Una chica diferente

Una chica diferente ES

Alexandra Figueroa  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
41Capítulos
3.6Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

A veces el destino es difícil de predecir, por no decir imposible. Después de un amor fallido juré y creí que había encontrado el verdadero, la mujer de mi vida, pero no fue así. Mi vida da un giro radical después de años de entrega. Todo empezó con una simple pregunta que desarmó todo lo que creí que era mi todo. Una pregunta que era fácil de responder para cualquiera, menos para mi

Leer más
Una chica diferente Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
41 chapters
Capítulo Uno.
Prólogo Después de dejar mi vida en Seattle junto a Galilea, la idea de mi siendo feliz abandonó mi mente. Pues a pesar de que yo la amaba con tanta fuerza, tuve que renunciar a mis sentimientos para que ella fuera feliz con el hombre que realmente amaba, Ashton.  No diré que no creo en el amor, pero si me dieran a elegir entre creer en el hada de los dientes y el amor para toda la vida, sin dudarlo elegiría al hada de los dientes... ¿Por qué? Por que por lo menos ella mantiene a muchos aún ilusionados, aunque en su totalidad niños. Digamos que ya tuve suficiente tiempo para sufrir y a pesar de tener a alguien a mi lado me siga sintiendo solo.  Leer más
Capítulo Dos
—No puedo creer que llamarás aburrida y amargada a tu madre Dafne. ¿En que estabas pensando?–cuestiona Alexander—No sé, estaba molesta, no me dejó salir con Nelly y Aída.—Eso no justifica tu reacción, ella sólo quiere lo mejor para ti. Es tu mamá y eso es normal.—Quisiera que ella comprendiera más lo que necesito. —¿Y según tú que es eso?—Quiero un poco más de libertad. Quiero salir a fiestas, no sé sólo salir.—Puedes salir conmigo si quieres. –sugiere—Deberías pasar por mi casa más seguido, mi madre te adora y quizás nos deje salir.—¿Cuándo podré hablar con ella sobre...nosotros?Vuelvo a sentir esa incomodidad como siempre que hablamos del tema. —No lo sé Alexander, hay que ver... en realidad no estoy lista para tener novio.—Pero si llevamos casi dos años así
Leer más
Capítulo Tres
—¿Entonces ella es una loca? –cuestiona Gabriel.—Lo es. –afirmo sintiendo todavía ese repeluz. —Pff, lo siento mucho amigo, no creí que fuese así.—No te preocupes, no es nada. Aunque si me debes un traje nuevo.—¿Estás loco? ¿Por qué?—Porque por hacerte caso me atropelló una bicicleta.—¿Es broma? ¿Una bicicleta te atropelló?Asiento de mala gana.—No me di cuenta y al cruzar la calle pues... me dio.Gabriel ríe fuertemente y trato de mantenerme serio pero no puedo.—Eres un idiota. –le acuso.—No puedo creer que una bici chiquita te haya arruinado el traje.—No era "una bici chiquita" era una bici de tamaño normal. Además me dejó adolorido.—La edad amigo, qué le podemos hacer a eso.Suspiro resignado.—Nada Gabriel, sólo
Leer más
Capítulo Cuatro
Camino, camino y camino por la calle sin rumbo fijo. ¿Cómo no pude darme cuenta? Ella nunca lo mencionó. ¿Por qué? Me detengo afuera del bar dónde Nelly y yo solemos venir a veces. No dudo en entrar, tal vez es lo que necesito para quitarme todo este estres que traigo encima.Al entrar noto que, como casi siempre los mismos hombres se encuentran aquí, con las mismas chicas, algunas demasiado jóvenes. Me pregunto, ¿cuántos de ellos estarán casados? No los juzgo, eso no va conmigo, solo pienso en que quizás en su casa hay una mujer que espera por ellos y ellos aquí, con alguien más. Me siento en uno de los bancos cerca de la barra y pido algo de beber, hoy no quiero alcohol. Necesito pensar. Saco mi celular y veo un mensaje de Aída, uno de mamá y otro de Alexander."No sé que pasa contigo, sabes lo que siento por ti. ¿Cómo es posible hacerte entender?" —¿Cómo l
Leer más
Capítulo Cinco
Hablamos y reímos animadamente, Jared me cuenta más acerca de él y yo de mí, aunque no hay mucho que decir. Tiene un encanto propio y ese algo que a cualquiera le encanta. Cada que habla o respira es como algo nuevo.No sabía si llorar o reír por sus malos chistes y divertidas anécdotas, en su mirada pude ver eso que en ningún otro antes vi. En dos horas tomando café me he reído más de lo que recuerdo.  Me da miedo reconocerlo porque no sé si esta sea nuestra única noche juntos.—¿Puedo pedirte algo más esta noche?—Lo que desees. –responde.Acerco mis labios a su oído y susurro lentamente, me separo y vuelvo a mi lugar, él me mira sorprendido, pero raramente toma mi mano y nos conduce a un lugar desconocido para mi... por ahora.இ═══════இAl entrar la calidez del lugar es notable, nunca imaginé que afuera estuviera tan frio.—¿Quieres algo de tomar?
Leer más
Capítulo Seis
—¡Jared Krause! Estoy como loca diciéndote cuán importante es este contrato y tú pareces en otra galaxia.—Lo lamento Andrea, sé que es importante, lo siento.—A veces creo que todos los hombres son de otro planeta. Como te iba diciendo...Andrea habla y habla sobre el nuevo proyecto en su recién abierta compañía, es un lujo que nos haya preferido a nosotros, quiero centrarme en el tema pero no puedo, esa chiquilla se me metió por los ojos con sólo verla una vez, y la noche tan increíble que pasé, no puedo sacar su imagen de mi mente. —¡Con un carajo Jared! ¿Escuchaste siquiera algo de lo que te dije? —Andrea... –suspiro con frustración–. Anoche conocí a una...chica.—Vaya, por ahí hubieras empezado. Cuéntame. —Pasamos una noche juntos. —¿O sea sólo sexo?—Sí, pero fue... increíble. No dejo de pensar en ella.
Leer más
Capítulo Siete
—Y entonces ella dijo algo así como "me gusta Alexander" Entonces todo fue rápido, nos enojamos, salí de casa y luego no supe de ella. Alexander me mira como si haya dicho algo fuera de este mundo. —¿Por qué la molestia? ¿Sentiste celos? —Pues...no lo sé. Más bien me sentí mal, engañada y tonta. ¿Cómo no pude darme cuenta que le gustas? —A mi no me gusta ella, sabes lo que siento por ti. —Ese es el problema, que allá afuera mi amiga se muere por ti y te ama mientras yo...–me detengo abtes de cometer un error. —Mientras tú no. –termina él. —Sabes que sólo quedamos como amigos con beneficios desde que iniciamos con esto. Yo no quiero nada serio Alexander. —Conmigo. —¡No puedes molestarte por eso!—¿Qué hace falta Dafne? ¿Qué necesito para que me hagas caso? Disculp
Leer más
Capítulo Ocho
Después de llegar al restaurante y ver en una de las mesas del final a Jared con una mujer, no puedo evitar sentir algo incómodo en mis entrañas, obviamente no hay justificación para eso y aún así siento que debo averiguar quien es. —Iré al baño, no tardo.—¿Quiefes que pida por ti? Asiento perdiendome entre la gente. Camino con paso decidido y manos temblorosas hasta su mesa, saludo como si nada pasara. No puedo evitar observar como sus ojos escanea mi cuerpo y una vez que sus ojos mirar los míos, desvío la mirada hacia la mujer que lo acompaña esta noche. La presenta como su prima y algo dentro de mi se queda más tranquila. Después de las presentaciones y el cruce de unas cuantas palabras más, me despido y camino de nuevo hasta mi mesa. Mamá no se ve contenta. —¿Dónde estabas?—En el baño.—Si c
Leer más
Capítulo Nueve
Y estoy de nuevo aquí, donde la magia ocurrió hace poco. Froto mis brazos cuando siento algo de frío, no sé en que momento tuve valor para llegar hasta aquí. Siento un vacío en mi estómago, me pregunto vagamente si será hambre.—¿Quieres algo de tomar? —Café, si tienes.—¿Tienes frío? —Un poco.Jared se acerca a mi y pone su saco sobre mis hombros, enreda sus brazos en mi cintura y baja su boca hasta la mía, a centímetros de ella pero no la toca.—Te diría que el haber traído otra ropa evitaría que sintieras frío, pero como dije, aquí no la vas a necesitar. Yo te daré el calor que necesitas, pero antes te preparare un caféCierra la mínima distancia que hay entre sus labios y los míos y siento una calidez repentina en el cuerpo, me da miedo reaccionar tan fácil a cualquier roce de este hombre. —Ya vuelvo. Me deja parada a media sala, observo a mi alrededor y veo que tiene muchas fotos, en su mayoría con mu
Leer más
Capítulo Diez
—¿Tienes trabajo? —Así es. —¿Puedo ayudarte?—¡Claro que puedes!—¿Y qué hago? —Quítate la ropa Dafne. Trago con dificultad al escuchar esas cuatro palabras, los ojos de Jared estan puestos en mi, mi respiración se acelera. Lo veo sonreír mientras alza una ceja divertido. —Si de verdad fuera trabajo no te contrataría por nada del mundo, ni siquiera estás respirando. Parpadeo y tomo aire, él esta a punto de levantarse pero lo detengo.—Debes aprender a ser paciente. –digo.Jared se acomoda nuevamente en el sofá y tomo valor para hacer esto. Ya me ha visto desnuda pero eso no quiere decir que no sienta algo de timidez. Tomo mi blusa y sin pensarlo mucho la levanto dejando al descubierto mis senos, los ojos de Jared estan puestos en mi, se quita por completo la corbata. <
Leer más