Hasta Que El Destino Quiera ©

Hasta Que El Destino Quiera ©ES

Maria Girardet   En proceso
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
13Capítulos
12.6Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Una noche de camino a casa, con el alma destruida, invadida de dolor y profunda desilusión. Encontré al amor de mi vida en la recepción... Él, un par de años menor. Pero mí corazón, eso fue lo que menos notó y con el pasar de los días, en vez de alejarse, se aferró a algo que nos llevó a la destrucción y a una inevitable, separación. Aunque, dicen que cuando las almas gemelas están destinadas a estar juntas, nada impide su evolución y con ello... Una gran revolución de amor. — Hola, Lucey. — Hola, Thomas.

Leer más
Hasta Que El Destino Quiera © Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
13 chapters
Capítulo 1
Viernes, 1 Noviembre del 2019. Hace un año, terminé con mi novio de aquel entonces... Su nombre es Johan, y lo dejé al descubrir su infidelidad. Hoy, mientras celebraba con mis mejores amigos el ascenso que obtuve en mi trabajo, me enteré de que mi ex se a comprometido con la mujer por la cual, nuestra relación de dos años se fue al vacío. Una parte de mí no puede evitar estar feliz por él, en serio. Pero al mismo tiempo, esa otra pequeña parte sobrante en mi interior no puede evitar sentir tristeza, pues no solo perdí a mi novio, sino también, a mi mejor amigo por más de diez años. No estaré en el día más importante de su vida y darse cuenta de ello después de creer tontamente por dos años que sí lo vería, al ser yo la mujer que caminase al altar y no otra... Duele, mucho. Intentamos salvar nuestra amistad, a pesar de su engaño. Pero fue imposible, pues de alguna forma. Johan la antepuso a ella de nuevo antes que a nuestra amistad, cosa que ya ni debe sorprender puesto que por e
Leer más
Capítulo 2
Viernes, 8 Noviembre del 2019. Una semana después... No he vuelto a cruzarme con Thomas desde entonces, gracias a Dios y a todos mis ángeles. Aunque de alguna extraña manera, lo siento cerca. Todo el tiempo... Incluso estando en el trabajo, lo siento cerca. Quizás porque somos vecinos y vivimos en el mismo piso. No sé, ya creo que hasta estoy delirando y alucinando. Pues hace dos noche me pareció verlo en el balcón privado de mi habitación, cosa que es imposible. Ya que el apartamento de sus abuelos está a dos del mío y, él tendría que pasar dichos dos balcones para llegar a mi. Lo bueno, es que con tanto trabajo en el museo de arte, trato de no darle importancia a ese sentimiento a pesar de su persistencia. Hace una semana celebraba mi nuevo ascenso y hoy, celebro que finalice uno de los trabajos más grandes e importantes y el que más tiempo me a tomado culminar. Y será nada más y nada menos, que la nueva pintura principal que dará la bienvenida en la reapertura del museo a p
Leer más
Capítulo 3
02:00 AM. — ¿Y si te gustó la comida? — Sí, estuvo deliciosa —Le sonrío—. Sobre todo el postre.— Amé ese dulce de leche también. Me encuentro de camino a mi casa, Frank, el hermano de Jessy, se ofreció a traerme ya que mi amigo Sebastián, se emborracho a más no poder tomando vino con el papá de mi amiga y así no iba a exponerlo a conducir, obviamente. Sería un peligro andante para la sociedad y para nosotros mismos. Sonrío al ver mi edificio, debo admitir que la zona residencial donde vivo es una de las más lindas de la ciudad de Portland, y aunque mi edificio es el más antiguo de la comunidad, es muy elegante, seguro y vintage, cosa que me hizo amarlo desde el primer momento en que lo ví. Porque no lo cambiaría por nada. Bajo del auto después de que Frank me abre la puerta y juntos caminamos hacia la entrada del imponente y antiguo edificio. — ¿Te puedo acompañar hasta la puerta de tú casa? —Le escucho decir y me giro para verlo.— No es necesario, ya hiciste mucho con traerme
Leer más
Capítulo 4
Despierto una hora después, me preparo algo sencillo de almorzar al mismo tiempo que me visto para asistir a una reunión de trabajo. Ya mañana es la apertura del museo de arte y también mi exposición. Hay ciertos detalles que aún deben ser discutidos y por los cuales estoy muy emocionada de comenzar a concretar. Me siento a comer en la isla de mi pequeña cocina y al terminar minutos después, dejo mi plato y vaso en el lavaplatos y corro al baño para cepillarme los dientes. Cuando estoy de regreso en mi habitación, me siento en el tocador y me hago un maquillaje sencillo, pero lindo y glamuroso. Un maquillaje y peinado perfecto, que combinan junto a mi hermoso vestido gris ceñido al cuerpo. Antes de salir de mi departamento, me miró al espejo y sonrío ante lo bien que me veo. ¡La buena impresión ante todo es necesaria! Mucho más si es para concretar negocios. Me gusta mucho callar bocas, porque en este mundo del arte, mayormente los patrocinadores o las agencias creen que los
Leer más
Capítulo 5
— Y cuéntame cariño, ¿Estás nerviosa por lo de mañana? La voz de la señora Blanch me trae de vuelta ante la distracción de Thomas con su penetrante mirada. Entre abro los labios para responder a su pregunta, pero él me interrumpe al decir: — Insisto, lindo collar. Me ruborizo e inconscientemente frunzo mis labios, sé a dónde quiere llegar y por más que una gran parte de mí no quiera complacerlo, ya no lo puedo evitar más. — Gracias. — Has de ser muy importante para la persona que te lo ha dado. Me aclaro la garganta y me remuevo en el sillón, lo mataré, en serio. — Supongo... —Suspiro— Aunque él es un tanto insoportable.— ¿Ah, sí? —Ríe— ¿Por qué? — Porque no entiende un no como respuesta. — Quizás sea porque no concibe un no como respuesta. Lo miro de vuelta, pero él ya está retandome con la mirada.— Hay cosas que simplemente no pueden suceder, Thomas. Y si la persona realmente quiere como lo dice hacer, debe entender. — ¿Y tú lo entiendes? — En su totalidad. — ¿Entonc
Leer más
Capítulo 6
07:00 AM Anoche me prometí que no lloraría, pero al cabo de una hora después, lo hice, sí lloré. Porque necesitaba sacar eso que me estaba carcomiendo el alma. Necesitaba drenar el sentimiento tan intenso que la partida de Thomas me generó. Y por suerte, llorar desconsoladamente, funcionó, pues hoy me siento de maravilla y vaya que tengo razones para sentirme así de bien... — Feliz cumpleaños a ti, feliz cumpleaños a ti, feliz cumpleaños a la mejor amiga más sexy y hermosa del planeta, universo y galaxias enteras. ¡Feliz cumpleaños a ti...! —Me río ante el canto tan peculiar de mi mejor amigo Sebastián y entre risas susurra— Paso por ti en una hora, ya muero por verte. — Oh, pero miren quién está de vuelta —Le escucho resoplar burlón— Gracias, te quiero mucho y ya muero por abrazarte.— Acepto besos, gracias. Vuelvo a reír a carcajadas y digo: — Y yo un buen capuchino, lo necesito.— ¡Uy! Tenemos chisme nuevo —Dice juguetón y suspiro— Espérame lista, llevaré tres capuchinos por
Leer más
Capítulo 7
Tengo el corazón acelerado, como si quisiera salir huyendo de mi pecho. Esto duele, caray... No lo entiendo.Esto es desagradable. Toda esta situación lo es. El no dice nada, se mantiene en silencio mientras da vueltas en círculos por largos segundos, está en negación y no sé qué hacer por él cuando ni siquiera sé qué hacer por mí.De un momento a otro, Thomas resopla, detiene sus movimientos y se detiene frente a mí, lo veo morder su labio inferior, indeciso, quizás, también frustrado. Sí, él está frustrado a más no poder. Y su vista nublada me hace saber lo que él ya ha mencionado. Lo he lastimado con mis palabras y también con mi acción. Pero esto es lo correcto, debo dejarlo ir. Thomas tiene que alejarse de mí, lo que estuvo a punto de pasar entre nosotros hace unas horas no está bien. Y él debe aceptarlo. Como sea, pero debe hacerlo.Yo no soy para él y por más que me atraiga, él tampoco es para mí. Además, aún no estoy segura de lo que él me hace sentir. Y contra eso no
Leer más
Capítulo 8
Thomas estaciona la moto frente al portón del estacionamiento del museo. El cual se encuentra en la parte trasera del mismo, y cerca de este, hay un callejón, lo que lo hace más privado y menos visible para las personas que no sean empleados del museo y de todas sus instalaciones. Cuando me bajo, le agradezco por traerme y me dispongo a caminar hacia el portón pues quiero tomar distancia de todo él y de esta situación, pero una de sus manos toma de las mías y hace detener mi acción. Thomas no dijo nada ante mi petición cuando estábamos en el parque frente a la bahía, simplemente, finalizó la conversación diciendo que estaba cansado y que me llevaría de regreso a mi departamento o a dónde yo necesitase ir, y aquí estamos. Al girarme para encararlo, lo veo quitarse el casco y la mirada que él posa en mí, me deja sin aliento. Otra vez. — ¿Qué quisiste decir en el parque antes de irnos?— Olvídalo... Me dijiste que estabas cansado. — Dilo. —El insiste y mantiene su mirada fija en mí.
Leer más
Capítulo 9
Media hora después... Sonrío cuando veo a Frank y Jessy junto a sus padres. La familia Donovan es todo un encanto. Me agradan mucho y me hace feliz que se hayan tomado el tiempo para asistir a mi exposición y expresar su apoyo con su presencia. — ¡Muchas gracias por venir! —Les digo a cada uno al momento de saludarlos con un abrazo. Cuando Frank se para a mi costado y mantiene su agarre firme en mi cintura, me aclaro la garganta al notar la mirada de Sebastián, quien se encuentra en la barra hablando por teléfono desde hace dos minutos mientras espera su pedido. Su mirada es un tanto despectiva. Y eso me hace preguntar con quién está hablando desde hace minutos. Le frunzo el ceño juguetona y al ser correspondida, pongo los ojos en blanco pues él no tiene pinta de estar jugando al mantener su ceño fruncido. Decido ignorar tal hecho y me enfoco en los invitados presentes. La reapertura del museo ha sido todo un éxito. Está repleto de personas admirando las obras, no solo los cuadr
Leer más
Capítulo 10
Sonrío ante los gestos de Sebastián quien se encuentra en la barra mientras me ve hablar por teléfono, definitivamente mi amigo es un alcahueta de Thomas y ante ese hecho, suspiro cuando este responde en un susurro: — Es tú día. Mereces ser feliz... Aunque, me encantaría formar parte de esa felicidad. Cierro los ojos y dentro de mí todo se colapsa. Si supieras que eres la razón por la que ahora soy tan feliz, Thomas... Tú eres ese algo, que tanto me a hecho falta este día tan especial. Tú y nadie más que tú. Mientras más intento alejarte, mientras más lejos quiero tenerte, mi alma clama todo lo contrario. Y más cerca añoro sentirte. ¡Caray, como me gustas! — Gracias —Cuanto quisiera decirle que sí, que él forma parte de esa felicidad, pero me contengo— Ha sido un día grandioso. Le escucho respirar con fuerza y eso hace que muerda mi labio inferior. Lo necesito... Ahora mismo. — Escribí algo para ti... —Dice cambiando el tema, segundos después.— ¿En serio?— Sí —El enfatiza—
Leer más