Mundo Paralelo 1: Destello y la Tierra

Mundo Paralelo 1: Destello y la TierraES

Angie Pichardo  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
55Capítulos
2.4Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

¿Te ha sucedido alguna vez sientes perteneces a otro lugar? tuviste un lazo sentimental con una persona no logras recordar. ¿Te has preguntado si tus s son tu realidad y el despertar tu fantasía o tu mentira? Lo más extraño... ¿Qué sucedería si ves en persona el rostro de una pintura surgió de tu imaginación? ¿Casualidad, Déjá vu? ¿O recuerdos vagos del subconsciente? Aunque creo que no existes... Él: Yo te dibujo... Ella: Yo te ... Descripción Mundo Paralelo 1: Destello y la tierra es el primer libro de la saga Mundos. Es una historia de romance, acción y ciencia ficción, donde se desarrollan dos tramas se conectan entre sí. Una mujer atrapada en dos vidas y mundos diferentes, donde no se sabe cuál es la real y tendrá ir atando cabos para encontrar su verdadera identidad. Entre enemigos desconocidos, la atracción por su nuevo jefe, con quien soñaba antes de conocerlo; la perdida de sus recuerdos y los eventos extraños en los se verá envuelta, ella deberá descubrir la verdad oculta, en un escenario donde nada es lo parece.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
55 chapters
Introducción
En el conglomerado de árboles; ayudado por la oscuridad de la noche, con sigilo y expectativa, un guerrero se ocultaba y esperaba su señal. Se esmeraba cada vez que se le solicitaba, pues aún no estaba oficializado y todas sus batallas eran pruebas para obtener su cargo.Sus enemigos estaban tomando ventaja, pues de la nada, una multitud de guerreros rudos y poderosos los rodearon. Esa fue su señal.Como ave nocturna con su vestuario negro de pies a cabeza se mantuvo por los aires; su espada afilada cegando las vidas de sus enemigos. Los demás guerreros de su equipo suspiraron con alivio, entonces el ánimo regresó a ellos y pudieron avanzar en aquella tosca batalla. ***  —Príncipe, ¿dónde está la fuente de energía y cómo la protegemos? —La chica de cabello ondulado preguntó con curiosidad; dado que siempre se hab&i
Leer más
Capítulo 1
Aquel gran palacio se erguía majestuoso en la parte rural de Zafiro. Rodeado de un gran bosque y el campamento de guerreros no reales; estos eran los guerreros que no pertenecían a la realeza y, por lo tanto, estaban en un rango menor.Ella estaba oculta detrás de un gran árbol, entre la entrada del campamento y el gran jardín que rodeaba la entrada al palacio. Desde allí podía admirarlo, él estaba recostado en uno de los tantos balcones del palacio; junto a él, tres guerreros conversaban entre risas.El príncipe siempre llamó su atención, pese a que él le era inalcanzable. Le gustaba como su cabello lacio y negro caía sobre su espalda, ciertamente, era una herencia de su madre. Sin embargo, los ojos miel, los sacó de su padre: el Rey Mikel Patrick.La reina era oriunda de la región Jeng, donde la mayoría de sus habitantes tenían los mism
Leer más
Capítulo 2
Se levantó temprano para su entrenamiento confidencial con el príncipe Jing. Era una práctica exclusiva y confidencial entre ella y él; solo el maestro Lee y Ulises estaban enterados, claro, este ultimo no debía saberlo.Él la entrenaba una vez a la semana en un dojo oculto a las alturas de una montaña. Para ella ese entrenamiento era todo un reto, ya que, pasaría dos horas a solas con su amor platónico sin mencionar todos los roces que por obligación debían tener.  Leela vestía un pantalón lycra negro con una blusa blanca, holgada y larga hasta la cadera; su cabello estaba recogido en un moño que dejaba salir algunos flecos que caían sobre su rostro y llevaba unos zapatos negros de tela cómodos.Entró con recelo al lugar y encontró al príncipe sentado sobre sus rodillas en medio del dojo, tuvo que respirar al ver su pecho descubiert
Leer más
Capítulo 3
Él se levantó temprano como de costumbre y se miró en el espejo satisfecho de su vestimenta. Esta vez, a diferencia de todas las mañanas, vestía informal. Llevaba unos pantalones negros ajustados con una camiseta blanca y una chaqueta del mismo color del pantalón y unos tenis sencillos negros. Había peinado su cabello hacia atrás como de costumbre. Trataba de no dejárselo crecer como quisiera por causa de su trabajo, puesto que su madre vivía al acecho de su apariencia. El largo del cabello le cubría el cuello, y pese a que siempre se los peinaba, terminaba con varios flecos sueltos, gracias a que tenía una cabellera abundante. Tomó su bulto cinturón y lo puso sobre su cuerpo. Allí llevaba todo lo que necesitaba para su salida, incluyendo sus lápices de carboncillo, borra, cuchilla y libreta de dibujo, en caso de que la inspiración lo atacase de repente, como sol&ia
Leer más
Capítulo 4
Los guerreros no reales estaban reunidos en el campo de entrenamiento, esta vez, serían entrenados por algunos líderes de la realeza junto a sus maestros. —¡Atención! —gritó un hombre de unos cuarenta y tantos, con piel morena y como casi todos los guerreros, cuerpo musculoso y firme—. Hoy nos acompañan al entrenamiento el príncipe y sus guerreros de confianza. Cómo ya saben, el reino del Norte nos ha declarado guerra. El reino del Oeste nos apoya y luchará de nuestro lado, mientras que el reino del Este decidió mantenerse al margen, pero saben que es muy probable que ellos se les unan tarde o temprano, por temor a ser atacados por los traidores. Somos conscientes de que muchos rebeldes y tribus se les han unido en nuestra contra, ya que, si nos conquistan, tendrán acceso a la fuente de energía y a nuestros recursos. ¡Guerreros, demos nuestras vidas en la batalla!
Leer más
Capítulo 5
Nora AllenSe levantó alterada y con escalofríos, una angustia extraña la embargó y la sensación de vacío la envolvió. De nuevo, ese sueño con aquel príncipe y ese mundo extraño, pero hermoso. Se sentía tan real que a veces tenía la sensación de que despertaba en un sueño y dejaba atrás su verdadera vida. Probablemente, necesitaría ayuda psicológica porque tampoco tenía muchos recuerdos de su pasado ni una familia a quien preguntar sobre su origen. Es como si su vida se hubiera detenido en el tiempo, como si se hubiera interrumpido.Edward Anderson WangAprovechó su día libre para relajarse en la tranquilidad de su apartamento, el cual, dejaría de ser su hogar en unos días. Otra vez sintió la necesidad de pintar, no es que fuera un artista de oficio ni que este arte le a
Leer más
Capítulo 6
  —¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja! —Lidia estalló de la risa—. ¡¿Tanto te impresionó el bombón?! —Meneó la cabeza con diversión—. Necesitas un hombre y ya. No puedes seguir así, mírate, estás pálida.  —No fue eso lo que me impresionó. Tú y tus cosas —se quejó ofendida, pero sus manos aún temblaban.  —Amiga... debes actuar como las personas normales. El primer paso es olvidar esos sueños o más bien, no darles importancia —aconsejó—. Mientras más te aferres a ellos, más difícil será desenvolverte en la realidad. Mira como actúas solo con ver a un hombre que está bueno, creo que tus sueños son un grito de desesperación por tu falta de vivir, ya que te la pasas encerrada en el trabajo y en tu apartamento s
Leer más
Capítulo 7
Fue un día ajetreado y con muchas emociones, solo quería que terminara al fin; pues para ella fue extraño, bochornoso y horrible.  —Esta vez no te puedes negar. —Marcos la sorprendió rodeando sus hombros con su brazo, mientras salían del edificio. —Lo siento, pero en realidad necesito ir a casa. Tuve un día de perros —respondió con un resoplido. —Sí, escuché algo así —dijo en tono divertido.  —¡Vaya! Aquí las noticias vuelan. —Sacudió su cabeza maravillada. —Sabes los chismosos que somos —manifestó con picardía—. Trabajas en una empresa de periodismo, ¿lo olvidas? —Ella rio ante la ironía—. Por cierto, ¿es verdad lo del nuevo jefe? —¿Es verdad qué? —preguntó confun
Leer más
Capítulo 8
Un día de mucho trabajo y explicaciones del tema que la estaba volviendo loca. Necesitaba escapar de allí cuanto antes; estaba sumida en sus pensamientos de escape cuando el sonido del teléfono de su oficina la espantó. —Señorita Allen. —Esa voz—. Estoy esperando por usted en mi oficina. ¿No me diga que olvidó su deuda conmigo? —¡Oh por Dios! —soltó olvidándose de la persona en la otra línea. —Allen, ¿está bien? —Sí, sí. No se preocupe, estaré ya en su oficina. —Entonces recordó el chisme en que estaba metida y salir a la vista de todos con su jefe no era la mejor de las ideas—. ¡Estoy acabada! —dijo para sí. —Allen... ¿Dijo algo? —Escuchó la voz de su jefe con tono confundido. —No..., e
Leer más
Capítulo 9
El príncipe Jing tenía su propia casa cerca del palacio. Era un lugar rodeado de árboles y hermosos jardines, muy exclusivo y privado, donde pocas personas eran invitadas.El maestro Lee le dio un documento a Leela. —Esto es una invitación del príncipe a su casa —informó con esa serenidad que lo caracterizaba y Leela agrandó los ojos del asombro.  —E.… el... prin...—tartamudeaba. —Leela, articula bien las palabras o no hables —le reprochó perdiendo la paciencia. Ella respiró profundo para recuperar la compostura. —¿El príncipe me invitó a su casa? —dijo al fin. —¿Por qué te sorprendes? Estás bajo su comando y eres su guerrero favorito. —Ella asintió sonrojada. Salió a toda prisa y se dirigió a la lujosa casa del pr&ia
Leer más