LAS CARTAS DE ESTHER

LAS CARTAS DE ESTHERES

Andrea Pereira  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
30Capítulos
965leídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Angélica una anciana recluida en un sanatorio por su propia voluntad oculta un gran secreto que Laura, su hija, develará cuando vaya interpretando las cartas de Esther.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
30 chapters
2017- LA CARPETA
Laura luce cansada, las distintas internaciones voluntarias de su madre la agotan, sigue tratándola como una veinteañera a sus casi setenta. Angélica espera con ansias la visita de su hija. Con ochenta y nueve años ha vivido en tantos lugares diferentes que este nuevo sanatorio es una casa más para ella. Sentada mira por la ventana y se muerde las uñas, Laura, cargando varias bolsas entra con la respiración agitada, y el seño fruncido, le base la frente y toma asiento frente a ella. -Mamá, ya te dije que Richard y yo no tenemos problemas con que vivas con nosotros<
Leer más
1951- ESTAMOS SOLAS
Era un invierno muy frio, nevaba y tu solo tenías tres años- cuenta Angélica mientras Laura la mira en silencio-era el invierno de 1951.Angélica caminaba de un lado al otro por toda la sala, se mordía las uñas, a veces resoplaba, volvía a sentarse, y se paraba de nuevo, caminaba y se frotaba los brazos como dándose calor.Ana tenía a la pequeña Laura sobre sus piernas, dormida, observaba el recorrido de su hermana en silencio y acariciaba la cabeza de su sobrina. Se estiraba un poco intentando que sus ojos llegaran a ver a algún médico, o enfermera.Leer más
1952-El vivero
Angélica sola, parada frente al portón de madera suspira y se frota los brazos, traga saliva y bate las palmas. Esther viene pocos segundos después con una amplia sonrisa, las mismas botas, anchos pantalones desteñidos y otra camisa igual de suelta, le abre la puerta y la invita a pasar.Todo el jardín es el vivero, Angélica va caminando detrás de Esther y mira lo más detalladamente que puede cada rincón. La casa blanca, grande, con puertas de madera luce confortable, y muy antigua-En principio entiendo
Leer más
2017- Las Fotos
Angélica sentada en la cama con las piernas cubiertas se acomoda los lentes, tiene la carpeta verde abierta y sobre estas, desparramadas todas las cartas que contenía, las junta y ordena, sigue buscando y abre nuevamente la carpeta.Con las manos un tanto temblorosas, un poco por sus años, otro poco por los nervios de no encontrar lo que buscaba, abre el cajón de su mesa de noche, ahí ve todas las píldoras que debe tomar a diario, recetas medicas, un par de lapiceras y una libretita, resopla y mete la mano más al fondo y al palpar lo que quería se le dibuja una gran sonrisa. Saca el teléfono móvil y lo pone
Leer más
1952- La boda de Ana
-Mira mami, lo que guardaste aquí, es el pusilánime, como le decía tía Esther- dice entre risas y lágrimas Laura dándole una foto donde salen Ana vestida de novia con un hombre alto de bigote y traje oscuro.Era la primavera de 1952. Angélica llevaba unos meses trabajando con Esther, se habían convertido en buenas amigas, la mayoría del tiempo iba sola, pero algunas veces llevaba a Laura que se entretenía mucho ayudando a su madre y hablando con tía Esther.Llovía, hacía calor, y Angélica entró empapada al vivero. Esther la envolvió con una manta y la hizo entrar:Leer más
1953-Lunas de miel
El domingo a la mañana los rayos de sol entran por la ventana y golpean los ojos de Angélica haciéndola despertar. Esther sigue durmiendo mientras ella se levanta, busca su ropa en el suelo, se viste y sube a mirar a Laura que también se encuentra dormida.Va hacia la cocina y comienza a hervir leche, pasa café y escucha pasos, no voltea a mirar, porque sabe que es Esther y esto hace que sus manos tiemblen y la respiración se entre corte-Buenos días ¿Laura aún no despierta?-No- responde con la voz m&aacu
Leer más
1948-El nacimiento
Angélica sigue mirando fotos con Laura en su dormitorio, Laura encuentra una donde sale su padre justamente frente al tractor y se la enseña a su mamá-¿El era mi padre verdad?-Sí, Phillip, ese fue su primer día, ¿Quién iba a pensar que esa cosa iba a terminar con él?-¿Alguna vez lo echaste de menos?-Siempre, toda la vida, ese fue el segundo día que lo vi así de felizLeer más
2017-El cumpleaños
Angélica se mira en el espejo del baño, se acomoda los anteojos, se acaricia las mejillas arrugadas, se recoge el cabello cano y se hace una especie de rodete, abre un bolsito que está sobre el lavabo y saca un lápiz labial color mate.Se pinta los labios, acentúa, se mira y sonríe-Pensar que tenías una boca que enloqueció a más de un hombre, y llegó a matar a una mujer, mírate ahora, nadie te creería Se mira las manos pecosas, marcadas por los años, las uñas cortas pin
Leer más
1953-solamente Esther y Angélica
Angélica siguió trabajando en el vivero día a día, cumpliendo con su labor de una forma disciplinada, aprendiendo de Esther, y hasta disfrutando de un trabajo que en principio solo aceptó por necesidad.Laura ya no iba al vivero, su tía la cuidaba a ella y a su hijastro, ya sin trabajar en la escuela, Ana se había convertido en la ama de casa perfecta, la esposa sumisa y callada que Harold había moldeado.Había sido un sábado muy movido, lleno de clientes, ventas, y algunos arreglos para que proveedores vinieran en lugar de que Esther debiera ir cada tanto tiempo a hacer compras. Un sábado agotador.Leer más
1957-La mirada de Ana
Las primaveras pasaron, llegaron veranos, las distintas fases lunares fueron testigos de tan mudos como Angélica al dejar la cama de Esther. Los años para Laura llegaron a nueve. Los años nuevos no lograron cambios en la mente de Angélica, ni en su comportamiento. El vivero siguió creciendo y ese otoño a Laura se le ocurrió preparar una fiesta sorpresa para el cumpleaños de tía Ana.Esther las ayudó. Adornaron todo en silencio, Omar, el hijo de Harold, con casi once años, ya era para Laura
Leer más