Sombras Oscuras - Rosibel Sequera (Rosibel7)

Sombras Oscuras - Rosibel Sequera (Rosibel7)ES

Rosibel7  Recién actualizado
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
35Capítulos
1.6Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Un pasado que la atormenta, sombras acechandola y un ex novio que la hizo pedazos. Y... Dos hermanos, dispuestos a cuidarla, amarla y alejar sus demonios. Pero... ¿Ella se dejará ayudar? ¿O las sombras la consumirán?

Leer más
Sombras Oscuras - Rosibel Sequera (Rosibel7) Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
35 chapters
Prologo
Algo que siempre e tenido presente es que nuestro corazón no escoge a quién amamos, aunque la parte racional de nosotros nos diga que no es el indicado, aún así nos aferramos a la idea de que sea lo contrario.Y eso es lo que me llevo a perderme, debí hacerle caso a mí instinto a lo mejor no estuviera tan rota de haber sido así.El llegó como una luz a mi vida, pero que podría saber yo si tan solo era una adolescente, no pensé en que ese chico que parecía tan bueno terminaría persiguiéndome toda la vida...O eso pensé hasta que aparecieron ellos.
Leer más
1
Todos los días eran una lucha para mí, las noches eran largas y los recuerdos siempre me perseguían... Él siempre me perseguía.Trato de alejar esos pensamientos de mi mente y me levanto siempre es lo mismo todas las mañanas lo primero que hago al despertar es recordar y es algo muy frustrante la verdad. Porque odio recordar.Hace unos meses me gradué de la preparatoria y hoy me mudare a la universidad. Específicamente me iré del país también.Quiero estar lo más lejos de aquí e intentar hacer una nueva vida.Obviamente mi madre no está de acuerdo piensa que es ridículo mudarse de Nueva Zelanda a Nueva York, se que está lejos pero es lo que quiero y es lo mejor para mí.Ella dice que ya debí superar esa situación, no importa cuántos psicólogos haya visto ninguno haría que olvidara lo que paso y eso era algo que ella no entendía. Lo que me pasó no es algo que el dinero pueda borrar.En cambio mi papá si lo comprende, ser hija única tiene beneficios como ser su consentida y él fue el qu
Leer más
2
El viaje había sido increíblemente largo, veinticuatro horas para ser más exactos. Nunca había viajado tanto la verdad, pero ahora mismo estar lejos de Nueva Zelanda era lo que más necesitaba.Solo espero que no te hayas equivocado MhiaY claro lo que faltaba, mi conciencia, por supuesto que nunca está de acuerdo conmigo.Papá me quería mandar en primera clase pero le dije que no, quería comenzar una vida en Nueva York trabajar y conseguir todo por mí misma, no valerme de mi apellido. Quiero salir adelante por mí y quién sabe eso tal vez me ayude a olvidar mi pasado.El pasado nunca se olvida Mhia...Shhh cállate no te necesito ahora mismo.Cualquiera diría que mi consciencia tiene vida propia.Cuando me baje del avión lo primero que vi fue la neblina y que estaba haciendo un frío para morirse.Genial y yo que odiaba el frío.Cuando entro al aeropuerto no puedo evitar admirar lo hermoso que es todo, es diciembre y todo grita navidad. Es simplemente espectacular.Me dirijo a la zona par
Leer más
3
Llevo una semana en Nueva York y la verdad es que me he adaptado muy bien. Pero aún faltan meses para que pueda iniciar la universidad, papá me dijo qué podría comenzar agarrar un poco de experiencia en una de las empresas qué está asociada con la de él en Nueva Zelanda.Al principio me rehusé un poco ya que no quería sacarle provecho a mi apellido pero después lo analicé un poco y me di cuenta que esto me serviría para comenzar a pagar por mi cuenta al apartamento ya que con un trabajo ordinario no podría hacerlo. Claro si fuera por papá no trabajaría y él me lo pagaría todo pero me niego rotundamente a eso, porque todo lo que tenga en la vida quiero conseguirlo por mí misma.Me dirijo a Accounting company Salvatore Inc, por lo que he investigado la compañía es de los hermanos Salvatore que a pesar de qué son aún muy jóvenes han logrado llevar la compañía de su padre a las afueras de Estados Unidos. Mi padre antes de venir me dijo qué no habría mejor lugar para conseguir experiencia
Leer más
4
La oficina de Jace Salvatore es inmensa, lo primero que ves es una pared de vidrio que estoy segura que si me asomó me daría un ataque por mi miedo a las alturas, pero que también sería una vista hermosa de noche.Las otras paredes son de un color blanco, tiene varios cuadros y muebles de color negro. El escritorio es gigante en él se podrían sentar seis o más personas cómodamente, tiene dos sillas al frente y una donde se encuentra el señor Salvatore con su laptop.Al mirarlo lo detallo lo más rápido que puedo, se ve que es alto y Dios demasiado apuesto y estoy más que segura que su mirada es tan intensa como la de su hermano.Supongo que siente mi mirada sobre el porqué la levanta y me regala una pequeña sonrisa.¡Oh Dios! Este hombres es un adonis es simplemente hermoso y su sonrisa ¡Joder! siento como cada parte de mi piel se eriza mientras me quedo sin aire.— Señorita Morshell, bienvenida— dice levantándose, pero no soy capaz de procesar sus palabras, de lo único que si soy es d
Leer más
5
Jace SalvatoreMhia Morshell es todo lo que mi hermano y yo no imaginábamos, pensábamos que era una niña de papá, pero es todo lo contrario con tan solo 18 años se ha mudado a otro país donde no conoce a nadie, a comenzar una vida e independizarse. Sabemos que en unos meses comenzará la universidad y por eso quiso buscar experiencia en el mundo de la contaduría ya que se va a dedicar a lo que hace su padre.Ray Morshell es un hombre el cual todos querrían como padre, es bueno con su esposa e hija y sabe muy bien como cerrar grandes tratos. Por eso no me sorprendió cuando se comunicó con mi hermano y conmigo diciendo que quería que su hija hiciera pasantías en una de mis empresas.Al principio me había negado pero cuando su padre me dijo que primero viera su expediente cedí. Mhia es una mente maestra para cerrar negocios, no solo es buena con los números, ella sabe moverse en el mundo de los tratos, de la competencia y eso es algo que a mí hermano y a mí nos sirve.No voy a negar que M
Leer más
6
Mhia MorshellEs increíble que lleve una semana haciendo mis pasantías, estoy más que contenta y saben que es lo mejor ¡Que me pagan¡. Ya puedo pagar mi piso y oficialmente ya no dependo de mis padres económicamente.Trabajar con los hermanos Salvatore me ayudado muchísimo, en poco tiempo he aprendido muchas cosas.Y también te los has comido con la mirada, que no se te olvide eso.Mmm odio cuando mi conciencia tiene razón, pero no me culpen como no hacerlo si trabajo con dos dioses.Era imposible escoger entre ambos, si me pidieran que lo hiciera pues simplemente me iría con los dos. Lo sé, suena loco pero es la verdad.Hoy comenzaba mi segunda semana en la empresa, seré honesta aún no me acostumbraba a las miradas molestas de algunas de las chicas. No sé si es porque trabajo con los hermanos Salvatore o si es por el hecho de mi apellido.No soy estúpida, sé que muchos piensan que estoy donde estoy solo por mí apellido. Pero no todo es verdad, hago mis pasantías en Accounting company
Leer más
7
Mhia Morshell Estoy en una fiesta, todo está borroso. No reconozco el lugar ni a nadie a mí alrededor, intento encontrar un rostro familiar, hasta que una mano interrumpe mi camino. Cuando veo quien es el dueño de esa mano me quedo de piedra — Leonardo Milano —intento correr, gritar, pero mi cuerpo no reacciona, sé que estoy soñando, es como estar dormida y a la vez despierta. Mi cuerpo por si solo toma la mano de Leo y me dirige a una habitación. Se a donde va esto, por eso intento despertarme con todas mis fuerzas. Entramos a una habitación y reconozco a los amigos de Leo. Ahí es cuando mi conciencia me deja tomar control de mi cuerpo y comienzo a gritar... — ¡Nooo! — Me despierto de golpe, estoy toda empapada en sudor, pego mis piernas a mi pecho — Es un sueño, solo un sueño — comienzo a susurrar lo que es mi mantra. Desde lo que paso con Jacob volvieron las pesadillas e hecho de todo, ejercicio antes de dormir, salir a caminar e incluso pastillas para conseguir un sueño profun
Leer más
8
Jace SalvatoreLlegamos al departamento de Mhia, estaba en un muy buen lugar de la ciudad. Es claro que a sus padres les gustaba consentirla y como no hacerlo si literalmente parecía una princesa.¿Princesa?¡Joder! No era de usar esos estúpidos apodos, eran demasiado cursis para mí gusto. Pero Mhia... ella tenía algo diferente, algo que la hacía especial, cuando ella me miraba con ese gris tan intenso sentía como se removía algo en mí, ablandaba la coraza que tanto me había costado construir. Ella podría pasar mis muros si se lo propusiera.Jared me mira fijamente mientras vamos en el elevador, se que ha notado como la he mirado y como lo estoy haciendo ahora — con adoración y dulzura — y no soy de mirar a las mujeres así. Antes de que ella llegara, las mujeres para mí eran como un pedazo de carne. Pero ahora, es como si me hubiera hechizado y tuviera solo ojos para ella. Es increíble que solo lleve unas semanas con nosotros y en todo el sentido de la palabra nos tenía a sus pies.Sa
Leer más
9
Jared Salvatore Una Diosa, eso es lo que era ella. Pienso mientras la veo dormir. Partimos hace solo unos minutos y Mhia cayó profundamente dormida. Las ojeras que la acompañaban me decían que le hacían falta muchas horas de sueño, tanto a mi hermano como a mí, nos duele verla así, no saber que es lo que le hace daño nos afecta. Mhia es una mujer hermosa, pero viendo más allá de su belleza, su inteligencia, la manera en la que se expresa, atrae de una manera inimaginable. Mhia Morshell me tuvo a sus pies desde el momento en que sus ojos marrón intenso me miraron fijamente. Tal vez a muchos hombres no les parezca correcto estar a los pies de una mujer — como mi padre — pero yo me arrodillaría ante ella sin pensarlo. — Quiero decírselo hoy — rompo el silencio que hay en el jet, dirigiéndome a Jace. — ¿Estás seguro? Ella no está bien ahora, sea lo que sea que le haga daño le está afectando bastante. Si se fue de Nueva Zelanda huyendo de eso, no quiero que después tenga que mudarse
Leer más