felicidad en Paula por el señor Hudson, de verla sonreír gracias a su nuevo amor, me di cue
Leer más
Día 6
Sábado, 11 de octubre Estiro mi cuerpo sintiéndome como una seda. No recuerdo la última vez que desperté con una auténtica sonrisa, y me fascina la sensación. Tal vez sea algo enfermo, pero no me arrepiento de lo que hice anoche. No le he hecho nada malo a nadie y si mi esposo no me da la atención que necesito, ¿por qué no darme ese regalo a mí misma? Aunque me sentiría un poco menos culpable si el que hubiera estado en mi mente hubiera sido mi esposo, en vez de ese hombre extraño. —Buenos días, nena. —Giro hacia la puerta y ahí está mi dulce tormento—. No dejes de sonreír por mí. —Buenos días —digo, ignorando su comentario, y carraspeo un poco incómoda—. Ya te preparo el desayuno —No. Descansa. Yo comí algo en el camino. Agradezco su detalle, pero aun así me levanto. Nunca me ha gustado despertar tarde, ni siquiera cuando era una adolescente que disfrutaba de la actividad física intensa y el deporte. Hoy hay cosas que
Leer más
Día 7
Domingo 12 de octubre Son más de las tres de la madrugada cuando despierto y veo a John entrar a la habitación. Se acuesta junto a mí, luego de gastar diez largos y desesperantes minutos en el baño, quedando ambos espalda con espalda. Esto se siente tan mal. Decido hacer un último intento para recuperar lo que una vez tuvimos, si no debo darme por vencida, porque no quiero ser el chiste de nadie. Hemos estado juntos por los últimos diecisiete años. Quedé embarazada a los dieciséis años y aún no terminábamos la escuela, lo que lo hizo más difícil gracias a los señalamientos y murmuraciones, pero el tenerlo a mi lado apoyándome, fue lo que me dio fuerzas para seguir adelante. Recuerdo lo mucho que disfrutábamos el estar juntos a pesar de nuestra falta de intimidad, que no se debió a otra cosa que a la vergüenza que sentí en ese entonces. Luego de esos años nos fue muy bien como pareja. Me hacía sentir hermosa en todo momento sin importa
Leer más
Día 8
Lunes, 13 de octubre Despierto a la misma hora de todos los días de la semana laboral, con mis energías ridículamente renovadas, y me dispongo a iniciar con mis rutinarios quehaceres matutinos. Mis hijos me necesitan y quedarme en cama lamentándome de mi deplorable situación, no los va a sacar adelante. Esta mañana les preparo panqueques con crema batida y jugo de naranja, no son muy fans de las bebidas calientes, a pesar del frío invernal que ya nos empieza a envolver y cada día se siente aún más. Ambos comen con muchos ánimos. —¿Te sientes mejor, mamá? —pregunta mi niño, mientras esperamos a que Amy baje con su mochila. Esa pregunta tendría que hacérsela yo, no al revés. —Claro, mi cielo. —contesto y, una vez más no me cree—. No te preocupes por tonterías… ¡Amy! —grito y ella grita de vuelta que ya baja. Cuando al fin baja, los llevo a la escuela como siempre, y ni siquiera me pregunto, ¿por qué John no ha llegado? Debo tene
Leer más
Día 9
Martes, 14 de octubreEste día me siento absurdamente feliz, mi noche fue todo un éxito y empiezo a amar a mi amante oficial. Ya me escucho como Paula, pero no quiero dañar más mi mente con el absurdo pensamiento de que quisiera que fuera mi esposo quien me regalara esos deliciosos orgasmos. Necesito dejar de perder el tiempo con estupideces que no me llevarán por buen camino. No sé si sea una cobarde por rendirme con mi matrimonio, pero esto es demasiado para mí. Quiero a John, pero siempre me he considerado una persona fuerte, capaz de recuperarme, y los años no me dejan más que pensar que las personas que están a nuestro lado lo están porque lo desean. Atar a otros a ti por compromiso, presagia más sufrimiento. Un sufrimiento que no deseo sobrellevar, todo por el bien de mis hijos.Si tan sólo me permitiera hablarle.Preparo el desayuno de mis niñ
Leer más
Día 10
Miércoles, 15 de octubreMe levanto con un gran e insoportable dolor de cabeza, como si un tren me hubiera arrollado y yo, libremente, hubiera vuelto a poner mi cabeza para que lo volviera a hacer una y otra vez. No logré dormir en lo absoluto. Pasé toda la noche dando vueltas y pensando en ese hombre, en mi jefe, en mi amiga y en mi esposo. Debo reconocer que me duele lo que pasa, nunca hubiera imaginado que mi jefe pudiera a sentir algo por mí. Eso es algo que nunca vi venir.Y yo que pensaba que Paula estaba loca con esas suposiciones fuera de lugar.Fue inevitable llorar. Mi jefe no parece de los hombres que haría este tipo de cosas más que para un estúpido juego. Por algo tiene la edad que tiene y aún es soltero, porque jamás ha tenido una novia. No digo que sea viejo y feo, todo lo contrario, a pesar de sus más de treinta y cinco años, se ve muy bien.&ique
Leer más