Esperando a que caiga una estrella

Esperando a que caiga una estrellaES

Danny J. Cruz  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
20Capítulos
4.0Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Lawrence de Arabia dijo una vez que, aquellos que sueñan despiertos, son los que ven sus sueños hechos realidad. Y sí, ¿De pronto esto fuera cierto y tus sueños salieran de tu cabeza? Francis es una chica con una vida acelerada, y todo eso cambia cuando sus sueños comienzan a entretejerse con la realidad, dudando de todo lo que cree conocer. Una conexión con su pasado podría darle las respuestas a su realidad, pero una vez comienzas a dudar de todo, ¿Cómo puedes asegurar que lo que conoces es la verdad? Solo te queda estar al borde del abismo... ¿Y después? Después queda la locura.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
20 chapters
Con Una Galaxia En La Cabeza
Sonaba Dream On, de Aerosmith. El chico se hallaba sentado en el balcón, sin camisa, mirando el perfil nocturno de la ciudad. Hubo un acercamiento a sus ojos y pudo verse el reflejo de la silueta de los edificios. Luego se vio una mochila, algunas armas y una libreta con algunos nombres, en su cama.Un celular vibró en su escritorio. Era una llamada. Adrián Barbero, ese era el nombre que aparecía en la pantalla.El aparato no se hizo escuchar por encima de la música, dejó de vibrar y luego se apagó, al instante se encendió y apareció un mensaje. Adrián BarberoCómo no aparezcas, la mataré a ella. La música acabó y el tipo entró a su habitación. Enseguida sonó Knockin’ on Heaven’s Door, de Gun´s N Roses. Fue a su escritorio y tomó su celular, mirando la llamada p
Leer más
Necesidades Oscuras
—¿Escuchaste las noticias de esta semana? —preguntó una chica que se le acercaba por la espalda. Caminaban por un pasillo en el instituto. Había estudiantes recibiendo clases en algunos salones, había otros en las bancas junto a la cancha a un lado del pasillo y en las distintas cafeterías.—¿Cuáles? ¿Las del gobernador y de que lo encontraron con una tipa haciéndole…?—¿Entonces eso sí era cierto? —preguntó la chica parándose a su lado, sorprendida por la noticia.—Pues, según las fuentes, es cierto, dicen que todo parecía de película pornográfica.—¡Rayos! Eso es estar a otro nivel —agregó un chico mulato que se sumó a la charla. La chica que había venido siguiéndola, usaba anteojos.—Bueno, supongo que sí, no lo sé, la cu
Leer más
Curiosidades Asociadas
Luego de pasar la tarde con sus amigos y escuchar como Raúl se quejaba de que el entrenador los estaba explotando para el juego del fin de semana, se despidió de ellos diciéndoles que se cuidaran y que no hicieran cosas malas que parecieran buenas, ni cosas buenas que parecieran malas.Volvió a casa con un pensamiento en mente, ese que tenía que ver con lo que Melisa le había comentado durante el receso. Le había parecido extraño, mientras caminaba, no dejaba de preguntarse por qué ella había llegado a pensar esas cosas. Había dicho que lo había pensado luego de leer El Retrato de Dorian Gray. Le pareció normal, aunque curioso, a ella también le pasaba que tenía curiosidades asociadas.Pero no creyó del todo común que la conversación terminara de esa manera, con una pregunta casi como si estuvieran pactando algo. Parecía sacado d
Leer más
Información Completa
Al día siguiente, los rayos de sol entraron por su ventana y la claridad la despertó, minutos después estaba saliendo para el instituto.En el camino iba escuchando un programa de radio de la estación local. Los locutores hablaban sobre el hecho de que grabaran parte del último episodio de la temporada de Otherside en la ciudad, específicamente en el Instituto King, al que Francis asistía. Mencionaron que muchas personas estaban interesadas en ello, especialmente la juventud que seguía las peripecias del aprendiz del crimen, Dante Parker, quien, según los locutores, se había visto envuelto con los carteles de la droga de su ciudad de la manera más irónica posible.—¿Cómo crees que vaya a terminar la serie, Fernando? —preguntó un locutor al otro.—No lo sé, según lo visto en el último episodio, Dante estaba decidido a ir
Leer más
Realidad Inestable
Se hallaba en una de las cafeterías del instituto, mirando desde ahí a unos chicos jugar algo de fútbol en la cancha más cercana. Su mente estaba en calma, se sentía tranquila, nada parecía perturbarla, ni siquiera el bullicio de la gente o la música que sonaba alto en los parlantes de la cafetería, quizás se debía al hecho de que se hallaba vagando en el vacío cósmico de su imaginación.Hasta que, de pronto, alguien golpeó la mesa detrás de ella. Lo pudo sentir, porque su espalda recibió la onda de choque, se quitó uno de los audífonos y se giró, dándose cuenta de que era Raúl.—Hola —dijo el chico sentándose del otro lado de la mesa, mientras ella siguió mirando a los chicos jugar fútbol.—¿Qué tal? —respondió ella.—Pues, aquí des
Leer más
Viviendo En Una Oración
Luego de que su hija se fuera a su habitación esa noche, se quedó mirando la televisión, tratando de aparentar estar tranquila para no llamar su atención. La vio partir, la escuchó subir y cerrar la puerta y luego sonar su música. Esperó algunos minutos y se fue.Caminó por el pasillo hasta su recámara y se encerró, fue a sus ventanas y corrió las cortinas, trató de que todo se quedara en esa habitación, como si ocultara algo importante.Fue hasta su cómoda, abrió la última gaveta y miró un montón de carpetas, removió algunas y encontró una roja con las palabras “Mente Abierta”. La sacó, sopló en ella para quitar el polvo de encima y fue a sentarse en la orilla de su cama.Suspiró mientras escuchaba desde la habitación de su hija Message In The Bottle, de The Police. Sonri&oac
Leer más
Cosas Extrañas
—¿Y ahora qué haremos? —les preguntó Marcos mientras caminaban para salir del instituto, eran casi las cuatro de la tarde.—No lo sé, tengo tareas.—Yo también —respondió Raúl, siguiendo a Melisa.—¿Y tú, Francis? —preguntó Marcos a la chica.—También, pero no sé si quieren hacer algo antes de irnos a casa —les preguntó mirándolos a todos. Los chicos se miraron entre sí y luego miraron a Francis.—Por mí, no hay problema —dijo Raúl—. De todos modos, más no creo que suceda.—Pues, opino lo mismo —dijo Marcos—. Solo quedas tú, Melisa.—¿Y a dónde iremos? —preguntó Melisa mientras seguían caminando.—Pues… ¿Podemos ir al muelle? Hace un tiempo que no vo
Leer más
Lo Que Habita En Tu Mente
Hacía un atardecer hermoso desde donde se hallaba, en lo alto de un acantilado. En la radio sonaba una canción extraña que parecía encajar con lo que estaba sintiendo.Echo de menos el sabor de una vida más dulce, echo de menos las conversaciones. Esta noche estoy buscando una canción, voy cambiando todas las emisoras, soltaba el cantante.Meneó la cabeza luego de sentir una pequeña brisa tranquilizadora, subió al auto y cerró la puerta, arrancó e hizo derrapar las llantas, montando de nuevo la marcha en la carretera.Me gustaba pensar que lo teníamos todo, dibujamos un mapa a un lugar mejor, pero en aquella carretera, pagué los platos rotos…El motor rugía al acelerar y cambiar de velocidad, al girar en una curva, al dejarse caer por la gravedad en aquella carretera cuesta abajo. Su mente era un hervidero de pensamientos, to
Leer más
Al borde del abismo… ¿Y después?
Despertó.Estaba sudando muchísimo, el corazón le palpitaba como una locomotora y su respiración era desenfrenada.Al encontrarse en su cama, en la calidez de su habitación, soltó un suspiro de alivio, llevándose las manos a la cabeza, soltando exhalaciones que denotaban el agradecimiento de que todo fuera una pesadilla.—¡Joder! —pasó la mano por su frente y luego por el cabello. Miró su computadora encendida, el televisor apagado y se preguntó qué había hecho antes de irse a dormir—. Creo que… ¿Estuve escribiendo?Salió de su cama y caminó hasta la computadora. Se sentó frente a la máquina y vio que había un archivo de Word abierto en la barra de tareas.Frunció el ceño, alzó una ceja y abrió el programa. Pronto, la ventana se desplegó y vio que había
Leer más
Aquellos Que Sueñan Despiertos
—…como ya hemos mencionado, muchachos… —prosiguió la profesora frente a la clase. En la pizarra estaba la fotografía de un hombre británico con un turbante, la fotografía era vieja, y sobre esta se encontraba el nombre T. E. Lawrence—. En literatura, el cambio o la modificación que sufrió la figura del héroe, se la debemos a la historia de este hombre, “Lawrence de Arabia”, un hombre real, con emociones complejas que se enfrenta a la que, en su momento, fuera la guerra que acabaría con todas las guerras.—Pero, ¿Por qué un hombre real y no un personaje de ficción? —preguntó Melisa, quien se hallaba junto a Francis.—A lo largo de la historia, la figura del héroe siempre ha sido idealizada, muy pocas veces ha tomado referencias de la historia para conformar a un personaje que represente todas las facciones caracter&iacu
Leer más