La Bella y La Bestia

La Bella y La BestiaES

Patricia P  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
72Capítulos
11.5Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Bella siempre obtuvo todo lo que pidió, sin embargo a pesar de ser una joven consentida nunca dudó un segundo en ayudar a la gente que lo necesitaba y eso hizo que no se diera cuenta de la maldad a su alrededor. Un sábado en la noche cuando supo que su mejor amiga y novio tóxico de hace seis años la engañaban, fue cuando logró ver esa nube negra que la rodeaba y decidió transferirse a Chapel Hill para sanar con la influencia y dinero de su padre Hasta que llega él y la lleva al límite de la confusión. Buena e inteligente, pero debe sanar un corazón roto y confianza en sí misma destruida. Alan por lo contrario siempre ha luchado por lo que quiere, con una vida complicada y una familia en problemas aunque él intenta arreglarla. Solo tiene una meta: Ser un boxeador por profesión. A pesar de que aún no ha salido de los almacenes a las afueras del pueblo Hasta que llega ella y se convierte en su perdición. Pero es ese tipo de perdición que lo impulsa. Persistente como inteligente, pero debe salir adelante y cumplir eso por lo que tanto ha luchado aunque sienta que no puede más. Cundo ambos tienen una noche de y carcajadas deben decidir si seguir viéndose en noches eternas o dejar todo como si nada.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
72 chapters
El comienzo
La vida no es perfecta y no tiene intenciones de serla, muchas veces te va a lanzar un balde de agua helada, justo cuando crees que nada podría pasar.Te lo digo yo, que siempre he sido una chica muy centrada. Con una familia de la cual no me puedo quejar en absoluto. Mi padre por amor a mi madre se vino a Venezuela donde crecimos mis hermanas, mi hermano y yo.Todo era tan perfecto.Crecí en una buena ciudad, estudiando en los mejores institutos, fui aceptada en una buena universidad.Siempre mantuve mi vida tan planificada, me veía un futuro maravilloso junto a mi novio de toda la vida y el apoyo de las personas que me aman.Pero no todo siempre sale como la planeamos, en muchas ocasiones la historia cambia.Y esta es mi historia... La historia de cómo la vida me hace nadar en una piscina de agua helada y me hace ver cómo estar en tu zona de confort te hace daño.Todo comienza esa noche...Leer más
Cambio de vida
      ¿Alguna vez se han sentido tan agobiadas que sienten que la única forma de salir del dolor es huyendo?Aunque, cada persona tiene su propia manera de salir del dolor, unas más prácticas que otras. Todos catalogan el irse de un lugar ser un cobarde. Yo opino que es la mejor decisión para sanar las heridas.Tiempo y distancia, eso sí sana las heridas.Pero teniendo en cuenta que son las nueve de la mañana de algún día de septiembre y creo que mis neuronas deberían estar dormidas, la verdad es que llevo cuatro semanas sin pegar un ojo.Estoy aún acostada pero no dormida, mi habitación está hecha un caos con algunas maletas, estoy a punto de transferirme a una nueva universidad, ya no quiero estar aquí, quiero irme y lo más lejos que puedo llegar es el pueblo de donde viene mi padre.Por mi mente solo pasa el recuerdo
Leer más
Una pelea y un chico lindo I
lunes por la mañana, mi primer día de clases, en un nuevo lugar completamente desconocido para mí.Por momentos me siento un poco pérdida, pero teniendo en cuenta que el campus de esta universidad parece una ciudad entera, no es mala señal perderse, tal vez.Luego de ir a buscar mi horario y clases necesarias estoy caminando por una de las plazas. Estoy ya muy avanzada y si no es porque mi padre conoce al director de la universidad no me aceptarían, rompieron varias reglas solo por un favor que el señor le debía a mi padre.Es igual a esas universidades que vemos en las películas, chicas y chicos tratando de entrar a un club o fraternidad. Otras personas saludándose y contándose de sus veranos, personas riendo, otros estudiando, y algunos simplemente como yo, tratando de caminar pasando desapercibido y que nadie note su presencia.Mi primera clase de hoy
Leer más
Una pelea y un chico lindo II
La primera semana ha sido agotadora, acostumbrarme a todo y manejar el idioma era más sencillo en mi mente.Por otra parte, Aria y América se han acercado mucho a mí, son unas chicas divertidas me rio demasiado con ellas y me hacen olvidar a Valeria y Matías, hacen que me distraiga de la razón por la cual estoy aquí. No quiero confiar mucho en ellas, no quiero que me suceda lo mismo, ellas aún no saben quién soy, no saben la razón por la cual estoy aquí y tampoco tengo muchos ánimos de decirles.Estoy preparando mi cena mientras escucho música cuando suena mi timbre, esta última semana no se siente tan raro escucharlo sé perfectamente quienes son.—Hola—sonríe América apenas abro la puerta. Esta chica es demasiado enérgica.—¿Qué harás hoy? — pregunta Aria.—Dormir—contesto c
Leer más
Matías aparece
Me alejo del chico por instinto. Él baja su mano y me extiende el pañuelo, no parece que acaba de salir de una pelea, está muy relajado y apenas le caen unas gotas de sudor por los lados de su rostro.De cerca parece un poco mas alto y las fracciones de su rostro son llamativas.—Gracias. — Tomo el pañuelo para seguir limpiando mi rostro y me giro a las chicas. —¿Nos podemos ir? —ambas asienten.—Las llevo. —habla Brian –Bella vive en el mismo edificio ¿no?—Sí, frente a nosotras—dice Aria.Caminamos al auto de Brian, ya que hemos llegado aquí en taxi.Miro atrás y veo al tatuado hablando algo con Thiago, pero sin quitarme la vista.Siento un escalofrío en mi espina, pero no es para nada desagradable.Cuando estamos dentro del auto, me percato que las personas a mi alrededor empie
Leer más
Confesión
—¿Se han ido? —pregunto alarmada.No puede ser, esto no se hace.—Relájate. — me sonríe Alan, es una sonrisa de lado que se le ve genial. —Yo te puedo llevar. —lo miro a los ojos. Alan a mí lado es muy alto e intimidante.Tampoco que medir 1.63 no me hace intimidante ya que eso es depende del porte, pero ese es el chiste, que su porte es muy “Soy el puto dueño del mundo” y eso me llena de desconfianza.—Yo... Yo no te conozco. —le digo con desconfianza mientras doy un paso atrás.—Oh vamos, Bella. —ríe y me toma de la mano hasta la mesa.—¿Qué? —pregunto—De verdad no te conozco, si hemos cruzado palabras tres veces creo que es mucho. —me suelto de su agarre.Aunque por cuestión de desconfianza no quiero estar a solas con él, la verdad no m
Leer más
Ayuda
He dado tanta vuelta en la cama que ya estoy segura no voy a dormir más.Siento presión en el pecho y en la boca del estómago una angustia que no sé de dónde ha salido, se supone que ya estoy muy lejos de Matías, no debería de sentirme así.Ya he terminado las tareas pendientes y no tengo muchas ganas de ponerme a leer algo ahora, mi cabeza duele un poco.Miro la hora, son las cuatro de la mañana y no he dormido lo suficiente. Me levanto de la cama para ir hasta la cocina y poder prepararme algún té de esos que mamá dice que son buenos para relajarse.Coloco el agua en la ollita y saco una taza con el sobre de algún té que no me doy la molestia de saber que es.Me siento tan angustiada, mi pecho pesa y tengo un miedo irracional de que en algún momento pasara algo malo, así como siempre me sentía cuando estaba Matías cerca.Leer más
El reportaje
Son las seis de la tarde del domingo y estamos todos en el departamento de Aria y América, el cual es un poco más pequeño que el mío, pero igual de cómodo. Ellas tienen su plasma en la sala así que todos los domingos son noches de películas, al parecer ellos lo hacen desde el colegio.La semana pasó tan rápido que penas la note, y la verdad eso era lo que estaba buscando desde que llegue aquí, mantener mi mente lo más ocupada posible.—¿Dónde harás tu reportaje de prueba? —pregunta América cuando estamos en su cocina.—No lo sé.—contesto sirviendo un poco de jugo.—no he ni pensado de que tema lo voy hacer.—Estamos iguales.—suspira y caminamos hasta la sala donde están todos.—Aunque por lo menos yo tengo algunas cosas en mente.— Yo quería salir
Leer más
Amigos I
A la hora del almuerzo mi estómago está pidiendo comida a gritos.Estoy con Alan en el parque donde nos encontramos unas horas antes, la entrevista con la chica lo ha dejado muy callado.—¿Tienes hambre? —pregunta él mirando al frente mientras caminamos.—Un poco.—La verdad es que si estoy muerta de hambre.—Vamos a comer a un cafetín que hay cerca por aquí.—me quedo parada mirándolo. Cuando él se percata se para y mira a mi dirección. Ahora estamos de frente, nos separan unos metros. —¿Qué pasa?.—pregunta.—¿Qué quieres? —pregunto sin más. Él sonríe.No le tengo confianza, o para ser sincera en estos momentos de mi vida no le tengo confianza a casi nadie y menos un hombre.—¿A qué te refieres? —coloca sus man
Leer más
Amigos II
En la esquina para cruzar a la cuadra donde yo vivo para ir a buscar algunas cosas ya que me toca clases en un rato, Alan se va, al parecer vive cerca, en la residencia mixta ya que todo esto se divide en: los dormitorios del campus, donde hay muchísimas reglas y duermen hasta tres personas en un espacio. La residencia de chicas (que es donde yo vivo), ya no son solo habitaciones, si no pequeños departamentos y la mensualidad es más costosa, al igual que la residencia de chicos. Y por último la residencia mixta, ahí permiten que vivan tanto mujeres como hombres y no hay tantas reglas. Llego a mi departamento en la noche luego de clases, no quiero perder tiempo, tomo mi computadora y me siento en el buró de la cocina para prender la grabadora y mi libreta, tengo que editar y preparar todo, estoy tan emocionada, tengo un buen material.Pero escribiendo me percato de algo, no le he dado las gracias a Alan. Tomo mi telé
Leer más