¿Qué pasa si me suicido?

¿Qué pasa si me suicido?ES

Ximena Aguilera  Em andamento
goodnovel16goodnovel
0.0
Avaliações insuficientes
16Capítulos
1.2Kleituras
Ler
Adicionado
Resumo
Índice

¿Alguna vez han sentido esa sensación de que a nadie le importas? ¿Qué quizás el mundo sería mucho mejor si tú no estuvieras en él ? Pues eso le pasa a Alejandro. Con tan sólo 17 años ha sufrido lo que nadie imagina. Maltrato en su casa, maltrato en la escuela ¿es posible seguir viviendo así? Una muerte que lo deja débil. Un amigo que está para levantarlo cuando él cae. Una historia de un chico que sólo se pregunta ¿Qué pasa si me suicido?

Ler mais
¿Qué pasa si me suicido? Download gratuito de Novelas Online em PDF

Último capítulo

También te gustarán

Livros interesantes do mesmo período

Comentários Deixe sua avaliação no aplicativo
Não há comentários
16 chapters
CAPÍTULO 1
07 de mayo del 2013Un sonido empieza a taladrar mi cabeza, un sonido que indica que un nuevo día ha iniciado. Si, era el maldito despertador. Me muevo en mi cama tratando de seguir durmiendo, pero el sonido no cesa, haciendo que me levante. Tomo mi celular para poder apagar ese sonido, que sólo logra darme dolor de cabeza. Pase mis manos por mi cara. Al hacer este movimiento, veo unas marcas en mis brazos, claramente sabía que era. Me dirijo hacía el baño para poder tomar una ducha anes de ir al colagio, abro el grifo de agua fría, sin más, me meto bajo el chorro de agua sintiendo un escalofrío por mi espalda que se expande a todo mi cuerpo, mojo mis heridas que por suerte ya no sangran. Salgo de la ducha y trato de cubrir mis heridas, lo único que se me ocirrió fue ponerme una playera de manga larga, no era extraño, se podría decir que era mi atuendo de sie
Ler mais
CAPÍTULO 2
Despierto gracias al fuerte sonido que proviene de la alarma. Nunca había despertado tan lleno de energía y para ser sincero, me gusta despertar así, era algo que casi nunca pasaba, creo que la última vez que paso, yo tenía 8 años. Tomo una ducha empezando a cantar y por una extraña razón empiezo a bailar. Salgo de la ducha y enrollo una toalla alrededor de mi cintura. Empiezo a cambiarme esta vez con más color. Unos jeans azules, una camisa blanca y mis preciados vans vino. Tomo mi cepillo y empiezo a peinarme, algo que rara vez hago. Claramente se sentía una gran diferencia ahora que no están mis padres. Bajo casi corriendo las escaleras, la música se escucha por toda la casa algo que me pone feliz y que rara vez sucedia. Preparo mi desayuno, agarro mi mochila junto con una manzana y salgo de la casa. Me coloco mis audífonos poniendo play a m
Ler mais
CAPÍTULO 3
La luz entra por mi ventana haciendo que me despierte, eso y un ardor que no soportaba, por supuesto, las cortadas. Definitivamente lo de ayer fue un ataque de ansiedad. Tome una ducha rápida, no me moleste en poner vendas alrededor de mis heridas, de todos modos habría manchas de sangre en mi ropa, sin importar que haga. Mi atuendo era normal, playera negra de manga larga, jeans negros, mis supra grises y una sudadera gris, ni siquiera me molesto en peinarme, mi cabello queda mojado sin más. Tomo mi mochila y salgo de casa, el día era tan perfecto, el cielo estaba gris, eso indicaba que llovería. Por supuesto que el clima y la música siempre se ponen de acuerdo para estar igua a como me siento. Llego a la escuela y ahí estaba él, Jeason Brooke. -Por fin llegas. Yo lo ignoro, no quiero pasar por eso de nuevo. -¿Qué no piensas responder idiota?
Ler mais
CAPÍTULO 4
Viernes, 08 de agosto, 06:15 a.m.Escuche unas voces en la sala, mis padres ya estaban despiertos, tendría que apurarme para poder evitar a mi padre.Tome una ducha de agua helada, coloque shampoo en mi cabello, me relajaba este momento. Vi mis manos y tenía marcas del suero, mis padres no podían saber que estuve en el hospital, vi mis brazos y mis heridas eran muy notorias, iba a ser bastante dificil poder ocultar lo que ha pasado. Salí de la ducha y me dirigí a mi armario, saqué un pans gris, una playera blanca de manga larga, una sudadera gris y mis nikes blancos.  Mientras me cambiaba vi mis paredes y las frases que escribí, si mis padres llegaran a verlas se darían cuenta, descubrirían mis heridas, mi famoso cajón, sabrían que he intentado quitarm la vida en varias ocasiones…tome una toalla húmeda y talle fuerte la pared intentando borrarlas, p
Ler mais
CAPÍTULO 5
Sonó mi alarma anunciando que un nuevo día de escuela estaba por comenzar. Tome mi celular y apague la alrma, cheque mi Facebook y tenía un mensaje de Marisse. -Hola Ale, buenos días, hoy será un gran día. Te veo en la enfermería. Te quiero. Deje mi celular en mi mesa de noche y fui a darme una ducha rápida. Salí y elegí mi atuendo, una camisa negra, jeans azules y mis vans blancas. Me peine, o aunque sea hice el intento. Agarre mi mochila y mi celular para después bajar a desayunar. -Buenos días, padres -dije con una sonsirsa, de verdad estaba muy emocionado y feliz.-Buenos días, Alejandro -dijo mi madre dedicandome una leve sonrisa dandome mi desayuno. Desayune en silencio solo que ahora no se sentía tan incómodo como en otras ocasiones, parece que a todos nos sirvio estar un tiempo alejados. -Sube
Ler mais
CAPÍTULO 6
A la mañana siguiente Lu ya no estaba en mi cuarto, pero no le tome tanta importancia, él es de esas personas que parece que la cama los aleja a primera hora de la mañana, yo por otro lado aprovechaba cada momento para seguir acostado. Me levanté y fui a baño a hacer mis necesidades, y arreglarme un poco el cabello antes de salir, al regresar a mi cuarto, ahí estaba él. -Buenos días, Ale. -Buenos días Lu, ¿dónde estabas?-Baje a preparar el desayuno, venía a despertarte porque sino se enfriara pero que bueno que ya estás despierto, ahora vamos a bajar. Bajamos a desayunar y me di cuenta de que preparo mi desayuno favorito, tostadas con nutella y fresa junto co un chocolate caliente. -Bueno, Ale, tenemos todo el día para hacer lo que no hemos hecho en varios meses. -¿Qué te gustaría hacer primero? -le
Ler mais
CAPÍTULO 7
*Llamada*  -Ale. -¿Quién es...? -dije intentando calmarme. -Ale, dime que estás bien. -Eh...¿Quién habla? -Ale, sabes que no quiero que estés mal, necesito que mi mejor amigo esté bien. -¿Lu? -Si Ale. -¿Por qué llamas? -Le marque a tu madre y estaba llorando...me dijo que...-lo interrumpí antes de que concluyera su oración. -Luis, no quiero hablar de eso, no otra vez...-Ale, necesitas hablar con alguien, sabes que es un trauma ue tienes desde aquel día. Le tienes miedo a la sangre, te echas la culpa de la muerte de tu hermano... Desde ese día ya no tienes ganas de seguir. Desde ese día tratas de quitarte la vida, pero eso no va a solucionar nada y lo sabes, por más que intentes hacerlo regresar no lo harás. Alejandro, necesuto que hables con alguien. -¿Con quién puedo hablar? Nadie me escucharía. -Creo que no soy de mucha ayuda, necesitas ayuda de un profesional. ¿Quie
Ler mais
CAPÍTULO 8
Después de la increíble tarde que pase junto a Lu, de la felicidad que me trajo en tan solo unas horas, había llegado el momento de despedirnos, solo que ninguno estaba esperando lo que paso después...-Alejandro, ¿qué hace él aquí? -dijo mi padre enojado haciendo que ambos desviáramos la vista del televisor hacia mi padre. -Vino a hacerme compañía mientras no estaban...-me levante del sofá viendo como se acercaba a mí. -¡¿Cuántas veces te he dicho que no quiero a este malcriado en mi casa?! -dijo golpeando mi cara. -¡No se atreva a volver a tocarlo! -dijo Lu poniéndose enfrente de mí, protegiéndome de mi propio padre. Mi padre sin pensarlo dos veces golpeó a Lu en la cara haciendo que él se cayera al piso. Su nariz sangraba y eso me destrozo por completo. -¡No l
Ler mais
CAPITULO 9
Después del momento tan especial que acababamos de pasar juntos, tomo mi mano y caminamos a dirección a la casa de Lu. Para ser sinceros, tenía cierto terror, hace ya varios años que no veo a su familia, ¿qué tal que ya no me querían? ¿qué tal si no me quieren volver a ver? Quizá eran preguntas bastante tontas, pero me hacían sentir con miedo, parece que mi cara demostraba más de lo que me gustaría. -¿Qué tienes Ale? -Estaba pensando, nada más -respondí regresando a la realidad. -¿Se puede saber en qué pensabas? -¿Todavía me quieren? -voltee a verlo un poco preocupado y me confundí al verlo reír como si hubiera contado el chiste más gracioso del mundo. -¿Acaso eres bobo? Ellos te aman -sonrio besando mi mejilla. -Está bien, eso me deja m
Ler mais
CAPÍTULO 10
Me levanté de la cama y fui a la bañera, tome una ducha un poco larga ignorando por completo que estaba en casa de Lu, solo quería relajarme por un momento, la ventaja, es que no era el único baño de la casa.Salí de la ducha y tome ropa del armario de Lu, él no estaba en la habitación, algo que se me hacia bastante extraño ya que a estas horas seguiría durmiendo como un oso cuando hiberna. Le era muy complicado estar despierto desde muy tempranno. Baje al comedor y no había ningun rastro de la familia, tome solo un vaso de jugo que encontre en el refrigerador y salí de la casa para poder llegar al colegio. Camine por las calles con mis audífonos puestos, ignorando al mundo y sumiendome en mis pensamientos. No entendía porque no había nadie en casa, nosmalmente las actividades de todos van acorde con los horarios de clases. Cuando lle
Ler mais