¿Sería mi esposa, señorita?

¿Sería mi esposa, señorita?ES

Javiera Bielefeldt  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
34Capítulos
5.5Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Cuando todo parece perfecto entre Ashlee y Christopher, regresarán personas del pasado atormentando el futuro que ambos han planeado juntos. En este nuevo libro de la trilogía, Javiera nos sumerge en emociones desde el principio hasta el final. ¿Podrá el amor entre Ashlee y Christopher derrumbar las barreras que el pasado ha forjado a su alrededor? ¿Y podrán juntos reconstruir en un futuro todo lo que se ha resquebrajado en el presente?

Leer más
¿Sería mi esposa, señorita? Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
34 chapters
Capítulo 1
Christopher Se escucha el grito de Rachel, que me llama de forma desesperada. Justo la música no está tan fuerte, por lo que puedo oír claramente mi nombre a la distancia. Sin dudarlo, me levanto y corro hacia donde ella está.Al llegar a su encuentro, inmediatamente mi pensamiento es de lo peor cuando veo a Ashlee en el suelo.—¡¿Qué sucedió?! —Es lo primero que digo. Enseguida me arrodillo y apoyo a Ashlee en mis piernas, tratando de despertarla.—¡N-no s-sé, no entiendo nada! —exclama Rachel angustiada—. Íbamos de camino al baño cuando, de pronto, alguien agarró a Ashlee del codo, y tuvimos que parar y darnos vuelta debido a ello.—¿Y qué más pasó? —interrogo desesperado por saber qué ocurre con mi novia.—Al verlo, el chico no dijo nada.
Leer más
Capítulo 2
Ashlee Todavía estoy en shock, después de lo sucedido. No entiendo por qué Scott hizo una cosa como esa. ¡Cómo fue capaz de aparecer como si nada frente a mí!Han pasado diez días y no sé nada de él. Estuve muy enamorada y sufrí mucho cuando me enteré de su muerte, entonces, ¿por qué fingirla?—¿Necesita algo, señorita Ashlee? —me pregunta Helga apenas hago ingreso a la cocina.—Solo quiero un vaso de jugo.—Enseguida, señorita.—Solo Ashlee, Helga. Por favor.—Está bien, Ashlee. Como tú digas.—Así está mejor —le respondo con una sonrisa—. Chris no me ha llamado a mi celular. ¿Ha llamado a casa?—Hace una hora, más o menos. Dijo que hoy llegaría un poco más tarde.Leer más
Capítulo 3
Scott Hoy se cumple una semana desde que tuve mi esperado reencuentro con Ashlee. Se veía hermosa con ese vestido y peinado, de eso no hay duda. Todavía recuerdo esa sonrisa que me cautivó y me enamoró cada día más. Lástima que ahora esa misma sonrisa la comparte con otro hombre y lo peor de todo es, que me doy cuenta que esa sonrisa no soy yo el que la provoca.Ya tengo un nuevo plan en mente, pero para hacerlo efectivo tengo que llamar a Sarah, la chica con la que me acostaba cuando estuve con Ashlee y que me ayudó a robarle dinero a su novio.Casualmente descubro que aquel novio que ella tuvo es el novio actual de mi chica. No sé si esto sea bueno o malo, pero de todas maneras lo aprovecharé y usaré a mi favor. Tengo la ventaja absoluta en este minuto, ya que este tipo no me conoce, porque solo me aparecí frente a Ashlee y su amiga.Tomo m
Leer más
Capítulo 4
Ashlee He vuelto a trabajar a la empresa. Ya me siento mejor de ánimo y Christopher, luego de su sorpresa, estuvo mucho más cercano a mí. Tal y como lo necesitaba.Suena mi teléfono y observo que es Mónica, la recepcionista de la empresa quien llama.—Hola, Mónica. ¿Sucede algo? —pregunto apenas alzo el auricular y lo pongo en mi oreja.—Sí. Has recibido una carta, pero no tiene remitente. Quise llamarte para consultarte si quieres aceptarla o no.De inmediato, comienzo a sentir miedo. Por un breve momento, todos mis recuerdos de aquel día, cuando lo volví a ver, se hacen presentes; la macabra sonrisa que tenía de felicidad y luego mi desmayo. Gracias a Dios, Rachel estaba conmigo.—¿Ashlee? ¿Sigues ahí? —Escucho de pronto por el otro lado de la línea.—Eh... s&iacu
Leer más
Capítulo 5
Christopher​ Hoy preparé algo especial en casa, con la ayuda de Helga, para darle una nueva sorpresa a Ashlee, ésta vez, por nuestro primer mes de novios. No pudimos hacer nada antes, porque las cosas no ayudaron mucho.Hace unas horas le solicité a Helga que nos prepare una comida típica de Alemania y que la cena se acompañe de un vino Chardonnay chileno. No he tenido la oportunidad de viajar a ese país, pero cuando probé el vino en una feria gastronómica, a la que me invitaron Héctor y Dayalis cuando la celebraron en su restaurante, sin duda, se transformó en mi favorito.Estamos llegando al edificio y detengo el auto a pocos metros antes de la entrada al estacionamiento.—¿Qué sucede? ¿Por qué te detienes? —pregunta Ashlee, asustada.—Tranquila, amor, no pasa nada. Tengo algo preparado.—
Leer más
Capítulo 6
Ashlee Hemos tenido una maravillosa velada. Anoche fue grandioso. Chris me sorprendió con una cena-celebración por nuestro primer mes de noviazgo, que preparó con la ayuda de Helga, y luego en nuestra habitación la celebración continuó de manera muy especial.Chris me habla por la mañana de tener una comida familiar juntando a la suya y la mía, y aunque me relaja el hecho de que Chris ya conociera a mi madre y Mel, me pone nerviosa pensar que, tal vez, no llegue a ser del agrado de sus padres.Chris me ha hablado maravillas de ambos y me asegura que me adorarán, aun así no estoy del todo convencida. Todavía recuerdo cuando sus padres le pidieron —más bien, exigieron— una cena para conocernos y no se pudo realizar, ya que sucedió lo de la operación de mi hermana.Ahora nos vamos a la empresa y me preparo mentalmente p
Leer más
Capítulo 7
Ashlee Hoy es la reunión de Chris con el señor Hamilton y mi jefe más nervioso no puede estar. Han acordado reunirse a las diez con treinta de la mañana y Hamilton lleva diez minutos de retraso.Cuando salgo de la oficina de Christopher, suena el ascensor, indicando que alguien ha llegado. De sus puertas sale un joven de unos treinta años, vestido de traje negro, peinado, algo engominado, y acompañando su rostro con un bigote y una barba algo frondosa.Al acercarse a mí y presentarse como el señor Jake Hamilton, noto en su mirada como si le conociera de antes, pero no logro saber de dónde.Le aviso a mi jefe de su llegada y lo acompaño a la entrada de su oficina.Una vez sola, puedo recomponerme de la mirada atemorizante y misteriosa de aquel hombre. Tengo la intuición de que no traerá nada bueno, solo espero estar equivocada.&
Leer más
Capítulo 8
Christopher Siento ruido a mi alrededor y me despierto. Unos pitos suenan desde el lado derecho de donde me encuentro. No sé dónde estoy, pero sí me doy cuenta de que estoy acostado sobre algo blando, así que rápidamente asumo que me encuentro en un hospital.—¿Dónde estoy? —pregunto a una enfermera, que está tomando nota de unas máquinas a mi lado.—Está en el hospital, señor Adams —responde, confirmando mis suposiciones.—¿Hace cuánto tiempo?—Hace dos días, señor.—¿Dos días? ¿Cómo llegué aquí?—Unos empleados de su empresa lo trajeron.—¿Sabe quién…?—Fui yo, Christopher, yo te traje —contesta Sophie al entrar a la habitación.—¿Q
Leer más
Capítulo 9
Estoy demasiado preocupado.Hace unos días —cinco para ser exactos—, que salí del hospital y todavía no he tenido noticias de mi novia o del imbécil de Scott. Maldito lunático.Estoy desesperado, solo quiero saber si se encuentra bien y sobre todo, si está viva.No quiero preocupar a Ellen, pero no tengo más remedio que confesarle lo que está pasando, para poder saber algo más del psicópata y descubrir dónde puedan estar. ¿Estará alimentándose? ¿La estará tratando bien? Son tantas las preguntas que tengo, y dudo por completo que ahora mismo puedan ser contestadas.La empresa siguió funcionando mientras estuve en el hospital, gracias a la ayuda de mi socio y gran amigo, Michael. Ahora vino a verme a mi departamento, y al igual que yo, está muy preocupado por lo que está pasando. Sé que también desea
Leer más
Capítulo 10
Ahora mismo me encuentro en mi avión privado viajando a Nueva Jersey para visitar a Ellen y a Melissa, para informarles lo que está pasando y así puedan ayudarme. Tengo la esperanza de que con la mínima pista, logre dar con el paradero de mi novia.Jessica me ofrece té, o simplemente agua, pero no acepto nada. Lo único que me importa es encontrar a mi chica y que esté a salvo.Estoy tan ansioso por llegar, que no me doy cuenta que efectivamente, eso estamos haciendo, solo reacciono cuando la azafata me lo informa; cuando, más bien, me despierta.Al bajar del avión decido hablar un breve momento con la tripulación.—Gracias, James, Jessica, por responder a mi llamada lo antes posible. La situación con Ashlee es muy delicada, se encuentra desaparecida y tengo sospechas de que se puede hallar aquí.—No se preocupe, señor Adams —responde el pilo
Leer más