Amor Esclavo

Amor EsclavoES

Tsukimorikan  Completo
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
55Capítulos
2.9Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

En una hacienda Adrián Mendoza del Campo quien ha regresado de Francia tras la muerte de su padre; se encuentra con una esclava, Catalina quien fuera su amiga cuando niños... Adrián al ver a Catalina decide jugar con los sentimientos de la pobre chica usando para ello el deseo más anhelado de todo esclavo "La Libertad", al lograr su cometido sigue jugando con Catalina sin importarle que ella sinceramente lo ama...y que espera a sus hijos... Hasta que Catalina descubre la verdad, escapa de la hacienda sintiendo que vale menos, y logra refugiarse con la anciana María Luisa Ponce y Galán, quien la compra a Adrián, le otorga su libertad y lo envía a Londres para que sea educada y sea la señora de su hacienda... Adrián durante tres años no sabe de Catalina, carcomido por la culpa, al saber que Catalina para evitar el escándalo sobre sus hijos prefirió dar por terminado el embarazo, hasta que ella regresa tras la muerte de su madre adoptiva y descubre que aunque sea una mujer libre esta esclavizado a un amor que le ha roto el corazón...

Leer más
Amor Esclavo Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
55 chapters
Capítulo I
En España del siglo XVIII una época marcada por una gran diferenciación económica y cultural, los Esclavos eran quienes al servicio de sus señores trabajaban durante largas jornadas, mal pagadas sometidos a cruentos castigos, pero ¿Qué puede suceder cuando un Esclava se enamora de su señor? Adrián Mendoza del Campo hijo único del hacendado Miguel Ángel Mendoza del Campo, va a descubrir que romper el corazón de quien te ama de verdad va a ser algo tortuoso y muy doloroso…En la hacienda La Primavera a la afueras de Palma, un joven se encuentra enterrando a su padre, Adrián ha llegado de Francia al saber de la muerte de su padre y al saberse heredero de toda su fortuna, en realidad Adrián no va porque este triste es más esperaba la muerte de su padre para poder heredar, este hermoso joven de largo cabello negro, ojos azules y rostro angelical, en realidad oculta una personalidad fría y cruel carente de sentimiento alguno, al llegar a la hacienda es recibido por el capataz Francisco y po
Leer más
Capítulo II
–Veamos si con mis atenciones logro que ese tonto de Catalina caiga, bueno le he prometido su estúpida libertad ¿pero quién dijo que se la voy a dar? Tarde o temprano se dará cuenta de que su libertad solo vive en sus sueños, es en verdad una tonta, pero en estos momentos volverá a ser mi tonto juguete – sonriendo con mucha maliciaFrancisco se dirige en su caballo a buscar a Catalina al pozo, cuando llega a este encuentra a los animales bebiendo el agua, pero no ve a Catalina por ninguna parte–¡Catalina ¿Dónde demonios estás?!Saliendo de entre los matorrales con un ternero en sus brazos– perdón Francisco, pero este ternero se alejó del grupo y se lastimo la pata–¿Es grave la herida? Que no se te olvide que estos animales son valiosos para el señor–Solo fue un rasguño ya le vende la pata con un trozo de mi camisa –sonriendo baja al ternero y acaricia la cabecita del animal– ahora ve con mamá y no vuelvas a alejarte ¿de acuerdo?–Bien Catalina regresa a la hacienda, date un baño, y
Leer más
Capítulo III
Al regresar a la hacienda Catalina lleva a ambos caballos a los establos les quita las sillas y les da heno y agua, acto seguido busca a Francisco y le informa del recado de Adrián, luego se dirige a la casa grande donde procede a cambiar y tender la cama de Adrián y dejar para él una pijama limpia, luego limpia y acomoda los muebles de la habitación de su señor, al caer la noche lleva al despacho de Adrián la cena un poco de arroz, verduras al vapor, pescado asado y para acompañar vino blanco, al llegar Felipe lo conduce al despacho y retira la bandeja…–CatalinaCatalina: Si señor–Trae vino y unas copas ¿sabes dónde está la bodega de los vinos verdad? –Catalina niega con la cabeza– en verdad venias a esta casa ¿y nunca supiste dónde estaba la bodega? –Catalina se sonroja– no te preocupes, creo que al único que lleve para hacer travesuras era a Felipe –Felipe apenas voltea sus ojos– mira sales por la cocina das unos diez pasos hacia tu derecha, y encontraras la bodega la puerta tien
Leer más
Capítulo IV
–Adrián, por favor piénsalo bien, Catalina, no tiene por qué pagar, por los errores de tu padre – Adrián se queda mirándolo – ¿acaso crees que no sé porque tu padre te envió a Francia en primer lugar?–Eso ya no importa, mi padre ya está muerto y muerto se quedará “lo único que deseo es tener a Catalina y después bueno después lo dejare de lado como el tonta Esclava que es” ¿te quedarás a cenar?–No Adrián, tengo que empezar a revisar todos tus libros contables y eso toma su tiempo, además que no se te olvide también soy el administrador de La Sacerdotisa–Cierto lo había olvidado, ¿Qué sabes de la anciana dueña de esa hacienda?–María Luisa Ponce y Galán, bueno aún no muere para pesar de la mayoría de los terratenientes de la región, como sabes ella no tuvo hijos enviudo hace más de veinte años y al morir ella su hacienda a menos que no tenga un heredero, pasará a subasta pública–Entonces me avisas, creo que me apetece tener esa propiedad, hasta dónde sé esa hacienda es la principal
Leer más
Capítulo V
Tocando la puerta – señor Mendoza del Campo su baño ya está listo–Eres muy amable Catalina, ve por mi cena y espérame hasta que haya salido de mi bañoSuspirando – sí señor – se dirige a la cocina dónde la cena ya está en los platos y estos están cubiertos para que la comida no se enfrié Catalina toma la botella de vino blanco y la acomoda junto con la copa y lleva la bandeja, al entrar en la habitación acomoda todo con mucho cuidado en la mesa y se queda de pie esperando por Adrián, este no se demora mucho en su baño puesto que sabe que hay alguien de mirada tierna y sonrojos dulces que espera por élEntrando, secando su largo cabello y con solo su pantalón puesto – vaya veo que si eres obediente, eso me complace en gran medida Catalina–Si señor – haciendo una reverencia – usted sabe que yo solo soy su servidora–“Eres en verdad una tonta muy ingenua, en verdad te pasas de imbécil” – sonriendo maliciosamente – bien Catalina espero que mi cena no se haya enfriado–No señor, la cocin
Leer más
Capítulo VI
–Puedo saber ¿para qué el señor me pide que vaya con él a Palma? – completamente sonrojada–Puedes saber, hoy llegan a la ciudad unos animales provenientes de Europa del este, y quiero ir a la subasta ¿Quién mejor que mi niña de ojos azules, para aconsejarme sobre que animales elegir? Así que ve y cámbiate de ropas – besando con ternura los labios de Catalina – no te preocupes por tus deberes de hoy, las sirvientas de la casa grande se encargarán de ellosCatalina deja todo lo que está haciendo y busca a una de las criadas quien amablemente le entrega un traje que Adrián ha comprado especialmente para ella, se dirige a una cabaña que ha ocupado durante el último mes por órdenes de su señor y se viste lo mejor que puede, peina y recoge su largo cabello en una cola alta dejando sueltos dos mechones al salir se dirige a los establos y Francisco apenas puede creer que ese muchacha sea la Esclava al que dejó huérfana.–¿Catalina? Vaya por poco no te reconozco, con esas ropas puedes pasar p
Leer más
Capítulo VII
–La vaca está muerta señor, no resistió el parto – escucha a la ternera lamentarse en sus brazos – ya, ya no llores yo te voy a cuidar; señor Mendoza del Campo ¿Qué hacemos con la vaca?–Dime ¿Qué hacían cuando una de las vacas moría?–El señor Miguel Ángel ordenaba que se arreglara para darla a los Esclavos al terminar el día–Bien no dejemos que se desperdicie ese animal, Felipe–Dime Adrián–Puedes buscar a Francisco y decirle que venga por este animal y lo arreglen para darlo a los Esclavos al finalizar el día–Claro Adrián, aunque no debería hacerlo ya que soy tu amigo no tu empleado – guiñando el ojo–Solo ve por favor – Felipe apenas sonríe y se dirige a buscar a Francisco – Catalina…–Si Adrián ¿Qué pasa?–¿Cómo vas a cuidar de la ternera?–Yo me las ingenie para hacer un biberón con una botella de vino y un corcho el cual caliento y hago que tome forma de chupo y le puedo dar leche, no es mucho lo que beben al principio comen unas 4 veces al día ya cuando cumplen los tres mes
Leer más
Capítulo VIII
Adrián empieza a moverse de adentro hacia afuera, encajando sus dedos en la cadera de Catalina, acariciando el cuerpo de su Esclava, besándolo como si se fuera su vida en ello – Catalina vamos dime que te gusta, dime que lo disfrutas, dime que nunca te irás de mi lado Ahhhh, Ahhhh–Nunca, Adrián nunca me iré de tu lado, lo disfruto lo disfruto mucho – Adrián la gira, la toma de la cadera y la mueve de arriba hacia abajo – Ahhhh Adrián, AhhhhAdrián disfruta de aquella vista paradisiaca que le ofrece su esclava…disfruta de escuchar de los labios de ella su nombre eso es todo lo que desea que su ingenua esclava le sirva de ese modo hasta que Dios decida llevarse a la pobre desdichada.–Eso así mi niña de ojos azules sigue gritando mi nombre, quiero que me tengas presente desde que te levantas hasta que te vayas a descansar – toma aquel par de senos y disfruta de tocarlos a placer – vamos Catalina grita si eso deseas – eleva un poco a la joven y la penetra desde abajo, ¿Qué más podía hac
Leer más
Capítulo IX
Suspirando – Adrián estas a tiempo de rectificar las cosas, Catalina tarde o temprano se va a dar cuenta de que solo estas jugando con ella, de que ni siquiera piensas darle la libertad –Catalina se queda pasmada y las lágrimas salen sin su permiso se hace contra una de las paredes y tiene que tapar su boca para que no escuchen sus lamentos – ¡por Dios date cuenta Adrián, Catalina se ha enamorado de ti! ¡ella puede estar esperando un hijo tuyo! ¡¿Qué no consideraste esa posibilidad?!–¡A mí me importan muy poco los sentimientos de esa Esclava imbécil, ya obtuve lo que quería de ella, y solo tuve que prometerle su estúpida libertad, nunca dejare que esa esclava se vaya de mi hacienda, nunca, Catalina será una Esclava hasta el día que se muera y me importa una mierda sus sentimientos! Por lo que respecta a un posible bastardo, se lo sacaré del vientre, así me evito problemas, porque nunca tendría un hijo mestizo con una esclava –Catalina llora con más intensidad siente como algo se ha r
Leer más
Capítulo X
–¿Y ahora qué hacemos? –Seguir buscando, esa esclava tiene que aparecer “tienes que aparecer Catalina, tienes que volver a mi” En La Sacerdotisa Entrado encuentra a Catalina dormida con su carita apoyada en su escritorio – “ay pequeña, que dolor tan grande te ha causado ese mal hombre, pero bueno ya que no pudimos darle la libertad a tu madre yo podré darte a ti ese bello regalo y sé que serás una gran señora y cuidarás de esta hacienda” Catalina, despierta ya Adrián se ha ido – acariciando la cabecita de Catalina –Y ahora ¿Qué pasará conmigo? – tallando sus ojitos –Ya te lo dije, en la mañana le escribiré a Adrián y le diré que tú estás conmigo y que si no quiere que revele todas las bajezas que te hizo a cambio de tu libertad más le vale que te venda a mí, te lo volveré a preguntar ¿quieres tener a tu hijo? Catalina niega en el acto con su cabecita – ¿Y cuando sea libre? –Vas a viajar a Londres también escribiré a mi hermano, para que te reciba – sonriendo – ya no tienes por
Leer más